“SÍ, PERO MAÑANA VAMOS A HACERLOS TRIZAS” (I)

El 6 de abril de 1862 fue un mal día para el general U. S. Grant. Esa misma mañana, temprano, las fuerzas confederadas al mando del general Albert Sidney Johnston atacaron de improviso las posiciones unionistas en Shiloh, al sudoeste de Tennessee, y casi lograron la victoria. Sólo la encorajinada resistencia de las divisiones de los generales unionistas Benjamin M. Prentiss y W. H. L. Wallace en lo que más tarde se conocería como “el avispero” (Hornet’s Nest) evitó el desastre. Ciertamente había habido un exceso de confianza entre los generales unionistas en el terreno, tan seguros de la ausencia de tropas confederadas cerca de allí que ni siquiera habían situado patrullas avanzadas para prevenir esa posibilidad. Por fin, gracias a esa resistencia en “el avispero”, Grant recobró el control de la situación, estabilizó el frente con la ayuda de numerosas baterías de artillería y una vez que llegaron al atardecer los refuerzos del general Don Carlos Buell, se preparó para contraatacar a la mañana siguiente, aprovechando que las tropas confederadas habían sufrido la pérdida de su general, Johnston. Sin embargo, no todos pensaban igual y esa misma noche, Sherman acudió a ver a Grant para preguntarle por sus planes de retirada al otro lado del río Tennessee. Lo encontró sentado bajo un árbol a la luz de un farol que sostenía en sus manos, sin importarle la fuerte lluvia que caía, con el sombrero calado y el cuello de la guerrera levantado, y con uno de sus sempiternos cigarros entre sus dientes. Sherman lo contempló e instintivamente se olvidó su intención de preguntarle por la retirada y en cambio le dijo: “Bueno, Grant, nos han sacudido a base de bien hoy, ¿verdad?”. Grant miró a Sherman, chupó de su cigarro, cuya punta que se encendió en la noche, soltó rápidamente el humo y dijo a su vez: “Sí, pero mañana vamos a hacerlos trizas” [Yes. Lick’em tomorrow, though]. Y a fe que lo hizo. A la mañana siguiente, 7 de abril, Grant contraatacó decididamente y batió a las tropas confederadas en lo que acabó siendo la batalla más sangrienta registrada en el teatro de operaciones del Oeste durante la Guerra de Secesión estadounidense.

Al igual que Grant, Donald Trump también está viviendo su particular “6 de abril de 1862”, pero tal vez ya haya amanecido para él desde que empezó esa controversia suscitada por sus declaraciones sobre los inmigrantes ilegales y haya llegado para él la hora de “hacer trizas” a sus enemigos. Seguramente. Y si alguien puede hacer eso es precisamente él, que no sólo lucha, sino que lucha siempre para ganar. Por mi parte, es cierto que no tenía la intención de seguir tratando este asunto, pero la actualidad manda y la actualidad de las primarias republicanas está, lo queramos o no, centrada casi exclusivamente en Donald Trump. Imagino que ahora que Scott Walker se ha unido a la fiesta y que Obama por fin ha cerrado su escalofriante acuerdo con Irán, habrá un cambio de tercio y los demócratas y sus tontos útiles dejarán de meterse con Trump, pero quizás no. De cualquier forma, creo que es importante que conozcamos lo que está sucediendo al respecto porque es mucho y muy serio y alguna que otra discreta petición he recibido en tal sentido, así que mucho me temo que vamos a tener otra trilogía trumpiana, si es que se puede decir así. ¡Ay, esto va a acabar pareciendo “La Guerra de las Galaxias”!

Trump griton

Para los olvidadizos, les recuerdo que habíamos dejado a Trump siendo boicoteado por Univision, NBCUniversal, Macy’s y NASCAR, además de un montón de tontos sueltos por ahí. A Univision ya le había respondido prohibiendo la entrada de sus empleados y representantes en sus campos de golf y demandándola además por incumplimiento de contrato y exigiendo una indemnización de 500 millones de dólares. Esa fue su primera respuesta, pero pronto iban a venir más.

El 6 de julio, Trump hizo las siguientes declaraciones a “Business Inside” sobre el boicot de NASCAR:

He perdido mucho durante esta carrera presidencial defendiendo al pueblo de Estados Unidos. Siempre he oído que es muy difícil para una persona de éxito el presentarse a la presidencia. Macy’s, NBC, Serta y NASCAR han asumido la débil y muy triste postura de ser políticamente correctos a pesar de que están equivocados en cuanto a lo que es bueno para nuestro país.

Y después de precisar que sus declaraciones fueron hechas referidas únicamente a los inmigrantes ilegales con malas intenciones y nunca a los inmigrantes legales que vienen a trabajar honradamente, continuó profundizando en sus motivos para reclamar una mayor seguridad en la frontera:

¿Qué puede ser más simple o estar señalado con mayor precisión? El gobierno de México está obligando a sus personas más indeseadas a entrar en Estados Unidos. Ellos son, en muchos casos, criminales, narcotraficantes, violadores, etc. Esto se hizo evidente justo esta semana cuando, por ejemplo, una mujer joven en San Francisco fue brutalmente asesinada por un mexicano deportado cinco veces con un largo historial delictivo que se vio obligado a entrar de nuevo en Estados Unidos debido a que no lo querían en México.

Trump concluyó lamentando que se trate de “uno de los miles de incidentes similares en Estados Unidos” de los que los estadounidenses normales y corrientes no se dan cuenta porque los medios de información se niegan a dar cuenta de ellos.

Después de Trump, un idiota. Ya saben que NBC estaba planteándose el substituir a Trump como presentador del programa “Celebrity Apprentice” y, para hacerlo más evidente, se habían propuesto que el substituto fuera un miembro de alguna minoría étnica (caramba, yo creía que en Estados Unidos todos eran estadounidenses, pero parece que para la izquierda, no; para ellos, uno siempre es parte de una minoría, aunque no quiera). Uno de los candidatos que se rumorearon era el comediante George Lopez, quien hizo unas declaraciones a TMZ ese mismo día según las cuales no tiene ninguna intención de ocupar ese puesto (señal de que no se lo han ofrecido, ¿verdad?). Aún más, se ufanó de negarse a ir a los campos de golf de Trump y cuando le preguntaron si creía que este podría ser elegido presidente, Idiotez… digo Lopez nos regaló con la siguiente perla: “Sí, claro. Hay suficientes racistas en este país como para que sea elegido”. Y aún remachó el clavo concluyendo: “Trump en 2016. Si gana, no tendrá que preocuparse por la inmigración. Nos iremos todos”. Realmente bochornoso, ¿verdad?

Una nueva marca que añadir a la lista de empresas boicoteadoras de Trump: la PGA. De acuerdo con una nota de prensa hecha pública por el propio Trump, “las partes han acordado de mutuo acuerdo que es en el mejor interés de ambos que no se celebre el Grand Slam de golf de 2015 en el Trump National Golf Club de Los Angeles este mes de octubre”.  Por lo que parece, la decisión no le ha sido impuesta por la PGA, sino que ha sido tomada por ambos, ya que Trump se muestra cordial con la organización y no le reprocha nada, añadiendo: “Tengo un gran respeto por la PGA de Estados Unidos y todo lo que representa. Esto me permite también tener tiempo para reconstruir el campo de golf en Los Angeles, frente al Océano Pacífico y que es considerado una de las mejores propiedades de tierra de todo Estados Unidos, y convertirlo en el campo que siempre he querido que sea”.

No todos, sin embargo, están contra él y Ted Cruz es uno de los que más firme se ha mostrado en su apoyo. Lo hizo antes y lo volvió a hacer en el programa “Laura Ingraham Show”:

Me siento orgulloso de defender a Donald Trump. Me gusta Donald Trump. Yo respeto a Donald Trump. Y él está poniendo de relieve un asunto del que los políticos de Washington no quieren hablar, que es la inmigración ilegal. Y la triste realidad es, el cártel de Washington apoya la amnistía, el cártel de Washington no quiere parar la inmigración ilegal, por lo que están enfurecidos con Donald Trump por centrarse en esta cuestión crítica y yo no voy a entrar en ese juego. A los medios de comunicación le encanta tener a un montón de republicanos; hemos visto a uno tras otro tras otro de los candidatos a la presidencia vapulear a Donald Trump. Creo que está mal, yo no voy a hacerlo”.

Y añadió:

Deberíamos utilizar la inmigración legal, porque se pueden hacer comprobaciones y asegurarse de que las personas que vienen no son asesinos, no son violadores, no son criminales. Cuando tienes una frontera insegura, no sabemos quién puede cruzarla.

E invitó a los que piensan en que las cosas están muy bien como están ahora a “venir a la frontera y echar un vistazo a las fotografías de los cadáveres de mujeres y niños brutalizados y abandonados para morir en el desierto a manos de los coyotes por los perversos cárteles criminales transnacionales que contrabandean esta gente. Eso no es humano. Eso no es compasivo”.

Para seguir, ¿qué tal si ponemos las cosas en su justo término? Ciertamente todos hemos oído que un montón de empresas, grandes empresas, han boicoteado a Trump y se niegan a hacer negocios con él, pero ¿realmente supone eso un quebranto para su economía? ¿Realmente es para echarse a temblar? Quien mejor lo sabe es el propio Trump y así lo explicó en una nota de prensa, diciendo que esos que dicen que se va a arruinar están meando fuera de tiesto:

La ruptura de ESPN y NASCAR con la organización Trump fue cubierta por la prensa con titulares en todo el mundo como si fuera un revés importante para mí. ¿En serio? ¿Cuáles fueron las pérdidas?

Y pasa a hacer cuentas. En el caso de NASCAR, estos simplemente cancelaron un banquete, lo que le permite quedarse con el depósito que tuvieron que hacer y alquilar el local a cualquier otro, recogiendo dos cheques en lugar de uno. Además, para hacer más sangre, Trump explicó que los de NASCAR ya le han pedido perdón por la putada que le han hecho, je, je, je. Y sigue diciendo Trump:

En el caso de ESPN, cancelaron una sencilla excursión de golf en mi campo, el Trump National Golf Club de Los Angeles, con vistas al océano Pacífico, tal vez la más valiosa parcela de tierra en todo el mundo del golf.

Tras explicar que los de ESPN también tuvieron que dejar una importante cantidad en condición de depósito para la reserva del campo de golf:

Ahora voy a dejar que la gente utiliza el campo ese día, recibiendo un ingreso adicional sustancial. Una vez más, cobraré dos veces en lugar de una.

Interesante, ¿verdad? Reconozco que no lo había pensado. Pero Trump, sí. Por eso, conviene que no nos creamos todo lo que dice la prensa. Al fin y al cabo, los que realmente han salido perdiendo en toda esta historia son los propios boicoteadores que van a tener que pagar dos veces; una por haber anulado la reserva y otra por la nueva reserva que van a tener que hacer en otro sitio. ¡Qué divertido!

Una idiota que no me la esperaba es Carly Fiorina, a quien imaginaba algo más inteligente. Por lo que parece, no lo es. Ya había hecho unas declaraciones criticando a Trump, ¡pero es que ahora va la tía y se arroga el derecho de ser ella la que decide quién representa a los votantes y quién no!:

Donald Trump ha dicho muchas cosas indignantes a lo largo de su carrera y sospecho que va a continuar diciendo cosas indignantes. Él no me representa y no representa a mi partido.

Pues tú tampoco, bonita; tú tampoco. Pero no es Fiorina la peor, sino Rubio, que tuvo el valor de presumir en el programa “Cavuto: Coast to Coast” de sus esfuerzos por resolver el problema de la inmigración ilegal, de lo mucho que le preocupa la cuestión y de lo mal que se siente por no haber logrado hacer nada al respecto todavía. ¡Sí, señores, con un par! Como si no recordáramos todos los grandes esfuerzos que hizo Rubio para colarnos una reforma inmigratoria, la de la funesta “Banda de los Ocho”, que, caso de haber sido aprobada, habría convertido en intocable a cada “ciudad-santuario” de Estados Unidos al dotarla de fondos federales ilimitados y garantizar la imposibilidad por parte de la ICE (Inmigration and Customs Enforcement) de detener y deportar a cualquier inmigrante ilegal que se acogiera a esa condición de “santuario”, devolviéndolos inmediatamente a las calles para que puedan campar a sus anchas. Como si Estados Unidos no tuviera ya bastante con sus propios delincuentes como para tener que importar 347.000 delincuentes inmigrantes que son los que permanecen ahora mismo encarcelados en su sistema penitenciario, eso sin contar con que los inmigrantes ilegales suponen el 37 % de todas las sentencias emitidas por los tribunales federales en 2014. ¿Más datos? En 2013, ese porcentaje fue del 38 %, subiendo hasta el 43 % cuando se incluyen a los inmigrantes legales.

El propio Trump apareció en el programa “On the Record” de Fox News para hablar nuevamente sobre la cuestión. Sobre esas empresas que han quebrantado contratos con él, Trump dijo:

¿Por qué me están atacando? Porque yo estoy en contra de la inmigración ilegal, porque hablo por el país. Estoy en contra de los ilegales; si te fijas en ello, lo que es muy sencillo, la inmigración ilegal, estoy totalmente en contra de ella. Ya ves lo que pasó en San Francisco con esa hermosa y joven mujer que recibió un disparo estando al lado de su padre por un hombre que no debería haber estado aquí. Nosotros lo echamos cinco veces y México lo envía de vuelta. En mi opinión, el gobierno mexicano le obligó a venir de nuevo. Obligan a muchos criminales a volver a nuestro país y eso es de lo que he estado hablando y, francamente, la gente me he dado un gran crédito por hablar de ello. He sacado a la luz una cuestión. Pero porque yo estoy en contra de la inmigración ilegal, estos tipos se quejaron porque quieren ser políticamente correctos. Sí, creo que van a volver.

También respondió a un artículo de The Washington Post que decía que algunos de sus trabajadores construyendo un hotel suyo en Washington, D.C. entraron ilegalmente en el país, pero ahora son residentes legales, mientras que otros confiesan que siguen siendo ilegales:

Bueno, creo que es maravilloso si vinieron aquí y son legales. Pero conozco a la empresa que contraté, que es muy respetada, una de las más grandes del mundo, para construirlo, y le pusimos una presión muy grande, muy fuerte. Vigilaron para asegurarse de que son legales. Y si usted lee el artículo con cuidado, no tienen a nadie ilegal, tienen gente que en última instancia fueron ilegales y se convirtieron en legales, de acuerdo con el artículo. Acabo de leer el artículo hace diez minutos. Y me parece que todo está bien, ya que eran legales. No vi que nadie ilegal estuviera trabajando en el edificio.

En cuanto a si estaba harto ya de ser atacado por todos, Trump dijo:

He saltado a la palestra y me estoy llevando una gran cantidad de crédito por ello, un montón de diferentes elementos que son muy importantes. Tenemos un liderazgo incompetente. Tenemos líderes que no saben nada acerca de negociaciones. Estamos siendo matados por China. Estamos siendo matados por México. Estamos siendo matados por Japón. Y estamos siendo matados por Arabia Saudita, que se lleva mil millones de dólares al día, Greta. Y si tienen un problema, vamos a ir y defender Arabia Saudí. No conseguimos nada. Somos un grupo de gente muy, muy tontamente dirigida. Entonces, ¿qué? Creo que lo estoy haciendo muy bien. Te diré que estoy recibiendo una gran cantidad de crédito por la otra parte. Ya sabes, la forma en que me hiciste esa pregunta negativa, me estoy llevando un montón de crédito por el otro lado, de personas que dicen que soy el único que está diciendo la verdad. Y yo creo que por eso estoy tan arriba en las encuestas.

Y concluyó:

Hay que entender algo, mucha gente está diciendo y tú también lo ves, dicen que Trump es el único que dice la verdad. Yo soy el que trajo el tema de la inmigración ilegal, esto no era aún un tema siquiera y yo lo traje. Y lo traje antes de que la joven fuera asesinada y entonces se convirtiera en una gran historia. Pero hay miles de casos en los que los inmigrantes ilegales que llegan a través de nuestra porosa frontera están matando a nuestros ciudadanos y un montón de otros problemas que están trayendo con ellos. Y me refiero a las cárceles que están llenas, los hospitales que están repletos de gente. Y es una situación horrible, nunca nadie lo mencionó. Y luego veo a algunos de los expertos políticos y me odian cuando traigo esto a colación y en cierto modo me dicen: ¿Cómo es posible? ¿No estamos todos en el mismo lado? Mira, tengo una vida muy, muy simple. Tengo una maravillosa compañía. Tengo una gran, gran familia, todas estas cosas. Pero quiero hacer grande a Estados Unidos de nuevo, eso es más importante para mí que mi compañía. Eso es una cosa muy importante, hacer grande a Estados Unidos de nuevo. Nunca vamos a ser grandes si seguimos yendo así. Nunca vamos a ser grandes de nuevo como país. Y tengo un gran apoyo. Y creo que tú ves, Greta, en las encuestas, que la gente se sorprende.

Es cierto que las encuestas apoyan a Trump. Una de las más fiables para conocer el estado de opinión de los conservadores estadounidenses es la de Breitbart News, que se celebra mensualmente desde hace dos meses. En la primera, la del mes de junio, votaron 55.000 personas y Trump obtuvo un 4 % de los votos, terminando en sexta plaza. Pero en los primeros días de julio, Trump experimentó un claro impulso hacia arriba, pasando a ocupar la segunda plaza con el 23 % de los votos, únicamente tras Ted Cruz (quien ya terminó en primer lugar el mes pasado con un 30 % de los votos), quien seguía ocupando el primer puesto con un 34 % de los votos. En tercer lugar, se encontraba Scott Walker con el 11 % y Rand Paul con el 7 %.

Por cierto, en relación con el concurso de Miss USA, recordarles que dos de las participantes, Ylianna Guerra y Natasha Martinez, Miss Texas y Miss California respectivamente, se negaron a participar en esta caza de brujas y abandonar el concurso por más que fueran de origen hispano. ¡Bien! ¡Guapas e inteligentes! ¡Seguro que son de derechas!

Y como que a él no lo amedrenta nadie, Trump hizo unas declaraciones a NBC News en las que decía:

Tengo una gran relación con el pueblo mexicano. Tengo mucha gente que trabaja para mí, se puede ver en la obra de Washington. Tengo muchos inmigrantes legales que trabajan conmigo; muchos de ellos provienen de México. Ellos me quieren. Yo los quiero. Y te voy a decir algo: Si logro la nominación, voy a ganar el voto hispano. Voy a ganarlo porque voy a crear puestos de trabajo. Hillary Clinton no va a ser capaz de crear puestos de trabajo, te lo voy a decir ahora mismo, ni Jeb Bush va a ser capaz de crear puestos de trabajo. Yo voy a crear puestos de trabajo y los hispanos van a tener puestos de trabajo que no tienen en este momento y yo voy a ganar ese voto.

Más claro, agua.

Seguiremos con esto. ¡Y tanto! Con lo que nos estamos divirtiendo…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primarias republicanas 2016 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s