LOS MEJORES DE CADA CASA

SPFacebookEsta nota de Sarah tendría que haberla publicado ayer, pero la entrada que hice finalmente ya era lo bastante larga y pensé que era una nota tan estimulante que bien se merecía una entrada aparte. Se refiere a dos estadounidenses buenos y patriotas, uno civil y el otro militar, y ustedes ya saben el enorme respeto que siento yo por todos los que demuestran su amor a su patria. Ojalá nosotros hiciéramos lo mismo y  a buen seguro que no nos encontraríamos en la triste situación en la que nos encontramos. Bueno, pues vamos a leer esas notas y verán como empiezan el fin de semana de la mejor manera posible: llenos de ánimo y buenos sentimientos.

En cuanto a los progres, confío en que esta entrada les saque de quicio y se vuelvan locos de rabia, se tiren al suelo, muerdan la alfombra y se pasen el fin de semana echando espumarajos por la boca. Si eso es así, me sentiré muy feliz, feliz, feliz.

Aquí tienen esa nota. El primer homenajeado. Un buen joven, un buen estadounidense, un buen patriota… ¡y negro! ¡Jódete, Obama! Aún no has podido abducir a todos… El artículo es de Teresa Neumann y apareció en Breaking Christian News:

Disfruten de esta conmovedora historia acerca de un patriota que respeta nuestra bandera:

Y este es el artículo enlazado:

“Un momento de piel de gallina” detrás de la foto viral de un patriótico jardinero fuera de una escuela de Texas

“Fue fenomenal. Fue una especie de impacto instantáneo. Un momento de piel de gallina. ¿Descubrir que tenía 21? Eso realmente nos impresionó”. Garrett Hartman

(Cypress, TX) – Cada mañana en el Instituto Smith, los estudiantes recitan el Juramento de Lealtad, seguido de un momento de silencio.

Durante esa rutina, hace poco, algo ocurrió fuera de la ventana del aula que llamó la atención de la profesora Samantha Nuber. Con su compañero profesor Garrett Hartman a su lado, los dos se conmovieron tanto por lo que vieron que tomaron una fotografía.

Esa fotografía se ha vuelto viral. ¿Y qué es exactamente?

Se trata simplemente de una imagen del joven de 21 años de edad Clayton Allen, Jr., un ex estudiante del instituto y ahora un jardinero del Distrito Escolar Independiente de Cypress-Fairbanks, en Houston.

Era lo que Allen estaba haciendo lo que los sorprendió.

groundskeeper

Habiendo escuchado los juramentos que venían de la escuela, Allen dejó su herramienta y se unió a los profesores y estudiantes en su momento de silencio.

“Fue fenomenal. Fue una especie de impacto instantáneo. Un momento de piel de gallina. ¿Descubrir que tenía 21? Eso realmente nos impresionó”. Garrett Hartman

Después de que los dos profesores salieran a hablar con el jardinero, él les dijo que se había unido a la recitación del Juramento de Lealtad porque siente “bendecido cada día” y está “muy agradecido por el día y el país en que me encuentro”.

En declaraciones a The Blaze, la directora de la escuela Susan Higgins señaló que ha habido un efecto notable y positivo entre los estudiantes y los profesores desde el “gesto patriótico” del Allen.

Y esta es la continuación de la nota con el segundo de los homenajeados. Otro patriota. Este militar o veterano, que no estoy seguro. De cualquier forma, un gran hombre:

Y disfruten de este mensaje de correo electrónico en cadena que recibí de mi amigo Mike en Alaska.

Aquí está el mensaje de marras:

*Advertencia: Cuidado con el vocabulario (no es para pusilánimes).

Reglas para no-militares

Queridos civiles, sabemos que el actual estado de cosas en nuestra gran nación tiene a muchos civiles en pie de guerra y emocionados por unirse a los militares.

Para aquellos de ustedes que no pueden unirse, aún puede echar una mano. Aquí están algunas de las áreas en las que nos gustaría su ayuda:

1. La próxima vez que vea a algún adulto hablar (o llevar puesto un sombrero) durante la interpretación del Himno Nacional, dele una patada en el culo.

2. Cuando usted sea testigo, de primera mano, de alguien quemando la bandera estadounidense en señal de protesta, dele una patada en el culo.

3. Sin importar el rango que tenían mientras servían, preste el mayor respeto a todos los veteranos. Si ve a alguien hacer lo contrario, tranquilamente lléveselo aparte y explíquele cómo estos veteranos lucharon por la misma libertad de que disfrutan a cada segundo. Ilumínelo sobre los muchos sacrificios que estos veteranos hicieron para hacer grande a esta Nación. A continuación, ayúdelo a inclinarse mientras un veterano discapacitado le da una patada en el culo.

4. Si nunca estuvo en el ejército, NO pretenda que lo estuvo. El uso de uniformes de combate, decirle a los demás que era un “fuerzas especiales”. Coleccionar objetos de GI Joe podía estar bien cuando tenía siete años, pero ahora sólo le hacen parecer estúpido y conseguir que le pateen el culo.

5. La próxima vez que se encuentre con un miembro de la Fuerza Aérea, no le pregunte: ‘¿Pilota un avión?’. No todos en la Fuerza Aérea son pilotos. Tal ignorancia se merece una patada en el culo (los niños están exentos).

6. Si usted es testigo de alguien considerando ‘no militar’ a la Guardia Costera, infórmele de su error y dele una patada en el culo.

7. La próxima vez que la Old Glory (la bandera de los EE.UU.) ondee durante un desfile, póngase de pie y ríndale homenaje colocando su mano sobre su corazón. Esto incluye a los políticos arrogantes que piensan que alguien puede sentirse ofendido. Tranquilamente agradezca al militar o veterano la suerte de estar llevándola. Por supuesto, el no hacer alguna de estas cosas podría ganarle una buena patada en el culo.

8. ‘Tu mamá lleva botas de combate’ nunca ha tenido sentido para mí; ¡deje de decirlo! ¡Si las llevara, sería muy probablemente una veterana y por lo tanto le daría una patada en el culo!

9. ‘Flyboy’ (Fuerza Aérea), ‘Jarhead’ (Infantería de Marina), ‘Grunt’ (Ejército), ‘Squid’ (Armada), ‘Puddle Jumpers’ (Guardacostas), ‘Bubblehead’ (Submarinista), etc., son expresiones de cariño que usamos para describirnos unos a otros.

10. A menos que sea usted un miembro en activo o un veterano, no se ha ganado el derecho a usarlas. Su uso podría hacer que le patearan el culo.

11. Por último, pero no menos importante, se convierta o no en un miembro del ejército, apoye a nuestras tropas y sus familias. Cada Acción de Gracias y fiesta religiosa que usted disfrute con su familia y amigos, por favor, recuerde que hay literalmente miles de soldados, marineros, infantes de marina y aviadores lejos de casa deseando que pudieran estar con sus familias. De gracias a Dios por nuestras fuerzas armadas y los sacrificios que hacen todos los días. Sin ellos, a nuestro país le patearían el culo.

12. Es el veterano, no el periodista, quien nos ha dado la libertad de prensa. Es el veterano, no el poeta, quien nos ha dado la libertad de expresión. Es el veterano, no el organizador comunitario, quien nos ha dado la libertad de manifestación. Es el militar que saluda la bandera, que sirve bajo la bandera y cuyo ataúd está cubierto por la bandera, quien permite que el manifestante queme la bandera.

¡Ah, cómo me gustaría darles una patada en el culo a todos esos cerdos que se complacen en quemar una bandera española! ¿Sólo una? ¡Les daría tantas que no podrían sentarse en un mes! Es lo menos que se merecen, así no volverían a quedarse sentados al paso de la bandera, sea la nuestra o la de los Estados Unidos, que debería ser nuestra segunda bandera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LOS MEJORES DE CADA CASA

  1. Christopher dijo:

    RUN SARAH RUN..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s