CÓMO LAS GASTA SARAH PALIN

SP todaspartesQue Sarah es imbatible en el cara a cara, lo sabemos todos. Y por si alguno de ustedes no lo sabe aún, ya se lo aseguro yo, que después de muchos años viendo videos caseros suyos grabados por la gente con la que se tropieza por esos mundos de Dios, sé lo que puede suponer para cualquier persona el que Sarah simplemente te mire a los ojos y te salude alegremente. Un K. O. fulminante. Si lo sabré yo, que nunca he coincidido con ella y no soy el mismo desde que la descubrí aquel día en la convención nacional republicana de Minneapolis-Saint Paul de 2008. Por eso tal vez la izquierda tiene tanto miedo de enfrentarse a ella en público; porque sabe que perdería. Hay que estar hecho todo un rojazo muy recalcitrante para ser inmune a su arrolladora personalidad. Y como prueba de que lo que digo es cierto,  hoy vamos a leer la traducción de un artículo de John Doyle, un periodista canadiense de The Globe and Mail que estuvo presente el otro día en la presentación esa en Pasadena (California) del nuevo programa de Sarah en Sportsman Channel, Amazing America with Sarah Palin. Mi agradecimiento a nuestro amigo Chris por llamar mi atención sobre este artículo, tan divertido, que no sólo nos va a servir para ilustrar la jovial manera de ser de Sarah, sino también para tomarnos un respiro antes de volver al fragor de la batalla.

JOHN DOYLE: CÓMO SARAH PALIN SE CONVIRTIÓ EN MI NUEVA BESTEZUELA

Uno puede sentir el encanto cuando lo ves en persona funcionando, el de Sarah Palin. Uno no se lo espera, pero está ahí –la incómoda mezcla de pseudoautenticidad y carisma, las suaves formas en una sala llena de periodistas, la manera en que ella simplemente lleva las cosas, independientemente de todo.

A mí me desconcertó. Ella es prácticamente mi nueva bestezuela, ahora. Me apretó la mano, me llamó “cariño”, incluso se detuvo para apretar mi hombro al salir y darme las gracias. Tuvimos una pequeña charla y unas risas.

Palin estuvo aquí el viernes para un temprano desayuno para promocionar su nueva serie en un canal bastante oscuro, The Sportsman Channel, una cosa que se llama Amazing America with Sarah Palin. Presentada por un ejecutivo de la cadena como “La Primera Dama del Aire Libre”, Palin subió al estrado y dio lo mejor de sí. La voz, el tono que sube y baja en graznidos extraños, es familiar, pero seguro que te despierta de golpe por la mañana cuando se desata.

“The Sportsman Channel es tan atrevido como para pedirme mi tiempo”, dijo, con “atrevido” que sale en un graznido. “¡Voy a trabajar para dar un empujón a esta cadena!”, declaró, e incluso sonrió al oír unas cuantas risitas. “Ustedes, los críticos, van a pasárselo bomba conmigo y este nuevo espectáculo”.

Luego se puso en su propio modo autocrítico: Una actitud que ha adquirido, si es que es real en absoluto, de su experiencia política, su ascendente y descendente carrera como comentarista en Fox News y el destrozo por parte de los críticos de su reality en TLC, Sarah Palin’s Alaska. “Ya saben lo mucho que me gustan los críticos y los medios de comunicación”, dijo una sonriente Palin. “Así que una sala llena de críticos de televisión, no puedo imaginar una mejor combinación para el placer”.

“Quiero que vengan allí arriba”, dijo ella. “Esa es la forma en que ustedes pueden conectar. Gran parte de Alaska es lo que los Estados Unidos solían ser para el espíritu pionero. Lo que nuestro espectáculo va a hacer es poner de relieve a las personas, lugares y cosas que encarnan esa experiencia estadounidense”.

“Estoy contenta de estar aquí porque amo a los críticos”, repitió ella, sonriendo. “Una sala llena de medios de comunicación y de críticos, ¿cómo no amarlo?”.

Visto bueno, se lo dimos. Luego explicó que en la nueva serie será testigo de gente que hace cosas en Alaska y otros lugares del norte. Pesca en el hielo, caza, ese tipo de cosas. Además, la familia Palin realizando esas actividades.

“Quiero invitarles a venir a Alaska y experimentar la verdadera cultura estadounidense. Pueden vernos, sin vigilancia, sin cadenas, viviendo esos Estados Unidos rojos, salvajes y azules. ¿Recuerdan qué fue lo que construyó los Estados Unidos? Las expectativas y la ética del trabajo. ¡Nuestro espectáculo va a destacar ese espíritu estadounidense que es lo que más necesitamos!”.

Entonces, consciente de que estaba invitando a unos 100 críticos de televisión a Alaska, ella se empeñó con ese asunto. “Sólo vengan allí arriba. Nosotros seremos los anfitriones. Sí, motos de nieve. Todd [su marido, que estaba en la sala], él puede poner más chile de alce en la olla eléctrica”.

Entonces declaró que quería ver a más mujeres participando en actividades al aire libre: “Creo que este mundo sería mejor si tuviéramos a más mujeres jóvenes sosteniendo un pez en una foto que sosteniendo su cámara delante de un espejo de baño, tomándose ellas mismas una foto”, dijo.

El plan era entonces que Palin se sentara brevemente con los críticos en cada mesa de desayuno. Se sentó en una mesa durante dos minutos. Pero cuando se puso de pie, otros reporteros se amontonaron. El amontonamiento empeoró. Me acerqué y me encontré a mí mismo junto a un agitado miembro del personal de Sportsman. Le sugerí que moviera a Palin a una mesa cercana vacía y que ella se sentara y mantuviera una miniconferencia de prensa. Señalé la mesa. Él agarró la mano de Palin y tiró de ella hacia adelante, colocándola a mi lado.

Ella me miró, me apretó la mano, dijo: “¡Gracias!” Entonces, “¿De dónde eres, cariño?”, apretando todavía mi mano. Le dije: “Canadá”. Sus ojos se abrieron. “¿Trabajas aquí?”, me preguntó. Yo: “No, en Canadá”. Ella me miró pícaramente. “Oh, somos prácticamente vecinos entonces”, dijo, dirigiéndome una amplia sonrisa. “Pero supongo que no debería decir eso”. Me di cuenta de que se estaba divirtiendo.

Antes de que los otros críticos se agruparan a nuestro alrededor, le espeté una pregunta. “Usted parece dar a entender que hay algún tipo de calidad moral o espiritual siendo una persona que vive al aire libre. ¿Es porque usted quiere decir que en el norte, con el frío, es diferente? Lo pregunto porque yo soy de Canadá”.

Palin levantó un brazo para evitar que otros periodistas la rodearan y me miró a los ojos. “Esa es una gran pregunta. Sí, supongo que sí quiero decir eso. Hace frío en el norte, pero si estás allí, no tienes otra opción. Tienes que tener coraje, una fuerza para estar fuera y enfrentarse a eso”.

Le pregunté: “¿Quiere decir que el frío, el norte, da a la gente una fortaleza moral?”. Ella hizo una pausa: “Sí, supongo que sí. Fortaleza moral. Gracias por decir eso”.

El momento se fue, entonces. Alguien hizo una pregunta acerca de su referencia a las mujeres y el aire libre. El miembro del personal de Sportsman empujó a Palin hacia la puerta. Me senté mientras ella salía. Entonces ella se apartó de la puerta, fue directa hacia mí y me apretó el hombro. “Gracias”, dijo ella. “Gracias por una gran pregunta. Porque somos del norte [pausa], ¿eh?”.

Una manada de reporteros dejó de seguirla y se me quedaron mirando. “Tu nueva amiga”, se rió uno. No, pero hay que ver cómo funciona esta mujer extraña y polarizante. Otra persona habría estado encantado por completo, habría comprado lo que fuera que vendiese, creído en ella, querría votar por ella. Pude ver eso sucediendo.

Muy bien, amigo Doyle, sigue fingiendo que eres inmune al encanto de Sarah durante unos pocos días más. Luego, cuando nadie te vea, empieza tu propia colección de fotos y videos de Sarah y pasa todo tu tiempo libre siguiéndola en Facebook, siguiéndola en Twitter, leyendo sus libros, buscando artículos escritos por ella, almacenando direcciones de blogs palinistas de todo el mundo (sí, en España hay uno; ¿no es increíble?), etc. Así empezamos todos. Y mira cómo hemos acabado algunos, je, je, je.

Sarah Palin

¡Doyle, deja ya de dártelas de duro y mándame un mensaje de correo electrónico! ¡Bienvenido a la banda! Reconoce que eres una palinista sin remedio y te mandaré sus mejores cien fotos para que empieces tu colección.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y los medios de comunicación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a CÓMO LAS GASTA SARAH PALIN

  1. Santi dijo:

    Dole ha caido bajo su encanto, ja, ja, ja. Nadie se resiste. Tiempo al tiempo. Le veo votando por ella. ¡Palín 2016!

  2. Chris dijo:

    Gracias por traducirlo Bob, solo entendia algunas partes. ¡Palin 2014! ¿2016?

  3. Christopher dijo:

    La “lista negra” de Hillary:

    “Casi seis años después (de que Clinton no lograra ser candidata a la presidencia), la mayoría de asesores de Clinton todavía pueden enumerar los nombres de los traidores y los favores que (su campaña) había hecho por ellos”, señala el nuevo libro “HRC: Secretos de Estado y el renacimiento de Hillary Clinton”.

    http://www.laopinion.com/noticias-revelan-lista-negra-de-hillary-clinton-en-un-libro

    #PALINPOWER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s