EL PARTO DE LOS MONTES, COMO SIEMPRE…

PalabraBobOlvídense de lo que está sucediendo en Siria ahora mismo, olvídense de lo que puede suceder con Irán como consigan hacerse con un par o tres de bombas nucleares, olvídense de las cabronadas de Putin, olvídense del caso Bárcenas, del caso Urdangarín, de lo de Cataluña, de los ERE de Andalucía, olvídense de todo… Porque el escándalo padre, la madre de todos los escándalos, la abuela si me apuran, es de ayer mismo y es algo que dejará en mantillas a todos los demás casos, incluyendo a los históricos casos Strauss-Perlo, el del informe Picasso y la muerte de Rasputín. Señoras y señores, el caso de todos los casos, el caso que hubiera hecho feliz a los venerables lectores de El Caso, si aún existiera: con ustedes, el ¡caso SarahPAC!

“¿Mande? ¿El caso-lo-que?””, dirán ustedes. Y ciertamente tendrán toda la razón porque a pesar de todo el bombo que la estúpida prensa estadounidense está pretendiendo darle, el dichoso caso es como el proverbial parto de los montes: mucho estrépito, mucho temblor, pero aquello parió un ratón. Y esto es lo mismo. Una gilipollez, hablando claro (perdonen el exabrupto, pero es que un lector mío me dice que no sea tan finolis y que suelte algún “cojones” de vez en cuando, que eso alegra un escrito).

Para hacerlo breve, que tener que perder el tiempo en semejantes mandangas me irrita sobremanera, todo se reduce a que el pasado 11 de septiembre, SarahPAC publicó una imagen de tres bomberos levantando un mástil con la bandera estadounidense en plena “zona cero” del atentado de ese día. Es una imagen más que conocida por todo el mundo y SarahPAC la utilizó para conmemorar la fecha, publicándola Sarah también en su página personal en Facebook. De hecho, yo me hice eco de ello y la publiqué a mi vez, como hago con todo lo que procede de Sarah Palin y esta pone a disposición del público en general (no, la receta de sardinetas a la alasqueña que me envió el año pasado no la publicaré nunca; es secreta, me la mandó a mí solamente y está de buena que te mueres).

Lo que sucede es que dicha foto está registrada por sus autores, que es North Jersey Media Group (NJMG), ya que fue uno de sus fotógrafos, Thomas E. Franklin, que trabajaba para uno de los periódicos del grupo editorial, The Record, el que la tomó. En consecuencia, los de NJMG han demandado a SarahPAC por haberla utilizado sin su permiso además de pedir al tribunal que obligue a los editores de SarahPAC a retirarla de su página web.

Hasta ahí se podría entender todo. SarahPAC ha metido la pata al haber utilizado la foto un poco demasiado alegremente y la cosa quedará en un rapapolvo por parte del tribunal, una compensación económica simbólica que los de NJMG destinarán inmediatamente a la beneficencia y un escrito de SarahPAC reconociendo la violación de los derechos de autor y pidiendo perdón por ello, achacándolo a un mero error de apreciación, que es lo más seguro que haya sucedido realmente.

Pero, pero, pero… Lo que sucede es que hay algunas cuestiones por ahí que inducen a pensar que los de NJMG no son meramente unos celosos defensores de los derechos de autor de sus imágenes, sino que también tienen un lado siniestro: el de cerdos avariciosos ansiosos de hacerle una jugarreta a Sarah Palin por el mero gusto de hacérsela, que es el deporte favorito de toda esa piara de los sesgados medios de comunicación obamita-estadounidenses.

Lo primero es que la imagen de marras, la de los bomberos, todos la hemos visto montones de veces en Internet. Ya sea en un blog, una página web u otra cosa, no es una novedad y de tanto que aparece por ahí, cualquiera pensaría que es una foto libre de derechos de autor. De hecho, la cosa tiene tanto pecado que hasta aparece con su propia página en la Wikipedia, leñe.

RFGZ en Wikipedia

 Con el título “Raising the Flag at Ground Zero” (“Izando la bandera en la Zona Cero”), uno la puede encontrar sin mayores problemas y descargársela tan ricamente. Esta copia de la pantalla de la Wikipedia que uso yo es de justo ahora mismo, el 17 de septiembre a las 18.58 horas.

Lo segundo es la celeridad de NJMG a la hora de presentar su demanda ante los tribunales. Es cierto, por lo que he podido averiguar, que NJMG se cabrea fácilmente cuando le tocan una foto suya. Hasta ahora, por ejemplo, ha empapelado a empresas como Image Source, Cafe Press, Nunn, Italian Charms, Hand y Sasson, pero en todos los casos se trataba de gente que utilizaba la foto para hacer negocio, usándola como gancho para vender algo. Así, Image Source y Nunn vendían la foto en sí misma; Cafe Press y Italian Charms vendían otros productos como camisetas, tazas y así; Hand vendía pins; y Sasson era la página de un antiguo empleado de NJMG que publicó la foto tras ser despedido de la empresa y con el fin de criticar a sus antiguos empleadores.

SarahPAC publicó su versión de la foto el 11 de septiembre de 2013, como es lógico. Bueno, pues el 14 de septiembre, los de NJMG presentaban su demanda ante un tribunal de Manhattan y, lo que es peor, alegando en el apartado 14º de la susodicha demanda que “Los demandados han infringido los derechos de autor [copyright] de la [fotografía titulada]“Izando la bandera en el WTC” de NJMG en violación de la ley (…) al utilizarla para promocionar a Sarah Palin y recaudar dinero para SarahPAC” [las negritas son mías]”.

El caso es que tal y como se publicó la foto el pasado día 11 de septiembre tanto en SarahPAC como en Facebook hay que estar muy harto de vino para pretender que las intenciones de los “demandados” era la de recaudar dinero, puesto que no había la más mínima mención a ello y ni siquiera más escrito por parte de la propia Sarah que un escueto “No olvidéis nunca”. Quizás se refieran a que cualquier imagen publicada en la página web de un PAC tiene esa intención, aunque sea tan indirecta, tan indirecta, que un pelotazo a las nubes es un tiro bajo los tres palos en comparación. Bueno, a ver cómo lo defiende el abogado de la acusación y cómo lo entiende el juez que lleve el caso, pero harto difícil lo va a tener para demostrar la existencia de un interés lucrativo en la publicación de esa foto.

Otro hecho que huele que apesta (¿acaso hay algún socialista por ahí cerca? Porque ese pestazo no es normal) es que habiendo sido el 11 un miércoles, el sábado 14 presentaban los de NJMG la demanda, sin haberse dirigido antes a los editores de SarahPAC para advertirles de la situación y rogarles que retirasen la fotografía o arreglasen la cuestión civilizadamente pagando el importe de los dichosos derechos de autor.

Jennifer A. Borg, que es la vicepresidente de NJMG, ha declarado recientemente que redactaron la demanda el viernes 13 después de comprobar que ni Sarah Palin ni nadie en SarahPAC respondía a una supuesta carta en tal sentido que les remitieron exigiendo la inmediata retirada de la foto en cuestión. Conozco una página web, Legal Insurrection, que es la que me proporciona gran parte de los datos que les cuento, que no sólo ha logrado hacerse con una copia de la demanda interpuesta por NJMG, sino que puestos en contacto con ellos para que les proporcionaran también una copia de dicha carta de advertencia para así poder comprobar en qué términos se redactó y, más importante aún, adónde y a quién se mandó, se negaron a proporcionársela.

Dos días laborables no es mucho tiempo para cerciorarse de que alguien ha recibido una carta, ¿verdad? Sobre todo cuando el mismo día en que la presentación de la demanda se hizo pública en los sesgados medios de idiotización obamita-estadounidenses, Sarah retiró la foto en cuestión de su página en Facebook y los de SarahPAC hicieron lo mismo en su propia página web. O sea, que uno alberga fundadas sospechas de que dicha carta fuera enviada realmente o que si lo fue, lo fuera a la dirección correcta. Cuando uno quiere fastidiar en una situación como esta, envía la carta a la dirección que no es para que no llegue nunca y corre a presentar la demanda y a contárselo a sus amiguetes de borrachera, que es lo que muy probablemente hicieron los de NJMG, ansiosos de publicidad y de anotarse un punto ante su amo.

De momento, ni Sarah ni los de SarahPAC han dicho esta boca es mía, lo cual me mueve a pensar que se reservan para la vista y que será entonces cuando dejarán bien a las claras la impostura de los tipejos de NJMG que a partir de entonces serán conocidos por todos nosotros por la más precisa traducción de su nombre comercial: “¡No Jodas, Menudos Gilipollas!”.

En fin, que esto es lo que hay: a los de la canallesca publicando por todas partes que “Sarah Palin demandada por utilizar una foto del 11-S para recaudar dinero” o “¡Sarah Palin DEMANDADA por usar una imagen del 11-S para promocionarse y recaudar dinero para ella!”. Suerte que aquí estoy yo para poner los puntos sobre las íes y darles todos los datos antes de que el cuñado rojazo de cualquiera de ustedes venga a darles la paliza, ¿verdad? Y es que algunos no son más tontos porque no se entrenan, que si no.

Seguiremos desfaciendo entuertos, ya lo saben. Y cabreando a los rojos, que es lo que más me gusta en el mundo.

P.D. Por si acaso, yo voy a retirar mi propia imagen de la entrada del otro día… Que yo no estoy para pagarme un abogado en Manhattan ahora que Perry Mason ya no ejerce.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Calumnias sobre Sarah Palin, Sarah Palin y los medios de comunicación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL PARTO DE LOS MONTES, COMO SIEMPRE…

  1. Christopher (México) dijo:

    Que tal Bob espero estes bien te mande correos espero no molestar, Sarah ha vuelto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s