QUE SÍ, QUE PALIN 2014 MOLARÍA UN MONTÓN…

PalabraBobEstoy prestando mucha atención a todo lo que pueda suceder en relación a las primarias republicanas de Alaska del año que viene y hasta ahora me he enterado de lo siguiente: primero, que el año que viene será un año electoralmente muy importante en Alaska, puesto que además de un escaño en el Senado, se celebrarán elecciones para elegir a los dos representantes del estado en la Cámara de Representantes, el gobernador, el vicegobernador y los representantes y senadores estatales, que son 40 y 10 respectivamente. ¿Qué quiere decir eso? Pues que a falta únicamente del otro escaño en el Senado, el que ocupa actualmente Linda Murkowski y que no se verá sometido a reelección hasta 2016, todos los cargos políticos importantes del estado estarán en juego con lo que eso puede suponer de máxima movilización del electorado. Y es que no es lo mismo que se celebren elecciones para elegir a casi todo lo elegible que se celebren para sólo un cargo público por más que en 2016 coincidirán con las elecciones presidenciales. Pero es que entonces el foco estará puesto en sobre la presidencia y la gente votará más pensando en toda la nación, globalmente, mientras que ahora lo que priva es Alaska y la gente tendrá los intereses propios de su estado más en la cabeza.

Luego, ya sabemos que a estas alturas y por parte republicana sólo hay dos candidatos (con posibilidades) oficiales: Joe Miller y Mead Treadwell. Sobre el primero, antiguo favorito del Tea Party, puedo decir que es difícil que el Tea Party vuelva a adoptarlo como tal puesto que en 2010, después de haber ganado magníficamente las primarias contando con ellos y no sólo en calidad de votantes, sino también como los directores de su campaña electoral, una vez que ganó la nominación republicana los despidió a todos por las buenas y su campaña electoral de las elecciones generales la dirigieron una serie de abogados amigos suyos y aficionados sin la más mínima idea de política que le aconsejaron de rebajar el tono, ser menos el “rebelde” del Partido Republicano, no lanzarse a por todas contra los locutores y demás personajes públicos que apoyaban a Murkowski, llevándole a perder lo que debería haber sido una clamorosa victoria sobre sus dos rivales demócratas: el demócrata oficial y la demócrata subterránea, la Murkowski de las narices. Me consta que de eso ha quedado un fuerte resentimiento entre los teapartiers, además de haber provocado una grave pérdida de credibilidad por parte de Miller, a quien se ve ahora como un idiota simple y llanamente que tal vez fuera muy aguerrido comandando un carro de combate en Irak, pero que es un papanatas como candidato, que es donde hay que demostrar de verdad que se tienen un par de eso. O sea, que no vale la pone poner nuestro dinero en él una vez que sabemos que es un timo.

Sobre el segundo, Mead Treadwell, pues no hay mucho más que decir que el hecho de que finalmente podemos calificarlo sin temor a dudas de RINO con todas las letras. Treadwell es un empresario de éxito que durante largos años ha sido un importante donante de fondos al Partido Republicano de Alaska hasta que, por fin, el partido le recompensó apoyando su candidatura a un puesto sin más complicaciones que el de vicegobernador. Vamos, que no es más que un leal miembro del Partido Republicano en su peor versión, la de Randy Ruedrich, el chorizo de la tundra, el mismo fulano al que Sarah Palin denunció públicamente por “hacer el Rajoy” (o sea, cobrar a manos llenas de donde no debería) cuando ambos servían en la Alaska Oil and Gas Conservation Committee (AOGCC). Treadwell es actualmente el vicegobernador de Alaska, pero eso poco quiere decir… o mucho quizás. Y es que si bien el cargo de gobernador de Alaska es uno de los más poderosos de Estados Unidos en el sentido de que su ocupante disfruta de mucho mayor poder que la gran mayoría de sus homólogos de otros estados, en cambio el vicegobernador no tiene apenas más responsabilidades que llenar el despacho en horas de oficina y sonreír siempre en las fotos oficiales. Sin tareas políticas o administrativa alguna a que dedicarse, el vicegobernador en Alaska sencillamente no pinta nada.

Como podemos imaginar, Begich, que es el socialista… digo el demócrata actualmente ocupante del escaño en liza, no les puede tener ningún miedo a ninguno de los dos: a Miller porque es autodestructivo y sabe que además este año no contará con el apoyo del Tea Party; y a Treadwell porque es un don nadie. De hecho, Begich ha hecho unas declaraciones recientemente en las que “promociona” (sí, promociona) a Miller sugiriendo que le gustaría que él fuera su rival en las elecciones generales. No me extraña en absoluto puesto que de los dos, Treadwell es el más parecido políticamente a él y quien más confusión podría crear entre los votantes, que dudarían entre votar a un liberal que se finge moderado o a otro liberal que se finge moderado. En cambio, Miller sería facilísimo de vencer con la cantidad de material aprovechable para su descrédito que dejó en la campaña electoral anterior y todo lo que pueda añadir a partir de ahora.

Más aún sobre esto mismo: hasta ahora, Begich no había hecho ningún esfuerzo por atacar a ninguno de sus dos rivales republicanos. Bastó con que se mencionara a Sarah Palin como su posible rival y rápidamente saltó como un tigre. ¡Y eso no siendo ella candidata todavía! ¡Y teniendo por el contrario dos rivales declarados! ¿Qué quiere decir eso? Fácil: que la teme. Que está cagado de miedo ante la idea de que Sarah decida presentarse de verdad. Y por lo que he podido ver, esa es la misma opinión que corre entre los conservadores alasqueños: que Begich renovará su mandato a menos que Sarah sea la candidata republicana porque ni Miller ni Treadwell son rival para él. Una pena puesto que de todos los escaños senatoriales en liza en 2014, los siete más disputados tienen actualmente un ocupante demócrata y el de Alaska es uno de ellos. ¡Y se necesitan esos siete para darle la vuelta a la mayoría en el Senado y poder terminar este maldito segundo mandato de Obama con una cierta tranquilidad!

En fin, que si bien hasta ahora estaba completamente convencido de que Sarah no se va a presentar, ahora empiezo a tener una mínima duda. Muy pequeña, pero ahí está. Y lo que me mueve a dudar es precisamente el hecho de que Alaska sea tan importante para lograr la mayoría republicana en el Senado y que los demócratas las tengan todas consigo a menos que surja alguien con verdadero carisma que sea capaz de poner a Begich en su sitio, que es justamente el cubo de la basura y a la hora de la recogida. ¿Será posible? Um, de cualquier manera, no se esperen noticias al respecto antes del verano del año que viene. ¿Por qué? Pues porque Sarah lo que sí ha dicho es que esperará primero a saber quiénes son los candidatos republicanos que finalmente se presentan, lo cual quiere decir que en cualquier caso ella será la última en presentarse, y porque la fecha límite para cualquiera que quiera presentar su candidatura a las primarias alasqueñas para rellenar los papeles correspondientes y presentarlos ante la administración estatal llega hasta el 2 de junio de 2014.

Si Sarah se presenta, ya sabe ella que será sometida a un bombardeo despiadado desde el primer minuto del primer día, así que no hay duda que lo retrasará todo lo posible para no desgastarse innecesariamente. Además, el único motivo que tiene un candidato para lanzar una pronta campaña electoral es la de darse a conocer; Sarah no necesita eso, leñe. La única encuesta sobre intención de voto de que disponemos ahora mismo referida a Alaska es una del 6-7 de mayo de 2013 y en ella Sarah era vista favorablemente por un 62% de los encuestados, negativamente por un 30%, no positiva ni negativamente por un 7% y solamente un 1% (el tonto del pueblo, sin duda) declaraba que nunca había oído hablar de ella. Por el contrario, los números de Miller y Treadwell son de 34%-49%-15%-2% y 54%-15%-19%-12% respectivamente.

En consecuencia, no es extraño que hay un creciente movimiento en pro de una candidatura de Sarah, algo que ella ha empezado a considerar puesto que si no, no hubiera hecho la más mínima mención al respecto. Lo que sí podemos dar por seguro es que una vez decida presentarse, si finalmente lo hace, se pondrá manos a la obra a la chita callando y nadie sabrá nada al respecto hasta el día en que lo anuncie oficialmente, seguro que en la cocina de su casa y con los periodistas hartándose de galletas caseras recién hechas por ella. Pero eso sí, a partir de ese momento, su equipo será como una apisonadora y no necesitará ni un solo día de rodaje puesto que ya estará más que entrenado aunque haya tenido que llevárselos a todos a lo más recóndito de Alaska para ello, je, je, je.

Sarah Palin

¡Qué tonto eres, Mark! Te enseño la patita y vas y te caes de culo… Mira que como me decida y me presente. No me vas a durar ni tres semanas. ¡Pobrecito! Luego tendrás que trabajar y con lo mal que se te da eso a ti.

Pues eso es todo lo que sé ahora mismo. No es mucho, pero siempre ayuda. Como siempre, les recuerdo que soy especialmente conocido por no dar ni una a la hora de adivinar el futuro, pero como un es de naturaleza osada, me atrevo a pronosticar lo que haga falta y me tomo mis pifias con deportividad y no gruño mucho ni le echo la culpa a nadie más que a mí.

¿Palin 2014? Sería una pasada, de verdad. Y entonces sí que me creería de verdad que tendríamos un Palin 2016. Pero ya veremos lo que sucede finalmente. Les recuerdo que Sarah es Sarah y sólo ella decide su futuro: ni Todd, ni Bristol ni Piper; sólo Sarah. Y más vale que siga siendo así o aviada estaría.

Si alguno de ustedes se entera de algo más, que nos lo cuente, ¿vale?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primarias Republicanas 2014 y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a QUE SÍ, QUE PALIN 2014 MOLARÍA UN MONTÓN…

  1. Santi dijo:

    Creo que nos mantendrá en la incertidumbre hasta el último momento. Algo a lo que ya nos tiene acostrumbrados, ¿verdad, amigo Bob?, ja, ja, ja. Y en tu caso al borde de un ataque de nervios, ja, ja, ja.

    ¿Por qué no? ¡Palin 2014! y ¡Palin 2016! 🙂

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s