SARAH ESTÁ MUY ENFADADA. ¡Y NOSOTROS TAMBIÉN!

SPFacebookAlguna vez he oído a alguien preguntarse cómo debió de ser el vivir en Alemania justo antes del ascenso de Hitler al poder y preguntarse cómo pudieron los alemanes, un pueblo culto por antonomasia, permitir semejante barbaridad. Bueno, ciertamente resulta difícil de creer, pero si uno quiere saber lo que se siente el año antes de encontrarse con un dictador gobernando a su país, basta con que siga con atención lo que está sucediendo en los Estados Unidos bajo la presidencia dictatorial de Barack Obama. ¿Quiere eso decir que estoy comparando a Obama con Hitler, a un presidente democráticamente elegido con un dictador también democráticamente elegido? Pues sí. Ni más ni menos. Y si alguien cree que exagero o siente su sensibilidad progre herida en lo más hondo puede escribir un comentario al respecto. Tendré mucho gusto en leerlo, cagarme en su madre y borrarlo acto seguido.

¡No son tiempos para tonterías! En los últimos sesenta años, nunca había habido una amenaza a la libertad dentro de lo que es el mundo libre comparable a la que supone Barack Obama. Y quien no quiera enterarse, mejor que se limpie la cera de los oídos. Luego no valdrán las quejas. Es ahora o nunca. Recuerden a Ronald Reagan: la libertad no está garantizada por nadie y basta con una sola generación para perderla.

Sarah sí que lo recuerda. Esta es su última nota. Va sobre esa crisis humanitaria que ha estallado en la frontera estadounidense con México. Léanla y siéntanse indignados, que no es para menos.

Queridos Humanitarios, ya que se necesita a todo un pueblo para detener la amnistía abusadora de niños, únanse a mí.

“¡Es para los niños!”.

“¡Esta es una crisis humanitaria!”.

Finalmente, me han conquistado. De hecho, estoy de acuerdo con el grito de guerra de los liberales. Yo, también, demando que este número de jóvenes extranjeros ilegales que inunda nuestra frontera en condiciones horrendas sea atendido. ¡Ahora! ¡Gente sin compasión, despertad! Aunque ha sido reclamado por los demócratas hasta la saciedad para justificar un mayor gasto que acumular a nuestra deuda de 17 billones de dólares y se aplica a todas y cada una de las “crisis” que crean con sus políticas, y no importa la causa porque uno es etiquetado como un racista si está en desacuerdo con sus políticas, bueno, esta vez sí que ES para los niños.

Lo digo como madre; una mujer compasiva y con un corazón que sufre y madre. Digo, ¿cómo se atreve alguien a hacer la vista gorda y endurecer aún más su horrible corazón cuando ve estas fotos robadas de los corrales de retención de niños inocentes; robadas porque nuestro gobierno está censurando las imágenes publicadas? Deben de ser mis (ex) amigos en el GOP los que ordenaron esta censura porque el liderazgo demócrata sabe que NUNCA se debe espiar o censurar a la prensa; ellos NUNCA infringen la Primera Enmienda. Así que, qué vergüenza, republicanos.

Estos miles de niños inocentes, hambrientos, que recorren México de arriba abajo son sólo la punta de las rocas rojas de Sedona (de acuerdo, algunos de estos ilegales son hombres de 18 años de edad con los que uno no querría meterse en líos, pero, aún así, de acuerdo con Obamacare, ahora llamamos a los adultos jóvenes “niños” hasta que tienen 26 años, así que…). Esperen a ver a cientos de miles de niños de otro país pasando a pie a través de nuestra frontera abierta de bienvenida, contando con las familias estadounidenses para prestarles toda la ayuda. Nos lo debemos a nosotros mismos el estar preparados, así que trabaja aún más duro, clase obrera, mientras nuestro presidente usa su probado discernimiento para redistribuir vuestros sueldos, porque ES para los niños, después de todo. Y se necesita a todo un pueblo, ¿no lo sabes?

Estas víctimas son traídas aquí (por ALGUIEN con autoridad en sus propios países) haciendo frente al  sofocante calor de más de 40 grados de Arizona, las enfermedades, las condiciones insalubres con problemas de higiene increíbles, la comida tejana que a los niños no les gusta porque es demasiado extraña para ellos y posiblemente la explotación sexual. ¡Lo mires como lo mires, se trata de abuso de menores!

No podemos ignorar esto y hacerlo demuestra que uno es cruelmente ajeno a la difícil situación de aquellos que, aunque no están dispuestos ni son capaces de seguir las reglas o nuestras leyes, están esperando un pase libre y un folleto de bienvenida de todos modos. Como cristiana, me parece imperdonable ignorar este problema de desbordamiento de la seguridad fronteriza en estas condiciones en los estados del Sur y este asunto está casi llevándome a renunciar a mis vínculos republicanos porque, a ver, incluso los líderes en el lado DERECHO de la Cámara no han ejercido todo el poder constitucional para detener la locura. Algunos lo han intentado, pero hasta que se envíen refuerzos, entonces las atrocidades como el abuso y la explotación infantil que ahora tiene carta blanca sólo van a empeorar.

Ya es difícil reconocer a nuestra nación una vez excepcional en medio de la omisión de este asunto de niños utilizados como instrumentos políticos. ¿Se imaginan este desprecio por la seguridad de los niños sucediendo incluso una corta década atrás? La prensa no habría consentido nada de esto y habría arrojado luz sobre cuál era el problema de fondo. Habría informado de que no era culpa de los niños inocentes, habría intentado llegar al fondo de la cuestión y, finalmente, habría culpado a Bush. Hoy en día, se ignora ese enfoque. Sólo culpan a Bush. Hay una expresa e incitante invitación a los ilegales de todas las edades y de todos los países a “¡ponte los zapatos y ven aquí!” ¡Es la hospitalidad del Sur! Es enviada por líderes extranjeros y por el nuestro propio. Vamos, con todas las cosas gratis que podemos suministrar todo el mundo, ¿cómo puede alguien rechazarlo? El gobierno tendrá que crecer enormemente para dar cabida a esta afluencia y los servicios y la atención tendrán inevitablemente que ser racionados, pero al igual que enseñamos a nuestros hijos, ¡todos estamos mejor si somos disciplinados! ¿Y no está bien el compartir nuestros recursos en tanto que tengamos políticos de carrera fiables y compasivos a cargo de las prioridades de la nación? Recuerden, nuestra república ha sido bendecida porque nos comprometemos a fomentar una ciudadanía cariñosa, compasiva, a favor de los niños y respetuosa de la ley. Y debido a esas costumbres, es inconcebible que soportemos más de este caos y crisis. Yo digo, ya es suficiente. Este problema de los niños DEBE ser tratado.

Así que, GOP y demócratas por igual, ¿dónde estáis en esta cuestión humanitaria del abuso infantil?

Esperad sentados porque aquí está la cuestión: Barack Obama ha orquestado esta nueva “crisis” con el fin de sobrecargar el sistema con la intención de “arreglar” los problemas que sus propias políticas crean; por decreto y sus famosos teléfono y pluma; retorciendo el brazo al Estado de Derecho. Él ya ha advertido, clamando orgullosamente, que sus órdenes ejecutivas pueden pasar por encima de los representantes del pueblo y, obviamente, ignorar la voluntad del pueblo.

Esta explotación de niños extranjeros es una estratagema inhumana para atraer a las familias a romper las leyes empujando literalmente a los niños a una de las colas infames e irrelevantes de Obama, con la garantía de que los padres, tías, tíos abuelos y primos terceros antes rechazados se pondrán en la cola también, esa cola sagrada que antes formaron los inmigrantes respetuosos de la ley y duros trabajadores que construyeron esta gran nación. Barack Obama seguirá diciendo por teléfono y escribiendo el mensaje de que él NO va a asegurar las fronteras por lo que, eh, parientes lejanos indocumentados, vosotros sois libres de uniros a los niños en ser usados y abusados para lograr el premio. Obama seguramente sabe que una nación sin fronteras no es una nación, mientras que nosotros sabemos seguramente que esta es la “transformación radical de los Estados Unidos” ​​que prometió y algunos de nosotros advertimos.

Congreso y votantes estadounidenses, ¿cuánto tiempo vais a permitir al Equipo Obama salirse con la suya? La reciente avalancha de crisis devastadoras causadas por un presidente que se cree que está por encima de la ley ha establecido el precedente más peligroso que un pueblo otrora libre puede imaginar. Estimular y recompensar la ilegalidad al negarse a cumplir la voluntad del pueblo expresada en las leyes aprobadas por nuestros representantes políticos es la firma de un tirano. En este caso, la negativa de Obama de hacer cumplir las leyes de inmigración y su sugerencia evidente de que esta escogida actividad ilegal será recompensada son prueba de sus tácticas tiránicas. ¡Las recientes y numerosas “crisis” manipuladas tienen a los medios de comunicación dando vueltas arriba y abajo tratando de estar al corriente de cuál es el escándalo del día, en el que uno hace sombra al otro, lo que se van a entretener con el siguiente y ¿alguien sabe cuál fue el primero?! Las decisiones intencionadas que causan estas crisis tienen el propósito de sobrecargar el sistema, justificar el abuso de poder ejecutivo para “arreglarlo” todo y, en última instancia, aumentar el control sobre las personas.

Así que, ¿cuánto más vas a tardar, Congreso y Nosotros, el Pueblo? Yo no percibo las suficientes agallas en la capital para presentar cargos de acusación contra el Equipo Obama por sus innumerables ilegalidades documentadas, así que la forma de detener esto es en las urnas. Para restaurar fundamentalmente a los Estados Unidos a su destinado excepcionalismo usted debe involucrarse y luego ir a esa caja. Utilicen SUS teléfonos y bolígrafos para apoyar a candidatos conservadores que lucharán por lo que es correcto: ¡la libertad constitucionalmente protegida, el respeto a los militares, los mercados libres para crear puestos de trabajo y las fronteras seguras para proteger los puestos de trabajo! Necesitamos su ayuda para hacer esto; se necesita más que un pueblo para fortalecer la patria. CUALQUIER persona relacionada con el apoyo a las estratagemas engañosas de Obama que se rebaje a usar y abusar de niños inocentes debe ser destituida. CUALQUIER persona que haya dado brillo a la bota que Obama ha puesto sobre el cuello de nuestra economía y seguridad debe rendir cuentas ante aquellos que tienen el poder legal para hacerlo: el Congreso. Y entonces Nosotros, el Pueblo pasaremos cuentas al Congreso. No voten por ningún político que haya sido tibio en su compromiso de respetar la voluntad del pueblo y luchar para defender nuestra Constitución. Este status quo insípido se tiene que ir.

ES por los niños.

P. D. Veo que el Departamento de Sanidad está ofreciendo un subsidio de 350 millones de dólares para proporcionar “servicios de planificación familiar” a los niños ilegalmente aquí. El primer gasto que tenemos que hacer en esta crisis humanitaria es el combustible de avión para devolver volando a estos niños a casa con sus padres.

Crédito de la foto: Brandon Darby de Breitbart Texas. ¡Así se hace, Brandon, llevando esta historia a la atención de la nación!

Niños

¿Impeachment? Me temo que eso ya se queda corto. Obama se merece un consejo de guerra, por lo menos.

P.D. ¡¡¡Quiero un Breitbart Madrid!!! ¡¡¡Por favor!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s