¡A POR OBAMA!

SPFacebook¡Se acabaron las contemplaciones! ¡Obama tiene que irse! Y si no se quiere ir, hay que echarlo lo cual traducido a roman paladino significa destituirlo, el famoso proceso de impeachment con el cual por mucho menos los estadounidenses amenazaron a Richard Nixon hasta que éste optó por dimitir antes que verse SP todaspartessometido a la vergüenza pública. Ya no es que Obama nos guste más o menos y compartamos o no sus políticas; es que Obama está incumpliendo las obligaciones de su cargo y hasta yendo en contra de los propios Estados Unidos, a los que traiciona abiertamente. Por supuestos, los progres clamarán que eso es racismo y tal y tal. ¿Pero saben qué? Que nos importa un bledo francamente. Ya pueden ponerse como quieran y decir las estupideces que quieran, que ya no engañan a nadie. Obama es un traidor a su país y a su juramento y no hay más que decir sobre la cuestión. ¡Vamos, hombre, si a su lado, Rodríguez Zapatero era un patriota de la talla del Capitán Trueno!

Y como todos sabíamos que tarde o temprano sucedería, Sarah Palin ha sido la primera en pedir públicamente la destitución formal del antipresidente Obama. Y lo ha hecho con un artículo escrito por ella misma y publicado en Breitbart News. Huelgan más comentarios; aquí está el artículo. Léanlo y únanse a las filas de los que pensamos que ya están tardando demasiado los representantes republicanos en iniciar los trámites legales oportunos.

EXCLUSIVA – SARAH  PALIN: “ES HORA DE DESTITUIR AL PRESIDENTE OBAMA”

Basta ya de los años de abuso de este presidente. Su crisis  de unas fronteras sin asegurar es la gota que hace que una esposa maltratada diga: “No más.”

Sin fronteras, no hay nación. Obama lo sabe. La apertura de nuestras fronteras a una avalancha de inmigrantes ilegales es deliberada. He aquí su transformación radical de los Estados Unidos. Es la única promesa que ha mantenido. Desacreditando el precio pagado por el excepcionalismo estadounidense durante toda nuestra historia, ha dado una falsa esperanza y el dinero de los contribuyentes a millones de ciudadanos extranjeros que quieren colarse en nuestro país ilegalmente. A causa de la negligencia intencionada de Obama a la hora de cumplir con su deber, un número incalculable de inmigrantes ilegales vendrán corriendo y entrarán, compitiendo con los estadounidenses por nuestros puestos de trabajo y servicios públicos limitados. No hay final a la vista en tanto que nuestro presidente da prioridad a los partidos sobre el hacer el trabajo para el que fue contratado por los votantes para hacerlo. Asegurar nuestras fronteras es obviamente fundamental aquí; no hace falta decir que es su trabajo.

El gobierno federal está en deuda por billones de dólares, muchas ciudades están al borde de la insolvencia, nuestro sistema de salud está sobrepasado, las fuerzas de policía, los servicios sociales, las escuelas y los generosos programas de nuestro insostenible Estado del bienestar son estirados al máximo. Nosotros, los estadounidenses normales sabemos eso. Entonces ¿por qué se ha permitido que esta cuestión sea puesta patas arriba con nuestro “líder” creando tales condiciones de inseguridad, al mismo tiempo que obstruyendo cualquier recuperación económica mediante la creación de más dependientes de lo que él permite crear productores? A su amigable elite bipartidista rica, que quiere mano de obra extranjera barata y puede permitirse para sí la mejor “seguridad fronteriza” que el dinero puede comprar en sus propias comunidades exclusivos, no le importa que Obama nos eche a patadas.

Tenga fe en que los trabajadores estadounidenses normales, nativos e maravillosos inmigrantes legales de todas las razas, orígenes y partidos políticos, se preocupan porque nosotros somos los que estamos siendo exprimidos al vernos obligados a seguir todas las reglas de nuestro gobierno mientras que otros no están obligados a ello. Muchos se sienten ahora como extranjeros en su propia tierra. Es el trabajador estadounidense el que se ve obligado a lidiar con la última crisis de Obama con el dinero de nuestros impuestos ganado con mucho esfuerzo mientras que los salarios de la clase media disminuyen, los empleos sostenibles son más escasos y las comunidades se vuelven irreconocibles y van a la quiebra debido a la avalancha de inmigración ilegal de Obama.

¿Quién está cuidando de  los trabajadores estadounidenses? ¿Quién los respalda? ¿Quién pelea por ellos?

Nosotros deberíamos.

El premio a la falta de ley del presidente Obama, incluso de la suya propia, es el problema fundamental aquí. No va a mejorar y, de hecho, puede causar un daño irreparable en esta legislatura saliente, mientras continúa urdiendo sus propias leyes a medida que avanza y, recuerden mis palabras, se inmiscuye próximamente en el sistema judicial de los EE.UU. con nombramientos que cambiarán para siempre la interpretación básica de la función de nuestra Constitución en la protección de nuestros derechos.

Es hora de destituir; y en nombre de los trabajadores estadounidenses y los inmigrantes legales de todos los orígenes, debemos oponernos vehementemente a cualquier político de la izquierda o la derecha que dude en votar los artículos de la destitución.

Las muchas ofensas impugnables de Barack Obama ya no pueden ser ignoradas. Si después de todo, él no es censurable, entonces nadie lo es.

La foto que sigue es escogida por mí, ¿eh? No de Sarah. Se entiende bien, ¿verdad? No hace falta que la traduzca siquiera.

Impeach_Obama_sticker

Por lo demás, ese artículo de Sarah en Breitbart es lo último de ésta respecto a notas suyas en Facebook. Sin embargo, para hoy tenía también una breve entrevista que la revista The Hollywood Reporter le había hecho hace unos pocos días. La entrevista es muy ligera y casi no vale la pena, pero me gusta que tengan toda la información posible sobre Sarah, así que por mí que no se diga. Aquí está y aunque lo importante hoy es el artículo de antes, incluyo también la entrevista para relajar un poquito el ambiente, ¿eh?

Sarah Palin sobre Hillary Clinton, consejo para “The View” y su más reciente programa de televisión (Exclusiva)

A medida que Sportsman Channel ordena una segunda temporada de su “Amazing America”, la estrella del Partido Republicano nos ofrece sus pensamientos sobre los despidos en un programa de tertulias, el nuevo libro de Clinton y nuestro sistema político “incorregiblemente desastroso”.

Sportsman Channel ha dado luz verde a una segunda temporada de Amazing America with Sarah Palin, anunciará la cadena el lunes. El programa de Palin, en el que introduce a los espectadores en la vida al aire libre, así como a los héroes olvidados del país, ha traído una atención significativa al canal de cable propulsando a Sportsman a un incremento de tres dígitos sobre el año pasado en su crecimiento en los hogares y datos demográficos masculinos clave. Y los ejecutivos de la red cuentan con Palin para ser su eje central en un esfuerzo continuo por poner en marcha más programas originales.

“Sportsman Channel ha experimentado un enorme crecimiento este año y la participación de Sarah Palin ha demostrado ser una tremenda bendición para nuestra cadena e iniciativas de programación”, señaló Marc Fein, vicepresidente ejecutivo de programación y producción.

Esos nuevos programas incluyen America Unplugged, acerca de las personas que viven sin televisión y Saving Private K-9, que está presentado por R. Lee Ermey de Full Metal Jacket y se centra en los perros militares y policiales.

Y la semana pasada, Sportsman Channel, que está en poco más de 36 millones de hogares, ha anunciado un nuevo programa auspiciado por Penn Jillette. A estrenar el 17 de julio, Camp Stew es un programa de entretenimiento y comentarios que tendrá al ilusionista comentando pifias al aire libre y percances capturados por las cámaras.

Amazing America volverá a ser producido por Pilgrim Studios de Craig Piligian con la segunda temporada de 12 episodios programados para comenzar la producción a finales de este año para un estreno a principios de 2015. Pilgrim también está produciendo la serie de Jillette.

En una entrevista por correo electrónico con The Hollywood Reporter, Palin se confesó sobre su episodio favorito de la primera temporada, el nuevo libro de memorias de Hillary Clinton, si tiene aspiraciones a presentar su propio programa de tertulia política y por qué encuentra el sistema político de hoy “incorregiblemente desastroso.”

¿Cuál fue tu programa favorito de la primera temporada?

¡Es difícil elegir sólo uno porque todos contaron esas historias tan interesantes e inspiradoras! Pero sobre la base de una gran cantidad de comentarios positivos, muchos de los espectadores están de acuerdo conmigo en que el tiempo con [el sargento de Marines y la Medalla de Honor del Congreso] Dakota Meyer fue muy especial. Él es un joven tan notable. Es un verdadero héroe. Mi hijo militar, el resto de nuestra familia y un grupo de amigos que estaban con nosotros durante la visita de Dakota se sintieron tan animados por su patriotismo y ética de trabajo, y todos nos lo pasamos de maravilla porque su sentido del humor pegaba perfectamente con el divertido equipo multicolor que somos.

¿Cuáles son algunas de las actividades o lugares que deseas explorar en la segunda temporada?

¡Estamos muy entusiasmados con la segunda temporada de Amazing America! Estamos trabajando en historias sobre gente que va más allá de ayudar a los demás, cosas realmente inspiradoras que animen a toda la nación. También hemos conseguido algunos artesanos increíbles. Me encanta destacar la habilidad y la ética de trabajo que merecen ser recompensados. Va a ser una gran temporada, a las familias les encantará. ¡Te lo garantizo!

¿Qué programas de televisión son los que quieres ver con tu familia?

¡Amazing America! Salir ahí fuera y experimentar nuestra increíble América es mejor que ver casi cualquier programa, a menos que sea el nuestro.

¿Tienes algún interés en hacer un programa de tertulia política, ya sea en la televisión, radio o Internet?

Quizás. Pero la política tendrían que ir intercaladas entre un montón de diversión y de vida real y de inspiración mostrando la ética de trabajo estadounidense porque esos temas son todos más o menos la antítesis de la política de hoy, ¡que me parece incorregiblemente desastrosa! Sería muy divertido removerlo todo abordando asuntos que hagan que la audiencia considere objetivamente todos los puntos de vista y me gustaría hacerlo con mi propia vida arraigada en la realidad, sinceridad y sentido común por los que soy conocida. Los medios de comunicación necesitan eso hoy en día, en contra de la condescendencia que rezuma de la televisión y la radio. He oído que recientemente han despedido a todo el mundo de “The View”, tal vez un programa como ése necesite un golpe de realidad y una voz razonable desde el corazón de los Estados Unidos para meter algo de sentido de la humildad en sus guiones. Ya sabes, alguien dispuesto a ir por libre.

¿Has leído el libro Hard Choices de Hillary Clinton?

Hasta ahora sólo el pasaje sobre mí y porque un abogado me envió el pasaje. Hillary escribió acerca de la campaña de 2008, cuando el equipo de Obama le pidió que se dedicara fundamentalmente a su familiar “política de destrucción personal” apenas unas horas después de que se me anunciara como la primera candidata del Partido Republicano a la vicepresidencia. No podían atacar a mi expediente como ejecutiva, alcaldesa, gobernadora, comisionada de recursos energéticos, ni como esposa y madre, así que una vez descartado todo, ¡ella conjeturó que los ataques serían por razones de género! Qué passé. Qué gran hipocresía. Hillary se negó a participar. Aprecié su audacia al explicar esas tácticas entre bastidores de la campaña de Obama. He señalado ya que no hay “guerra contra las mujeres” si uno no reacciona a ese inmaduro tiro del arco de la izquierda liberal tal y como los Estados Unidos vieron durante toda la campaña. No hay que retirarse porque te tiren. Simplemente vuelves a cargar como yo he tenido la bendición de tener la oportunidad de hacerlo. ¡Y bueno, todavía estoy de pie! ¡Así que a sentirse orgulloso de ser un estadounidense en un sitio donde sé de primera mano que todo es posible si se trabaja duro, pones tu vida en manos de Dios, sirves a algo más grande que a uno mismo y vives la vida vibrantemente!

Vamos a ver qué repercusión tiene la petición pública de destitución de Obama. En las filas demócratas seguramente nadie hará ni caso, pero eso ya se da por descontado y tampoco nos importa una higa lo que puedan decir esos canallas. A mí lo que me interesa especialmente es lo que digan en las filas republicanas. Creo que esto puede ser finalmente la piedra de toque que distinga a los verdaderos patriotas estadounidenses conservadores de los falsos, que hay más de uno desgraciadamente. Estará bien poder saber a ciencia cierta quién es quién. Por mi parte, tomaré buena nota. Y guardaré la lista en un lugar seguro para que en noviembre no se me olvide ninguno. ¡Advertidos quedan todos esos miserables que se las dan de conservadores y lo único que tienen de tal es su afán por conservar su poltrona!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook, Sarah Palin y los medios de comunicación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s