CRUZ Y CRUZ: DE CASTA LE VIENE AL GALGO

TEdcruz2016Como pueden ver, sigo convencido de que Ted Cruz es nuestro hombre en las próximas elecciones presidenciales estadounidenses de 2016. Y no es que me haya contratado, que ya me gustaría, para que le alborote el gallinero al otro lado del charco. Sencillamente llevo varios años siguiéndole, justo desde que nuestra admirada Sarah Palin le dio el empuje que necesitaba para hacerse con el escaño senatorial por Texas al que aspiraba, y aun estudiando su historial antes de eso. Por eso no tengo ninguna duda de que Ted Cruz es la versión masculina de Sarah Palin y que tanto da que se presente él como que se presente ella, aunque es cierto que a todos nos habría gustado ver una candidatura de ella, algo que todavía es perfectamente posible (e incluso probable) si Cruz logra hacerse con la nominación y tiene que decidir quién será su compañero de ticket. Ver a Sarah haciendo de nuevo campaña electoral por la vicepresidencia sería todo un guiño al destino, un pulso ganado a la fatalidad y una soberbia patada en el culo de todos esos, liberales y RINO, que tan mal se lo hicieron pasar hace ocho años, además de la demostración palpable de quién fue el idiota que perdió realmente aquellas elecciones (evidentemente, el patatero de McCain).

Pero mientras tanto, toca arremangarse y hacer todo lo posible porque Cruz se presente en Iowa en enero del año que viene en la mejor situación posible. Es por ello que les quiero contar, aunque sea con algo de retraso, lo que dio de sí su presencia hace unos días en el Faith and Freedom Summit (¡qué nombre más bonito y cómo lo deben de odiar los progres precisamente por eso!) celebrado precisamente en Iowa.

Ted Cruz

Allí estaban todos los “presidenciables” republicanos, desde los confesos hasta los vergonzantes, je, je, je. Contamos con que la semana que viene tendremos algún par más de confesos, pero por lo que a mí respecta, mi interés se centra exclusivamente en Ted. Este dedicó su discurso a advertirnos de que “no hay sitio para los cristianos en el Partido Demócrata de hoy”, ya que existe “un fascismo liberal que se dedica a perseguir a los cristianos que siguen las enseñanzas bíblicas sobre el matrimonio”, refiriéndose a la controversia sobre el matrimonio homosexual. Para Cruz, esta cuestión ha radicalizado de tal manera a los demócratas que sencillamente no pueden tolerar por más tiempo a los creyentes cristianos.

Ciertamente esta es una cuestión que preocupa y mucho a los votantes conservadores más creyentes, un segmento de la población de Iowa de lo más importante. De hecho, estamos pendientes de una próxima decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos en un caso en el que, muy seguramente, se sentenciará la obligatoriedad para todos los estados de consentir el matrimonio homosexual. Un hecho que tiene más enjundia de lo que parece pues no se trata solamente de eso, sino que también implica la obligación de los estados a perseguir judicialmente y hasta criminalizar a todos aquellos que lo denieguen; esto es, las diferentes religiones establecidas cuando un feligrés acuda (con toda la mala intención) a su párroco y le pida que lo case con su pareja homosexual y el párroco se niegue.

Esta es la verdadera intención de los ateos detrás de este caso que se está viendo ante el Tribunal Supremo: ilegalizar toda religión que no sea la suya, la del Estado. Es por ello que Cruz pidió a sus oyentes “arrodillarse y rogar” antes de que el Tribunal Supremo abra la puerta a los leones para los cristianos, que es lo que sucederá con toda seguridad. Por ello también, Cruz dejó clara la urgente necesidad de “líderes que se mantengan firmes sin pedir perdón por ello en defensa de los valores judeocristianos sobre los cuales se construyeron los Estados Unidos”, uno de ellos el del matrimonio entendido como la unión de un hombre y una mujer.

Haciendo un inciso, me gustaría compartir con ustedes una reflexión que hace ya tiempo que me ronda por la cabeza y que se refiere a que la guerra que existe actualmente entre el mundo cristiano y el mundo musulmán es la guerra equivocada, donde ambas partes están siendo meros peones en otra partida mucho mayor que llegará el tiempo en que también desemboque en una guerra: la que se librará entre el mundo de la fe y el mundo ateo. En mi opinión, la verdaderamente peligrosa es esta última, donde los ateos intentarán acabar con todo rastro de fe (sea cristiana, musulmana, judía o de cualquier otro tipo) e imponer la total sumisión al Estado, la abominable adoración  a lo que ellos llamarán la “Diosa de la Razón”. Para ello, lo primero que necesitan es reducir lo más posible las filas de los creyentes y por eso apoyan a los islamistas en su afán por acabar con los cristianos, sabedores de que estos están trabajando en realidad para sus objetivos, que ni siquiera los propios islamistas pueden compartir. Yo contemplo lleno de esperanza un futuro en el que cristianos y musulmanes, occidentales y orientales, unan algún día sus fuerzas para acabar con el monstruo del ateísmo, ansioso de convertir al ser humano en un monigote que sólo le deba pleitesía al omnipresente Estado.

Ted y Rafael

Pero mientras llega ese día, que mucho me temo que casi será el Día del Juicio Final, vamos a ver lo que el otro Cruz, Rafael, el padre de Ted, tuvo a bien contarnos en una entrevista exclusiva publicada en Breitbart News:

http://www.breitbart.com/big-government/2015/04/27/exclusive-rafael-cruz-obama-is-giving-a-lifeline-to-the-cuban-regime/

EXCLUSIVA – RAFAEL CRUZ: OBAMA ESTÁ DANDO UN SALVAVIDAS AL RÉGIMEN CUBANO

AUSTIN, Texas – En una entrevista exclusiva con Breitbart News, Rafael Cruz, el padre del candidato presidencial senador Ted Cruz (R-TX), comparte sus pensamientos acerca de la nueva política del presidente Barack Obama sobre Cuba y lo que piensa acerca de que su hijo se presente a la presidencia.

Tal y como informó Breitbart News, Obama acaba de sacar a Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo del Departamento de Estado, a pesar del apoyo del régimen de Castro a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), un grupo terrorista marxista, y al grupo terrorista chií Hezbolá. Cuba también ha protegido de la extradición a Assata Shakur, a quien el FBI puso en el Top Ten de la lista los terroristas más buscados por su papel en el asesinato de un policía del estado de Nueva Jersey, tal y como Breitbart Texas informó.

El senador Cruz se apresuró a condenar la decisión de Obama, que calificó de “peligrosa y temeraria”, señalando el “historial de décadas de hostilidad violenta hacia nuestra nación” de Fidel y Raúl Castro y cómo “su régimen sigue apoyando y albergando a terroristas que han asesinado a estadounidenses”.

Rafael Cruz comparte el desprecio de su hijo al acercamiento del presidente a Cuba. “Toda la idea de tratar de restablecer relaciones con Cuba es una idea horrible”, dice el Cruz mayor. “Es típico de la política de Obama de apaciguar a nuestros enemigos y apalear a nuestros amigos”.

“Si nos fijamos en esto históricamente, Cuba ha sido un régimen que ha estado apoyando el terrorismo y la insurrección en todo el mundo”, continuó Cruz, que entonces recapituló la historia de Cuba en los últimos decenios mientras su economía se desmoronaba bajo el sistema comunista. La antigua Unión Soviética “estaba invirtiendo millones de dólares en apoyar al régimen cubano”, explicó Cruz, y cuando la Unión Soviética se derrumbó, Venezuela pasó a pagar la cuenta bajo la dirección del ex presidente Hugo Chávez. Chávez murió en 2013 y los problemas financieros de Venezuela implicaban que ya no podía apoyar a Cuba tanto como lo había hecho en el pasado.

“Así que, en un momento en el que el régimen cubano era inestable, viene Obama a ofrecer un salvavidas para fortalecer al gobierno cubano… fortaleciendo un régimen del que teníamos alguna esperanza de que pudiera derrumbarse, especialmente después de que los hermanos Castro murieran”, dijo Cruz. “Esto hace que sea más difícil que eso ocurra.”

Cruz criticó a aquellos que dicen que la oferta de Obama ayudará al pueblo cubano. “Nada podría estar más lejos de la verdad.” Cruz mencionó que, a principios de este mes, Raúl Castro había dicho que si alguna empresa estadounidense pagaba un salario a un trabajador cubano, sería necesario que ese salario fuera pagado al gobierno y el gobierno se quedaría el 93 por ciento y pagaría el otro 7 por ciento al trabajador, en pesos cubanos, no dólares. “Todo lo que está ayudando es al fortalecimiento del régimen”, no al pueblo, dijo Cruz.

Cruz señaló que desde el primer día que Obama habló sobre la normalización de las relaciones con Cuba, Raúl Castro dijo que si Obama piensa que Cuba va a cambiar nuestras costumbres, se equivoca. Castro también exigió que los EE.UU. devolvieran la base militar de la Bahía de Guantánamo en Cuba y que paguemos una indemnización por todos los años que hemos ocupado la propiedad.

“Y, sabes, sólo para hacernos una idea de lo mucho que han estado involucrados en el terrorismo”, continuó Cruz, “allá en la década de 1970, cuando se produjo una insurrección comunista en Angola, había guerrilleros cubanos luchando [allí]”. Además, las FARC han sido entrenadas y apoyadas por el régimen cubano durante décadas, dijo Cruz, y casi un mes antes del anuncio de Obama, un barco cubano con destino a Corea del Norte había sido capturado en aguas panameñas con armas escondidas debajo del azúcar que la nave estaba llevando supuestamente como carga.

Cruz también mencionó a los asesinos y otros criminales que son buscados por los EE.UU., pero han evitado la extradición huyendo a Cuba, como Assata Shakur. “Ella está disfrutando de refugio en Cuba, por lo que pensar siquiera en sacar a Castro [su régimen] de la [lista de estados patrocinadores del terrorismo], no tiene ningún sentido, pero es el patrón de este régimen de Obama. Así que no me sorprende, pero realmente no va a ayudar a la gente y sólo va a fortalecer el régimen de Castro”.

“Ya hemos visto que nuestros enemigos no nos temen y nuestros amigos no nos respetan”, dijo Cruz. “Nos hemos convertido en el hazmerreír del resto del mundo a causa de esta política exterior abominable de esta administración.”

Breitbart News también preguntó a Cruz qué suponía, para alguien que había inmigrado a este país con tan poco, el ver a su hijo presentándose como candidato a la presidencia.

“Esa es la grandeza de los Estados Unidos”, respondió Cruz, recordando 2013. “Recuerdo cuando mi hijo estaba siendo jurado como senador de los Estados Unidos. Yo estaba sentado en la cámara del Senado, viendo eso, y no pude contener las lágrimas de mis ojos. Y yo recordé, cincuenta años antes, cuando vine a los Estados Unidos con  prácticamente nada, ni siquiera podía hablar el idioma, y ​​ver ahora a mi hijo siendo jurado como senador de los Estados Unidos, lo único que podía pensar era: sólo en los Estados Unidos, sólo en los Estados Unidos”.

“Esa es la grandeza de los Estados Unidos”, continuó, el orgullo evidente en su voz, “un país donde con el trabajo duro y la perseverancia, todos tus sueños pueden hacerse realidad. Esa es la grandeza de los Estados Unidos, cualquier persona puede alcanzar el sueño americano si pone su mente en ello”.

Cruz también habló de lo que esto significaba no sólo para él como inmigrante, sino para los sueños de todos los estadounidenses. “Esta es una nación de inmigrantes. Todo el mundo en este país, ya sean ellos o sus abuelos o sus tatara-tatara-tatarabuelos vinieron de otro lugar a los Estados Unidos para formar parte de este crisol de culturas. Y ya sabes, creo que es muy triste ver a la administración Obama tratando de dividir a la población estadounidense, pero tenemos que darnos cuenta de que todos somos estadounidenses. En primer lugar, todos somos estadounidenses y buscamos un objetivo común: ver que esta nación sea de nuevo esa brillante ciudad sobre la colina, una nación donde todos puedan tener la oportunidad de tener éxito”.

Una campaña presidencial es “mucho más intensa”, señaló Cruz. En lugar de enfocarse principalmente en el estado de Texas, ahora se encontraba viajando por todo el país, donde sus su hijo y su esposa Heidi estaban ahora también. “Se trata de un alcance mucho mayor. Ya sabes, vivimos en tiempos sin precedentes y necesitamos que un conservador constitucional tome las riendas de este país porque si tenemos una continuación de las políticas fallidas del gobierno de Obama, estamos en riesgo de ver este país destruido”.

La historia de los Estados Unidos, dijo Cruz, era la de la gente que trabajaba duro para dejar a sus hijos con un país mejor del que tenían, pero eso fue cambiando. “Estamos al borde de que eso no suceda. En este momento, hay más gente que piensa que sus hijos no tendrían un país tan bueno como lo tuvimos nosotros”, dijo.

“Eso no tiene precedentes y creo que tenemos que cambiar de rumbo para hacer de los Estados Unidos una vez más lo que los Padres Fundadores previeron: un país que sería libre, un país donde el Estado de Derecho prevalezca, un país donde la libertad del individuo sería de suma importancia y donde la libre empresa permitiría a los empresarios el iniciar pequeños negocios y vivir la vida al máximo sin toda esta gran cantidad de regulaciones que lo hacen tan difícil para las empresas, incluso el empezar”.

En cuanto a los impuestos, Cruz comentó: “En este momento tenemos la tasa más alta del Impuesto de Sociedades en el mundo, esto es una locura. Lo hemos visto antes, aumentar los impuestos no aumenta los ingresos. Lo vimos en la década de 1980. Ronald Reagan redujo drásticamente las tasas de impuestos y vimos un crecimiento sin precedentes. Por el cuarto o quinto año de Reagan, tuvimos un crecimiento del PIB de alrededor del 7,2 por ciento y cerca de 8 millones de empleos se habían creado en el sector privado”.

Bajo Obama, dijo Cruz, los “ricos han conseguido ser más ricos… a las grandes empresas le gusta el gran gobierno. Y por eso no están ayudando al pueblo estadounidense, el gobierno de Obama no está ayudando a las personas que necesitan toda la ayuda posible. Mediante la creación de una sociedad dependiente, uno no se levanta por encima de la pobreza, los atrapan en una situación en la que se sienten que están en una cinta de correr y no pueden salir”.

“Es posible que necesiten ayuda temporal”, continuó Cruz, pero teníamos que darles un “empujón no un folleto”, señalando que la ayuda del gobierno solía ser algo que la gente obtendría para un par de semanas o meses hasta que encontraban otro trabajo. Ahora, con las prestaciones por desempleo que se pagan hasta 99 semanas, las personas recurren a ellas durante años y hacen de ello un estilo de vida. “La gente ya no está buscando trabajo siquiera. No es eso lo que estaba destinado a ser… están tratando de destruir la responsabilidad individual”.

“Reagan dijo eso también”, dijo Cruz, mencionando su famosa cita sobre que el gobierno no es la solución, sino el problema. “Necesitamos menos gobierno, necesitamos más libertad para que los individuos persigan sus sueños y aspiraciones… todo lo que necesitamos es que el gobierno salga del camino para que podamos alcanzar nuestros sueños”.

Como pueden ver, en casa de los Cruz, la sensatez es la norma. Confío en que sus compatriotas lleguen a comprenderlo a tiempo para darle la oportunidad de convertir estos últimos ocho años de pesadilla en eso: un mal sueño. ¡Cruz 2016!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ted Cruz y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s