EL MENSAJE DE AÑO NUEVO DE SARAH PALIN

SPFacebookUstedes ya saben que yo soy republicano, así que poca atención presté al mensaje de Navidad del rey felón ese que tenemos. Bueno, mejor que poca; ninguna. Tampoco me importa un carajo lo que pueda decir el presidente de mi comunidad autónoma, que cada día me resulta más detestable y al que deseo todo el mal que se le pueda desear a una persona por lo cobarde, mentiroso y traidor que es. Sin embargo, el tradicional mensaje de Año Nuevo de Sarah Palin sí que me hace vibrar cada año. No es más que una nota y casi nunca muy larga, pero en ella sí que me veo reflejado porque sé que Sarah y yo tenemos los mismos pensamientos y contemplamos la vida desde el mismo punto de vista. Es por eso que no podía ser que se me pasara su mensaje de este año, que ha tardado un poco más de lo habitual, pero se entiende porque tal y como ella misma nos explica, ha estado unos días viviendo en la Prehistoria, je, je, je. Bueno, pues aquí lo tienen. Léanlo y disfruten de su propósito de seguir haciendo la vida imposible a los progres, que es justamente lo que más nos gusta tanto a ella como a mí (y a Ted Cruz también le apasiona). Y es que qué puede ser mejor que cabrear a los rojos… Es un placer de dioses, verdaderamente.

¡Feliz Año Nuevo! Hemos pasado todos juntos unos magníficos pocos días en nuestra remota cabaña cerca de la falda del monte McKinley. Sin servicio de telefonía móvil, sin televisión; ¡eso fue agradable! Recomiendo volver a una cierta simplicidad que incluye el  simplemente relajarse con los amigos y los familiares como nosotros de vez en cuando. Ahora estamos de vuelta a casa en la civilización (que, irónicamente, muchos de fuera caracterizarían como pasar meramente de una mayor simplicidad a otra, ¡aunque en una mayor “remota cabaña” con agua corriente y electricidad por lo menos!). ¿Primera impresión a nuestro regreso? Una mamá alce en el patio vigilando mientras estábamos lejos.

¡Ahora hay que encender un buen fuego para limpiar ese maravilloso desorden de la Navidad y a nuestro árbol de Navidad! ¿Alguien se ofrece voluntario para hacer la cena? ¡Espero que hayan tenido unas buenas vacaciones!

Yo anuncié públicamente mis propósitos de Año Nuevo en Fox la otra noche, pero descubrí que hubo dificultades técnicas, por lo que la entrevista no sonó también. Así que repetiré los propósitos aquí para poder pedirme responsabilidades a mí misma en 2014:

1) Comer más carne.

2) Ayudar a otros a hacer que el gobierno federal se vuelva tan irrelevante en nuestras vidas como sea posible.

3) Vivir de acuerdo con la “Pirámide del Éxito” del entrenador John Wooden, animando a todos a hacer nuestra parte para vivir con la laboriosidad, la autodisciplina y el desinterés para que nosotros, de manera colectiva como nación, podamos restaurar a los Estados Unidos su excepcionalidad. Ciertamente, no esperen a que los políticos o los iconos culturales lo hagan –es imperativo que hagamos nuestra parte.

Por último, estoy muy contenta de oír que el nuevo curso político se ha iniciado con el senador Rand Paul demandando al presidente por violar nuestros derechos. Por eso, voy a añadir otro propósito, además de los mencionados que se traduce en fomentar en una creciente población atada a los derechos sociales a valorar la ética de trabajo y la independencia, siendo así capaces de vivir la vida intensamente.

Aquí está el núm. 4: Ser aún más agresiva en denunciar a los medios de comunicación que practican la pereza de los perritos falderos. Hey, periodistas, sabemos que una vez que Barack Obama fue elegido abandonasteis toda intención de pedir cuentas al gobierno; habéis sido un fracaso abyecto en eso. Caso en cuestión: la presidencia de Nixon se terminó una vez que los periodistas le pillaron permitiendo a su gente el espiar a opositores políticos. Hoy en día, el sello de la presidencia de Obama está en el espionaje (además de en violar las libertades económicas y constitucionales), que es por lo que vosotros celebráis a Barack Obama. Es una forma transparente de hipocresía, ¿no?

¡Toma partido, Estados Unidos! Te mereces algo mejor. ¡Decídete a vivir la vida intensamente cuidando de la familia, la fe y la libertad en este nuevo año!

NNYSP 1

HNYSP 2

¿Qué tal los Reyes Magos? ¿Han respondido a sus expectativas? En mi caso, aún es pronto para decirlo. Todavía no he llegado a los treinta lectores, pero confío en alcanzar pronto esa cifra. Mientras tanto, ya saben: perseveren en su conservadurismo y no tengan reparos en defenderlo a capa y espada. Y es que cada vez que un rojo se cabrea, un ángel se gana sus alas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL MENSAJE DE AÑO NUEVO DE SARAH PALIN

  1. Chris dijo:

    Que tal Bob, ¡Felices Reyes!
    Espero que Sarah valla pronto de caceria, muerda y destroze a los liberales; y claro de paso cumpla uno de sus propositos: ¡Carne, mas carne!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s