HOY ES UN BUEN DÍA Y ESTA ES UNA MEJOR ENTRADA TODAVÍA

Por todas partesPues sí, hoy es un buen día. Ya no hace tanto calor y, por una noche, he podido dormir en la cama y no en la bañera, je, je, je. Lo probé una vez en la nevera, pero es muy estrecha y descubrí que te pasas todo el rato comiéndote lo que tengas por ahí, así que no duermes y encima al día siguiente tienes que ir corriendo a comprar para reponer. Bueno, pues como quiera que hoy me siento descansado, me he puesto a mirar qué tenía de notas de Sarah Palin atrasado y resulta que tengo unas cuantas y todas ellas de las que se agradece leer. Vamos, que son todas de las que cabrean mucho a los rojos, lo cual ya saben que es mi segundo deporte favorito, ¿eh? Además, cuando se lo pregunté a mi párroco, este me dijo que si bien cabrear al prójimo no es una virtud teologal, cabrear solamente a los rojos tiene su mérito y seguro que San Pedro me mirará con simpatía cuando tenga que decidir si me deja entrar en el Cielo o no. (Confío en que finalmente me deje entrar; tengo tantas ganas de conocer personalmente al gran Andrew Breitbart y trabajar en ese Breitbart Heaven que seguro que está escribiendo ahora mismo, ¡snif!).

¡Vamos a la carga! La primera nota de hoy va sobre un libro que leer y sobre la denuncia de una conspiración de silencio por parte de los medios de comunicación putrefactos, que tampoco es que nos sorprenda porque todos nos imaginamos que esas cosas pasan, pero que no deja de causar mucho asco cuando sale a la luz pública y comprendes en qué manos nos hallamos.

¡Todavía hace bastante calor como para leer al aire libre! Más o menos. Estoy leyendo “Jesus on Trial” de David Limbaugh (vea la foto) y tenga en cuenta que los dos libros mostrados en ella están misteriosamente ausentes de las listas de más vendidos del establishment. Es difícil para los conservadores el tener sus libros calificados  de manera justa y apropiada en la lista de libros más vendidos del New York Times y otras, a pesar de las obvias fuertes ventas de sus libros.

¡El libro de David es excelente! No tenía ninguna duda de que debe de haber algo en el pozo de agua que alimentó el cerebro y la fuerza física de todos los Limbaughs. (¡Sí, esa familia Limbaugh!) ¿Alguna vez se han preguntado qué siente Rush al vivir a la sombra de su hermano?

Lean el libro y sientan cómo esas tentaciones de Tomás el Incrédulo se evaporan al confirmarse la verdad.

Aquí hay más.

Usted puede comprar el “Jesus on Trial” de Limbaugh aquí: http://is.gd/sMXxxH

Lea más aquí.

Limbaugh book

En su nota, Sarah enlaza dos artículos publicados en Townhall sobre el libro de David Limbaugh que les ofrezco acto seguido. Léanlos y cáguense en todos los muertos de los editores de The New York Times, antaño un glorioso periódico para envolver el pescado y que ahora no sirve ya ni para eso.

¿Por qué no está el libro de David Limbaugh en la lista de más vendidos del New York Times?

¿Ha sido un error inocente u otra estratagema calculada para fastidiar a un autor conservador? Usted decide.

Paul Bedard del Washington Examiner informa que David Limbaugh, un autor superventas y popular columnista de Townhall ha sido curiosamente dado de lado en la lista de más vendidos del New York Times, a pesar de que su libro está volando de las estanterías de todo el mundo. Como cuestión de hecho, ya ha alcanzado la cima en Amazon.com, contando en mayores ventas de ejemplares en los últimos días que la mayoría de otras publicaciones impresas en el mercado.

¿Qué podría, entonces, explicar esta flagrante omisión?

La The New York Times Book Review, que tiene una historia de reconocer tardíamente los bestsellers conservadores, ha desterrado el último libro del autor conservador David Limbaugh Jesus on Trial de su lista de best sellers a pesar de tener unas ventas mejores que la de otros 17 libros en la lista.

Según fuentes editoriales, la prueba de Limbaugh de la exactitud de la Biblia vendió 9.660 ejemplares en su primera semana, según Nielsen BookScan. Eso debería haberlo situado en el número 4 en la lista de ventas de tapa dura del NYT.

En cambio, World Order, de Henry Kissinger, elogiado por Hillary Clinton en el Washington Post es el número 4 a pesar de unas ventas semanales de 6.607 ejemplares.

Como Secrets escribió acerca de un destierro similar en las primeras ventas del America del conservador Dinesh D’Souza, la Dama de Gris es todo un misterio sobre cómo calcula su lista. Una portavoz dijo: “Dejamos que las listas hablen por sí mismas y confiamos en que sean precisas”.

Si es así, el libro de Limbaugh debería haber llegado fácilmente a la lista de más vendidos. El hecho de que no haya sido así ciertamente sugiere que el New York Times está participando una vez más en el sesgo anti-conservador.

La presidente y editora de Regnery Publishing, Marji Ross, dijo a Townhall que se quedó absolutamente “estupefacta” por la noticia.

“Resumiendo, nos quedamos atónitos cuando nos dieron la lista de más vendidos del New York Times… y vimos que Jesus on Trial no figuraba entre sus 20 primeros”, dijo. “Hemos visto unas ventas de cerca de 10.000 copias del libro de David y sabíamos por la experiencia pasada en lo que se traduce esto. Y eso son ciertamente suficientes ejemplares como para estar siempre en la lista de más vendidos”.

Ella explicó que el libro de Limbaugh vendió aproximadamente 9.600 ejemplares (según las primeras cifras), mientras que el libro de Henry Kissinger vendió aproximadamente sólo 6.600 ejemplares. Y, sin embargo, el libro de Kissinger aterrizó en el número 4 en la lista de más vendidos.

“Cuando vimos el libro de Henry Kissinger en el cuarto lugar, literalmente, no podía creerlo”, dijo.

Sea como fuere, esta no es la primera vez que algo así sucede.

“Hemos visto este tipo de cosas antes cuando uno de nuestros libros [es despreciado], y, francamente, creo que les sucede mucho a los autores conservadores y con títulos conservadores y con editores conservadores”, agregó. “Pero esta vez fue realmente la más impactante”.

Y este es el segundo artículo enlazado por Sarah. También se publicó en Townhall y en esta ocasión es obra del propio autor, David Limbaugh. Para que nos enteremos, David Limbaugh es a Rush Limbaugh como si Federico Jiménez Losantos tuviera un hermano que sólo se dedicara a escribir libros… ¿A qué sería macanudo tener a dos Jiménez Losantos repartiendo leña?

Por qué escribí Jesus on Trial

En caso de que usted no lo haya oído, a pesar de todo el ruido que hemos estado tratando de hacer al respecto, tengo un nuevo libro publicado: Jesus on Trial: A Lawyer Affirms the Truth of the Gospel [Jesús en el banquillo: Un abogado afirma la verdad del Evangelio] y estoy emocionado por ello.

Es de apologética cristiana, lo que significa que defiende la fe cristiana y sus pretensiones de verdad, pero también incluye mi viaje personal de escéptico a creyente y una discusión sobre la doctrina cristiana básica. ¿De qué sirve creer que el cristianismo es verdad si usted no tiene una idea de lo que eso supone?

¿Por qué yo, un abogado y columnista político, iba a cambiar de rumbo en este libro y escribir sobre religión en lugar de política? Bueno, para ser honrado, no estaba seguro de que debía escribir sobre este tema cuando por primera vez consideré la idea porque no estaba seguro de que, como laico, tuviera las credenciales necesarias para llevar a cabo tal tarea.

Sí, he estudiado la Biblia, teología y apologética cristiana de una u otra manera durante muchos años y he tomado algunos cursos del seminario, pero no tengo títulos en este campo. Así que, ¿por qué alguien iba a escucharme?

Una combinación de factores condujo en última instancia a mi decisión de seguir adelante con este proyecto. En primer lugar, un par de amigos íntimos de la escuela secundaria me desafiaron a defender la racionalidad de la fe cristiana en nuestra cena anual y creo que no hice un buen trabajo absolviéndome a mí mismo cuando me encontré en tal tesitura. A pesar de todos mis estudios, yo no estaba preparado y totalmente armado para responder a sus preguntas.

En menos de una semana, la suerte – o Dios – intervino y mi editor me pidió que considerara escribir un libro defendiendo la fe cristiana. La gente de allí pensó que sería fascinante para un abogado el aplicar sus habilidades analíticas para examinar las pretensiones de verdad del cristianismo.

Se me ocurrió que podría estar recibiendo algunos impulsos providenciales para escribir este libro. Ciertamente parecía ser una extraña coincidencia que estos dos acontecimientos se sucedieran tan cerca en el tiempo.

También me di cuenta de que a pesar de que no tengo entrenamiento formal, podría estar en mejor posición para llegar a algunos escépticos porque entiendo sus dudas, después de haber sido yo mismo un escéptico durante años.

Accedí a escribir el libro a condición de que además de abordar las cuestiones normalmente tratadas por los apologistas cristianos clásicos, también cubriera mi propio viaje espiritual e incluyera algunas secciones sobre la doctrina cristiana. Mi pensamiento era que si yo iba a tener alguna posibilidad de llegar a los no creyentes, tendría que abordar el tema de la manera en que me acerqué a él cuando yo era un escéptico. (Por favor, comprendan que soy plenamente consciente de que si este libro le llega a alguien, no va a ser cosa mía, sino de Dios).

Por supuesto, Jesus on Trail ya está anotado en mi lista de libros que pedir ya mismo. De hecho, tan pronto como termine de escribir esta entrada, me voy a meter en Amazon y comprarlo. Ya saben, cada vez que un rojo se cabrea, un ángel gana sus alas.

La segunda nota es la de un cumpleaños, ya pasado, pero no por eso menos celebrado por nosotros. El del gran, grandísimo Mark Levin. Otro de los buenos. ¡Felicidades, Mark! ¡Que cumplas muchos más!

¡Feliz cumpleaños al Great One, Mark Levin! El gurú constitucional de los Estados Unidos y la voz incondicional para los patriotas populares en todas partes. ¡Mark, te queremos y te damos las gracias por todo lo que haces por la LIBERTAD!

Levin 1

Por cierto, la gorra de Levin… Alaska… ¿Se la regalaron los Palin? Seguro que sí. ¡Ay, a mí no me han regalado nunca nada! No me extraña; yo soy tan poquita cosa. ¿Cómo voy a pretender merecerme una gorra si no tengo méritos ni para un ticket de aparcamiento usado? Jo, qué mala cosa es la envidia.

La tercera nota junta dos de nuestras pasiones más fervorosas: Sarah Palin y Breitbart News. Se trata de una conversación entre Joel Pollak, de Breitbart News, y Sarah Palin en relación con el último libro del primero; libro que por supuesto que está también incluido dentro de mi lista de libros sin los cuáles no podré vivir.

El editor de Breitbart Joel Pollak habló conmigo de su próximo libro “Wacko Birds: The Fall (And Rise) of the Tea Party” [Pájaros locos: La caída (y ascenso) del Tea Party] durante una cena de salmón y halibut. Aquí está el video de nuestra conversación. El libro sale a la venta el 28 de septiembre Usted puede obtener una copia en www.wacko-birds.com

He aquí un artículo sobre nuestra conversación.

Sarah enlaza en su nota con el artículo publicado en Breitbart News sobre la reunión de estos dos pesos pesados del conservadurismo. Aquí lo tienen:

El AUTOR DE ‘WACKO BIRDS [PÁJAROS LOCOS] A PALIN: HILLARY QUIERE SER UNA “CANDIDATA SNAPCHAT’ PARA BORRAR SU PASADO

En una entrevista con la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin en su casa de Alaska, el autor de Wacko Birds y editor de Breitbart News Joel Pollak dijo que Hillary Clinton intentará ser la “candidata Snapchat” de 2016 porque quiere desesperadamente borrar su pasado.

Palin, que revolucionó la manera en que los medios de comunicación social establecen el ciclo de noticias, invitó a Pollak, que trabajó con el fallecido Andrew Breitbart, el nuevo pionero de los medios de comunicación que fundó una de las agencias de noticias más destacadas de la nueva era de los medios, a tener una conversación sobre su nuevo libro. Y los dos discutieron sin duda la importancia de la cultura popular y de los medios de comunicación no tradicionales en el futuro del conservadurismo, entre muchos otros temas.

Pollak, el autor de “Wacko Birds: The Fall (And Rise) of the Tea Party”, mencionó que Barack Obama “surgió simultáneamente con Facebook” en 2004 y el candidato Obama en 2008 “fue todo lo que los usuarios de Facebook querían que fuera”.

“La gente podía llenar ese espacio en blanco”, dijo Pollak de la campaña financiada por pequeños donantes de Obama que contó con algunos prominentes ex ejecutivos de Facebook y que acorraló a la campaña más anticuada y desprevenida de Hillary Clinton.

Pollak dijo que las personas más jóvenes están usando Snapchat para comunicarse debido a que sus mensajes caducan tan pronto como son enviados. Incluso los potenciales candidatos de 2016 como el senador Rand Paul (R-KY) han adoptado la nueva plataforma social, que señaló Pollak que fue valorada recientemente en 10 mil millones de dólares y se dirige a los más jóvenes que quieren enviar “fotos atrevidas que desaparezcan”.

“Hillary Clinton quiere ser la candidata Snapchat porque quiere hacer desaparecer su pasado”, Pollak dijo a Palin.

Palin observó que los Clinton tienen el “lujo de reinventarse a sí mismos tanto como quieren” porque tienen unos medios de comunicación complacientes que están más que dispuestos a ayudarles y son más que capaces de hacerlo. Eso es un lujo, tal y como Palin descubrió, que los conservadores y los de fuera de todos los colores en general, no tienen.

Después de observar que los niños de hoy en día probablemente piensan que Facebook e Instagram están pasados de modas, Palin cuyos mensajes de correo electrónico personales fueron pirateados infamemente (el pirata finalmente recibió una sentencia de cárcel de un año.), preguntó a Pollak: “¿Y los [Snapchat usuarios] creen que realmente desaparecen para siempre?”. Palin tiene razón: los “snaps” no desparecen por completo en realidad.

Palin y Pollak discutieron cómo incluso en relación con los acontecimientos más recientes que involucran a Hillary Clinton, los medios de comunicación han escondido convenientemente sus fracasos, como Bengasi, bajo la alfombra. Y a menudo ignoran que Clinton fue secretaria de Estado de Obama cada vez que critican el fracaso  de política exterior de Obama.

“Todo el mundo se olvida de que ella estuvo a cargo de la política exterior durante cuatro años”, dijo Palin. “Ese fue su territorio. Ese fue su departamento”.

Pollak dijo a Palin que él creía que “la gente quiere olvidar porque quieren la fantasía de lo que sea que ella representa”.

Pero a causa de Matt Drudge, el fallecido Breitbart y el auge de los medios de comunicación sociales que han amplificado las voces de conservadores como Palin aún más, será más difícil encubrir el historial de Clinton si acaso ella entra en la carrera presidencial de 2016.

Tres años antes de que Matt Drudge cambiara el negocio de las noticias para siempre al lanzar la noticia de la aventura de Bill Clinton con Monica Lewinsky en su página web, la Casa Blanca de Clinton temía que Internet debilitara las guardias palaciegas de los principales medios de comunicación.

“Además, permite que una extraordinaria cantidad de datos e información no regulada se ubique en un lugar y esté al alcance de todos”, decía un memorándum de la Casa Blanca de Clinton en 1995. “La derecha se ha apoderado de Internet como un medio de comunicar sus ideas a la gente. Además, existe evidencia de que los miembros del aparato republicano navegan por Internet, interactuando con los extremistas con el fin de intercambiar ideas e información”.

Palin, a quien yo llamo la “Gran ComuniTuiter“, elogió a Drudge en un discurso de 2012 diciendo que los quisquillosos que denunciaban al hombre “sin un título o pedigrí” por tratar de “influir en el discurso nacional” porque sabían que él “no estaba en deuda con la maquinaria de los viejos medios de comunicación y la Policía del Pensamiento”.

Drudge dijo en el National Press Club unos meses después de soltar la bomba Lewinsky que él imaginaba un futuro “donde habrá 300 millones de los periodistas, donde cualquier persona desde cualquier lugar puede informar por cualquier razón. Es la libertad de participación absolutamente realizada”.

Palin dijo a los nuevos devotos de los medios de comunicación que “¡ustedes son el futuro que él predijo!”.

Drudge se ha convertido ahora en el editor de facto asignado a los reporteros y editores de los medios de comunicación dominantes que una vez fustigaron su sitio web de medios de comunicación. Del mismo modo, los operadores políticos, los escritores principales de los medios de comunicación y todos los demás en la clase política permanente que se burlaron de Palin por pasar de ellos y tuitear para conseguir hacer oír su mensaje en 2009 ahora utilizan obsesivamente Twitter, a menudo de forma compulsiva a primera hora de la mañana y justo antes de irse a dormir.

Tal y como detalla Pollak en su libro, desde que Obama fue elegido, los medios de comunicación han dado un trato favorable a Occupy Wall Street mientras denunciaban al más pacífico movimiento del Tea Party. Peinaron el historial de Palin y no encontraron nada sin tener en cuenta el pasado de Obama y los escándalos de su gobierno, como la focalización del IRS sobre los conservadores. Los medios de comunicación trataron de amplificar las historias sobre mítines contra la inmigración ilegal que sacaban a pocos partidarios a la calle, mientras fabricaban el el número de asistentes a los mítines en favor de la amnistía para hacerlos parecer más grandes y potentes de lo que realmente eran. Los medios de comunicación culparon a Palin y al Tea Party del intento de asesinato de Gabby Giffords ‘antes de que tuvieran alguna evidencia acerca de la ideología política del tirador o de sus motivos. Resulta que el tirador era apolítico y pudo sentirse ofendido por la frialdad de Giffords hacia él en un acto anterior. Esos mismos medios de comunicación culparon de los tiroteos en Aurora (Colorado) al Tea Party sin prueba alguna.

Pero los nuevos medios de comunicación también fueron capaces de denunciar y combatir esas mentiras más ferozmente que nunca. El fallecido Andrew Breitbart, que trabajó con Drudge durante muchos años tras el telón, usó hábilmente Twitter para maximizar su efecto “multiplicador de fuerzas”. Y el libro de Pollak detalla “el importante papel desempeñado por Andrew Breitbart y los nuevos medios de comunicación conservadores en la defensa del Tea Party en varios momentos críticos” en la era Obama.

Pero, a medida que Pollak entra en profundidad en su libro, los conservadores del Tea Party aún se enfrentan a desafíos mientras hacen un montón de avances en la nueva era de los medios de comunicación. Si Hillary Clinton se presenta en el año 2016, los medios de comunicación redoblarán sus esfuerzos para elegir de nuevo a uno de los suyos. Y al igual que el equipo de Hillary tendrá que aprender de los éxitos y fracasos de Obama, los conservadores del Tea Party tienen que aprender de sus triunfos y errores en la era Obama que Pollak detalla en su libro para combatir el complejo industrial de Hillary.

“Creo que va a ser muy difícil de superar a menos que los conservadores pueden empezar a jugar un papel en la cultura popular”, dijo Pollak en una entrevista con Palin que fue filmada antes del debut dominical de “Madam Secretary” en la CBS, un espectáculo sobre una secretaria de Estado que podría muy bien ser un anuncio para la potencial campaña presidencial de Hillary Clinton.

Vea la entrevista de Pollak con Palin aquí. Obtenga una copia de Wacko Birds aquí.

¡Ah, qué ganas tengo que llegue el 2015! Empezará la temporada de las candidaturas a la presidencia y veremos quién se postula a ello y quién no. Por parte republicana, doy por seguros al Dr. Ben Carson y Rand Paul. Por parte demócrata, seguro que Hillary Clinton. Pero ojito, que la Clinton no se lo va a llevar de calle porque va a ser muuuy contestada dentro de su propio partido. Y por más que Obama y su corte de secuaces la apoyen, no estoy convencido de que pueda ganar la nominación. Creo que habrá sorpresas. Y es que el año de la Clinton fue en el 2008 y ya ven lo que pasó.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook, Sobre libros y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s