SWEAT SARAH

Por todas partes¡Hoy me he pasado una hora entera riendo, ja, ja, ja! ¡Y, cómo no, gracias a un progre! Si es que no podía ser de otra manera. ¿Se lo cuento? ¡Ja, ja, ja! Pues va un bufón y me escribe un comentario diciendo que no entiende cómo puedo admirar a Sarah Palin y, para argumentar su necedad, va y me adjunta tres o cuatro enlaces de mierda con artículos denigratorios sobre ella publicados en blogs o revistas de mierda también. ¡Habrase visto semejante arrogancia! Un tonto del culo que no sabe hacer la o con un canuto (¡cuántas faltas de ortografía en tan pocas palabras!) pretende que yo, que llevo cinco años siguiendo a Sarah día sí y día también, que he leído todas y cada una de las palabras que ha escrito, que he oído todas y cada una de las palabras que ha pronunciado y que he estudiado su biografía personal y política desde que está en este mundo, mude de opinión sólo porque el muy cretino leyó una vez, mientras cagaba, una revista en la que decían que Sarah es tonta… ¡Gilipollas! ¡Imbécil! ¡Anda y que te muerda los huevos una piraña! Es por este motivo, entre otros, que no puedo soportar a los progres: su fatal arrogancia que les lleva a creer que un ignorante que perdió una vez cinco minutos leyendo una mierda de artículo puede dar lecciones a alguien que lleva cinco años dedicado a un tema y conociendo la fuente de todas sus afirmaciones. Y sí que se lo cree… ¡Pues, niño, pírate ya mismo de este blog que acabo de barrerlo y no me gusta que me lo ensucien! ¡No eres bienvenido! Vete mejor a la página de “Barrio Sésamo”, que este blog es para personas adultas y no para nenes como tú.

Y después de habernos divertido, vamos a lo serio. Hoy toca repasar algunas notas de Sarah que llevan unos días publicadas y a las que no he podido prestarles la debida atención por otros motivos. La primera nota es un recordatorio de que ser patriota, por más que los progres digan que está demodé, está bien al contrario de plena actualidad. Sobre todo en estos tiempos en que el bestial EI parece que ha abierto definitivamente las puertas de la IV Guerra Mundial, Dios no lo quiera.

Después de una noche llena del fulgor rojo de los cohetes y las bombas estallando en el aire, Francis Scott Key se despertó esta mañana hace 200 años para ver a nuestra hermosa bandera ondeando todavía sobre el puerto de Baltimore con las primeras luces del alba. La impresionante visión de la bandera roja, blanca y azul ondeando al viento calmadamente después de una noche de feroz batalla inspiró a Key para escribir el poema “The Star Spangled Banner”, que más tarde se convirtió en nuestro himno nacional y mi propia canción favorita. Mi familia y yo tuvimos la suerte de visitar el Fuerte McHenry en Baltimore durante nuestra gira en autocar del “One Nation” en 2011; ¡realmente una parada inolvidable! ¡Cada vez que escucho esta hermosa canción hermosa y pongo mi mano sobre mi corazón, siento que me lleno de orgullo de ser estadounidense y estoy agradecida a los veteranos, como mi hijo y otros, que han luchado duro por conservarnos la tierra de los libres y el hogar de los valientes! Dele las gracias a un veterano hoy por sus sacrificios para mantenernos libres y mantener esa Star Spangled Banner ondeando sobre unos Estados Unidos donde podemos confiar en que la verdad y la justicia siempre prevalecerá finalmente.

P. D. Usted puede saber más acerca de nuestra visita a Fort McHenry y la gira en autocar del “One Nation” aquí:

¡Qué tierra tan hermosa y diversa en la que vivimos, donde una canción puede inspirar tantas grandes interpretaciones! Aquí tiene algunas para inspirarles a ustedes hoy:

Y he aquí unas cuantas fotografías que adjunta Sarah a su nota:

S1

S2

S3

S4

Y la segunda nota es de las que nos gustan: ¡palinito habemus! Tom Emmer en Minnesota. Un viejo conocido nuestro, ya que Sarah le respaldó por primera vez en 2010 como candidato a gobernador de su estado, logrando la victoria en las primarias republicanas, pero perdiendo las elecciones en noviembre. Ahora lo intenta de nuevo, tras haber ganado de nuevo las primarias republicanas, y esta vez para un escaño en el Congreso, precisamente el que deja vacante Michelle Bachmann. ¡Ojalá que logre salir triunfador esta vez!

Tom Emmer (MN-6)

Será mejor que los políticos de carrera en la capital empiecen a comprar protectores corporales antes de que Tom Emmer llegue allí. Este ex jugador de hockey, entrenador y actualmente papi hockey no tendrá ninguna paciencia con su “falta grave.” Tom es un conservador demostrado cuya experiencia en el sector privado y familiar le han inculcado los principios del trabajo duro, el libre mercado y menos regulación gubernamental. Uno de Minnesota de cuarta generación, Tom dirige el negocio de maderas que fundó su bisabuelo. ¡Como esposo y padre de siete hijos, Tom sabe una cosa o dos acerca del liderazgo! Es pro-vida, un partidario de los derechos de la Segunda Enmienda y no será un “plumero” en el Congreso. ¡Así pues, Minnesota, vamos a trabajar juntos para enviar a Tom Emmer a Washington y poner a los políticos de carrera en el banquillo de los expulsados!

Emmer

Emmer 2

Emmer 3

En cuanto a la tercera nota, es la que da razón del título de mi entrada de hoy. Está un poco traído por los pelos, pero me ha hecho gracia y ya saben que mis chistes son todos malos y me enorgullezco de ello. Sarah se explica de sobras, así que me abstengo de añadir nada más. Disfruten del macanudo sentido del humor de esta mujer.

Lo siento por el pobre paparazzi acechando fuera de mi furgoneta esta mañana con la esperanza de capturar una “exclusiva” de gacetillero sobre mí saliendo de Bikram Hot Yoga. ¿Qué tal si le quitamos su “exclusiva” y yo les doy las fotos antes y de forma gratuita! Ajá, esto es lo que parezco sin maquillaje, asfixiada de sudor cuando la cámara empezó a fotografiarme; pareciendo más bien un perro de lanas, diría yo. ¡Nadie dijo que los entrenamientos fueran glamurosos!

Sweat Sarah

Sudar es sano, no bonito

Bueno, ya sabemos por qué está tan flacucha. Suda demasiado, ciertamente. A ver si hace caso y come más carne, que necesita unos cuantos kilitos más. Por cierto, ya hace unos años que unos tipos se empeñaron en sorprender a Sarah y pedirle un beso y lo lograron en Nueva York, pillándola a la vuelta de una de sus carreras, sin gota de maquillaje y cara de estar hecha polvo. Los muy indiscretos publicaron la foto y yo también lo hice en su momento en el viejo y añorado “Conservador en Alaska”. Intentaré encontrarla de nuevo, ¿vale? Mientras tanto, sean buenos, paguen sus impuestos aunque les dé cien mil patadas en la barriga como a mí, lean GRGP siempre que puedan y búrlense inmisericordemente de cualquier rojo que se les cruce por el camino, que es lo único que se merecen. ¡A ver si se piran todos a Irak con el EI, que es lo que de verdad desean! ¡Ah, qué ganas de alistarme con los kurdos! ¡Si no fuera tan viejo!

P.D. Llevo dos días en modo “bulldog de Sarah”… ¡y estoy encantado! ¡Ah, cómo me gusta morder, grrr! ¡Sarah, Sarah, Sarah!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primarias Republicanas 2014, Sarah Palin y Facebook y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a SWEAT SARAH

  1. Laura Meche dijo:

    Con o sin maquillaje uno no deja de ver la belleza y el coraje de nuestra Sarah.

    P.D. Bob ¿Quien es el hijo de puta que pincha tu blog tan constantemente?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s