¡ESTE BLOG ES “DUCK NATION”!

SPFacebookY el aprecio de este bloguero por Phil Robertson es infinito. Phil (lástima no poder ver la serie “Duck Dynasty” en España) es una persona excelente, tiene la barba de mis sueños y junto con Sarah Palin y Ted Cruz, compone la tercera carta de mi trío de ases favorito. Así pues, ahora que Phil se ha visto inmerso en una estúpida controversia provocada por un medio de comunicación mentiroso y manipulador y amplificada por una panda de homosexuales cobardes e histéricos, no puedo dejar de ofrecer públicamente todo mi apoyo a su persona, que vale mil veces más que la de cualquiera de los canallas que lo han utilizado como cebo en su campaña contra la fe cristiana, que no otra cosa es lo que se oculta detrás de todo lo que ha sucedido durante esta semana. Por otra parte, el papel que A&E, la productora de su programa, ha jugado en todo esto ha sido uno más que deslucido; traicionero incluso. Y si por mi fuera, abandonaba inmediatamente la cadena y me largaba con el programa a otra parte, ya que con gentuza como ellos no es con quien uno quisiera jugarse los cuartos. Los Robertson no necesitan a A&E para nada, pero A&E sin los Robertson y Duck Dynasty no valen una mierda. Así pues, estaría bien recordárselo.

Pero no soy sólo yo quien apoya a Phil y a todos los Robertson por añadidura; Sarah ha sido la primera en terciar en la polémica y ponerse claramente del lado de los buenos, que en esta ocasión no hay la más mínima duda sobre quiénes son: ¡vivan los Robertson!

La libertad de expresión es una especie en peligro de extinción. Esos “intolerantes” que odian y acosan al patriarca de Duck Dynasty por hacer públicas sus opiniones personales nos están acosando a todos nosotros.

Duckdinasty

Y no sólo le mostró su apoyo por escrito, sino que lo hizo también de palabra y ante todos los estadounidenses, para que vieran que se puede (y se debe) levantar la voz cuando pretenden vapulearte y no quedarse callado y encajar la paliza sin decir ni pío, no sea que alguien se ofenda…

Estaré esta noche en Hannity a las 10 pm ET para hablar sobre Duck Dynasty y los graznidos de A&E.

Manta Duck

En fin, que la historia completa de la controversia, muy resumida, es así: Phil Robertson concedió hace unos días una entrevista a la revista GQ que aparecerá en su número de enero. Una parte de esa entrevista se filtró a los medios de comunicación, en concreto, a Entertainment Weekly, y en esa parte Phil decía:

“Todo está borroso referido a lo que está bien y lo que está mal… El pecado se convierte en virtud. Empiezas con una conducta homosexual y simplemente te transformas a partir de ahí…  La bestialidad, durmiendo por ahí con esa mujer y esa otra mujer y esa otra mujer y esos hombres”.

Phil luego citó  los versículos 6-9 del capítulo 6 de la 1ª Carta a los Corintios, que dicen:

“¿No sabéis acaso que los injustos no heredarán el Reino de Dios? ¡No os engañéis! Ni los impuros, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los ultrajadores, ni los rapaces heredarán el Reino de Dios”, añadiendo más adelante: “No os engañéis.

Y aún añadió:

“Me parece que, para mí, una vagina -como hombre- debería ser más deseable que el ano de un hombre. Eso lo digo yo. Sólo estoy pensando: ¡Hay más allí! Ella tiene más que ofrecer. ¡Quiero decir, vamos, tíos! ¿Sabes lo que estoy diciendo? Pero bueno, el pecado: No es lógico, hombre. Es que no es lógico”.

Entertainment Weekly puso el grito en el cielo, seguido inmediatamente por otras organizaciones supuestamente en defensa de los homosexuales, como GLAAD (curiosamente, la misma organización que disculpó, por ejemplo, a Alec Baldwin por proferir en público recientemente diatribas anti-homosexuales en Nueva York) y, en consecuencia, A&E, la productora de la serie Duck Dynasty en la que Phil es la gran estrella, decidió el pasado 18 de diciembre suspender “indefinidamente” su aparición en la serie, alegando que están “muy disgustados al haber leído los comentarios de Phil Robertson en GQ, que se basan en sus propias creencias personales y no se reflejan en la serie Duck Dynasty”, añadiendo que “sus puntos de vista personales no reflejan los de A&E Networks, que siempre ha sido un gran defensor y campeón de la comunidad LGBT”.

En respuesta a dichos ataques contra su persona, Phil Robertson declaró el mismo día en que se filtró su entrevista:

“Yo mismo soy un producto de los años 60; centré mi vida en torno al sexo, las drogas y el rock and roll hasta que toqué fondo y acepté a Jesús como mi Salvador. Mi misión hoy es seguir adelante y decirle a la gente por qué sigo a Cristo y también lo que la Biblia enseña, y parte de esa enseñanza es que las mujeres y los hombres están destinados a estar juntos. Sin embargo, yo nunca trataría a nadie irrespetuosamente sólo porque son diferentes a mí. Todos fuimos creados por el Todopoderoso y como a Él, amo a toda la humanidad. Todos estaríamos mejor si amáramos a Dios y nos amáramos los unos a los otros”.

 Por cierto, que en la misma entrevista en GQ Phil añadía más adelante:

“Nosotros nunca jamás juzgamos quién va a ir al Cielo, demonios. Eso es el trabajo del Todopoderoso. Nosotros sólo los amamos, les damos la buena nueva sobre Jesús, ya sean homosexuales, borrachos, terroristas. Luego que sea Dios quien decida”.

Pero claro, eso no se incluyó en el trucado avance de la entrevista que ofreció Entertainment Weekly y tampoco les importó, ya que según este propio medio de comunicación, después de haber recibido las puntualizaciones hechas por Phil a posteriori:

La declaración de Robertson no es muy contrita y parece contradecir sus declaraciones anteriores. Él “nunca trataría a nadie irrespetuosamente” y, sin embargo, comparó a los gays con los borrachos y las prostitutas y los adúlteros y los ladrones y dijo que están vetados de ir al Cielo. Lo que parece bastante irrespetuoso, ¿no?

De momento, hasta aquí llega la historia. Y a mí me produce mucho cansancio tener que reportar semejante majadería. Quizás por eso sea que estoy harto de los homosexuales y sus constantes ataques de histerismo y me niego a concederles ni una línea en mi blog. Sin embargo, si alguien cree que mi opinión vale la pena, diré que los comentarios de Phil Robertson se ciñen estrictamente a la doctrina cristiana en la que “se odia el delito y se compadece al delincuente” y se deja a Dios la tarea de decidir sobre el destino de cada persona, ya sea homosexual o heterosexual. Dicho esto, la pretensión del lobby gay (que decía César Vidal) de que concedamos diez puntos a un homosexual por el mero hecho de serlo y sólo tres a los heterosexuales es una hijoputez y me niego en redondo a valorar a una persona exclusivamente por su comportamiento sexual; el que quiera trato de favor, privilegios y formar parte de la nomenklatura mientras los demás tenemos que tragar, que se vaya a la mierda. Por fin, y en relación con la “Guerra contra la Navidad” que muchos de esos homosexuales apoyan entusiásticamente, ¿por qué nosotros tenemos que esconder nuestras creencias religiosas y en cambio se considera meritorio que ellos exhiban sus preferencias sexuales? O todos o ninguno, ¿no? Y yo voto porque todos tengamos derecho a mostrarnos tal y como somos, y no sólo los que entran dentro de lo que algunos consideran “correcto”, políticamente correcto. Y ya para terminar, ¿por qué sólo se quejan los homosexuales? ¿Por qué no se quejan los de Alcohólicos Anónimos, ya que los borrachos también aparecen ahí? Y los adúlteros, ¿por qué no se quejan ellos también? (no sé si hay alguna asociación de “ponedores de cuernos a sus respetivos cónyuges”). Por cierto, los adúlteros son heterosexuales en gran medida, ¿no? Bueno, supongo que será porque todos estos están de acuerdo en que dichas conductas no pueden ser consideradas “morales” de ninguna manera y no hacen el ridículo afectando que lo son y que les persiguen injustamente.

¡Bah, cuántos idiotas! Tal vez si esos tipos aprendieran a comportarse como personas normales y no como las locas histéricas que son acabarían mereciéndose ese respeto que sólo pueden pretender imponer por el miedo, que no ganarse por el afecto.

P.D. Para intentar quitarles el mal sabor de boca que deja esta entrada, les pongo aquí una nota de Sarah de las curiosas y divertidas. Va de osos haciendo el oso, que es lo menos que se espera de ellos. Espero que les guste; a mí me ha encantado:

¡Ay, la mamá osa polar y sus oseznos! Disfrútenlo.

Tiene que ser divertido eso de ser osito, ¿verdad? Todo el día jugando con mamá y con los hermanitos… ¡y sin tener que ir al cole, je, je, je!

¡Feliz Navidad! ¡Viva Sarah Palin! ¡Viva Duck Dynasty! ¡Abajo los ateos rabiosos! ¡Que se mueran los feos!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s