¡MI BLOG MOLA! ¡SI HASTA ASHTON KUTCHER SALE EN ÉL!

SPFacebookNo se crean, yo soy el primer sorprendido. Si me hubieran pedido que nombrara a un personaje que con total certeza no aparecería nunca mencionado en mi blog, muy posiblemente hubiera sido a él u otro del mismo estilo a quien habría señalado. ¡Una estrella de Hollywood en “Going Rogue, Going Palin”! ¿Pero esto qué es? ¿Será la señal del final de los tiempos? ¿Se acerca ya el Juicio Final? ¡Dios mío, y yo con estas pintas! Bueno, tal vez sí que sea una señal, pero si no del final de los tiempos (en general), sí tal vez del final de la estúpida corrección política y del memo obamismo imperante en Estados Unidos y el resto del mundo. Y es que hoy, para nuestro orgullo y satisfacción, y regodeo también, no es sólo Ashton Kutcher quien le canta la caña a Obama y los suyos, sino también los de Duck Dynasty, que es una serie sobre la que ya les hablé una vez (ver aquí) y que está completamente de moda. ¡Tiembla, Obama, tu reinado va a acabar peor que el de Nixon!

El aviso de que Kutcher había dicho algo en un festejo de adolescentes y no había sido una tontería, sino algo muy serio y razonable, incluso sensato, lo dio Bristol en su blog y Sarah se hizo eco inmediatamente, publicando una nota en su página personal de Facebook con el oportuno enlace al blog de su hija. (¡Vaya, vaya, vaya… así que a Bristol le mola Ashton, ¿eh?).

Esta es la entrada de Bristol, pues:

El valor del trabajo… ¡y los pantalones vaqueros!

Me encanta lo que dijo Ashton Kutcher en los “Teen’s Choice Awards”! ¿Visteis su emotivo discurso sobre el trabajo?


Él decía algo importante bajo todo ese griterío. ¡El trabajo es la clave del éxito!

Desde que era una niña, mis padres me enseñaron el valor del trabajo. Mamá, por supuesto, era la alcaldesa de nuestra ciudad, luego la gobernadora de nuestro estado. Ella trabajó para un periódico y una televisión cuando yo era muy pequeña. Papá siempre ha sido un pescador comercial en la Bristol Bay, además, desde hace años tenía un gran trabajo en los campos de petróleo allá en el North Slope. Durante algunos de esos años, también fue dueño de una tienda de venta de productos para la vida al aire libre y de reparación de motos de nieve, motos acuáticas, lanchas, vehículos todo terreno, etc. (Él siempre tenía a Willow en su regazo, porque todavía no iba a la escuela ¡y encima le encantaba pasar el rato en la taller mecánico!).

Mamá y papá trabajaban duro. No éramos ricos, pero se ocuparon de nuestras necesidades.

Aquí estaba mi problema. Mamá a veces no se daba cuenta de que yo “necesitaba” más pantalones vaqueros.

“Si quieres pantalones vaqueros de marca, está bien”, me dijo mamá, “pero vas a trabajar para conseguirlos”.

Es por eso que tuve mi primer trabajo “real” (además del cuidado de niños) ese verano en un remoto café en Nordstrom en Anchorage, lo que me valió un precio especial en la ropa. Por supuesto, en el momento en que tuve que pagar la gasolina para llegar a Anchorage, además del aparcamiento, y luego aprovecharme del precio especial que me hacían, salí con lo comido por lo servido.

Había varios puestos de café con ventanillas de servicio para los coches donde los clientes ordenaban cafés calientes de lujo y (afortunadamente) me dejaban una propina. He trabajado en muchos de ellos, sirviendo lattes, espressos, capuchinos, etc. Estuve felizmente ocupada con la molienda y la preparación de café en el Sunrise Coffee Shack; luego, tras mi turno, conducía hasta el Café Croissant y servía más café por las tardes durante un segundo turno allí. Luego, alrededor de un año más tarde, conseguí un trabajo en el Espresso Café a unos quince metros por la misma carretera. (¡Alaska parece tener puestos de café en cada esquina!). Dado que era básicamente el mismo trabajo –sonreír, tomar pedidos, hacer bebidas llenas de cafeína, no creo que mis jefes estuvieran siquiera preocupados porque pudiera compartir los secretos de la compañía.

Al comienzo de séptimo curso, trabajé también en la tienda de ferretería L&M de mis abuelos en Dillingham, a unas cuatrocientas millas por aire al suroeste de Anchorage. Es propiedad de la mamá de mi papá, que es como una madre para todos en esa ciudad de la pesca. Un día, estaba limpiando los estantes de vidrio que guardaban las armas de fuego y los cuchillos. Willow estaba a un lado del vidrio y no paraba de molestarme. Cogí el limpiacristales y simplemente rocié más o menos en su dirección. Yo estaba a una milla de distancia de ella, pero inmediatamente empezó a gritar: “¡Mis ojos! Mis ojos!”. Mi nana, harto de oírnos a las dos, nos cogió a ambas por el brazo y nos dijo: “¡Ya está! ¡Os vais a casa!”.

Después de haber sido despedida por mi propia abuela, mi padre no iba a dejar que acabara siendo una mala trabajadora. La noche siguiente, nos arrastró a todos a trabajar en su bote de pesca comercial al aire libre. Eso era más difícil, y mucho más frío, que limpiar las fundas de las armas, pero recuerdo esos tiempos de trabajo como cuando realmente aprendí lo mucho que tiene que trabajar la gente para ganar dinero.

Ahora, como adulto, todavía llevo esas lecciones conmigo. No, ya no pesco en cada apertura de la temporada en Bristol Bay (¡o al menos no me he metido en el agua para pescar salmón el tiempo suficiente como para hacer mucho dinero!). He estado trabajando durante cuatro años en un consultorio de dermatología –¡con los mejores compañeros de trabajo de mi vida, me gustaría añadir!

Mis padres han dicho que están muy orgullosos de la ética de trabajo de sus hijos y eso se suma al orgullo que sentimos por trabajar duro todos los días. Espero que todos vosotros tengáis la confirmación de su familia y amigos recordándoles lo importante que es el trabajo. Y al igual que Ashton sugirió desde el escenario de la entrega de premiso, no os sintáis como si cualquier trabajo fuera indigno de vosotros. Y no esperéis a que el trabajo “perfecto” os llegue antes de levantaros del sofá para ganaros un sueldo. Los mejores puestos de trabajo llegan después de haber trabajado mucho moliendo hoy en día, creedme, lo sé. Me alegro por mis clases de trabajo durante estos años.

Y ahora, gracias a Dios, puedo comprarme mis propios pantalones vaqueros, mamá!

Es cierto que Bristol nos proporciona el video, pero no la transcripción de las palabras de Kutcher. Así que, ni corto ni perezoso, pero sí muy asombrado porque nunca me imaginé en la tesitura de tener que traducir un discurso de alguien como él, me puse manos a la obra y aquí tienen su discurso debidamente traducido al español, ea.

¿Qué pasa? Oh, guau. Bueno, bueno, vamos a ser brutalmente honrados –este es el premio de los viejos, esto es como el premio del abuelo y después de esto tengo que irme a la residencia geriátrica. Hum, en primer lugar, hum, no tendría una carrera sin vosotros, chicos. No haría ninguna de las cosas que hago sin vosotros. Hum, sabéis, pensé que, hum, podría ser interesante. Vosotros sabéis que en Hollywood y en la industria y en las cosas que hacemos, hay una gran cantidad de información privilegiada, secretos para mantener tu carrera y un montón de información privilegiada para hacer las cosas gordas. Y me siento como un fraude.

Mi nombre no es en realidad ni siquiera Ashton. Ashton es mi segundo nombre. Mi primer nombre es Chris. Siempre lo ha sido. Cambió cuando tenía 19 años y me convertí en actor, pero hay algunas cosas realmente sorprendentes que aprendí cuando era Chris y yo quería compartir esas cosas con vosotros, chicos, porque creo que me han ayudado a estar aquí hoy. Por lo tanto, son realmente tres cosas. La primero cosa va sobre las oportunidades. La segunda cosa va sobre ser sexy. Y la tercero cosa va sobre vivir la vida.

Así que primero, las oportunidades. Creo que las oportunidades se parecen mucho al trabajo duro. Cuando tenía 13 años, tuve mi primer trabajo con mi papá llevando tejas hasta el tejado, y luego conseguí un trabajo lavando platos en un restaurante, y luego conseguí un trabajo en una tienda de comestibles, y luego conseguí un trabajo en una fábrica barriendo polvo de Cheerios [ganchitos] del suelo. Y nunca he tenido un trabajo en mi vida que yo fuera mejor que él. Siempre tuve la suerte de tener un trabajo y cada trabajo que tuve fue un trampolín a mi próximo trabajo y nunca renuncié a ese trabajo hasta que tuve mi siguiente trabajo. Así que las oportunidades se parecen mucho al trabajo.

Número dos. Ser sexy. Lo más sexy de todo el mundo es ser muy inteligente. Y ser serio. Y ser generoso. Todo lo demás es una basura, te lo juro. Es sólo basura que la gente trata de vendértelo para que te sientas inferior, así que no se lo compres. Se inteligente, se serio y se generoso.

La tercera cosa es algo que acabo de volver a aprender cuando estaba haciendo esta película sobre Steve Jobs. Y Steve Jobs dijo que cuando creces tiendes a que te digan que el mundo es de la forma en que es y que tu vida es vivir tu vida en el mundo y tratar de no meterte en demasiados problemas, y tal vez obtener una educación y conseguir un trabajo y hacer algo de dinero y tener una familia, pero la vida puede ser mucho más amplia que eso cuando te das cuenta de una simple cosa y es que todo a nuestro alrededor a lo que llamamos vida fue hecho por personas que no eran más inteligentes que tú, y tú puedes construir tus propias cosas, tú puedes construir tu propia vida que otras personas pueden vivir. Así que construid una vida. No viváis una, construid una. Encontrar vuestras oportunidades y sed siempre sexy. Os quiero, chicos.

¡Leñe, pues es verdad que está muy bien este discurso! Imagino la cara de los chavales que estaban viendo el programa y que esperaban otra cosa muy diferente de él, algo así como “esto mola mazo”, “yo también quiero la paz en el mundo” y “Obama es mi paaadre”. Ya les digo, estoy seguro que a más de uno le debió de sonar a chino todo esto. Pero quién sabe, igual como que fue un ataque por sorpresa y les cogió con las defensas bajas, ha penetrado profundamente en su cerebro y dentro de tres meses todos estos que le escucharon empiezan a pensar por su cuenta y se libran de la obamitis que les aqueja actualmente y que les incapacita totalmente para ser personas libres. ¡Ojalá!

De todas formas, Sarah también tenía algo que decir al respecto y aquí está su segunda nota de hoy, alabando ella también al valiente Kutcher. ¿Será esto el fin del obamismo? Jo, lo que tengo muy claro es que a partir de ahora a Kutcher no le van a dar un Oscar ni aunque se lo merezca mil veces. ¡Bueno es el soviet de Hollywood para esto!

Parece que los tíos de “Duck Dynasty” no son los únicos que le cantan las verdades al poder recientemente. La estrella de Hollywood Ashton Kutcher pronunció un emotivo discurso sobre el trabajo duro en los “Teen Choice Awards” de esta semana. Vale la pena emplear un poco de tiempo en hacer clic aquí: http://www.patheos.com/blogs/bristolpalin/2013/08/the-value-of-work-and-jeans/ en el blog de Bristol donde se enlaza el discurso. En este, Ashton dice:

“Creo que las oportunidades se parecen mucho al trabajo duro. Cuando tenía 13 años, tuve mi primer trabajo con mi papá llevando tejas hasta el tejado, y luego conseguí un trabajo lavando platos en un restaurante, y luego conseguí un trabajo en una tienda de comestibles, y luego conseguí un trabajo en una fábrica barriendo polvo de Cheerios [ganchitos] del suelo. Y nunca he tenido un trabajo en mi vida que yo fuera mejor que él. Siempre tuve la suerte de tener un trabajo y cada trabajo que tuve fue un trampolín a mi próximo trabajo y nunca renuncié a ese trabajo hasta que tuve mi siguiente trabajo. Así que las oportunidades se parecen mucho al trabajo”.

¡Es agradable el ver sus raíces de Iowa reluciendo a través de todo ese brillo de Hollywood! En nuestros viajes a Iowa nuestra familia siempre ha admirado la fuerte ética del trabajo y la dedicación a la libertad de aquellos que viven allí en el apreciado corazón de la nación. Como ellos suelen decir: “Se puede sacar a un chico de Iowa, pero no se puede sacar Iowa del chico”.

En un reflejo de la triste situación en Washington, uno de los principales periódicos nacionales incluso tuvo que reconocer: “Quién sabe, tal vez Ashton Kutcher fuera capaz de hacer algo que los líderes políticos de Estados Unidos no pueden hacer, que es hablar honradamente a la juventud de los Estados Unidos sobre la dignidad del trabajo”. Despierta, Washington, y felicitaciones a Ashton por hablar a favor de la juventud de Estados Unidos.

Y la tercera nota de hoy comienza con algo escalofriante: ¡que te despierten a las 3 de la madrugada para ir a cazar patos! ¡Ahhhh! ¡Pero si a  esa hora las calles están cerradas todavía! Pues eso es lo que hacía papá Heath cuando sus hijos eran jóvenes y no tenían manera de librarse de la patofobia paterna, que sólo pensaba en tirotearlos a mansalva, je, je, je. En fin, que además de Kutcher, los de Duck Dynasty también tienen un recado para Obama. ¡Esto marcha! ¡La gente está empezando a hartarse de callar y dejarse hacer! Confiemos en que siga así, ya que entonces 2014 será todo lo emocionante que siempre he soñado que podía llegar a ser.

Al igual que con las llamadas a las 3 a.m. para unirme a mi papá para cazar patos en canoa antes de comenzar la jornada escolar, es hora de que nuestros políticos despierten y escuchen algunas llamadas de los Duck desde lejos de la capital. Los exitosos hombres (y mujeres) de negocios hechos a sí mismos de Duck Dynasty hicieron historia esta semana siendo la “serie de no ficción más vista” en la historia de la televisión. Lo más interesante y estimulante es ver el número de jóvenes que sintonizan para ver a esta familia de duros trabajadores, todo-estadounidenses… y aprender la clave de su éxito (¡así como consejos sobre la mejor manera de embolsar a los patos!).

Todd y yo pasamos un gran rato conociendo a Willie “Duck Commander” Robertson en la convención de la NRA de este año. Y justo el otro día, Phil Robertson ofreció una de sus refrescantes conversaciones marca de la casa que tantos anhelan en nuestros líderes en Washington. Hablando sobre el asunto de la santidad de la vida, Phil nos recordó que toda vida es un don de Dios, no importa cuán pequeña o cuán especial. Vean todos los comentarios de Phil sobre la cultura del aborto aquí: (http://cnsnews.com/mrctv-blog/matt-vespa/duck-dynasty-star-blasts-abortion-culture-what-world-happened-us).

A nuestros líderes republicanos en Washington, en especial –esto es lo que los estadounidenses desean y merecen; nosotros no estamos para sus treguas sociales. Como Phil se pregunta con toda razón: “¿Qué demonios nos ha pasado a todos?”.

Felicitaciones a estos tíos de Duck por decir lo que piensan, y por su audacia para vivir el sueño americano de la VIDA, la libertad y la búsqueda de la felicidad, recordándonos que es sólo con la libertad que todo es posible.

Willie y los Palin

El enlace de Sarah es a una noticia de la CNS, que es la que incluye el video. Yo les he puesto el video dentro de la nota de Sarah y aquí les ofrezco la traducción de la noticia, para que puedan hacerse una idea de lo que dijo Phil. Por cierto, el redactor de la noticia no se enteró de la misa la mitad. ¡No era un sermón, caramba! ¡Era una reunión de cazadores de ciervos! ¿Desde cuándo en las iglesias ponen mesas para comer? Bueno, tampoco tiene demasiada importancia.

En un video de Phil Robertson de Duck Dynasty, la estrella de televisión –en lo que parece ser un sermón religioso–, este declara su postura a favor de la vida en el tema del aborto. Cuando se habla de su ética, y de que incluso hay un debate sobre la cuestión, se pregunta: “¿Qué demonios nos ha pasado a todos?”.

“Escuchad, desde el momento en que comenzasteis en el vientre de vuestra madre, Thomas Jefferson tenía razón, vosotros tenéis el derecho divino de la vida por el amor de Dios. Vosotros erais de este largo (señalando a su dedo). Vosotros teníais una semana edad dentro de vuestra madre. Ellos te succionan fuera de allí cuando eres de este tamaño (señala a su dedo otra vez). ¡Vosotros no estaríais aquí esta noche!

“Y, cuando sois del tamaño de mi pulgar, te succionan fuera. Vosotros no estaríais aquí. Luego crecéis un poco más, como mi puño. Y, finalmente, ocho, nueve meses después, salís fuera.

“Y debatimos si se trata de… ¡el derecho de una mujer a trocearos fuera de allí un trozo cada vez! ¡C’mon! Vosotros tenéis el derecho divino a vivir. Y de entre todos los lugares, dentro de vuestra madre. ¿Qué demonios nos ha pasado a todos?”.

¡Por fin la gente habla sin miedo! Y da caña al poder. Y se caga en Obama. ¡Esto marcha! ¡Más madera, que es la guerra!  Por cierto, les dejo una foto de los de Duck Dynasty, ¿vale?

Beards are back

¡Jo, como se pongan de moda las barbazas como las que llevan ellos, no veas qué sufrimiento para mí! ¡Pican! (Para los despistados, Phil es el de la barba blanca de la fila de arriba, ¿vale?).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¡MI BLOG MOLA! ¡SI HASTA ASHTON KUTCHER SALE EN ÉL!

  1. Santi dijo:

    Hola Bob, mira otro que piensa, con Sarah Palin a la cabeza, qué es lo que está haciendo Obama con EEUU por su nefasta política exterior.

    http://www.expansion.com/2013/08/22/directivos/1377189603.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s