¿HACER MÁS SITIO? COMO NO AMPLIEMOS EL LOCAL…

PrimariasGOP¡No, rotundamente no! El título no es ningún chiste cruel sobre la obesidad de Chris Christie… ¡Dios me libre! Sencillamente tiene que ver con que él es la decimocuarta persona que anuncia su candidatura por el Partido Republicano y, gordos o delgados, acoger a catorce personas en cualquier local que no sea un estadio de fútbol es siempre algo problemático. Dicho esto, me permitirán la licencia, pero me gustaría comentarles algo sobre los de la acera de enfrente. Y de nuevo, niego rotundamente que se trate de una burla de los homosexuales… ¡Dios me libre también! La expresión se refiere únicamente al hecho de que dos personas (o bandos) enfrentados, como mejor lo representan es situándose los unos enfrente de los otros, ¿verdad? Bueno, pues eso. Y mejor me dejo de metáforas o acabaré empapelado ante los tribunales, que estos ahora están más que dispuestos a perseguir a las personas decentes por algo tan simple como su manera de pensar (ya sabemos todos que los izquierdistas odian a cualquiera que puede hacer algo que ellos no pueden, ya sea correr los 100 metros lisos en menos de quince minutos, hacer pipí sin mojarse el pantalón… o tener ideas propias).

Chris Christie, el actual gobernador de Nueva Jersey, es el último candidato anunciado a las primarias presidenciales republicanas. Con él, ya son catorce los candidatos a la espera de que hagan oficial su candidatura los dos últimos esperados: Scott Walker y John Kasich. Del primero, se cree que lo hará alrededor del 14 de julio; del segundo, dicen que esperará hasta el 21 de julio. Ya veremos.

Ya sé que todos están ansiosos por saber dónde ubico a Christie en el revelador “Termómetro GRGP”. No tengo ninguna duda de que la mayoría de ustedes se imaginan que lo ubicaré abajo, cerca del Polo Sur. Tienen razón; Christie es tan liberal que es capaz de hacer de un RINO un perfecto conservador. ¡Abajo con él! Curiosamente, esto no ha sido siempre así y hace cuatro años, en 2012, Christie hubiera podido ser una opción interesante caso de haberse presentado a las presidenciales entonces. Tal vez lo bastante interesante como para haberle disputado la nominación a Mitt Romney. Sin embargo, el establishment republicano estaba tan enamorado de Romney que Christie, caso de haber albergado la intención, buen cuidado tuvo en decir esta boca es mía. De hecho, mi opinión personal es que sí que dijo algo y que rápidamente le disuadieron con la promesa de ser él el siguiente en ser nominado si es que Romney no lograba alzarse con la presidencia. En fin, cosas de la política en su estado más putrefacto.

Termómetro GRGP 7

De Christie no me gustó nada: ni él ni su discurso de presentación. Que no nos podemos esperar nada bueno de él quedó claro cuando dijo en un momento dado de su discurso: “Los estadounidenses no están enfadados. Los estadounidenses están llenos de ansiedad. Están llenos de ansiedad porque miran a Washington, D.C. y ven un gobierno que ya no funciona. Ven un gobierno que ya no habla con nadie más”. Y concluyó diciendo: “Si Washington y Adams y Jefferson hubieran creído que “negociación” era una palabra fea, todavía estaríamos bajo la corona de Inglaterra.

No sé yo quién le escribió el discurso a Christie, pero esa parte en concreto fue la representación más clara de eso que la sabiduría popular describe como “Mentar la soga en casa del ahorcado”. ¡La madre que lo parió! ¡Los estadounidenses sí que están enfadados! ¡Y están enfadados no porque republicanos y demócratas no puedan ponerse de acuerdo, sino precisamente porque se ponen de acuerdo demasiadas veces! ¡Y siempre para favorecer los deseos de Obama! ¡Lo que los estadounidenses quieren no es más “negociación”, sino menos! Y que Christie vaya ahora prometiendo que con él en la presidencia, van a negociar a base de bien, es justo lo que necesitábamos para que se nos pongan los pelos de punta y a Christie no haya quien lo vote ni harto de vino.

Además, que Christie pronunciara su discurso de presentación en el gimnasio de su antiguo instituto, teniendo en cuenta lo poco en forma que está ese tipo, me parece un gesto de hipocresía sin parangón. ¡Vete a una fábrica de salchichas, si quieres, pero no a un gimnasio! Eso es como el agua y el aceite y demuestra: 1) Poca sensatez por parte de los organizadores, lo que augura una lamentable campaña electoral por su parte; 2) Mucha mala voluntad por parte del candidato, que a las primeras de cambio nos ha dejado claro que una cosa es lo que dice y otra muy distinta lo que hace; y 3) Que su candidatura tiene el mismo futuro que la batamanta; o sea, ninguno.

¡Demonios, si hasta el tipo que lo presentó en su discurso de presentación era un demócrata reconocido! Me importa un pimiento que fuera un antiguo amigo de la familia; es un demócrata. ¡Uno no se presenta como candidato republicano y tiene de valedor a un demócrata! ¿Alguien necesita más ejemplos de que Christie es un liberal rematado e indigno de confianza! Por supuesto, además de las típicas tonterías liberaloides, Christie tuvo tiempo para unas pocas líneas criticando la política exterior de Obama, que es la moda de esta temporada electoral, ya saben. ¡Bah, sandeces! Votar por Christie es votar por los demócratas y punto. ¡Que no me entero yo de que alguno de ustedes lo hace porque soy capaz de coger el primer avión a los Estados Unidos y perseguirlos por toda la calle con una motosierra en ristre!

Y para terminar, un rumor: se está haciendo mucha fuerza entre algunos sectores de los demócratas para que el vicepresidente Joe Biden presente su candidatura a la presidencia. ¡Uf, Biden 2016! ¡Oh, sí, sí, sí, por favor, por favor! ¡Sería estupendo! ¡Sería divertidísimo! ¡Sería como que se presentara el Pato Donald! Por favor, si alguien les pregunta al respecto, digan que sí, que le votarían con los ojos cerrados. Ojalá se lo crea y se presente y nos regale algún acto electoral en una piscina pública (para los que no lo sepan, Biden es conocido porque se baña desnudo en la piscina, sin importarle que las agentes del Servicio Secreto asignadas a su protección tengan que verle sus partes pudendas; algo por lo que se han quejado varias veces, pero que a Biden tanto le da).

3qhpmj

En algún sitio de Delaware, un pueblo echa de menos a su idiota

Dios todopoderoso, seré bueno, me comeré las verduras y no volveré a poner fotos de Sarah Palin en el buzón de mi vecino rojo, ¡pero haz que Biden se presente a las elecciones, por favor!

P.D. Sí, hoy he sido breve. No, no es que haya entrado en razón; es que no tengo nada más que contarles, ¡buaaa!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primarias republicanas 2016 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s