OBAMA ES UN DICTADOR Y EL QUE LO NIEGUE ES UN IMBÉCIL

SPFacebookLos Padres Fundadores de los Estados Unidos tuvieron siempre mucho miedo de que su país acabara convirtiéndose en una tiranía. Por ello, diseñaron una Constitución como la que diseñaron, con los poderes divididos y llena de controles y contrapesos entre ellos que evitara que algún día alguien pudiera monopolizarlos. Sin embargo, aún creada con las mejores intenciones y dotada de las más inteligentes previsiones, cualquier texto constitucional no deja de ser un manojo de papeles incapaz de hacerse valer por sí mismo. Son los ciudadanos de la nación cuyos destinos rige los que deben defenderla ante cualquier pretensión de vulnerarla. Nada está asegurado en este mundo, como bien nos recordó Ronald Reagan hablando específicamente de la libertad, esa libertad que, en sus propias palabras, está siempre a una sola generación de extinguirse a menos que la sepamos conservar.

La entrada de hoy no es demasiado alegre. Tenemos varias notas de Sarah, pero las principales tocan todas un mismo acorde: el del despotismo que se cierne sobre los Estados Unidos. Algo que no es un cuento chino ni mero alarmismo de viejas; es muy real y hemos tenido ya muchas pruebas al respecto. Demasiadas como para no prestarles atención. Por supuesto, los progres están encantados con la melodía que les llega a sus oídos; jamás un progre le ha hecho ascos a la tiranía. Al contrario, es su más secreto anhelo. Cojan a uno cualquiera de ellos, rásquenlo un poco y comprobarán como debajo de sus grandilocuentes declaraciones a favor de la democracia, la libertad y los derechos humanos se esconde siempre un feroz comunista exterminador de todos aquellos que no comulguen con su “religión” roja. Por suerte, a nosotros no nos engañan. Y precisamente por eso constatamos con temor que no dejan de dar pasos adelante en su empeño de subyugar a la nación más libre de la Tierra; en verdad, la única nación todavía libre porque aquí en Europa ya estamos todas reducidas a la servidumbre de una Unión Europea cada vez más estremecedora. Duros tiempos los que nos han tocado vivir. En fin, mejor que nos toquen a nosotros que a nuestros hijos, ¿no?

Y si a Patrick Henry le consolaba el que lo malo recayera sobre él para que así sus hijos pudieran conocer lo bueno, nosotros también opinamos lo mismo y por más que a veces nos abrume el desaliento, no cejaremos nunca en nuestro empeño de hacer frente a ese infame traidor que mora en la Casa Blanca. ¡Seguimos en la brecha, Obama!

Esta es la primera nota de Sarah de hoy. ¿Cuántas maldades más deberá perpetrar Obama para que sea sometido a un proceso de destitución (impeachment)?

“La asistencia sanitaria del gobierno no va a reducir el costo; simplemente rehusará pagarlo”. Amigos, eso es asistencia racionada. Esa es la Administración de los Veteranos hoy. Eso es lo que tiene que cambiar. Es por eso que el Congreso tiene que cambiar porque hasta que elijamos a líderes que vayan en contra de la marcha hacia la medicina socializada conocida como Obamacare, el sistema sanitario de los Estados Unidos va a seguir el camino de la Administración de los Veteranos. Es por eso que el Partido Demócrata de Obama debe ser derrotado en las urnas en noviembre. Los Estados Unidos siguen siendo la nación más poderosa del mundo; las fuerzas externas no nos arruinarán; sólo nos destruiremos a nosotros mismos si el statu quo no se va.

Lincoln admonition

Los Estados Unidos nunca serán destruidos desde el exterior. Si caemos y perdemos nuestras libertades, será porque nos hemos destruido nosotros mismos.

Vea el artículo siguiente.

El artículo al que se refiere Sarah es este de Bob Barr publicado recientemente en Townhall:

La Administración de los Veteranos mata silenciosamente mientras otras agencias se arman hasta los dientes

En 2009, Sarah Palin fue la primera en acuñar la frase “comité de la muerte” en una entrada en Facebook sobre el futuro de la asistencia sanitaria gestionada por el gobierno. “La asistencia sanitaria del gobierno no va a reducir el costo; simplemente rehusarán pagarlo”, escribió Palin. “¿Y quién va a sufrir más cuando se racione la asistencia sanitaria? Los enfermos, los ancianos y los discapacitados, por supuesto”. Los comentarios de Palin fueron, como era de esperar, ampliamente burlados por los medios de comunicación y la élite liberal de los Estados Unidos. Sin embargo, las recientes revelaciones sobre incompetencia letal en de los centros médicos de todo el país del Departamento de Asuntos de los Veteranos ilustran hasta qué punto tenía razón Palin. (Este, por supuesto, es el mismo sistema de administración médica de los EE.UU. que el senador Bernie Sanders orgullosamente pone como ejemplo de la “medicina socializada”).

Ahora sabemos que los funcionarios en los centros médicos de la Administración de los Veteranos mantienen dos conjuntos de registros con respecto a los tiempos de espera para los veteranos que buscan atención médica. Los registros públicos pintaron un panorama artificial color de rosa de los tiempos de espera de los pacientes. Los libros secretos, más precisos, eran mucho más oscuros y revelaron crudamente lo malos (mortales, incluso) que se habían vuelto los tiempos de espera para los pacientes en esas instalaciones. Los libros “cocinados” fraudulentos fueron utilizados para engañar a la opinión pública y engañar al Congreso para que creyeran el Departamento lo estaba haciendo mucho mejor de lo que era; y que estaba usando sus cada vez mayores presupuestos para mejorar el servicio para los veteranos. La realidad era muy diferente; con muchos veteranos muriendo mientras esperaban a que las ruedas de un sistema médico administrado por el gobierno se movieran hacia adelante.

La grosera incompetencia de esta administración, que ya alcanzó niveles mortales con el escándalo del contrabando de armas de “Fast and Furious”, se ha convertido en su seña de identidad. Está claro ahora las únicas dos cosas en las que sobresale la administración de Obama son la incompetencia y el esquivar la responsabilidad; un fenómeno que incluso la prensa extranjera está notando y ridiculizando.

De mayor preocupación, sin embargo, es el hecho de que la incompetencia mostrada por las agencias federales bajo control de Obama es un síntoma del crecimiento de las atribuciones por parte del Poder Ejecutivo en general.

Las agencias federales constantemente claman por más dinero, más recursos y más poder; estas demandas no se limitan a poderes regulatorios; quieren poder de fuego. De acuerdo con una solicitud de servicios al gobierno federal del 7 de mayo, el humilde Departamento de Agricultura está considerando ofertas para “la adquisición comercial de subfusiles” con todas las capacidades de las armas de fuego listas para el combate.

Impactante como es este movimiento por parte del Departamento de Agricultura, no es la primera agencia federal con una cuestionable justificación para la adquisición de la potencia de fuego de tipo militar. Según Fox News, unas 40 agencias federales, incluyendo muchos con absolutamente ninguna responsabilidad o jurisdicción de hacer cumplir la ley, tienen ahora divisiones armadas. Incluso la gente del tiempo de la NOAA, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, emitieron una oferta en 2012 para la compra de 46.000 piezas de munición de punta hueca.

¿Cuál podría ser posiblemente la razón para el movimiento del Departamento de Agricultura hacia el acopio de armas automáticas? ¿Un levantamiento en masa de los agricultores? ¿Un asalto a Washington por los cabilderos de la ADM? ¿Defender el edificio sede de la burocracia contra los revoltosos y armados hasta los dientes nutricionistas? ¿Los beneficiarios de cupones de alimentos que exigen más tarjetas EBT?

Es posible que por fin hayamos cruzado el ” horizonte de sucesos” en el Mundo Bizarro de la tradición cómica de Superman.

Tristemente, las reclamaciones de las agencias federales para el público y el Congreso de que los arsenales de armas de fuego mortales que están adquiriendo serán utilizados sólo con fines “legales” ya no son creíbles. Una pequeña población en Alaska con sólo 17 habitantes descubrió esto el año pasado cuando funcionarios de la EPA que usaban chalecos antibalas y portaban armas de fuego irrumpieron en una mina de oro en la población; todo sin una buena razón. “La EPA no tenía realmente ninguna buena respuesta para esto”, se dice que comentó la senadora de Alaska Lisa Murkowski sobre el hecho.

En un incidente más reciente, y aún más extraño, de hace apenas unas semanas, un gran contingente de agentes fuertemente armados de la Oficina de Administración de Tierras rodearon un rancho en Nevada bajo el manto de una zona de exclusión aérea ordenada por la FAA, todo por culpa de una disputa con un ranchero sobre derechos de pastoreo y la preocupación por una tortuga en peligro de extinción.

Las tragedias de hace una generación en Waco, Texas y Ruby Ridge (Idaho) deberían servir como un recordatorio constante de lo que los enfrentamientos mortales con agentes del gobierno fuertemente armados pueden acabar siendo.

Para empeorar las cosas, al igual que sucedió durante el gobierno de Clinton con una quejosa Fiscal General Janet Reno, ahora tenemos a un poco interesado Fiscal General en hacer responsable a nadie en el administración de Obama por delitos y faltas. Cuando se utilizaron las armas vendidas por la ATF a los cárteles criminales en México en el asesinato del agente fronterizo de los EE.UU. Brian Terry, Eric Holder y otros en el Departamento de Justicia no lograron pasar cuentas a los responsables; y el obstruccionismo continúa hasta nuestros días, años más tarde.

La Cámara de Representantes con mayoría republicana sigue siendo el “último hombre en pie” con la jurisdicción y el poder para frenar este impulso hacia un gobierno federal todopoderoso, masivamente armado y cada vez más incontrolable, antes de que la situación alcance la masa verdaderamente crítica. Hasta el momento, la Cámara no ha podido ejercer plenamente esa responsabilidad de vital importancia.

La segunda nota es un anuncio de una próxima aparición de Sarah en el programa de Sean Hannity, lo cual siempre es una garantía de rigor informativo y ecuanimidad a la hora de llamar al pan, pan y al vino, vino. Y a Obama, dictador.

Tuve la oportunidad de visitar a Sean Hannity y opinar sobre el escándalo de la Administración de los Veteranos y más hipocresía liberal. Sintonice esta noche en FOX a las 10 p. m. hora del Este.

Sean

Haciendo un resumen muy breve de su intervención, Sarah se quejó de la indolencia de Obama a la hora de pedir responsabilidades a su administración y nos recordó las propias palabras de este en 2011, durante una entrevista con Barbara Walters, en las que él mismo reconocía que es perezoso, pero como que un rojo siempre tiene que echarle la culpa a alguien de sus propias faltas, el muy cabrón culpó al hecho de haber crecido en Hawaii, donde hace tanto sol y hay unas playas tan agradables, de su propia flojedad.

Sarah se lamentó de que Obama simplemente hará un nuevo ejercicio de retórica lamentando las muertes causadas por su administración entre los veteranos, pero no resolverá nada y aún peor, continuará impulsando a los Estados Unidos por el camino de mayor involucramiento por parte del gobierno en nuestras vidas, cuando como bien advirtió Ronald Reagan, el gobierno no es la solución, sino el problema.

Sin embargo, por muy pésimo que pueda parecer el futuro, todavía queda la esperanza de una nueva generación que sea capaz de resistirse a los cantos de sirena del estatismo. Es por eso que Sarah se esfuerza por acudir a todas las celebraciones de graduación a las que es invitada. ¿Quién sabe si entre los jóvenes que la escuchan ese día no estará la persona que un día pondrá fin a la deriva de los Estados Unidos y los devolverá al buen camino? Por si acaso, mejor intentarlo, ¿no?

¡Felicitaciones a los graduados de la Escuela Secundaria New Hope en Huntsville, Alabama! Fue un honor para Todd y para mí el conoceros a todos vosotros.

Les dije a los estudiantes que siguiendo la tradición de las ceremonias de graduación, no van a recordar quién fue su orador, ¡pero que yo se lo recordaré a ellos! Ellos son realmente “Nueva Esperanza”. Ellos inspiran; ellos tienen el potencial de proteger a los Estados Unidos como la nación más excepcional en la Tierra.

Mi consejo para ellos se basaba en el sentido común que hizo grande a este país:

* Trabajar muy duro.
* No asustarse por la competencia.
* No tener miedo al fracaso, porque a menudo un retroceso, lo que puedes pensar que es lo peor que te puede pasar, puede llegar a ser lo MEJOR. Cuando lo superas y aprendes de ello y asumes la responsabilidad, puedes reordenar tus prioridades y salir fortalecido.
* No hay garantía de que nunca te la vas a pegar. Lo harás. Sin embargo, en ello va incluido el aprendizaje y el crecimiento hacia el verdadero éxito.
* En pocas palabras: ¡TRABAJO! Sé valiente en la lucha por lo que es correcto para que puedas vivir vibrantemente.

Indios de New Hope, y todos los otros graduados de la clase del 2014, sed fuertes en la defensa de la fe, la familia y la libertad. Os honro.

New Hope

Y como regalo mío para todos ustedes, aquí está el vídeo de la intervención de Sarah en Huntsville (Alabama). De nuevo, el profundo Sur es el que marca la pauta para todos nosotros, conservadores.

Un tuit, ea. Intrigante capítulo el de “Amazing America” de esta semana, ¿no?

¿Cuándo el fin está cerca, te metes en un camión de supervivencia o celebras una barbacoa multitudinaria? Mire sus opciones. #AmazingAmerica esta noche 8PM bit.ly/1i4m8z6

Y para intrigarnos aún más, una nota que amplía ese tuit.

Por increíble que parezca, sus dólares de los impuestos están financiando el Plan para el Apocalipsis Zombi del gobierno federal. No estoy bromeando. (Búsquelo en Google; realmente es la cosa más extraña. No es que el gobierno no tenga billones en deuda y gaste miles de millones de sus dólares cada día… pero estoy divagando). Tenga la seguridad de que si el apocalipsis zombi ocurre mientras usted está cocinando en una barbacoa del tamaño de Texas, usted puede tener “el camión de supervivencia” a mano para escapar. ¡Suena raro, pero es realmente intrigante! Sepa más acerca de ambos en el próximo Amazing America de esta noche a las 20:00 h E/P [Eastern/Pacific time] en Sportsman Channel.

http://bit.ly/1i4m8z6

Pues si el gobierno federal tiene un plan para combatir los zombis, apaga y vámonos. Semejante estupidez demuestra hasta qué punto el gobierno debe ser aplastado, estrujado y comprimido de tal forma que no pueda meterse en las vidas de sus conciudadanos ni un ápice más de lo que le permitamos, que será siempre algo menos de lo estrictamente imprescindible para superar el estadio de la ley del más fuerte.

¡Ay, qué vida esta!

P.D. Estoy preparando ya la segunda entrega de mi lista de películas conservadoras. Parece que les ha gustado; al menos, nuestro amigo Santi así me lo ha hecho saber. La segunda tanda va a ser muy interesante. Hard conservative movies, que dirían en Estados Unidos. O pelis conservadoras puras y duras, que diríamos nosotros. De cualquier forma, pelis de las que nos gustan.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s