¡SOCORRO! ¡YA ESTAMOS EN “METRÓPOLIS”!

SPFacebookPues hoy les había prometido otro artículo de Sarah Palin y aquí lo tienen. En realidad, es una reseña de un libro de Peter Schweizer recién publicado titulado Extorsión: Cómo los políticos le sacan su dinero, compran votos y llenan sus propios bolsillos (la imagen de abajo es su portada). Ya les advierto que se trata de una lectura espeluznante y que mejor que lo dejen para cuando tengan el cuerpo y la mente preparado para ello. Yo no lo he leído aún, pero después de traducir el artículo de Sarah, me basta con lo que ella dice para darme cuenta de que no es el tipo de libro que más me conviene leer por la noche para coger el sueño. Mi referencia a “Metrópolis” del título se refiere a la gran película de Fritz Lang de 1927, esa que narra un mundo en el que hay dos clases sociales: los poderosos y los esclavos, y que es la película que más me ha impresionado en toda mi vida.

Peter Schweizer

El autor, Peter Schweizer

 extortion-cover

Sobre Peter Schweizer, nacido en 1964 (o sea, que es casi de mi quinta, je, je, je) decirles que se trata de un buen tipo que trabajó directamente para Sarah Palin como su “experto en asuntos exteriores” desde mayo de 2011, cuando estábamos todos a la expectativa de que anunciara si presentaba su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos o no. Es un experto en corrupción gubernamental y ya ha publicado otros libros dando caña a la clase política permanente de la capital, tales como Echadlos fuera a todos: Cómo los políticos y sus amigos se enriquecen con información privilegiada, trapicheos y chanchullos que nos enviarían al resto de nosotros a la cárcel (la imagen de abajo es su portada), revelando que ciertamente no estaremos todavía viviendo en esa Metrópolis que tanto me inquieta, pero sí en una Metrópolis en construcción. ¡Y las obras no se detienen, no!

throw-them-all-out-Schweizer

Pero ya basta de charla. Aquí tienen la nota de Sarah que introduce el artículo:

Miren, voy a intentar ser breve porque quiero pasar un tiempo que valga la pena llevando a los niños a la cama esta noche. Sin embargo, dudo que vaya a dormir mucho porque la reciente prueba de corrupción del gobierno me produce náuseas. Si no se las produce a usted y puede cerrar los ojos e ignorar el statu quo abrazado por nuestros políticos y los votantes poco informados, entonces yo les exijo que se disculpen por su deslealtad hacia el fundamento ético de la nación más grande en la Tierra.

Cuando tengan un momento, por favor, lean mi crítica de un abrasador nuevo libro, de los que dejan con la boca abierta, que ofrece la prueba de que Washington, D. C.  se ha alejado tanto de los postulados de los programas de los dos principales partidos políticos que somos tontos por confiar en cualquiera que se ha negado en luchar contra el clientelismo y la extorsión. Este es el material sobre el que Rush Limbaugh y Mark Levin y algunos otros se han lanzado en contra audazmente. ¡Son las cosas contra las que los patriotas “tea party” de todas las tendencias se manifestaron en contra y que hacen crecer el movimiento de base que es la única solución política para defender nuestra república! “60 Minutes” cubrió algo de todo esto este domingo, Sean Hannity tuvo una excepcional entrevista con el autor del libro de esta noche y otros medios están haciendo bien al no ignorar estas revelaciones.

Este es el trato: toda la política es local. Y personal. Permítanme que personalice esto. Es INCREÍBLE que la prensa haya investigado todos los rincones de mi vida; enviado periodistas crédulos a mi pequeño pueblo para mover cada roca que cualquier miembro de la familia haya jamás pisado con sus pies; buscado en todos los correos electrónicos que he escrito; investigado cada reporte de campaña electoral de Palin como perros en una chatarrería; destinado a 12 periodistas de AP a revisar mi libro; informado incansablemente sobre mi armario ropero y una vieja cama de bronceado usada ​​que compré para tomar el sol durante el invierno de Alaska como si fueran historias vitales de noticias nacionales; husmeado a amigos, médicos personales, extraños y gente francamente extraña, etc , etc , etc, para saber todo lo que hacemos (¡y aún así obtienen la historia equivocada!). Desperdiciaron y siguen desperdiciando todos esos recursos “investigando” a la irrelevante mamá hockey de Wasilla. Mientras tanto, nuestro gobierno se va al infierno de cabeza justo ante los ojos cerrados de “la élite de los medios de comunicación” ¿y ha tenido que ser mi amigo Peter Schweizer quien les diera una bofetada para despertarles y que vieran toda esta corrupción? Buen Dios. Avergonzaos, medios de comunicación, avergonzaos mucho.

Ahora  creo que me iré a leer “Green Eggs and Ham” a mi hijo pequeño, después diremos todos una oración por nuestro país en tanto que me uno a vosotros en la preparación de la batalla de mañana por los Estados Unidos.

Aquí está mi reseña del nuevo libro de Peter Schweizer: Extorsión: Cómo los políticos te sacan el dinero, compran votos y se llenan sus bolsillos.

Y esta es la reseña del libro de Schweizer en Breitbart News:

El Congreso tiene a Estados Unidos cogido en un “plan de extorsión sin fin”

Estados Unidos está sufriendo un caso épico de fatiga Armageddon.

El enfrentamiento por los Presupuestos, el cierre del gobierno, la debacle del techo de deuda –los riesgos son reales, pero el establishment parece alimentarse del caos que ellos mismos crean como un medio para fomentar el miedo y la indignación y traducirlo en donaciones de campaña parar sí mismos.

Fíjense bien y verán que algo sísmico está sucediendo bajo de la superficie del caos fabricado en la capital.

Washington se ha transformado en una red de extorsión, un lugar donde los miembros de la clase política permanente amenazan con infligir dolor legislativo y reglamentario para extraer donaciones de campaña que puedan desviar a los bolsillos de ellos mismos y sus familiares.

En un nuevo libro presentado este domingo en 60 Minutes titulado Extorsión: Cómo los políticos le sacan su dinero, compran votos y llenan sus propios bolsillos, Peter Schweizer explica cómo los políticos de Washington utilizan un conjunto de tácticas legislativas mafiosas para extorsionar a la gente y las industrias y que estas les donen dinero por miedo a las represalias políticas y jurídicas.

Schweizer entrevistó al ex presidente de Apache Corporation Ray Plank. Plank dijo que el dinero en efectivo para las campañas y el cabildeo de contratos ahora funcionan como “dinero de protección” para mantener a los legisladores y reguladores lejos de ti.

“Es lo que se espera de la mafia”, dijo Plank. “Básicamente vienen a ti y dicen: ‘Vamos a darte con este bate en el culo y ponerte un enema. Es mejor que juegues de buena gana’. Lo hemos visto muchas veces. Es una plaga insidiosa”.

Hay progresistas de izquierda en Wall Street y en el mundo de alta tecnología que financiaron la campaña del presidente Obama porque aman su agenda radical. Pero como Schweizer señala, muchos dieron porque saben que tienen que hacerlo; ni no lo hacen, Obama irá a por ellos.

Esa es una lección que el Tea Party conoce muy bien. Después de la victoria histórica de mitad de período del Tea Party en 2010, Obama desató al fiscal general Eric Holder para que fuera tras el sector del petróleo y el gas, que habían dado cuatro veces más a los republicanos que a los demócratas. Como dijo Obama en octubre de 2010: “vamos a castigar a nuestros enemigos y vamos a recompensar a nuestros amigos que se mantienen fieles a nosotros en temas que nos son importantes”.

Por supuesto, no todo el mundo es sometido a estas extorsiones al estilo Padrino. Caso de ejemplo: el del antiguo mentiroso y ex gobernador de Nueva Jersey Jon Corzine de MF Global que da vergüenza. Después de “perder” 1.600 millones dólares de dinero de los clientes de MF Global, Corzine se fue sin un rasguño. En Extortion, Schweizer publica una cita devastadora de Lisa Timmerman, una empleada con 17 años de servicio en MF Global que trabajó en la empresa como auditora asistente durante cinco años, diciendo: “Corzine es un importante recaudador de fondos para Obama [que] evita que los fiscales presenten cargos penales contra él”.

Pero ¿y qué hay del resto de nosotros? ¿Qué pasa con la mamá y el papá americano medios que sólo tratan de mantenerse a flote en la desastrosa economía de Obama? Nosotros no tenemos los fondos para tirar en “dinero de protección” a los extorsionistas políticos en Washington que están ansiosos por imponernos cosas como Obamacare. Sólo los compinches sindicales de Obama y los miembros de la clase política permanente han obtenido exenciones a Obamacare y se han librado del dolor que las políticas de la capital infligen sobre el resto de nosotros. Las grandes empresas tienen una exención a Obamacare que Obama se niega a dar a las personas comunes y corrientes que ni siquiera pueden inscribirse a Obamacare en los correspondientes sitios web averiados, ¡pero aun así van a ser multados por no hacerlo!

Y ¿qué pasa con el establishment del Partido Republicano? ¿Por qué no han sido capaces de limpiar la red de extorsión en Washington? Ustedes tienen que preguntarse, ¿la maquinaria del partido ha luchado contra esta corrupción o participa en ella? Como un veterano republicano de la Cámara dijo a Fox News el jueves, es “altamente improbable” que el Speaker John Boehner (R-OH) sea desafiado porque pocos tienen el talento para igualar su capacidad para “recaudar dinero”.

De hecho, la capacidad para recaudar dinero es aparentemente clave de todo el poder en Washington. Así de malo se ha vuelto: los partidos Demócrata y Republicano en realidad tienen una lista de precios secreta –conocida oficialmente como “cuotas de partido”–, que les dice a los miembros del Congreso cuánto dinero deben extraer de los donantes con el fin de ganar una presidencia o un buen puesto en un poderoso comité del Congreso. Schweizer alguna manera obtuvo las listas de alto secreto e incluyó los documentos nunca antes publicados en Extortion.

Sin embargo, la recaudación de fondos no es el único medio que la capital emplea para mantener a la gente en fila. En el Senado, los demócratas como el senador Harry Reid (D-NV) utilizan tácticas de matón contra los miembros del Tea Party y los activistas que se interponen en su camino. En un capítulo devastador sobre Harry Reid, Schweizer incluye una cita de la ex jefa de gabinete Susan McCue, quien en 2005 dijo que Reid se aprovecha de las debilidades de una persona para “desarmar, hacerse querer, amenazar, pero sobre todo para infundir miedo”.

El hecho de que estas tácticas de mano dura tengan lugar en Washington no me sorprende en absoluto. He luchado contra este tipo de corrupción durante toda mi carrera política. Y los que no estaban de acuerdo conmigo políticamente utilizaron tácticas de matón para tratar de llevar a la bancarrota a mi familia con demandas frívolas en Alaska, y no se han detenido hasta hoy.

Es hora de que Washington deje de amenazar a los ciudadanos y asuste dólares a través de un interminable esquema de extorsión con crisis manufacturadas. Es hora de que los líderes dirijan. Eso significa hacer lo correcto por los votantes sin que tengan que pagar dinero de protección por adelantado.

Ustedes tienen que preguntarse si el Estado de Derecho constitucional existe incluso cuando se aplican reglas diferentes para los hombres poderosos y bien conectados como Jon Corzine. Y hay que preguntarse si realmente tenemos el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo cuando la única forma en que Nosotros, el Pueblo podamos ser escuchados es untando las manos de la clase dominante.

Ya es suficiente. Si la clase política permanente no seca el pantano, lo haremos nosotros. Debemos seguir los consejos en el título del último libro de Schweizer y “hacer que se vayan todos”. 2014 está a la vuelta de la esquina.

Sarah está harta. Ciertamente. No lo puede disimular. Pero, ¿harta de qué? ¿O de quién? ¿De luchar? No lo creo; ella misma lo dice. ¿Del GOP tal vez? Me temo que sí… y pensar que Sarah pueda romper la baraja y abandonar el Partido Republicano me produce vértigo. ¡Se abrirían tantas posibilidades! Pero sería tan arriesgado también… Y ustedes, ¿qué piensan?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook, Sobre libros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡SOCORRO! ¡YA ESTAMOS EN “METRÓPOLIS”!

  1. Santi dijo:

    Ya tienes un nuevo libro para tu selecta biblioteca, amigo Bob. Y respecto a tu pregunta creo que ya contestamos. En mi caso preferiría que diera la batalla dentro del partido junto al Tea Party y que la ganara, claro. ¡Limpieza y renovación del partido Republicano! ¡Palin-Cruz 2016! 🙂

    Un saludo.

  2. Santi dijo:

    ¿Qué opina Sarah del escándalo del espionaje de Obama? Uno más, pero la prensa progre no se ceba en ello. ¿Qué hubiera pasado si todo esto ocurre con un presidente republicano?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s