¡YA ESTAMOS OTRA VEZ, MECACHIS!

SPFacebookHay cosas que nunca cambian. Mira que el año pasado me irritaron sobremanera los rojazos ateos esos con sus estupideces neronianas. Pues nada, este año estamos igual. Los anticristianos no se cansan de su maldad, no. Y lo peor es que su maldad es además ridícula, tan boba como para prohibir el papel de regalo que ponga “Feliz Navidad”, que ya es el colmo de la mentecatez. Pero ellos son así, malvados y estúpidos; menuda combinación, ¿no? Los que no se cansan nunca de su maldad. Todo esto viene a cuento de la última nota de Sarah en su página de Facebook. De nuevo, tenemos que lamentar un nuevo episodio de esa persecución anticristiana y de nuevo tenemos que lamentarla dentro de una institución especialmente querida por todos nosotros: las Fuerzas Armadas. En concreto, en los hospitales de veteranos, unos centros que forman parte del ministerio de Asuntos de los Veteranos (Department of Veterans Affairs), ocupado de proporcionar cuidados médicos y beneficios sociales federales a los veteranos y a sus familiares. Su actual titular es el general (retirado) Eric K. Shinseki, antiguo jefe del Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos y el primer estadounidense de padres japoneses en ocupar dicho cargo. El que alguien como él, que sabe lo que significa el ejército estadounidense y quiénes son sus integrantes permita y hasta aliente sin duda semejante cabronada es algo que escapa a mi comprensión. Supongo que es simple cobardía, pero la cobardía en un militar es un delito. Y la traición a sus tropas un delito mayor. Y la traición a su país, eso ya no tiene nombre (pero no se preocupen, que ya se me ocurrirá alguno). ¡Qué vergüenza, general!

Esta es la nota de Sarah advirtiéndonos de lo que sucede. Como ya pueden imaginar, la fuente no es otra que Todd Starnes en Fox News:

Mira, alto mando de las Fuerzas Armadas de los EE.UU., algunos de nosotros somos conocidos por apoyar a nuestras tropas al 110%, incluso animando a nuestros propios hijos en sus sacrificados alistamientos voluntarios. Los enviamos con nuestras bendiciones para que vosotros los enviéis a la guerra. Seguid recurriendo a trucos de baja estofa como este y ¿por cuánto tiempo crees que nuestro entusiasmo militar seguirá estando bien alto? Ten una pista, alto mando. Por poco tiempo. Continuad con estos nuevos dobles criterios y esta reciente discriminación contra los cristianos y la mayor potencia militar en la tierra pronto será “radicalmente transformada” en un mero ente burocrático irreconocible, sin voluntarios y debilitada. Obviamente necesitáis un nuevo comandante en jefe que crea sinceramente en la libertad y respete el hecho de que necesitamos mantener a los mejores de entre nosotros para mantenernos libres, pero hasta ese momento, echadle algo de cojones [N. del T: en castellano en el original] y volved a abrazar el ethos militar estadounidense.

Lo de cojones viene así en la nota y es señal de que Sarah está MUY, MUY, MUY enfadada. Sólo otra vez recuerdo que empleara el mismo palabro y fue para dirigirse al mismísimo Obama, de quien no tenemos ninguna duda de que carece de semejante atributo, como bien nos ha recordado recientemente el antiguo Secretario de Defensa Robert Gates. Pero en Shinseki… 

En fin, que este es el artículo de Starnes. Léanlo con calma y traten de no romper nada; yo es que ya no me atrevo a comprar ningún jarrón más para mi casa. No me dura ninguno.

Los legisladores acusan a la Administración de los Veteranos de falta de respeto hacia los cristianos

¿Por qué los hospitales de la AV restringen y en algunos casos prohíben a los voluntarios de traer la alegría navideña a los pacientes?

Esa es la pregunta que el representante Jeff Miller (R-Florida) quiere que se responda. Él es el presidente del Comité de Asuntos de los Veteranos y está acusando a la Administración de los Veteranos de falta de respeto hacia la Navidad, así como de censurar y obstruir a los voluntarios que llevan regalos y tarjetas de Navidad.

Entre las acusaciones:

El centro médico de la AV en Augusta, Georgia, prohibió a los cantantes de villancicos de la escuela secundaria cantar canciones de Navidad que contuvieran referencias religiosas en las zonas comunes del hospital. Los estudiantes se negaron a interpretar partiendo de una lista de las canciones seculares aprobada por el gobierno.

Los funcionarios de la AV en Iowa City, Iowa, dijeron los voluntarios de la Legión Americana que no podían entregar regalos a los veteranos si el papel de regalo incluía las palabras “Feliz Navidad”.

El personal de la AV en Montgomery, Alabama, impidió a una joven la entrega de bolsas de regalos a los veteranos, ya que incluían las palabras “Feliz Navidad”.

El centro médico de la AV de Dallas se negó a aceptar la entrega de las tarjetas de Navidad escritas a mano por los niños de la escuela local porque las cartas contenían frases como “Feliz Navidad” y “Dios te bendiga”.

“Al asumir por sí mismos la restricción de las tarjetas, los villancicos de Navidad y los regalos en ciertos lugares, los funcionarios de la AV claramente ignoraron las antiguas tradiciones del gobierno federal, el sentido común básico y posiblemente un decreto federal de consentimiento de 2011 que ordenaba a la AV a no prohibir la expresión religiosa”, escribió Miller en una carta a Eric Shinseki, el secretario del Departamento de Asuntos de los Veteranos.

Miller envió una dura carta al jefe de la Administración de los Veteranos exigiendo que el personal de la AV responsable de la censura rindiera cuentas por posibles violaciones de los derechos constitucionales y civiles.

“Porque la Navidad es un día festivo federal y la AV es una entidad federal, los pacientes de la AV, los voluntarios y las organizaciones de servicios a los veteranos deberían tener libertad para honrarla  respetuosamente sin la obstrucción y la censura de la AV”, escribió.

El comandante nacional de la Legión Americana Daniel Dellinger dijo que “los cristianos son cada vez más a menudo blanco de la censura y las restricciones en las instalaciones de la AV”.

“En primer lugar, la decisión de la AV de prohibir la entrega de tarjetas de Navidad que mencionan la Navidad es ridícula”, dijo Dellinger. “En segundo lugar, la AV ya ha pasado por esto antes y recientemente la AV ha sido advertida a través de un decreto de un tribunal federal a dejar de negar la libertad de expresión religiosa en sus instalaciones. Es bastante obvio que la AV de Dallas no recibió la sentencia”.

El hospital de la AV en Dallas admitió que rechazó “indebidamente” las tarjetas de Navidad de los estudiantes de Grace Academy en Prosper, Texas.

“Lamentamos que una mala comprensión de la política fuera comunicada y trabajaremos para asegurar que a nadie se le diga que sus tarjetas religiosas para los veteranos no son bienvenidas”, escribió el director Jeffrey Milligan en una carta al Liberty Institute.

El abogado del Liberty Institute representa a la profesora Susan Chapman de Grace Academy. El bufete de abogados emitió un comunicado advirtiendo a la AV que estaba violando la ley.

“Continuamos con nuestra investigación de este incidente, así como de muchos otros de los que estamos teniendo noticias dondequiera que las instalaciones de la AV en todo el país estén participando en la hostilidad hacia la religión en la violación de la Primera Enmienda y la ley federal”, dijo la firma en un comunicado.

La Representante Martha Roby (R-Ala) me dijo que está profundamente preocupada y horrorizada por un incidente que ocurrió en un hospital de la AV en su distrito. La joven de veintiún años de edad Jordan McLendon hizo más de 100 bolsas de regalo para los pacientes en el hospital de la AV en Montgomery. Ella apareció en el hospital el día de Nochebuena, pero fue rechazada debido a las bolsas fueron marcadas con las palabras “Feliz Navidad”.

“Para el gobierno, decirle a esta joven de 20 años de edad que no puede honrar a su abuelo con la entrega de bolsas de regalo es una barbaridad”, me dijo Roby. “Estos gritos de corrección política de Washington acaban en que a una joven se le rehusó la entrega de regalos de Navidad para los pacientes”.

Roby dijo que la gente en su distrito del Congreso está “muy molesta” por lo sucedido.

“Su intención era ofrecer un poco de consuelo y traer un poco de alegría y gozo”, me dijo la congresista. “Sabía que muchos de ellos no tienen familiares o pudieran estar solos.

Roby dijo que llamó personalmente a McLendon y se comprometió a asegurarse de que esto no vuelva a suceder.

“Queremos animar a nuestros jóvenes y adultos por igual a hacer estos actos de bondad por los demás”, dijo. “Tenemos que hacer que esto sea lo correcto”.

Mientras tanto, Miller ha puesto en marcha una línea especial para que los pacientes, el personal y los voluntarios puedan reportar otros actos de censura religiosa. Esa dirección de correo electrónico es varoi@mail.house.gov.

La AV no hizo comentarios sobre los incidentes en Iowa City o Alabama, pero sí sobre el incidente en Georgia con los villancicos de la escuela secundaria. Presten mucha atención a la última frase.

“Damos la bienvenida a la música festiva dentro de nuestros centros médicos y nuestros veteranos y sus familias agradecen el espíritu y la consideración de las personas que donan su tiempo”, decía la declaración. ‘Para los que canten villancicos de temática religiosa, estamos encantados de proporcionar zonas más privadas para los grupos que cantan a los veteranos que han decidido participar”.

¿Un área privada?

Por el amor de Dios, los niños están interpretando “Away in the Manger”, no “Debbie Does Dallas”.

Me alegro de que el representante Miller y la representante Roby estén exigiendo cuentas. Ya es hora de que alguien exponga los torpes intentos de la Administración Obama por marginar el cristianismo y apartar el Motivo de la Estación.

Es suficiente para querer romper algo.

Supongo que la táctica a emplear por esos canallas es la de hacernos todas las perrería posibles. Todas aquellas que cuelen, bien; las que no, reculamos y esperamos a mejor ocasión. De momento, las vamos parando todas, pero eso exige estar muy alerta y tener la voluntad de enfrentarse con quien haga falta. Y no dejarse ganar por el desaliento; que no puedan con nosotros.

¡Ay, Señor, qué tiempos nos han tocado vivir! Y 2016 todavía tan lejos…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s