“NO PUEDO PRESCINDIR DE ESTE HOMBRE; ÉL LUCHA” (y III)

Seguimos. Pero antes de continuar, un inciso para recomendarles encarecidamente la lectura del último libro de Ann Coulter: Adios, America! The Left’s Plan to Turn The Country into a Third World Hellhole. Trata precisamente sobre el grave problema de inmigración ilegal que aqueja a Estados Unidos y ciertamente ha vuelto locos furiosos tanto a los cabrones habituales de la izquierda como a los de la derecha, ansiosos de votos o de trabajadores a bajo precio respectivamente. En este libro, encontrarán todos esos datos sobre la cuestión que ningún medio de comunicación está dispuesto a publicar. Datos como, por ejemplo, que si bien la edad legal de consentimiento a una relación sexual en México es de… ¡12 años!, muchos hombres mexicanos no parecen estar dispuestos a esperar tanto tiempo para satisfacer su lujuria. Tal y como dice Coulter:

318 niñas de diez años de edad dieron a luz en México en 2011 y solamente en el estado mexicano de Jalisco 465 niñas entre los diez y los catorce años de edad dieron a luz.

También:

Hay tantos casos de hispanos cometiendo violación de un menor de edad que en un estado como California, el mismo juez puede tener que oír de varios casos. Así, unos pocos años después de presidir el tribunal en el caso del inmigrante violador guatemalteco Willy Alejandro Jiménez, que había secuestrado a una niña de cuatro años de edad en un aparcamiento público de Palo Alto, la violó, la apaleó hasta la inconsciencia  y luego tiró su cuerpo desnudo desde un coche en marcha, el mismo juez presidió el tribunal en el caso del inmigrante violador de menores de cincuenta años Paul Narvios, que violó repetidamente a la hija de nueve años de edad de su novia, dejándola embarazada y convirtiéndola en una de las cuatro únicas niñas por debajo de la edad de diez años en dar a luz en Estados Unidos.

Por supuesto, esta situación les trae absolutamente sin cuidado a las “feministas” estadounidenses, tan sumisas a adoptar cualquier dictamen procedente de sus amos varones y hasta a disculpar a los violadores entendiendo que se trata de una mera cuestión de “diferencias culturales”. De nuevo, Coulter pone el dedo en la llaga:

Un libro sobre investigación policial de violaciones informa que la policía estadounidense está aprendiendo a “ser comprensiva de las diferencias culturales” y tener “una mente abierta” sobre la violación de menores porque “la cultura hispana es más tolerante de la violación de menores”. Al describir sus experiencias trabajando en una comunidad hispana, un policía estadounidense dijo: “Tengo un gran número de hombres hispanos en sus treinta y cuarenta que están teniendo relaciones con niñas. Me dicen que es una cuestión de cultura”. Los hospitales le alertaban de los bebés nacidos de madres de trece años embarazadas por hombres mucho mayores y él se presentaba en la casa de la niñas, esperando encontrar a los padres dispuestos a coger al tipo ese. En cambio, dice, “la familia decía que era una bendición  y que eran muy felices. Yo les explicaba que es ilegal y ellos me cortaban directamente. Tengo un montón de historias de estas.

¿Qué puede ser peor que la comisión de un delito tan grave como es la violación de una niña? Negar que eso sea un delito. Tanto la izquierda como la derecha están empeñadas en negar esa realidad, cada uno por sus propios intereses, y el resultado es la conversión de Estados Unidos en un suburbio del peor México. Por eso, que Donald Trump se atreviera a desafiar la ley del silencio predominante actualmente es la principal razón por la cual está siendo perseguido con tanta saña. Ya nos lo imaginábamos; no hay nada nuevo bajo el sol.

Trump ganara

Un nuevo idiota. El antiguo futbolista (de football, no de soccer, ¿eh?) Emmitt Smith, apalabrado para ser jurado en la próxima edición del concurso Miss USA, anunció que renunciaba a serlo. ¡Bah, no merece siquiera un comentario! Por cierto, aunque tanto NBC como Univisión renunciaron a su retransmisión, no todo el mundo de la televisión es tan rematadamente cobarde y la cadena de cable y satélite Reelz llegó a un acuerdo con Trump para adquirir los derechos de retransmisión. En palabras de su director general Stan E. Hubbard: “Como una de las pocas cadenas de televisión independientes, decidimos hacer oír nuestra voz y comprometernos a llevar este concurso a los espectadores estadounidenses en todo el mundo”. En cuanto a todos esos que se rajaron y anunciaron su retirada del concurso, no hay ningún problema en llenar su hueco con otra persona. Por cierto, idiotas los hay macho y hembra, ¿saben? La actriz America Ferrera, más conocida por su interpretación de Betty la fea, publicó un artículo en “The Huffington Post”, el más basuriento de los medios de comunicación basurientos de la izquierda estadounidense, diciendo que los comentarios que hizo Trump eran “increíblemente ignorantes y racistas” y pronosticando que le pasarán factura en las urnas cuando el voto hispano, según ella, sea todo contrario a su candidatura. Bueno, si ella lo dice…

Tendría que seguir hablando de Rick Perry, que ha sido uno de los más constantes en denigrar a Trump. Uno entiende que Perry necesita publicidad y que, como antiguo gobernador de Texas, que la frontera sur sea un coladero le afecta especialmente y por eso insista una y otra vez en que él no ahorró ningún esfuerzo por evitarlo, pero que la culpa es básicamente del gobierno federal. Ahora bien, si se quedara aquí, no habría nada que objetar porque es cierto que Perry hizo lo que pudo, pero de ahí a pretender que Trump no tiene ni idea de lo que habla y que le convendría darse una vuelta por Texas para ver la realidad con sus propios ojos, eso es una estupidez. Por desgracia, Trump es de los pocos junto con Cruz en conocer la realidad del sur de Estados Unidos y que Perry haga piña con los del establishment para denigrarlo sólo hace que dejarnos bien claro que al igual que la cabra tira al monte, a la hora de la verdad Perry tira al establishment. Punto.

Y para rematar las cosas, el 2 de julio salta la noticia de que una mujer de 31 años fue asesinada en San Francisco (California) a punta de pistola mientras visitaba la ciudad con su familia. El tipo que la asesinó resultó ser un inmigrante ilegal que ya había sido deportado a México cinco veces y acumulaba siete condenas penales, pero estaba en la calle porque las autoridades de San Francisco habían decidido convertir la ciudad en eso que llaman una “ciudad-santuario”, como hay otras tantas en Estados Unidos, en las cuales no sólo no se aplican las leyes de inmigración y los inmigrantes ilegales no son detenidos, sino que además se obstaculizan todos los esfuerzos de las fuerzas de seguridad nacionales por  hacerlo en su lugar.

Pero a la izquierda, tanto le da. La última era que el alcalde de Nueva York (Nueva York), el izquierdista radical Bill de Blasio, incapaz de soportar que nadie hablara de él en relación con este asunto de la inmigración ilegal, anunció que la ciudad de Nueva York pretendía revocar todos los contratos con la ciudad en los que participara alguna de las empresas de Trump. Mera bravata porque aunque quisiera, sencillamente no podría hacerlo de tan inconstitucional que sería esa medida, pero nadie en los medios de comunicación se levantó para denunciar tan flagrante acto de censura y, antes al contrario, continuaron echando leña en la hoguera, por más que eso no hiciera otra cosa que aumentar cada vez más el atractivo de Donald Trump a los ojos de tantos y tantos estadounidenses de bien que están sencillamente hasta los huevos de ser puteados una y otra vez por todos los que mandan en el país: los políticos, los medios de comunicación, etc.

Un idiota de postín: David Brooks, columnista del New York Times, que dijo que los comentarios de Trump eran “política de guerra cultural de la peor especie”. Igual que sus hediondos artículos. Y, por fin, el mayor idiota de todos los idiotas; el idiota al que todos echábamos de menos; el santo patrón de los idiotas, a quien los idiotas menores se encomiendan antes de hacer o decir una idiotez: ¡Marco Rubio! Otro que no soportaba que no se hablara de él. El 3 de julio, decidido por fin, hizo unas declaraciones públicas para tomar partido por el establishment:

Los comentarios de Trump son no sólo ofensivos e inexactos, sino también divisivos. Nuestro próximo presidente tiene que ser alguien que una a los estadounidenses, no alguien que los divida continuamente. Nuestro fallido sistema de inmigración es algo que necesita ser solucionado y comentarios como esos nos alejan, no nos acercan, de la solución. Necesitamos líderes que ofrezcan soluciones serias para la seguridad de nuestra frontera y para arreglar nuestro fallido sistema inmigratorio.

Dijo el cabronazo de la “Banda de los Ocho”… A Trump le repateó especialmente esta intervención suya porque rápidamente replicó en forma de una serie de cuatro tuits dirigidos a Rubio:

Nuestra frontera sur es insegura. Yo soy el único que puede arreglarlo, nadie tiene las agallas para hablar siquiera de ello.

Nuestra frontera sur está totalmente fuera de control. Esto es una situación absolutamente vergonzosa. ¡Necesitamos seguridad fronteriza!

¿Dónde están los otros candidatos, ahora que este trágico asesinato ha tenido lugar a causa de nuestra frontera insegura. ¡Necesitamos un muro!

@marcorubio ¿qué dices a la familia de Kathryn Steinle en CA quien fue brutalmente asesinada porque no podemos asegurar nuestra frontera? Defiende a los Estados Unidos.

Además, un asesor de campaña de Trump declaró que este no ve la hora de echarse a la yugular de Rubio:

El senador Marco Rubio no tiene ninguna credibilidad a la hora de asegurar nuestra frontera. Nada ha sido más “divisivo” que las absolutas mentiras que el senador Marco Rubio utilizó para vender su amnistía a los inmigrantes ilegales al pueblo estadounidense. Los esforzados trabajadores estadounidenses no pueden depender del senador Marco Rubio a la hora de proteger sus trabajos. El proyecto de ley de la “Banda de los Ocho” del senador Marco Rubio, que fue un fracaso tan épico que ni siquiera fue votado en el pleno de la Cámara de Representantes, habría otorgado inmediatamente al presidente Obama el poder de conceder amnistía a millones de inmigrantes ilegales.

Y hasta avanzaron cuál sería su línea de ataque preferida:

Rubio se cambió de chaqueta con el proyecto de ley por motivos políticos con la excusa de que no podía estar seguro de que el presidente Obama fuera a hacerla cumplir. Entonces, ¿por qué le concedía Rubio a Obama esa autoridad para empezar?

Y terminaron prometiendo pelea:

El Sr. Trump cree que una nación sin fronteras no es una nación en absoluto. El Sr. Trump nunca pedirá perdón por luchar por la seguridad en la frontera. ¡Es una cuestión de sentido común y Hará Estados Unidos Grandes Otra Vez!

El propio Trump apareció en el programa “Fox & Friends” de Fox News y comentó, entre otras cosas, el asesinato de Kathryn Seinle, la joven muerta en San Francisco por un criminal deportado ya en cinco ocasiones, ordenada su detención por el ICE y liberado a pesar de todo por la policía local en aplicación de la condición de “ciudad-santuario” de San Francisco:

Bueno, creo que es tan triste, una mujer increíblemente joven tiroteada justo delante de su padre. Su padre estaba allí, mirando. He visto al hermano hoy. Y uno no puede volver a ser el mismo después de que una cosa así suceda. Nunca. No importa lo que pase; nunca vuelves a ser el mismo. Y esto es algo que nunca debería haber sucedido. Ese tipo fue echado del país muchas veces. Era un tipo violento y tenemos a muchos como él. Nadie quiere hablar de ello. Parece que soy un acusica porque soy el que levanta la voz y no entiendo que, ya seas liberal, conservador, ya seas republicano, demócrata, por qué no ibas a querer hablar del problema.

También aprovechó para replicar a George Pataki, uno de los últimos en criticarle y a quien como antiguo gobernador de Nueva York, Trump conocía de sobras, y a otros más:

Bueno, conozco bien a Pataki. Y es una triste figura. Tiene cero en las encuestas y fue un terrible gobernador de Nueva York, terrible. Si tuviera que presentarse de nuevo… no conseguiría nada. Así es, fue un fracaso de gobernador. Y, ya sabes, como Rubio, él es muy débil en materia de inmigración y es… lo he estado diciendo durante algún tiempo acerca de él, es débil en materia de inmigración. Yo respeto al senador Ted Cruz por la opinión que tiene. Quiero decir, él estaba realmente ahí fuera y fuerte en ello y yo no debería decir esto porque supongo que es un adversario, pero lo cierto es que fue muy valiente al salir. Y cuando veo a alguien como Perry, que fue gobernador allí por un largo período de tiempo, así, podría haber hecho algo un poco, tal vez mucho más en términos de proteger a las personas porque, de nuevo, el crimen es rampante. Y esto no es cosa de México. Esto es; ya sabe, tengo grandes relaciones con México y me encanta el pueblo mexicano y el espíritu del pueblo mexicano. Estas son personas que entran a través de la frontera. Y sabes que implica algo más que la frontera. Se trata del comercio, todo lo que hacemos en este país está justo al lado. Nuestros acuerdos comerciales son terribles, nuestra protección fronteriza es terrible, nuestra seguridad es terrible. Ves lo que ISIS nos está haciendo, se están riendo de nosotros. ¿Tenemos alguna victoria en nuestro país? Y la respuesta es realmente “no”.

Sobre la acusación que hacen algunos de que sólo está promocionándose con una controversia que él sabe falsa, Trump dijo lo siguiente:

Para la gente que dicen que estoy promocionando mi marca, esto no es bueno para mi marca. Creo que es malo para mi marca. Pierdo clientes, pierdo gente.

Y sobre lo qué opina él de todo eso, Trump lo dejó bien claro:

Se oye que diferentes personas abandonan a Trump porque Trump quiere seguridad en los Estados Unidos. Quiero decir, si se piensa en ello, ¿qué estoy haciendo? Yo digo: “Vamos a hacer seguro nuestro país” y la gente se ofende, es increíble para mí. Todo lo que estamos haciendo es hablar acerca de la seguridad; ¿cómo puede la gente revolverse contra eso? ¿Por qué se enfada la gente porque se quiere detener la inmigración ilegal? Y algunas de las personas que vienen, no todas, pero algunas de las personas que vienen, son personas muy violentas. Y no entiendo cómo la gente se pelea por eso, pero lo hacen. Y uno se convierte en impopular, al mismo tiempo, al otro lado de la balanza se convierte en muy popular, supongo.

Después de Rubio, ¿qué otro idiota de marca mayor nos faltaba? Mitt Romney, por supuesto. El segundo en el trío de mayores idiotas en el Partido Republicano (no, no teman; el tercero también aparecerá más tarde). Romney declaró a CNN que los comentarios de Trump eran “un grave error”, además de “desafortunados”. Y habrá que hacerle caso porque Romney si sabe de algo es de cometer un grave error tras otro. ¡Y el tercer idiota! ¡Jeb Bush, por descontado! Rubio, Romney y Bush le petite, ¡vaya alineación! Bush-quiere-ser-el-45 dijo de Trump en Nueva Hampshire:

No creo que represente al Partido Republicano y sus opiniones están muy alejadas de las habituales entre los republicanos. Nadie sugiere que no debamos controlar nuestra frontera; todo el mundo está convencido de que debemos controlar nuestra frontera. Pero hacer estos comentarios tan extraordinariamente feos no refleja la opinión del Partido Republicano. Trump está equivocado en eso.

Como que Bush es el segundo muñeco del pim-pam-pum favorito de Trump, después de Rubio, estaba claro que se merecía una respuesta aparte y no tardó en hacerla pública en forma de declaraciones hechas a Breitbart News, precedidas por otras declaraciones hechas por uno de sus asesores al mismo medio de comunicación en las que decía que “El Sr. Trump está preocupado por los 90 millones de estadounidenses que están sin trabajo. Jeb Bush quiere importar más trabajadores sin empleo extranjeros, poco cualificados, que tirarán por los suelos los salarios de la clase media”.

Y esta es la declaración de Trump:

Me siento muy orgulloso de estar luchando por una frontera fuerte y segura. Este es un tema muy importante que todos los demás candidatos habrían ignorado si yo no había comenzado con este importante debate. Yo repararé  la frontera; nadie más sabe por dónde empezar.

Hoy, Jeb Bush demuestra una vez más que está fuera de contacto con el pueblo estadounidense. Al igual que la sencilla pregunta hecha a Jeb sobre Irak, donde se tomó cinco días y múltiples respuestas para llegar a buen puerto, él no entiende nada acerca de la frontera o de la seguridad en la frontera. De hecho, Jeb cree que los inmigrantes ilegales que violan nuestras leyes cuando cruzan nuestra frontera vienen “por amor”.

Como todo el mundo sabe, yo nunca dije que todos los mexicanos que cruzan la frontera son violadores. Jeb está malinterpretando mis declaraciones sólo para crear controversia. Como se ha visto con la muerte trágica e innecesaria de Kathryn Steinle la semana pasada en San Francisco a manos de un inmigrante indocumentado que había sido deportado previamente cinco veces, nuestra frontera sin garantías es una amenaza a la seguridad nacional.

Jeb nunca será capaz de asegurar nuestra frontera, negociar buenos acuerdos comerciales, fortalecer nuestras fuerzas armadas o cuidar de nuestros veteranos. La mayor diferencia entre Jeb y yo sobre la frontera es que yo creo en asegurar nuestra frontera mediante la construcción de un muro, que protegerá nuestra seguridad, la economía y la seguridad nacional. ¡Este es un paso vital a la hora de Hacer Estados Unidos Grande Otra Vez!

En el programa “MediaBuzz” de Fox News, Trump volvió a defender su postura, pero esta vez poniendo más énfasis en la cuestión del tratamiento que le están dando los medios de comunicación:

Mira, la frontera con México es un tamiz. La gente está llegando a nuestro país. No sabemos quiénes son, dónde están, vienen de todas partes del mundo, no sólo mexicanos. Yo empleo a miles de mexicanos. He empleado a lo largo de los años muchos miles de mexicanos. Me encanta la gente de México. Son fantásticos. Todo el mundo sabe eso. En términos de frontera, es una vergüenza. O bien tenemos una frontera o no tenemos un país. No se puede tener un país sin fronteras. La gente está llegando y algunas de esas personas… lo leí ayer incluso que hubo un gran artículo sobre el tremendo crimen que está teniendo lugar. Es como una ola de crímenes. Uno de los lugares más peligrosos del mundo. Y por traer eso a colación, de repente soy una mala persona.

A qué se refería, lo explicó Trump enseguida:

Leí un artículo ayer en “Fusion”, que es propiedad de Univision, hablando de que las mujeres que cruzan la frontera están siendo violadas. Muchas de ellas, un enorme porcentaje, el 80 por ciento; es difícil de creer que pueda ser el 80% que dijeron que las mujeres que cruzan la frontera son violadas. Esto lo hace “Fusion”, publicado por “The Huffington Post”, que no es amigo mío y yo uso la palabra violación y de repente todo el mundo se vuelve loco. Dice que el 80% de las mujeres, lo que es difícil de creer, a decir verdad, por lo que no puedo pedir disculpas por decir la verdad. No me importa disculparme por lo que sea. No puedo pedir disculpas por decir la verdad. Hablé del tremendo crimen que se nos está viniendo encima. Todo el mundo sabe que es verdad. Está sucediendo todo el tiempo. Cuando menciono el crimen, ¿soy un racista? No soy un racista. Yo no tengo ni un pelo de racista en mí.

Es cierto. Los traficantes de seres humanos que operan en la frontera entre Estados Unidos y México violan frecuentemente a las mujeres que se entregan a ellos para que les ayuden a cruzar ilegalmente la frontera. Luego, en un alarde de su falta de humanidad, gustan de colgar la ropa interior de la mujer en un árbol, lo que ya es conocido por todo Texas como “rape tree”, el “árbol de la violada”. De hecho, las mujeres son violadas con tanta frecuencia que ya toman de antemano anticonceptivos baratos porque bien saben lo que les va a pasar. Feministas de todos los países, ¡vuestro silencio es estruendooooso!

Después de tantos idiotas, conviene tomarse un descanso, ¿verdad? Rick Santorum declaró al programa “Face the Nation” de CBS que, si bien no está de acuerdo por completo con Trump, tampoco se lo reprocha porque él piensa lo mismo:

Mi reacción es que ciertamente yo no habría dicho esas cosas. No estoy de acuerdo con sus comentarios obviamente. La gran mayoría de la gente que viene legalmente a este país desde México y desde otros sitios es gente que quiere hacer las cosas bien. La gente que viene ilegalmente está viniendo obviamente con malas intenciones. Vamos a ser honrados. Ellos vienen con la clara intención de romper la ley. No creo que debamos edulcorar eso. Pero eso tampoco significa que todos los que están viniendo sean un violador o un asesino o cualquier otra cosa, obviamente. Pero están violando la ley. Donald señala una cuestión muy importante. Que es que tenemos un serio problema, la inmigración ilegal en este país que está minando a los trabajadores estadounidenses. Tenemos doce millones de inmigrantes ilegales en este país, eso está tirando los salarios por los suelos, bajando las condiciones de vida para la gente que está legalmente aquí.

Hasta el momento, estas son las únicas declaraciones que he leído en las que alguien critica a Trump por la forma de decir las cosas, pero admite que lo que dijo estaba bien dicho.

Un chasco tan morrocotudo como el que les voy a contar ahora sólo podía pasarle a The Huffington Post. Los muy cabritos se ve que pensaban que no había bastante gente criticando a Trump que se les ocurrió que Mike Huckabee todavía no había dicho esta boca es mí y, ni cortos ni perezosos, cogieron las declaraciones de Mitt Romney diciendo que Trump había cometido “un grave error” y se las atribuyeron a Huckabee, ¡ja, ja, ja! Breitbart News fue el primero en darse cuenta y Huckabee rápidamente pidió a ese bodrio de libelo que rectificara, pero se tomaron su tiempo los muy gacetilleros. El caso es que Huckabee no había criticado nunca a Trump, declarando que él sabía bien que la gente que venía de Hispanoamérica a Estados Unidos son “algunas de las personas más trabajadoras y más conservadores, más dedicadas a la familia y a la fe que he visto nunca”, pero que ciertamente algunas de esas personas venían con malas intenciones y que es imprescindible asegurar la frontera para evitarlo. Pero claro, ¿cuándo ha dejado un izquierdista que la verdad le arruine un buen artículo?

Hace tiempo que no sabemos nada de más empresas boicoteando a Trump, ¿eh? No se preocupen que aquí tenemos una más: NASCAR, la asociación de carreras de competición, renuncia a celebrar su entrega de premios anual en el Trump National Doral de Miami en protesta por sus declaraciones de hace ya una porrada de días. Un poco lentos en reaccionar, ¿verdad?

Una opinión que me ha interesado siempre: la de Bill Kristol, el editor de The Weekly Standard, mi periódico favorito hasta que descubrí Breitbart News. Kristol declaró al programa “This Week with George Stephanopoulos” de ABC que:

Los republicanos necesitan incorporar lo que es sano del mensaje de Trump, que es anti-establishment, anti-Washington y tiene una preocupación genuina por los inmigrantes ilegales, el hecho de que algunos de ellos son criminales. Y eso no es algo ridículo de decir. La manera en que lo dijo sí que fue cruda y reprendible.

Y Kristol también se preguntó en voz alta algo que a nadie se le había ocurrido todavía y es que ¿qué pasaría si Trump decidiera presentarse por un tercer partido? Interesante cuestión, ¿verdad? Tal vez sería mejor que el Partido Republicano no lo cabreara demasiado. De todos los candidatos en danza, él es el único que tiene esa posibilidad al alcance de la mano.

De idiota a idiota y tiro porque me toca. Chris Christie, el gobernador de Nueva Jersey, ya había dicho en su momento que creía que los comentarios de Trump eran “equivocados”, pero ahora estaba picado porque Ted Cruz había reprochado a los demás candidatos a las elecciones presidenciales que se enzarzaran en el juego de los medios de comunicación de tirar piedras y atacar a otros republicanos y en el programa “America’s Newsroom” de Fox News la emprendió contra Cruz negándose a dejarse sermonear por él, lo cuál es su derecho ciertamente. He estado pensando durante exactamente siete segundos si un tipo como Christie se merece que me explaye más en sus declaraciones y al final he decidido que no.

Por fin, el seis de julio, Donald Trump hizo pública una larga declaración en la que dejaba claro que su intención es mantenerse firme y no ceder ante las presiones. Este es el texto de dicha declaración:

No veo cómo hay ningún margen para malentendidos o malinterpretaciones en las declaraciones que hice el 16 de junio durante mi discurso de anuncio presidencial. Esto es lo que dije y, sin embargo, estas declaraciones está siendo distorsionada deliberadamente por los medios de comunicación:

“Cuando México (queriendo decir, el gobierno de México) envía a su gente, no está enviando a sus mejores. No están enviándoles a ustedes (señalando a la audiencia). No están enviándoles a ustedes (señalando de nuevo). Están enviando gente que tienen un montón de problemas y que van a traernos estos problemas a nosotros. Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores. ¡Y algunos, supongo, son buenas personas! Pero yo hablo con la guardia de fronteras y ellos me dicen lo que estamos obteniendo. Y eso tiene sentido común. No nos están enviando a las personas adecuadas. Viene de más allá de México. Están llegando de todas partes del Sur y de Hispanoamérica y están llegando probablemente de Oriente Medio. Pero nosotros no lo sabemos. Porque no tenemos ninguna protección y no tenemos competencias, no sabemos lo que está pasando. Y eso tiene que parar y tiene que parar deprisa”.

¿Qué puede ser más simple o más precisamente expresado? El gobierno de México está obligando a sus personas más indeseadas a entrar en los Estados Unidos. Ellos son, en muchos casos, criminales, narcotraficantes, violadores, etc. Esto se hizo evidente justo esta semana cuando, por ejemplo, una mujer joven en San Francisco fue brutalmente asesinada por un deportado mexicano por cinco veces con un largo historial delictivo, que se vio obligado a entrar de nuevo en los Estados Unidos porque no lo querían en México. Este no es más que uno de los miles de incidentes similares en todo Estados Unidos. En otras palabras, los peores elementos en México están siendo empujados hacia Estados Unidos por el gobierno mexicano. Los mayores proveedores de heroína, cocaína y otras drogas ilícitas son los cárteles mexicanos que se ocupan de tener inmigrantes mexicanos que intentan cruzar la frontera y pasan de contrabando las drogas. La Guardia Fronteriza lo sabe. Del mismo modo, tremendas enfermedades infecciosas se están vertiendo a través de la frontera. Estados Unidos se ha convertido en un vertedero de México y, de hecho, para muchas otras partes del mundo. Por otro lado, muchas personas fabulosas vienen de México y nuestro país está mejor gracias a ello. Pero estas personas están aquí legalmente y se ven gravemente perjudicados por los que vienen de forma ilegal. Me siento orgulloso de decir que conozco a muchos duros trabajadores mexicanos, muchos de ellos están trabajando para y conmigo, y al igual que nuestro país, mi organización está mejor gracias a ello.

El gobierno de México quiere una frontera abierta, siempre y cuando se trata de una frontera abierta a los Estados Unidos DE UN SOLO SENTIDO. No sólo nos están matando en la frontera, sino que nos están matando en el comercio y el país de México está haciendo miles de millones de dólares con ello.

Tengo un gran respeto por México y me encantan su gente y el gran espíritu de su gente. El problema es, sin embargo, que sus líderes son mucho más inteligentes, más astutos y mejor negociadores que los nuestros. Para los ciudadanos de Estados Unidos, a los que voy a representar mucho mejor que cualquier otra persona como presidente, el gobierno mexicano no es nuestro amigo y por qué debería serlo cuando la relación es totalmente unilateral a su favor, tanto en la inmigración ilegal como en el comercio. He señalado esto en mis discursos y es algo que México no quiere que diga. En realidad, fue sólo después de mi ascenso significativo en las encuestas que Univisión, antes mi amigo, se puso como una fiera. Creo que mis ejemplos de malos acuerdos comerciales para Estados Unidos fueron de más preocupación para el gobierno mexicano que mi charla de la seguridad fronteriza.

He perdido mucho durante esta carrera presidencial por defender al pueblo de Estados Unidos. Siempre he oído que es muy difícil para una persona de éxito presentarse a la presidencia. Macy’s, NBC, Serta y NASCAR han tomado todos la posición débil y muy triste de ser políticamente correctos a pesar de que están equivocados en cuanto a lo que es bueno para nuestro país. Univisión, ya que el 70 % de su negocio proviene de México, en mi opinión, está siendo dictada por el gobierno mexicano. Lo último que México quiere es a Donald Trump como presidente porque haré grandes tratos comerciales a favor de Estados Unidos y tendré una frontera impenetrable por la que sólo las personas legalmente autorizadas pondrán venir fácilmente.

Curiosamente, Univisión acaba de anunciar que están tratando de salir a bolsa a pesar de sus ganancias muy pobres e incluso negativas, lo cual no es una buena situación para una exitosa salida a bolsa o un alto precio de las acciones, por no mencionar que actualmente les estoy demandando por incumplimiento de contrato. Recuerden, Univisión es el que comenzó esta farsa, en primer lugar, y es propiedad de uno de los mayores partidarios de Hillary Clinton. Después del discurso que hice, hubo numerosos elogios y, de hecho, muchas “opiniones” muy favorables; hubo muy pocas críticas. No fue sino hasta una semana después de mi anuncio de que la gente empezó a distorsionar totalmente esas fácilmente comprensibles palabras. Si había algo incorrectamente declarado, habría sido destacado de inmediato y con gran entusiasmo.

¡Los temas que he abordado, y que seguiré abordando, son pasos vitales para Hacer Estados Unidos Grande Otra Vez! Además, el mío sería uno de los mejores trabajos de presidente que Dios ha creado. ¡Pongámonos a trabajar!

De momento, la guerra sigue abierta y no estoy seguro de si vale la pena continuar relatando todo lo que está sucediendo al respecto, ya que esto es algo que nunca terminará y yo sí que tengo que ponerle un punto final en algún momento. Mi idea es dejarlo aquí y pasar a otras cuestiones, pero si alguno de ustedes cree que sí que es importante, bastará con que me lo haga saber para que me ponga manos a la obra.

Como conclusión, se me ha ocurrido que la mejor sería la transcripción de unas palabras pronunciadas por el representante de Carolina del Sur en la Cámara de Representantes Trey Gowdy, presidente además del comité de la Cámara que investiga los sucesos de Bengasi (y habituado por tanto a las mentiras y a las maniobras de distracción). Estas palabras las pronunció en un acto público organizado por el senador Tim Scott en Carolina del Sur y creo que son de las más acertadas que he podido recoger durante estos tres días:

No sé si ustedes vieron lo que sucedió en San Francisco el fin de semana pasado, pero alguien que ha sido expulsado del país en múltiples ocasiones regresó y asesinó a una persona totalmente inocente que sólo estaba paseando. Si alguien piensa que la frontera no es porosa, si alguien piensa que la seguridad interna es la adecuada, alguien que aboga con franqueza por las ciudades-santuario… Ya sé que eso tiene un bonito nombre, pero el “santuario” debería ser para los respetuosos de la ley, no para la gente que no la sigue.

¿Mi propia conclusión? Que si Donald Trump no existiera, habría que inventarlo. Sencillamente en estos tiempos, no podemos prescindir de un hombre como él; él lucha.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primarias republicanas 2016 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s