METIÉNDOME EN CAMISA DE ONCE VARAS…

PalabraBob¡Jo, qué calor hace! Estoy empapado de sudor y me resbalan los dedos sobre las teclas. No es un gran momento para escribir, pero qué no haría yo por ustedes, je, je, je… El caso es que hoy no tenemos noticias de nuestra adorada Sarah y, en consecuencia, esta entrada no se va a referir a ella. Además, es domingo e imagino que estará descansando tranquilamente en su casa de Wasilla, bien fresquita. De todas formas, el que no tengamos noticias sobre ella no es obstáculo para que algo les pueda contar. Así, les voy a mostrar un tuit que corre por ahí y que es obra de un soldado estadounidense, un buen hombre y un buen soldado, sin duda alguna. En él, este hombre, que se llama Jeffrey Clark y que es negro, hace dos afirmaciones que replican a todo lo que se está oyendo últimamente en Estados Unidos a raíz de la sentencia del caso Zimmerman. La primera es que Estados Unidos ya hace muchos años que NO es un país racista (al menos en el sentido de un racismo blanco contra los negros; otra cosa es el racismo negro contra los blancos, presente desde hace mucho tiempo y miserablemente jaleado por Obama desde la Casa Blanca, algo que nunca había pasado hasta ahora; ni siquiera con el canalla de Bill Clinton); y la segunda es que el Ejército de los Estados Unidos es la institución de ese país MENOS (yo diría que NADA) racista de todas. Y quien pretenda lo contrario es un mentiroso y merecería ser embreado y emplumado y expulsado del pueblo montado en un raíl por buscar camorra donde no la hay, ea (sí, yo soy así; a veces me sulfuro y lo veo todo rojo).

En fin, que este es el tuit en cuestión:

Tuit Jeffrey Clark

La traducción del texto es la siguiente: Gobernadora Palin: La conocí en Alemania cuando nos visitó. Adjunto va la verdadera situación de las razas en Estados Unidos.

Y en ese tuit tenemos la prueba de que el único racismo que corre actualmente por los Estados Unidos es el de estilo palestino: el de los líderes de los negros contra los blancos. Bien sabido es que los líderes palestinos toda la vida han forzado a su pueblo a malvivir en campamentos de refugiados, impidiéndoles integrarse en la vida diaria de las diferentes naciones que los han acogido, con el único fin de dominarlos, mantenerlos bajo su bota e impedir una solución satisfactoria al problema. Eso mismo es lo que sucede en Estados Unidos, donde los líderes negros (entre ellos Obama, que ha hecho toda su carrera política yendo de la mano de estos tipejos) únicamente buscan que el resto de negros sigan malviviendo, sin futuro ni esperanzas, con el único fin de lucrarse de su miseria y medrar ellos. Eso es racismo y el desenlace del caso Zimmerman bien a las claras que lo ha demostrado. Lo único que veo de positivo en todo esto es que el esfuerzo obamita por convertir ahora a los hispanos en cabezas de turco puede hacer que estos acaben dándose cuenta de quiénes son en realidad sus amigos y quiénes sus enemigos y recapaciten y se libren del abrazo mortal de Obama. Pero no lo sé, teniendo en cuenta que quienes deberían encabezar la reacción son los del Partido Republicano, uno teme que sea otra oportunidad perdida. Y van…

Y para terminar por hoy, tal como me pide Santi (ya saben que en este blog, lo que pida Santi es como una orden), mi opinión sobre lo sucedido en Libertad Digital con la espantada de César Vidal. El caso es que lo que sé sobre el asunto lo sé por boca de ciertas personas de poca confianza, de vida muy desordenada, moral relajada y los dedos largos además de parientes cercanos todos ellos de Pinocho (incluso militan en el PP, imagínense). De nadie es desconocido que hubo un tiempo en que un servidor era apreciado en Libertad Digital, donde me publicaban mis desvaríos día sí y día también, y que con el tiempo les mandé una carta ofreciéndoles una colaboración más estrecha entre ambas partes, sugiriéndoles que acogieran mi blog entre los suyos. Así que si alguien piensa que estoy resentido y lleno de amargura por haber sido echado del lugar, está bien equivocado. Ya les he contado mil veces que desde que Rajoy me echó él también del PP, vivo debajo de un puente ideológicamente hablando y lo bien que estoy allí, leñe, pudiendo poner la música a todo trapo.

Sin embargo, uno no puede dejar de pensar que su sitio debería estar en el PP, así como en Libertad Digital. Lo que me han contado algunos que dicen que saben y a quienes si les pagas un par de Jack Daniels, hablan y no paran, es que la empresa está perdiendo dinero a mansalva y la situación económica no tiene muchos visos de mejorar. Eso es así a causa de la crisis, que ha dejado el mercado publicitario “en bragas”, que me dijo uno de ellos, y también a causa de haber querido abarcar mucho por parte de los que mandan. Periódico, radio, televisión… Demasiadas cosas para un puñado de personas sin el respaldo de ningún grupo editorial importante detrás.

Siempre les he dicho que, en mi tonta opinión, Libertad Digital se equivocó por completo con la radio y la televisión. Eso no fue más que el deseo de sus mandamases de construir un grupito editorial a la vieja usanza. Pero es que la vieja usanza ya no sirve, es una ruina y está en retirada en todo el mundo, incluso en Estados Unidos, donde hasta los grandes periódicos nacionales están en crisis. Si yo hubiera tenido voz en el asunto, hubiera votado por seguir los pasos de Breitbart.com, que habiendo nacido de igual manera que Libertad Digital, por la simple cabezonería de su fundador, está demostrando que ese es el camino (el único seguramente) por el cual un minúsculo medio de comunicación independiente puede prosperar en estos tiempos de absoluto control ideológico. ¿Y cuál es ese camino? Apostar a fondo por Internet y olvidarse del papel (FJL siempre ha dicho que su ilusión era convertir Libertad Digital en un periódico tradicional), hacer mucho periodismo de investigación, repartir leña sin parar, lograr que los otros medios no tengan más remedio que citar sus primicias y, si se quiere, integrar la radio y la televisión dentro del periódico como medios de apoyo y no como canales independientes el uno del otro. Ah, y también el contar como colaborador con cualquiera que demuestre ser capaz de escribir sin faltas de ortografía y tenga algo importante que decir y que vaya en la línea del periódico, el citizen journalist (ciudadano periodista) de Breitbart, de nuevo.

Breitbart está saliendo adelante y lo está haciendo más que bien (es mi página de inicio desde hace tiempo). Y todo ello a pesar de la pérdida, tristísima pérdida de su fundador, Andrew Breitbart. Libertad Digital lo tenía todo para seguir por ese camino, pero no quiso, emperrados en un modelo de negocio del siglo XX y que ya estaba obsoleto a finales de ese siglo. Bueno, eso es problema suyo; ellos sabrán.

La marcha a las bravas de César Vidal, por mucho que se pretenda disimular, es un portazo en todas las narices. Yo me despedí una vez de un jefe mío así, pero lo hice un viernes cuando ya tenía otro puesto de trabajo asegurado y había quedado para incorporarme el lunes siguiente. El tipo se quedó muy cabreado por mi falta de educación y planeando su venganza para cuando volviera, pero no supo que había dimitido hasta una semana después y fue cuando se quejó a su propio jefe de que estaba faltando al trabajo sin justificación y éste le contó que me había pirado y que precisamente había estado con él el viernes pasado para despedirme, je, je, je. Siempre he lamentado el no haber visto la cara que le quedó cuando se enteró, ¡ay!

¿Por qué se ha largado César? Dejando aparte que tengo mala opinión de César desde que este decidió emprender su particular cruzada contra el catolicismo y los católicos, además de por su bochornosa actuación en la campaña de acoso y derribo de Pío Moa, a quien me congratulo de haber podido conocer personalmente y a quien respeto profundamente como historiador y como persona, no puedo dejar de reconocer su valía en otros aspectos de la vida en los que coincido plenamente con él. Lo que me han contado esos borrachines es que César está muy disgustado por el rumbo que está tomando la empresa en su conjunto, que anda metida en algunos gastos insostenibles y difícilmente justificables y que, habiendo advertido por escrito hace tiempo que si no corregía esa situación, él se largaba, pues finalmente ha tenido que irse dado que ni se ha corregido la situación de marras ni la dirección le ha dado ningún tipo de respuesta a su requerimiento.

Entre esos gastos mal hechos, los más sangrantes parecen ser algunos opíparos salarios pagados a ciertos profesionales de la emisora de radio que, por muy majos que sean, la verdad es que no han conseguido captar todavía ni un triste anuncio en sus programas que justifique ese dispendio. Su mantenimiento contra viento y marea está consumiendo las pocas reservas económicas de la empresa y abocando a esta a una difícil situación, agravada además por la dificultad que experimenta a la hora de ampliar su mercado, ya que su emisora de radio es muy difícil que pueda algún día llegar a cubrir todo el territorio nacional y la verdad es que poca gente escucha la radio a través de Internet o a través del TDT; todo lo que no sea tener el aparato de radio en el bolsillo es perder el tiempo. En cuanto al periódico, pues ya hemos visto todos que la pérdida de calidad de sus contenidos es lamentable, habiéndose convertido en una gacetilla que ni siquiera es capaz de tener una noticia decente sobre Estados Unidos que no sea de agencias. Si se salva algo del antaño glorioso Libertad Digital son dos o tres colaboradores que es el único motivo por el cual algunos de nosotros todavía lo leemos; y el día en que desaparezcan ellos, desapareceremos también nosotros.

De hecho, su situación económica es tan peliaguda que esas malas (y sedientas) lenguas que les digo me cuentan que están negociando discretamente con Cospedal para que los sostenga, lo que yo no sé si es cierto o no, pero alguien con media botella de buen bourbon entre pecho y espalda no está para inventarse muchas cosas. Lo que sí he observado es una reciente tendencia de Libertad Digital a publicar artículos elogiosos sobre esta mujer, incluso cuando no vienen mucho al caso. No sé si ustedes se habrán fijado también… ¿Estarán apostando ya por la sucesión de Rajoy? No olvidemos tampoco que Libertad Digital apareció un día en cierta contabilidad muy famosa como receptora de algunos pagos hechos a través de una tercera persona, lo que a mí me confirma de alguna manera sus apuros económicos y su voluntad de recabar apoyo por parte de quien tenga capacidad para ello. César habría hecho referencia también en su requerimiento a esos pagos con la exigencia de que se depuraran responsabilidades, algo que no ha sucedido tampoco.

En fin, que esto es lo que me han contado hasta ahora y no creo que pueda confirmar de ninguna manera. Ya saben ustedes que yo no tengo acceso a información privilegiada y que ni siquiera Sarah me explica nada, que dice que soy un bocazas y enseguida lo largo en el blog, je, je, je.

¡Ay, pobre Libertad Digital! Lo que pudo ser y en lo que se ha convertido. Primero cayó Rillot; luego, Libertad Digital… Suerte que aún quedo yo, ¿verdad?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sobre el blog. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a METIÉNDOME EN CAMISA DE ONCE VARAS…

  1. Santi dijo:

    Gracias por la extensa e interesante contestación, amigo Bob. Practicamente de acuerdo en todo lo que expones. También para mí CV perdio toda crecibilidad (antes la tenía y compré varios libros suyos) después de sus desvaríos anticatólicos propios de un talibán sobrevenido del protestantismo y su inaceptable mal comportamiento con Pío Moa, donde se le vio el plumero de mal historiador vestito de erudito a la violeta, además de mala persona engreida. Dicho esto, me pareció su huida su preaviso a su empresa y sin explicaciones ni comunicación previa a su “gran amigo” y jefe FJL, ni tampoco a su supuesta “querida” audiencia, como sorprendente e impresentable. Tus explicaciones de su traición a la empresa y a FJL (por más que siga defendiéndole de boquilla, ¡ay Federico! otro “amigo” que te traiciona) por la mala situación del grupo empresarial me parecen muy válidas, pero creo que tiene que haber algo más, un detonante concreto. Tal vez perdió la confianza de su mentor y jefe FJL, por mucho que ahora lo oculte. El tiempo hará que las cosas afloren. Ya tiene FJL para otro libro de luchas, ambiciones y traiciones.

    Respecto a lo de Obama con lo del racismo, es propio de él. Aprovechar todos los tópicos de los progres para hacer demagocia barata.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s