¡CALENTANDO MOTORES DE NUEVO!

SPFacebookYa estoy bien. Ya no me duele nada, ni estornudo ni toso. Mis vecinos de al lado por fin vuelven a dormir por la noche y yo confío en que no pillar ninguna enfermedad más el resto del invierno. Suerte que no ha sido una gripe y se ha quedado en un mero resfriado, un pedazo de resfriado si acaso, pero aún así, ha habido momentos en SP todasparteslos que pensaba si no sería algo más serio. Algo hipocondríaco que es uno, lo reconozco. Cosas que pasan cuando superas la barrera de los cuarenta y descubres que ya estás más cerca de la jubilación y de la alopecia galopante que de otra cosa. Pero ya está, se ha terminado el moquear sin parar y aprovecho para agradecer a todos aquellos que se han interesado por mí su atención. También a quien fuera que dejó una botella de Jack Daniel’s en mi puerta con una nota: “Para matar bacilos del resfriado. Tómese con leche caliente y cerca de la cama por si acaso”, je, je, je. Qué alma más caritativa, ¿verdad? Que Dios le bendiga.

Y Sarah, ¿qué? Ya sabemos que Sarah es capaz de pasearse por Alaska en manga corta a 0º C y decir que hace calorcito, así que no creo que sea muy dada a los resfriados. Sobre su Día de Acción de Gracias, pues la verdad es que no tengo noticias; tal vez más adelante comparta alguna foto de la celebración familiar con nosotros, pero de momento no sé nada. Tenemos, eso sí, algunas notas, pero ninguna de ellas es especialmente relevante y parece que nos encontramos en un impasse a la espera de que anuncie el inicio de la segunda parte de su gira de promoción y yo me vuelva loco una vez más con tanta foto que publicar (sí, yo soy así; gruño a todas horas). Así pues, mientras esperamos nuevas noticias, esto es lo que hay.

La primera nota reúne a dos talentos: Sarah y Rush Limbaugh. Sobre Rush, poco puedo decir más que si hubiera que buscar a un Federico Jiménez Losantos en Estados Unidos, sería él. Locutor radiofónico también, es un auténtico látigo que no calla ni debajo del agua y que no se corta ni un pelo. Por supuesto, los progres de allí lo odian con vehemencia, lo cual es la mejor carta de recomendación que se me puede ocurrir:

Fue un honor el encontarme con Rush Limbaugh durante la primera ronda de la gira de promoción de “Good Tidings and Great Joy” y obtener una copia de su gran libro “Rush Revere and the Brave Pilgrims”. Como hija de un maestro de escuela, recibí preciados libros en Navidad de mis padres mientras crecía. Estos libros nos llevan de nuevo a unos tiempos más sencillos, dulces; muchos de ellos pasan ahora a hijos y nietos y son todavía valorados hoy en día. “Rush Revere and the Brave Pilgrims” me recuerdan a esos preciados libros de mi infancia. ¡Nuestros libros llenan los calcetines!

He aquí una excelente reseña del libro de Rush:

Rush Revere

Y aquí está la reseña mencionada por Sarah. Es de AWR Hawkins y salió publicada en Breitbart News (por cierto, este periódico digital cada día es más bueno; lo que daría yo porque Libertad Digital hubiera seguido sus pasos, ¡ay!):

EL LIBRO PARA NIÑOS DE LIMBAUGH DESTACA LA IMPORTANCIA DE DIOS, LA PROPIEDAD PRIVADA Y LA HISTORIA DE EE.UU.

El más reciente libro de Rush Limbaugh Rush Revere and the Brave Pilgrims no es político al igual que sus esfuerzos anteriores. Más bien, es un intento de arrojar luz sobre lo que a veces parece ser la historia perdida de la fundación de los Estados Unidos, incluyendo los papeles que Dios y la propiedad privada jugaron en esa fundación.

En Rush Revere, Limbaugh toma el papel de un profesor de historia que es capaz de viajar en el tiempo a varios eventos durante el paso de los peregrinos al Nuevo Mundo. Para dar vida a la historia para sus estudiantes, lleva a dos de ellos -Tommy y una niña tranquila, pero fuerte llamada Liberty- con él. Viajan a través del tiempo a bordo de un caballo llamado “Libertad”.

Rush Revere viaja al Mayflower durante el viaje desde Europa al Nuevo Mundo. El autor muestra las dificultades que marcaron ese viaje y el coraje que requirió. En el camino, presenta a los lectores a grandes hombres como William Bradford y Myles Standish.

Limbaugh utiliza el libro para mostrar cómo los Peregrinos mantuvieron inicialmente toda la tierra en común y que esa decisión de hacerlo así casi terminó con su experimento en libertad. El error fue corregido cuando Bradford y otros decidieron privatizar todas las explotaciones de la colonia, lo que creó un ambiente donde los puritanos pasaron de la miseria a la abundancia.

También abarca el Pacto del Mayflower, mostrando cómo ese primer ejemplo de autogobierno de la historia estadounidense marcó el tono de la Constitución que se escribiría más de 150 años después.

A lo largo del libro, un tema tanto en los buenos tiempos como en los malos, es la fe de los Puritanos: la forma en que confiaron en Dios para su sustento y confiaron en que Dios los había traído al Nuevo Mundo con un propósito.

Rush Revere es un gran libro para los lectores de todas las edades y es especialmente un buen libro para aquellos que están buscando una manera entretenida de descubrir algunos de los acontecimientos históricos más tempranos que sustentan este gran país.

La segunda nota es el anuncio de esa sesión de preguntas y respuestas en Liberty University que les adelanté en mi última entrada. Vamos a ver si podemos tener una transcripción de lo que allí se diga. Sería interesante:

Honrada por participar en la convocatoria definitiva de 2013 este miércoles en Liberty University. Ansío poder discutir “Good Tidings and Great Joy” y cómo juntos podemos proteger el corazón de la Navidad. Más información aquí: https://www.liberty.edu/online/liberty-news/?mid=107216

P.D. ¡Esta es una foto de la pila de cornamentas Heath sobre la que escribí en “Good Tidings and Great Joy”!

Antler

Je, je, je, tras el montón de cuernos (“pila de cornamentas” en finolis), otro anuncio de una firma de libros que ya les adelanté en su momento. Sí, ya sé que ya lo saben, pero es que mola eso de dárselas de enterado. Como que yo siempre soy de los últimos en conocer las noticias, pues es una novedad en mi vida:

Estaremos en Charlotte, Carolina del Norte, este viernes, 6 de diciembre en la Biblioteca Billy Graham firmando ejemplares de “Good Tidings and Great Joy”. Tengo ganas de visitar a los voluntarios, así como de apoyar la Operación Christmas Child. Todd, Bristol y yo visitamos Haití con Franklin Graham y fuimos capaces de entregar algunas de las generosas cajas de zapatos que procesan y empaquetan estos voluntarios con cuidado –me alegro de tener la oportunidad de darles las gracias y destacar el gran trabajo que hacen. Aprenda más acerca de esta gran caridad aquí: http://www.samaritanspurse.org/what-we-do/operation-christmas-child/

Y ahora, como regalo, un artículo aparecido en CharismaNews publicado por Eddie Hyatt, de quien no tenía la más mínima idea de quién es, pero que al final de artículo se incluye una breve reseña de él para que no tengamos excusa a partir de ahora. Habla sobre Sarah, las mujeres y la fe cristiana y es un artículo muy interesante para leerlo y discutirlo con la familia o los amigos (de confianza, eso sí). El tema que plantea es muy controvertido, la posible ordenación de mujeres dentro del cristianismo. Es cierto que no se circunscribe al catolicismo, sino que abarca todas las denominaciones, pero a mí me importa el catolicismo sobre todo. ¿Mi opinión? Pues no estoy seguro. Este asunto presenta el mismo problema que el de la pena de muerte: que cada postura tiene muy buenos argumentos y es difícil decidir cuáles son los que se deberían tomar más en consideración. De momento, yo creo que tiendo más a no querer sacerdotisas dentro de la Iglesia Católica, aunque estoy abierto a otras posibilidades para ellas. Pero no es una opinión firme y a veces me sorprendo pensando que estaría muy bien tener a una mujer dando misa en mi parroquia (es que mi párroco es un pelmazo, el pobre).

En fin, que léanlo, reflexionen (recuerden que es eso lo que nos diferencia de los animales… ¡y de los progres sobre todo!) y si quieren hacer algún comentario, pues será bienvenido:

Sarah Palin y la hipocresía del feminismo laico

Cuando Sarah Palin fue vil y brutalmente atacada por el presentador de la MSNBC Martin Bashir, las feministas laicas se quedaron inquietantemente silenciosas, afirmando una vez más que sus agendas política y social sobrepasan cualquier preocupación que puedan tener por las mujeres.

Si fueran realmente “por las mujeres ” de por sí, ellas habrían sido las primeras en salir en defensa de Palin, que ha logrado el tipo de éxito que organizaciones como NOW (National Organization for Women, Organización Nacional de la Mujer) pretenden abogar para las mujeres. Se ha desempeñado con éxito como alcaldesa de una ciudad y gobernadora de un estado. Ella y su marido llevan juntos un negocio exitoso y fue elegida como la candidata republicana a la vicepresidencia en las elecciones presidenciales de 2008.

Siendo este el caso, ¿no deberían las feministas celebrar a Sarah Palin? ¿Por qué lamentan tanto a Palin? La respuesta obvia es que Palin no encaja en su cosmovisión secular, socialista, no cristiana. Ella marcha al ritmo de un tambor diferente. Ella es una seguidora comprometida de Jesucristo y es pro-vida. Ella cree que el matrimonio es entre un hombre y una mujer y ella aboga por la responsabilidad personal y un gobierno más pequeño. Todas estas cosas son anatema para las feministas laicas y han optado no sólo por quedarse en silencio cuando Palin es atacada, sino también atacar verbalmente a Palin ellas mismas.

La conocida feminista Gloria Steinem, por ejemplo, acusó a Palin y a mujeres como ella de “vender” al movimiento de las mujeres. Esta afirmación, sin embargo, muestra la pequeñez de pensamiento de Steinem, en el que ella definía estrictamente el movimiento de las mujeres en términos de su propia organización y otras similares. Para su disgusto, hay un movimiento de las mujeres que tiene lugar fuera de NOW que Steinem y otras como ella preferirían ignorar.

En el ámbito político, está sucediendo con las mujeres cristianas devotas como Palin, la congresista Michele Bachmann, la gobernadora Mary Fallin de Oklahoma, la gobernadora Nikki Haley de Carolina del Sur y un puñado como ellas. Que estas mujeres son ignoradas o son opuestas por las feministas laicas es el motivo por el cual NOW debería cambiar su nombre para reflejar lo que es en realidad. Un nombre más honrado y que refleja la realidad sería algo así como “Organización Nacional de Mujeres Socialistas y Laicas”.

Este nuevo movimiento que las mujeres feministas laicas desdeñan de esta manera está centrado en Jesucristo y su obra redentora. Las mujeres de este nuevo movimiento están descubriendo que Jesucristo es, de hecho, el gran emancipador de las mujeres a través de Su vida, muerte y resurrección. Están descubriendo que Jesús trató a las mujeres con dignidad y respeto, y les dio la bienvenida como Sus discípulas.

Recuerdo haber hablado con un grupo de tristes mujeres deprimidas en Bulgaria, cerca de la frontera con Macedonia. Habían sido excomulgadas por su iglesia y golpeadas físicamente por sus esposos debido a su apasionado compromiso de seguir a Jesús. A medida que nos contaron su historia a través de un intérprete, hubo mucho llanto.

Cuando llegó el momento para mí de hablar, busqué en mi Biblia Lucas 8 y leí acerca de las mujeres que lo habían dejado todo para seguir a Jesús. Mostré cómo esas mujeres viajaron con Él de pueblo en pueblo y lo siguieron todo el camino a Jerusalén. Señalé que Jesús no les dijo -incluso a las casadas​​- que se fueran a casa, pero permitió que fijaran sus propias prioridades y tomaran su propia decisión de seguirle. “Lo más importante que alguien puede hacer es seguir a Jesús”, les dije. Mientras hablaba, las mujeres búlgaras vieron su aceptación de Jesús y su afirmación de una manera que nunca habían visto antes, y empezaron a ahogar mi voz con sus gritos de alegría y alabanzas a Dios.

De hecho, hubo un numeroso grupo de mujeres que siguieron a Jesús desde Galilea a Jerusalén y estuvieron allí observando Su crucifixión y sepultura (Lucas 23:49, 55). Fue una de esas mujeres, María Magdalena, a quien Él honró al presentarse ante ella en primer lugar después de su resurrección y encomendándole que fuera la primera predicadora de la Buena Nueva de su resurrección (Marcos 16:09; Juan 20:11-18). En otras palabras, Jesús requirió que Sus discípulos varones escucharan la noticia inicial de Su resurrección de boca de una mujer. Él estaba haciendo, obviamente, una declaración muy importante con ese acto intencional.

Las mujeres de este nuevo movimiento también están descubriendo que Pablo, cuando se le entiende en el contexto histórico de su época, no limitó o restringió a las mujeres, sino que mostró un gran respeto y deferencia por sus dones y llamadas. De la misma manera, John Wesley, ante el reto de por qué encargaba a laicos ignorantes, incluidas mujeres, el predicar y enseñar, respondió: “Porque Dios es el dueño de la salvación de sus almas y ¿quién soy yo para estorbar a Dios?”.

Si la iglesia hubiera enseñado lo que la Biblia dice acerca de las mujeres, probablemente nunca habría habido un movimiento “feminista”. En su libro En el Espíritu somos iguales, Susan Hyatt ha documentado cómo las raíces del movimiento feminista moderno se remontan a mujeres devotas y hombres del siglo XIX que dieron el primer paso por la igualdad de derechos para las mujeres, incluido el derecho a voto. Esto se produjo en un momento en que era controvertido para las mujeres el orar incluso en público. Estas “feministas” tempranas tomaron la Biblia como su guía y cubrieron sus actividades con la oración. Con el tiempo, sin embargo, este movimiento perdió su rumbo y se alejó de sus orígenes cristianos para entrar en el laicismo y el materialismo, y se transformó en el movimiento feminista moderno tal como lo conocemos hoy en día.

Es hora de que la iglesia en general repiense su teología sobre las mujeres y su papel en la Iglesia y en la sociedad. Pero en primer lugar, muchos tendrán que librarse del miedo a ser acusados ​​de estar influenciados por el feminismo. “La Iglesia es demasiado femenina”, se quejan algunos. Este es el clamor que los tradicionalistas utilizan para tratar de intimidar a las iglesias y los pastores de abrazar plenamente los dones y las llamadas de sus miembros femeninos. Este miedo debe ser dejado de lado y la obra del Espíritu Santo, tanto en hombres y mujeres, debe ser adoptada plenamente para que todo el cuerpo de Cristo se pueda movilizar. Esto es de suma importancia, porque este nuevo movimiento de la mujer podría ser la clave para un verdadero avivamiento en las iglesias de nuestra tierra y la clave para alcanzar al mundo musulmán con la Buena Nueva de Jesucristo.

Eddie L. Hyatt es miembro del consejo de la God’s Word to Women, una organización que está elevando el estatus de las mujeres en todo el mundo, enseñándoles su igual posición y estatus en Jesucristo. Su sitio web es eddiehyatt.com. La página web de God’s Word to Women es godswordtowomen.org y andicwhp.org.

Pues de momento, esto es lo que hay. Estamos en un impasse, ya les digo. Pero es sólo para coger fuerzas. Cuando Sarah vuelva a la carretera, será con las Navidades a la vista y verán cómo nos va a dar más de una sorpresa. Y, de paso, joderles la Navidad a los progres, que es lo menos que se merecen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s