LA ENTREVISTA DE USA TODAY

SP todaspartesAyer fue lunes, hoy es martes y mañana es miércoles. Sí, ya sé que pocas veces he empezado una entrada con una tontería más grande que esta, pero es que hoy es martes 12 de noviembre, ¡el día en que arranca la gira de promoción del nuevo libro de Sarah, Good Tidings and Great Joy! Hoy arranca y mañana estará en todo su apogeo. Desde ahora y hasta el Día de Año Nuevo por lo menos vamos a tener noticias de Sarah a todas horas, ja, ja, ja. Los rojos van a odiarla (bueno, a ella ya la odian) y a mí también por poner a su disposición todas esas noticias y no callarme y así poder fingir que nadie se interesa por ella, al menos nadie que hable español. Pero sí que se interesan y aquí estoy yo para darles cumplida cuenta de todo lo que suceda durante esta gira tan magnífica que nos ha regalado Sarah. ¡Ah, cómo me gusta cabrear!

Tengo mucho que contarles; hay montones de fotos dando vueltas por ahí; no doy abasto para recoger todo lo que está pasando. Los rojos arden de rabia, el infierno se revuelve y a los demonios se los llevan los demonios: “¡Jefe, jefe, la Palin está promocionando la Navidad!”, dice Zetapepito, el demonio más tontorrón del infierno. “¡Que no es Navidad, so gilipollas; son las “fiestas de invierno!”, le responde el diablo en persona. “Y que no me cabree la tía esa que como lo haga, le mando tal recado a través de mi fiel sirviente B. Hussein que se va a enterar”, asegura ante la mirada aterrorizada de Zetapepito, sabedor de que B. Hussein es el favorito del jefe y tiene todo su respaldo.

Para empezar, tenemos una larga entrevista con video y un resumen de texto. La realizó Susan Page en USA TODAY el pasado día 10 de noviembre y, la verdad, el video es muy bueno, pero el resumen en papel es una birria. A mí no me ha gustado nada porque ocupa la mitad de su extensión replicando a Sarah, menospreciándola y dando voz encima a críticos suyos, que por supuesto se oponen a todo lo que ella dice, lo cual no veo porqué tiene que suceder. Pero, ¿cuándo se ha visto que en una entrevista el entrevistador se dedique a llevarte la contraria? ¡Ah, bueno sí, en España cuando la entrevistada es Esperanza Aguirre! Bueno, pues se la dejo, pero ya les advierto: vean el video y desprecien el resumen. Sí, ya sé que me ha costado una hora traducirlo y tal, pero de verdad que no vale la pena.

Aquí está el video:

http://www.usatoday.com/story/news/politics/2013/11/10/will-sarah-palin-have-a-second-act/3489845/

Y este es el resumen en papel:

Sarah-Palin-USA-Today

¿Tendrá Sarah Palin una segunda oportunidad?

Asheville, Carolina del Norte – Antes de que Ted Cruz irrumpiera en la escena política nacional, estaba Sarah Palin.

Después de Ted Cruz, ¿queda todavía algo de sitio para ella?

Sarah Palin, de 49 años, es el héroe original del Tea Party, punto de reunión del ala derecha y fustigadora de Barack Obama. Pero han pasado cinco años desde que se ganó un lugar en los libros de historia como la elección sorpresa de John McCain de compañera de fórmula en la candidatura presidencial republicana. Cuatro años desde que inesperadamente renunció como gobernadora de Alaska antes de que su mandato hubiera terminado. Dos años desde que pasó por alto la oportunidad de entrar en las primarias presidenciales del Partido Republicano de 2012.

En su primera entrevista sobre su nuevo libro, Good Tidings and Great Joy: Protecting the Heart of Christmas, se revuelve un poco cuando se le pregunta si ha sido suplantada por una nueva generación de favoritos del Tea Party que son los que salen en los titulares de hoy. Algunos de ellos están apretando las clavijas en el Congreso y otros se están preparando para presentarse a su segundo mandato como gobernador.

“Sé que tenemos solicitudes todos los días para una llamada de atención, un aval, dedicar un poco solamente de tu tiempo para aprender acerca de este tema o lo que está pasando en nuestra parte del país”, dijo a USA TODAY. “Eso es cada día y lo agradezco”. Dice que quiere descubrir el talento político emergente y apoyarlo y continuar hablando. En su tercer libro, programado para la temporada de vacaciones (no una expresión que ella abrace, por cierto), escalda a los “ateos enojados con abogado” y a la “policía político-correcta”, que ella dice que quiere echar a Cristo de la Navidad.

Palin sólo tiene elogios para el senador de Texas Cruz y el senador de Utah Mike Lee, que ayudaron a diseñar la campaña anti-Obamacare que llevó al controvertido cierre parcial del gobierno federal el mes pasado. “No fue un cierre; fue un poco de reducción”, dice ella, y una que un gobierno “súpercrecido” podía aprovechar. Esboza un papel destacado para ellos en el futuro y para ella también, aunque el suyo aparentemente no implica un intento por el escaño del Senado de Alaska del año que viene o quizás cualquier cargo de elección popular de nuevo.

“Yo digo: ‘Bien, Ted Cruz, sal al escenario”, dice ella. “Hazlo. Quiero otros que tengan ese micrófono. Quiero que ellos tengan el estrado –el estrado con el que he sido bendecida.  No lo pedí voluntariamente y es por la gracia de Dios. Es inmerecido, pero no lo voy a dar simplemente por sentado. Voy a utilizarlo al máximo de mis posibilidades”.

En una encuesta del Centro de Investigación Pew del mes pasado, Palin no fue mencionada cuando se preguntó a los encuestados que nombraran al líder del Partido Republicano. El Speaker de la Cámara John Boehner ocupó el primer lugar y Cruz el segundo. Otros diez fueron citados por al menos el 1%, entre ellos figuras destacadas en el Partido Republicano (McCain, Mitt Romney, el líder del GOP en el Senado Mitch McConnell) y algunas nuevas estrellas (el gobernador Chris Christie de Nueva Jersey, el representante Paul Ryan de Wisconsin y los senadores Rand Paul de Kentucky y Marco Rubio de Florida). Incluso el locutor de radio Rush Limbaugh y el ex congresista de Texas Ron Paul estaban en la lista.

Sin duda, Palin todavía puede congregar una multitud. Ella fue uno de los tres oradores en la fiesta del 95º cumpleaños del evangelista Billy Graham aquí el pasado jueves, junto con el gobernador de Carolina del Norte Pat McCrory y la presentadora de Fox News Greta Van Susteren. En el salón de baile del centenario Omni Grove Park Inn, un flujo constante de gente de gente con felicitaciones se acercaba a su mesa para estrechar su mano y conseguir su autógrafo. Ellos posaban con ella para las fotos tomadas con sus teléfonos móviles.

El sábado en la sede de la Feria Estatal de Iowa en Des Moines, ella encabezó la cena de recaudación de fondos de otoño de la Coalición de Fe y Libertad, un influyente grupo de cristianos conservadores en el estado que celebra los primeros caucuses presidenciales.

“Oh, irán a verla y la vitorearán”, dice David Yepsen, un veterano analista de la política de Iowa, que es el director del Paul Simon Public Policy Institute en la Universidad de Southern Illinois. “Ella es una celebridad. Pero dudo que tenga mucha influencia en sus decisiones presidenciales”.

“Siempre hay sitio para una segunda parte en la política, especialmente para alguien que una vez capturó los corazones y las mentes de muchos republicanos”, dice el encuestador republicano Neil Newhouse, un estratega de la campaña de Romney en 2012″. Pero parece que hay condenadamente mucha más competencia por el espacio conservador que ella ocupaba y eso va a hacer que sea más difícil”.

¿POR QUÉ IMPORTAN LOS VILLANCICOS

El libro de Palin, publicado el martes por Broadside Books, sostiene que los liberales, la Unión Americana de Libertades Civiles y los no creyentes están tratando de socavar el respeto a los fundamentos religiosos de la nación, con posibles consecuencias catastróficas.

“Hay una guerra a los fundamentos tradicionales judeo-cristianos de Estados Unidos, no sólo contra la Navidad, sino de aquellos que son intolerantes a la fe cristiana, que quieren arrebatarla del resto de nosotros”, dice. Ella insta a los que piensan igual a ponerse de pie en las reuniones del consejo escolar para protestar si villancicos religiosos como O Little Town of Bethlehem son limitados en los conciertos de las fiestas en favor de canciones seculares como Frosty, el muñeco de nieve. Insta a los consumidores a hacer preguntas si los empleados de la tienda desean a los clientes “felices fiestas” o en lugar de “Feliz Navidad”.

La gira de promoción de su libro comienza oficialmente esta semana con una parada en Bethlehem -Pensilvania, que ya es.

Durante una entrevista de una hora de duración, ella se apoya en el borde de su silla, centrada, campechana y lista para hablar de todos los asuntos. Su marido, Todd, en tejanos y botas, se sienta al otro lado de la habitación en una esquina del recinto, con una vista espectacular de las montañas Blue Ridge más allá de los grandes ventanales. Ella viste pantalones negros y un top negro recortado con un ancho cinturón con incrustaciones de pedrería y una rebeca roja con pedrería salpicada sobre sus hombros. Ella eligió el traje para sugerir el tema de la Navidad del libro, dice.

En la introducción del libro, predice los comentarios cáusticos que tendrá en lo que ella llama los medios de comunicación cojos.  “A los expertos les gusta fingir que todo aquel que pertenece a la versión de la “Navidad con Cristo” está luchando por un problema inexistente”, escribe. “Dicen que toda la disputa es el resultado de hipersensibilidad, intolerancia o… ignorancia y miedo al cambio. (¿Ves cómo lo he hecho? Acabo de resumir el 90 por ciento de las reseñas del libro por mis críticos, por lo que ni siquiera hay que leer el resto. ¡Pueden estar seguros, les he ayudado!)”.

En realidad, eso es más o menos lo que dicen los críticos.

“Los guerreros culturales han extendido el mito de una fantástica ‘guerra contra la Navidad’ durante años”, dice Daniel Mach, director del programa de la ACLU sobre la libertad de religión y de creencias. “Esto es en gran parte una controversia fabricada. Las celebraciones de Navidad en este país están sanas y salvas. Siempre y cuando el propio gobierno no esté promoviendo la doctrina religiosa, esas celebraciones son constitucionales”.

“No hay una guerra contra la Navidad”, dice Douglas Laycock, profesor de Derecho en la Universidad de Virginia y un erudito de la ley de libertad religiosa. (Él alegó ante el Tribunal Supremo la semana pasada en nombre de dos demandantes, un judío y un ateo, protestando por la recitación de oraciones cristianas principalmente antes de las reuniones del Consejo Municipal en Greece, NY) Él lo llama un “tema de conversación” de la derecha, incluyendo a algunos conservadores incómodos con la creciente diversidad religiosa de la nación.

“Una cierta parte de la comunidad cristiana está acostumbrada a imponer sus creencias a todos porque en realidad no importaba; no había muchos no cristianos”, dijo en una entrevista. “Pero ahora hay un 25%”.

El libro de Palin es una mezcolanza de temas de Navidad con discusiones políticas, tradiciones festivas, fotos de familia y recetas para los platos de temporada como el chile “Merry Christmoose” y el pastel de arándanos. Describe el “Eskimo bingo”, una especie de versión de todos contra todos para la entrega de regalos. Y advierte sobre el grave estado de las Navidades del futuro si no se lucha contra los liberales contrarios al espíritu navideño.

“En las noticias nacionales, el presidente electo Romney se prepara para trasladarse por fin a la Casa Blanca”, dice su relato sobre diciembre de 2028 en una nota al margen. “Supongo que a la sexta va la vencida”.

UNA ADVERTENCIA PARA CHRISTIE

Palin dice que quiere identificar y promover a los partidarios de ideas afines para los cargos públicos a través de SarahPAC, su comité de acción política. En el ciclo electoral de 2012, la mayor donación individual fue de 15.000 dólares para Cruz, de acuerdo con los informes presentados ante la Comisión Federal Electoral. Contribuyó con unos modestos 298.500 dólares a toda una mezcla de rivales del Tea Party y conservadores ya en el cargo.

Ella no es una fan del establishment republicano, especialmente de aquellos que argumentan que el Tea Party ha definido al Partido Republicano de una manera que les está costando elecciones.

Sobre el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, que ganó aplastantemente la reelección la semana pasada: “Me gustaría más si se levantara y dijera: ‘Ra, ra, ra, Tea Party y gracias por no oponeros a mí’”, dice. “Debería esperar que, digamos, si se presentara a la presidencia, debería esperar que los conservadores no se quedasen en casa”.

Sobre el candidato a gobernador de Virginia Ken Cuccinelli, que perdió: Rechaza el argumento de algunos republicanos de que su asociación con el Tea Party jugó un papel en su derrota. “¿No es gracioso porque este establishment en el Partido Republicano se empeña en equivocarse, así que yo no confiaría en su análisis a posteriori: ‘Oh, si sólo nos hubieras escuchado’. ¿Cómo está funcionando eso para ti, Estados Unidos?”. Ella se burla “de la vieja escuela de pensamiento republicano que piensa que este es un momento para el compromiso y llegar al otro lado”.

Sobre el tener a candidatos del Tea Party desafiando a senadores republicanos en el cargo en Kentucky, Mississippi, Carolina del Sur y Tennessee el año que viene: “Yo tuve primarias agresivas, muy competitivas en mis 20 años en la política”, dice. (Palin perdió en las primarias del Partido Republicano para vicegobernadora en 2002, luego derrotó al titular Frank Murkowski para la nominación republicana para gobernador en 2006). “Nunca he tenido un camino fácil a cualquier cargo. Siempre he tenido que desbancar a republicanos electos. Siempre he tenido que ir contra la maquinaria. Y creo que eso me hizo personalmente una mejor candidata y creo que se puede aplicar a todas las personas que se presentan como candidatas. Nadie debería tener un camino de rosas a un cargo electo”.

Dicho esto, no parece estar contemplando una vuelta a un cargo electivo. “Nunca digas nunca”, se encoge de hombros cuando se le pregunta si ella podría postularse para la nominación republicana contra el senador Mark Begich de Alaska, uno de los titulares demócratas más vulnerables en 2014. Pero indica que está considerando a cuál de los tres contendientes -Joe Miller, Mead Treadwell y Dan Sullivan- podría respaldar. “Tenemos a algunos buenos chicos compitiendo por el Senado en Alaska”, dice ella.

¿Echa de menos el tener un cargo público?

“Estar en un cargo de elección popular, ser un político con un título y una oficina en algunos aspectos es asfixiante” y puede dar a la persona una sensación de estar “encadenada”, dice ella. “Hay una gran libertad en lo que estoy haciendo ahora y me encanta la libertad”.

Por lo tanto, no.

1384120144000-palin

Una entrevista de esas en las que sólo se puede leer lo que está entrecomillado y procede del entrevistado. Todo lo demás, sobra. Como USA TODAY, que sobra también. ¿O no? Vale, sí, es verdad; va de coña para envolver el pescado podrido y tirarlo a la basura. O sea, que tiene una utilidad importante. Entonces ¿lo dejamos que siga?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y los medios de comunicación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA ENTREVISTA DE USA TODAY

  1. Santi dijo:

    Sí, es una típica entrevista “guiada” llena de morcillas progres. Sarah, por lo que veo, está de momento en esperar y ver. Ya tiene tarea (gracias a su libertad de no estar atada a ningún cargo) con sus apoyos a republicanos fetén, sus apariciones televisivas, sus discursos en actos públicos multitudinarios y, ahora, con su promoción del nuevo libro. Espero que al final presente batalla para el 2016 y la gane. ¡Palin-Cruz 2016!

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s