HUSSEIN ME DA ESCALOFRÍOS

SPFacebookSí, sí, de verdad. Preparar esta entrada me ha supuesto pasar una mala noche. Después de traducir las notas de Sarah, la enormidad de lo que estas implicaban me ha tenido con los ojos como platos, incapaz de conciliar el sueño. ¿Realmente nos damos cuenta de que Obama muy posiblemente sea el primer presidente de los Estados Unidos traidor a su país? ¿Comprendemos lo que eso significa? Ya estuvimos a punto de tener a un comunista como presidente cuando FDR en el último minuto evitó que su hasta entonces vicepresidente Henry Wallace lo siguiera siendo en el que iba a ser su último mandato y lo sustituyó por Harry Truman. Pero es que ahora mucho me temo que lo más inimaginable ha terminado haciéndose realidad: la Casa Blanca está ocupada por un encarnizado enemigo de los Estados Unidos. Y se llama Hussein. Que Dios nos libre.

La primera nota es terrorífica, se lo advierto. Habla de la muerte de bravos soldados estadounidenses, lo que siempre es una mala noticia, pero habla también de un comportamiento más que sospechoso por parte de sus propios mandos, quizás negligente, quizás traidor. De cualquiera de las dos maneras, la responsabilidad última mucho me temo que apunta a lo más alto de la cadena de mando. Y lo que es peor, ¡eso no me extraña lo más mínimo!

The Hill: “El Congreso investigará el accidente mortal que mató a los miembros del SEAL Team 6”

Este es el artículo de The Hill al que hace referencia la nota de Sarah; léanlo y estremézcanse con lo que todo eso puede llegar a significar.

El Congreso investigará el accidente mortal que mató a los miembros del SEAL Team 6

Por Bob Cusack, 24 de julio de 2013

El Congreso ha puesto en marcha una investigación sobre el accidente de helicóptero en el que murieron 30 estadounidenses en Afganistán, incluidos los miembros de la unidad de elite de la Armada SEAL Team 6, según ha sabido The Hill.

Las familias de las víctimas dicen que el Pentágono no ha dado respuesta a sus muchas preguntas sobre el mortal ataque, el cual tuvo lugar el 6 de agosto de 2011, tres meses después de que Osama bin Laden fuera asesinado en Pakistán por las fuerzas del Team 6.

El congresista Jason Chaffetz (R-Utah), presidente del subcomité de Supervisión y Reforma Gubernamental sobre asuntos de Seguridad Nacional, dijo a The Hill:”Vamos a profundizar en esto.”

Chaffetz dijo que se había reunido con las familias de las víctimas hace aproximadamente un mes, en lo que describió como un “emotivo” encuentro. Está a punto de enviar preguntas al Pentágono y podría celebrar audiencias sobre el asunto.

Charlie Strange, cuyo hijo Michael estaba entre los muertos, dijo que le pidió al presidente Obama hace dos años en la base aérea de Dover una investigación a fondo. La cifra de muertos en el accidente fue la más grande de cualquier incidente para el ejército de EE.UU. durante la guerra de Afganistán.

Obama elogió el servicio de Michael Strange, quien respondió: “Yo no necesito saber sobre mi hijo. Necesito saber qué le pasó a mi hijo”.

El presidente le prometió que lo investigaría, dijo Strange, pero nunca volvió a saber más de la Casa Blanca. El Pentágono, por su parte, le ha proporcionado a él y otros una información incompleta y contradictoria, dijo.

Filtraciones procedentes de la Administración sugieren que después de la incursión contra Bin Laden los miembros del Team 6 empezaron a preocuparse por su seguridad.

Por ejemplo, Michael Strange le contó a su padre que estaba trabajando en un testamento antes de su regreso a Afganistán en el verano de 2011, dijo su padre.

Documentos proporcionados a los familiares indican que el Pentágono no cree que los SEAL fueran considerados un objetivo a atacar a raíz de la operación de Bin Laden el 1 de mayo de 2011.

The Hill revisó muchos de esos documentos, que suman en total más de 1.000 páginas.

En una transcripción, un mando del Departamento de Defensa replica la afirmación de que había sido una “emboscada planeada”. El mando declara que “fue un golpe de suerte de un combatiente de bajo nivel que casualmente estaba viviendo [en la zona]. Escuchó toda la actividad y dio la casualidad de que se encontraba en el lugar oportuno”.

Sin embargo, Strange dice que los insurgentes se jactaban en Internet de que habían liquidado al Team 6 poco después de que el helicóptero se estrellara.

Poco antes de que el helicóptero CH-47 Chinook despegara en una misión de rescate (operación Extorsión 17), siete comandos afganos que se encontraban en la lista de pasajeros fueron reemplazados por otros funcionarios militares afganos.

No está claro por qué la lista de pasajeros era incorrecta, lo que levantó sospechas entre las familias de las víctimas. Ellos han hecho notar que sus hijos no confiaban en los soldados afganos. Uno de ellos fue citado diciendo: “Son leales al mejor postor.”

En la transcripción relacionada con la defensa del Pentágono, un funcionario de Defensa confirmó que los siete nombres de los soldados afganos eran incorrectos.

El funcionario dijo: “No puedo contar la verdadera historia de por qué…”, antes de ser interrumpido por otro  empleado del Departamento de Defensa.

El Chinook fue derribado por militantes afganos y los 38 a bordo perecieron. Entre los muertos había 30 estadounidenses, entre ellos 22 SEALS de la Armada, siete soldados afganos y un traductor afgano. Sus cuerpos fueron recuperados más tarde, pero la caja negra del helicóptero no fue así. Funcionarios del Pentágono han dicho que no se pudo recuperar, citando una repentina inundación que tuvo lugar poco después del asalto.

Todos los cuerpos fueron incinerados. El Pentágono ha defendido la cremación ante las familias de los soldados, diciendo que los cuerpos estaban muy quemados.

Chaffetz, sin embargo, dijo que ha visto una foto de un SEAL fallecido que no lo estaba.

“El cuerpo que vi no tenía por qué ser incinerado”, dijo Chaffetz, quien agregó que la explicación del Departamento de Defensa sobre su fracaso en la búsqueda del cuadro negro del helicóptero le parece “muy extraña”.

El congresista de Utah dijo que las familias se merecen una respuesta: “Es por eso que uno hace una investigación. Quiero que sea lo más objetiva que se pueda”.

Dos soldados de la circunscripción electoral de Chaffetz murieron en el ataque.

Strange dijo que había visitado el Capitolio para discutir el tema con varios miembros, entre ellos su propio congresista, el representante Mike Fitzpatrick (R-Pa.).

También se reunió con Chaffetz y el presidente del Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno Darrell Issa (R-Calif).

Algunas de las familias de las víctimas están siendo representadas por Freedom Watch, que está dirigida por Larry Klayman.

“Esto es un escándalo aún mayor que el de Benghazi”, dijo Klayman. “Allí perdimos cuatro valiosas vidas estadounidenses; aquí sacrificamos 30 soldados estadounidenses. La gran pregunta es si fueron estos valientes estadounidenses vendidos por el gobierno afgano como pago a los talibanes por la muerte de bin Laden”.

Klayman, Strange y otros se han preguntado por qué había tantos miembros de operaciones especiales en un solo avión que dicen que no estaba equipado para una misión tan peligrosa. También quieren saber por qué los miembros del Team 6 no fueron cuidados pocos meses después de la operación de Bin Laden.

Strange dijo: “No hubo nadie ahí siguiendo su viaje [el del Chinook]. ¿Por qué no?”.

Klayman dijo: “La tragedia de Extorsión 17 es una tragedia para todos los estadounidenses. Cuando no protegemos a nuestros valientes hombres y mujeres combatientes, que ponen sus vidas en peligro… “

No está claro cuántos de los 22 SEAL que murieron ese verano formaron parte de la operación de bin Laden en Pakistán. Una fuente dijo que hubo por lo menos un par que estuvieron involucrados en ambas.

Chaffetz dice que está investigando cómo manejó el Pentágono la situación tras el ataque.

Durante una ceremonia en la base aérea de Bagram por los 38 muertos, los soldados afganos fallecidos fueron cargados en aviones con los cuerpos de las fuerzas de EE.UU. Un imam recitó un rezo islámico que incluyó un texto sobre los soldados estadounidenses ardiendo en el infierno.

Las familias utilizaron más tarde intérpretes para descubrir lo que el imam había dicho.

Chaffetz calificó esa serie de acontecimientos como “inapropiada”.

“Mi hijo Michael murió”, dijo Strange. “Quiero saber, ¿quién hizo esas llamadas?”.

Él confía en que Chaffetz, Fitzpatrick y Issa se enteren: “Sé que van a obtener respuestas”.

Un portavoz del Pentágono se negó a responder preguntas detalladas, pero dijo que “la planificación y ejecución de esa misión operativa fue consistente con las misiones anteriores” y “se ha investigado a fondo… Compartimos el dolor de todas las familias que perdieron a sus seres queridos. La pérdida de 38 militares estadounidenses y afganos fue una pérdida trágica durante una campaña difícil”.

Por un momento, durante esa noche en la que no pude pegar ojo, dándole vueltas a la noticia, tuve un pensamiento loco: que el propio presidente de los Estados Unidos había vendido a sus hombres al enemigo en un intento de congraciarse con ellos porque su corazón, verdaderamente, estaba de su lado y no del lado de sus propios compatriotas. Terrible, ¿verdad? Pues todavía tengo ese pensamiento. ¡Y no logro encontrar una razón para considerarlo una locura!

seal-team-six

Héroes. Hombres. Guerreros. Que Dios bendiga a todos sus miembros.

La segunda nota también me ha dejado muy mal cuerpo. ¿Qué pensarían ustedes de alguien que declara públicamente que los cristianos practicantes son “monstruos fundamentalistas” que buscan imponer “un reino de terror teocrático” y que describe el acto de compartir las creencias religiosas cristianas entre los militares como “violación espiritual” que ya de por sí convierte a los creyentes en “enemigos de la Constitución” que están cometiendo un acto de “sedición y traición” contra los Estados Unidos? Pues imagino que lo mismo que yo, sencillamente que es un maldito hijo de puta y que ojalá se muera pronto y nos deje a todos en paz. Imagino que es lo mismo que piensa Sarah aunque ella más bien se refiere en esta nota a aquellos creyentes tan tibios como para dejarse amedrentar por el hijo de puta ese sin levantar la voz siquiera.

Los cristianos cobardes no pueden fingir sorpresa a medida que esto se hace cada vez mayor. ¿Dejará un pueblo libre que lo amedrenten los radicales intolerantes, dónde están los Daniel en el foso de los leones? Ustedes saben hacia dónde va todo esto. Si los capellanes militares son censurados y se les prohíbe el hacer su trabajo hablando acerca de la fe, no habrá capellanes militares, lo cual es el objetivo de los radicales. Y la minoría radical no se detendrá ahí. ¿Se acobardarán y se taparán sus ojos y sus oídos a todo esto? ¿O van a levantarse en defensa de la libertad?

Este es el artículo del blog de Todd Starnes en Fox News donde relata la última hijoputada del tipo ese. Lo que yo digo: ¡muérete ya y vete al infierno, a ver si te gusta!

Un capellán de la Base Conjunta Elmendorf-Richardson en Alaska recibió la orden de retirar un artículo religioso que había escrito titulado: “No hay ateos en las trincheras: los capellanes lo dieron todo en la Segunda Guerra Mundial”, a causa de ateos supuestamente ofendidos que sirven en la base de la Fuerza Aérea.

El coronel Brian Duffy, comandante de la base, dijo a Fox News que el artículo se retiró “por respeto a aquellos que consideraron su título ofensivo”.

“El ala 673 de la base aérea no aboga por ninguna religión en particular o conjunto de creencias sobre otra y al enterarse de las quejas de algunos lectores, el artículo fue retirado rápidamente”, dijo. “Lamentamos cualquier atención indebida que el artículo pueda haber provocado a cualquier grupo o individuo en particular”.

El teniente coronel Kenneth Reyes confirmó a Fox News que él escribió el ensayo original que apareció en su columna “El rincón del capellán” en el sitio web de la base.

Reyes relataba el origen de la frase: “No existe un ateo en una trinchera.” El padre William Cummings ha sido ampliamente considerado como quien pronunció la frase en Bataan durante la Segunda Guerra Mundial.

El presidente Eisenhower hizo referencia a la frase en un discurso ante la Legión Americana en 1954, señalando: “Estoy encantado de que nuestros veteranos estén patrocinando un movimiento para aumentar la conciencia de Dios en nuestra vida diaria. En combate, ellos aprendieron una gran verdad, la de que no hay ateos en las trincheras”.

Reyes terminó su ensayo con una reflexión sobre la fe.

“Todo el mundo expresa algún tipo de fe todos los días, ya sea religiosa o secular”, escribió. “Algunos expresan la fe al creer cuando se levantan por la mañana que llegarán al trabajo enteros, agradecidos de que se les haya dado una nueva oportunidad para disfrutar de la majestuosidad del día o al expresar alivio de que los resultados del médico fueran negativos”.

Reyes no atacó o insultó a los ateos o a los no creyentes en su columna.

Sin embargo, la Military Religious Freedom Fundation acusó a Reyes de embarcarse en una “diatriba anti-secular” y denigrar públicamente a “los que no tienen religión”.

Ellos enviaron una carta a la base de la Fuerza Aérea supuestamente en nombre de 42 aviadores anónimos que supuestamente se habían quejado.

“En el mundo civil, tal diatriba anti-secular está protegida por la libertad de expresión”, escribió Blake Page de MRFF en una carta al coronel Duffy. “Más allá de su fracaso más evidente en la defensa de las regulaciones a través del uso redundante de la intolerante frase supremacista religiosa de “no hay ateos en las trincheras”, él contamina la dignidad de los miembros del servicio al decirles que, independientemente de sus creencias filosóficas personales, deben tener fe”.

La Fuerza Aérea estuvo de acuerdo y unas cinco horas después de que la MRFF se quejara, retiraron el ensayo del capellán.

“Aunque ciertamente no tenía intención de ofender, el artículo ha sido eliminado de nuestra página web,” escribió el coronel Duffy en un mensaje de correo electrónico a la MRFF. “Seguimos atentos a las instrucciones que rigen en esta materia y trabajaremos para evitar que se repita”.

Pero eso no fue lo suficientemente bueno para Military Religious Freedom Foundation. Ellos quieren que el capellán sea  castigado por lo que escribió.

“La fe basada en el odio es odio igualmente”, escribió Page. “El teniente coronel Reyes debe ser reprendido adecuadamente”.

Irónicamente, la Fuerza Aérea dejó seis quejas sobre el ensayo en su página web.

Ron Crews, el director ejecutivo de la Chaplain Alliance for Religious Liberty, dijo a Fox News que el capellán estaba dentro de sus derechos al escribir un artículo acerca de la fe.

“Decir que “toda persona tiene fe” es correcto”, dijo Crews. “Para Weinstein decir: ‘Yo no tengo fe’ debe significar que nunca ha volado porque meterse en un avión es tener fe en la habilidad del piloto y fe en que los mecánicos han mantenido adecuadamente el avión”.

Crews dijo que el incidente es un ejemplo más de los ataques a los que se enfrentan los capellanes por expresar sus creencias religiosas.

“Los capellanes tienen libertad religiosa también para hablar de esos asuntos”, dijo a Fox News. “El Sr.  Weinstein parece querer silenciar cualquier expresión de fe en las fuerzas armadas. Es un día triste para la Fuerza Aérea y para nuestro país cuando los oficiales obedecen cada orden de Weinstein para silenciar incluso a los capellanes cuando hablan acerca de su fe”.

El general Jerry Boykin (retirado) dijo a Fox News que la acción tomada por la Fuerza Aérea es “discriminación contra los cristianos.”

Dijo que el “clima de intimidación dentro de la Fuerza Aérea ha empeorado en una medida tal que incluso los capellanes temen ahora el llevar a cabo las tareas más básicas de su trabajo”.

“En este caso, el capellán ha sido censurado por expresar sus creencias sobre el papel de la fe en la vida de los miembros del servicio”, dijo Boykin, vicepresidente ejecutivo del Family Research Council. “Tiene que haber un reconocimiento de que se trata de discriminación contra los cristianos. Los capellanes son colocados allí por un propósito. ¿Por qué tenemos capellanes si no se les permite cumplir con ese propósito? Cuando los activistas anti-cristianos como Mikey Weinstein están dictando las reglas de lo que se permite hacer a los capellanes, entonces tenemos que preguntarnos por qué tenemos capellanes”.

Lo que sigue es la columna que la Fuerza Aérea censuró:

“El Rincón del Capellán: No hay ateos en las trincheras: Los capellanes lo dieron todo en la Segunda Guerra Mundial”

Por el teniente coronel Kenneth Reyes

Muchos han oído la frase familiar: “No hay ateos en una trinchera”.

¿De dónde viene esto?

Investigando, comprobé una entrevista con el ex prisionero de guerra de la Segunda Guerra Mundial Roy Bodine (mi amigo) en la que indica que la frase ha sido atribuida al Padre William Cummings.

Según la historia, el padre Cummings era un sacerdote católico misionero civil en Filipinas

La frase fue acuñada durante el ataque japonés a Corregidor.

Durante el asedio, Cummings había notado que no-católicos asistían a sus servicios.

De algunos sabía que no eran católicos, otros no eran religiosos y algunos eran incluso reconocidos ateos.

Las experiencias de vida o muerte incitan a la realidad.

Incluso la más fuerte de las creencias puede cambiar, y, puedo añadir, puede hacerlo en ambos sentidos –la gente puede ser atraída o alejada de la “fe”.

Con la rendición pendiente de las fuerzas aliadas a los japoneses, Cummings pronunció la famosa frase “No existen los ateos en una trinchera”.

En una de mis muchas conversaciones con Roy, él recordó claramente un período en los “buques-infierno”, los buques que los japoneses utilizaron para llevar a los prisioneros de guerra de Filipinas a Japón.

Iban sin identificar y por lo tanto “objetivo legítimo” para los ataques de los aliados desde el aire y el mar.

De los más de 3.000 prisioneros de guerra que figuraban en los barcos, sólo 180 sobrevivieron el viaje.

“Cuando nuestros propios aviones nos estaban atacando”, dijo Roy, “recuerdo al Padre Cummings dándonos calma recitando el Padre Nuestro y ofreciendo oraciones a nuestro favor.

Por un breve momento, no escuché los gritos y los gritos de los moribundos mientras nuestro barco era atacado por los nuestros”.

Él continuó diciendo, “Hubo un pacífico silencio durante el ataque que no puedo explicar ni he vuelto a experimentar desde entonces”

Más tarde, durante el viaje a Japón, Cummings, después de dar su comida a otras personas que la necesitaban más, sucumbió a su propia necesidad y murió de hambre.

Cada uno expresa algún tipo de fe todos los días, ya sea religiosa o secular.

Algunos expresan la fe al creer cuando se levantan por la mañana que llegarán al trabajo enteros, agradecidos de que se les haya dado una nueva oportunidad para disfrutar de la majestuosidad de la jornada, o aliviados de que los resultados del médico fueran negativos.

La verdadera pregunta es: “¿Es importante tener fe por la “fe” en sí misma o es más importante preguntarse: ‘¿Cuál es el objeto de mi fe?”

Roy nunca confirmó o expresó que su fe se basara en la religión o no, pero por un momento en el tiempo de los “buques-infierno”, él creyó en la fe de Cummings.

¿Cuál es la raíz o el objeto de tu fe?

¿Es algo con lo que puedas contar en tiempos de abundancia o pérdida, de paz o caos, de alegría o de tristeza, de éxito o de fracaso?

¿Qué es la “fe” para ti?

¿Creen que he sido un poco fuerte al calificar de “hijo de puta” al tipo ese? Yo, en cambio, creo que me he quedado corto; ojalá conociera algún insulto más grave. ¿Hijo de Obama, tal vez? No, señores, yo no soy tibio en la defensa de mi fe. Y debo confesarles que el de las Cruzadas es uno de mis períodos históricos favoritos. Por cierto, se me ocurre una cosa: si yo debo ocultar mi fe, ¿no deberían en contrapartida los homosexuales ocultar su condición? O todos o ninguno.

Por lo demás, gracias a unas pocas personas (como Sarah) y a unos pocos medios de comunicación, la tragedia de Bengasi no ha acabado sepultada en el conveniente olvido en el que quieren meterla tanto la Casa Blanca como Hillary Clinton.

Tuve el honor de asistir a un gran evento hoy en Dakota del Sur con los agricultores de todo el país. Me voy a casa ahora, pero sólo quería animarles a sintonizar “On the Record” de Greta Van Susteren esta noche. Ella va a mostrar un video de una de las cuatro víctimas que murieron en Benghazi. A menudo la gente en estos trágicos acontecimientos se convierte en simples estadísticas, pero se merecen más. El video realmente humaniza a uno de ellos. Él era una persona real, no una estadística sin nombre.

Estoy mirando de recopilar toda la información posible sobre el evento de Sioux City (Dakota del Sur), ya se lo pueden suponer. Cuando la tenga, les prometo otra tremebunda entrada, pero esta tremebunda de placer y no de miedo.

Y otro recordatorio. Bengasi no debe ser olvidado nunca, igual que nosotros no olvidamos el 11-M y seguimos queriendo saber. Y sabremos. Algún día. Ya lo verán.

Esta es una foto de Glen Doherty, una de las víctimas del atentado de Bengasi. En “On the Record” esta noche, Greta Van Susteren mostrará un video de Glen. Por favor, sintonícela esta noche y vamos a recordar a este valiente estadounidense que dio su vida al servicio de nuestro país.

Glenn

Seguiremos dando caña: por la fe, por la libertad y por la justicia. Que Dios les bendiga a todos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s