¡TODOS CON LA LIBERTAD!

SPFacebookQue eso de lo “políticamente correcto” es una cabronada con el único objetivo de imponernos más fácilmente una tiranía, ya lo sabíamos desde casi el primer día en que tuvimos noticia de ese engendro. Lo malo es que lo que hasta ahora no pasaba de pequeños hechos, algunos de ellos risibles (mi favorito siempre fue ese de “miembros y miembras”), está cogiendo empaque y ahora ya se atreven con todo. Y uno de sus objetivos favoritos está siendo el Ejército de los Estados Unidos, tal vez con la secreta esperanza de desarticularlo completamente y lograr que pierda su unidad interna y su combatividad, rindiéndolo ineficaz por fin y permitiendo así que los enemigos de la libertad tengan la mitad del trabajo hecho. Sí, sí, cuidado con las “quintas columnas”… Y cuidado cuando un peligroso quintacolumnista llega a la cúspide de la cadena de mando. Avisados estamos.

Estas tres notas de Sarah Palin en su página personal en Facebook son recientes, recientes. Salieron ayer una hora antes de que publicara mi anterior entrada. El caso que relatan es, desgraciadamente, un clásico ya porque no es el primero, hay muchos más que no conocemos y seguramente habrá más y más canallescos. Uno acostumbraba a dormirse por las noches cuando era pequeño imaginándose que algún día llegaba a ser un marine (no sé muy bien cómo, pero los niños no estamos para detalles tan nimios cuando se trata de soñar) y luchaba valientemente donde hiciera falta en defensa de la libertad; ahora que ya soy mayor, pienso que tal vez haya sido mejor no haber hecho realidad mi sueño. Total, para que ahora me encuentre con que el enemigo está en mi propio bando. Sí, mejor haber acabado de chupatintas; la decepción es menor.

Por mi parte, apoyo completamente al soldado aquí represaliado y confío en que logre salir de esta sin sufrir ningún daño y con su carrera intacta, pero esto último no lo creo. Y bien que lo siento.

Esta es la primera nota:

Tanto si usted comparte o no las opiniones de este soldado, creo que todos estamos de acuerdo en que las evidentes consecuencias a las que se enfrenta por leer orgullosamente a ciertos autores son indignantes.

Me encantaría ver a más de los mejores de Estados Unidos, nuestros hombres y mujeres uniformados, junto con cualquier otra persona, leyendo con orgullo y valentía más escritos de patriotas que identifican a quien está tratando de matar a nuestra Constitución. Los estadounidenses obviamente, necesitan saber por qué es imprescindible no dejarse avasallar y sucumbir a estos intentos de transformar fundamentalmente a Estados Unidos en una población de ovejas dedicadas sólo a pastorear, y luego una vez atrofiadas, bajo la tiranía. Esta ES una batalla entre la libertad y la tiranía, como el título del libro de Mark Levin declara. Los autores y los comentaristas mencionados en el artículo enlazado más abajo ayudarán a más de nuestros seres queridos a entender esto al explicarles articuladamente lo que el liderazgo de la izquierda radical le está haciendo a nuestro país.

Sí, si más ciudadanos escucharan y leyeran a Rush, El Grande, et al., el empoderamiento de la persona corriente proporcionaría la energía y el ánimo para tomar una postura y proclamar: “¡No más!”. Es el momento. Las tropas –especialmente usted– han luchado por las libertades consagradas en nuestra Constitución. Sus hermanos y hermanas han muerto en esta batalla para defender la libertad. Por favor, sepan que una nación agradecida no dejará que sus sacrificios sean en vano. Nosotros les apoyamos.

Me encantaría ver fotos de nuestras tropas leyendo cualquiera de estos aparentemente “prohibidos” libros pro-Estados Unidos. No muestren su cara o su nombre en la foto, tal vez solamente sus manos amantes de la libertad en torno a un libro amante de la libertad o las manos ajustando el dial de la radio para escuchar a los líderes conservadores mencionados diciendo la verdad. ¿De qué sirve luchar y morir por la libertad en países lejanos si nos quitan la libertad en casa? Suban una foto.

Aquí está el artículo al que estoy haciendo referencia.

Sarah publica el enlace del artículo en cuestión, escrito por Todd Starnes en Townhall, pero ya saben lo majo que soy yo y aquí se lo ofrezco traducido:

Se le dice a un soldado cristiano conservador que no lea a Levin o a Hannity mientras vista de uniforme

Un veterano miembro de la Banda del Ejército de EE.UU. dijo que se enfrenta a las consecuencias y el castigo de los militares por llevar pegatinas anti-Obama en el parachoques de su coche, leer libros escritos por autores conservadores como Mark Levin y David Limbaugh y servir bocadillos de Chick-fil-A en su fiesta de promoción.

El sargento mayor Nathan Sommers, un veterano con 25 años en el ejército y cristiano conservador destinado en Fort Myer en Washington, cree que su abierta oposición al matrimonio gay provocó que los altos mandos se pusieran a hurgar en sus creencias. Receptor de una Medalla de Encomio del Ejército y solista en el funeral de la ex primera dama Betty Ford, Sommers dijo que sus creencias fundamentales son suficientes para marcar un soldado para la persecución en el ejército de hoy.

“Parece que con la derogación del Don’t Ask, Don’t Tell [Yo No Te Pregunto, Tú No Me Lo Dices], los cristianos han sido los que han tenido que pasar a la clandestinidad y al armario por temor a las represalias”, me dijo Sommers.

“Los cristianos sienten que no pueden ser abiertos con su fe. Se tienen que oculta”.

El comandante retirado de la Armada John Bennett Wells está representando al sargento mayor. Dijo que no hay ninguna duda en su mente de que los militares de EE.UU. están discriminando a los cristianos y, en concreto, a su cliente.

“No hay duda al respecto”, me dice Wells. “Porque él es religioso, porque siente que la conducta homosexual es incorrecta por motivos religiosos, él está siendo, básicamente perseguido”.

El teniente coronel Justin Platt, un portavoz del Ejército en el Pentágono, dio a conocer un comunicado a Fox News señalando que la rama militar no puede hacer comentarios sobre las investigaciones o acciones administrativas en curso.

“Con respecto a las actividades políticas, se espera que los soldados lleven a cabo sus obligaciones como ciudadanos de acuerdo con la normativa aplicable”, dijo Platt.

Documentos del ejército que he obtenido indican que a Sommers se le dijo que sus acciones bordeaban el ser irrespetuoso con el presidente Obama y que la más “mínima señal de falta de respeto hacia sus superiores puede tener un efecto desmoralizador en la unidad”.

“Usted debería tratar de expresar su opinión siendo consciente de las consecuencias globales de sus declaraciones”, señaló el Ejército.

Los problemas de Sommers comenzaron en abril pasado cuando le dijeron que retirara las pegatinas pro-republicanas, anti-Obama que llevaba en su coche particular.

Las pegatinas decían: “El desacuerdo político NO es racismo”, “NOBAMA” NANAY2012″ y “El camino hacia la bancarrota está pavimentado con tonterías”.

Su oficial superior le dijo al soldado que las pegatinas estaban creando “una innecesaria tensión en el lugar de trabajo”.

“Los tipos de pegatinas en su coche estaban creando un ambiente perjudicial para la moral y estaban creando una innecesaria tensión de trabajo en el lugar de trabajo”, escribió el oficial en un documento del Ejército obtenido por Fox News. “Un soldado debe equilibrar sus sentimientos personales con la misión del Ejército de EE.UU. Incluso la más mínima señal de falta de respeto hacia sus superiores puede tener un efecto desmoralizador en la unidad”.

El abogado Wells dijo que una vez que él se involucró, los militares dieron marcha atrás en la presentación de una reprimenda formal.

“Está permitido que lleve esas pegatinas en el parachoques de su coche”, dijo. “El reglamento del Departamento de Defensa lo permite. No había nada obsceno en ello”.

Durante los meses de verano, Sommers fue criticado por leer las obras de Mark Levin, Sean Hannity y David Limbaugh.

Sommers estaba leyendo The Great Destroyer de Limbaugh detrás del escenario en un concierto de la Banda del Ejército de EE.UU. en el Capitolio de los EE.UU. Un oficial superior le dijo que estaba causando “una quiebra en la unidad” y que estaba ofendiendo a otros soldados.

“Yo no estaba leyendo en voz alta”, dijo. “Estaba simplemente leyendo en privado para mí mismo. Me dijeron que estaban frunciendo el ceño y me advirtieron que no debería leer literatura de ese tipo detrás del escenario porque era ofensiva”.

En otro episodio, había sido cogido detrás del escenario leyendo un ejemplar de The Making of Ameritopia de Levin.

Sommers dijo que le advirtieron que se abstuviera de leer el libro “mientras vistiera de uniforme estuviera a la vista de cualquier persona de la banda”.

“Esta es la primera vez desde que (mi superior) me indicó que había ofendido a otros con mi elección de material de lectura en que fui aconsejado oficialmente al respecto”, dijo. “La declaración me dejó sin aliento. Me quedé sin palabras”.

A pesar de estos incidentes, el ejército promovió al soldado en septiembre al rango de sargento mayor. Pero la promoción también marcó el inicio de un esfuerzo por parte de los militares para castigar al soldado.

Su ascenso coincidió con una controversia en torno a Chick-fil-A. El presidente de la compañía dijo a un reportero que era “culpable de los cargos” a la hora de apoyar el matrimonio tradicional. Los activistas de los derechos de los homosexuales se abalanzaron sobre él llamando a un boicot de la empresa de propiedad cristiana. Y algunos funcionarios demócratas prometieron bloquear la apertura de restaurantes Chick-fil-A en sus ciudades.

En respuesta a esto, el presentador de Fox News Channel Mike Huckabee lanzó un Día Nacional de Apreciación de Chick-fil-A para conseguir apoyo para la cadena de restaurantes.

“Me inspiré en el Día de Apreciación del gobernador Huckabee”, Sommers dijo a Fox News. “Y como yo no era capaz de participar en el evento, decidí servir Chick-fil-A en mi fiesta de promoción”.

Es una larga tradición dentro de la Banda del Ejército de EE.UU. que los soldados ascendidos organicen una fiesta para sus compañeros. Así que el soldado decidió encargar la comida a Chick-fil-A.

“A mi familia le gusta Chick-fil-A y nos gusta lo que representan”, dijo. “Puedo hacer una declaración y, al menos, expresar un punto de vista religioso en mi fiesta de promoción, teóricamente sin temor a las represalias”.

El soldado también tuiteó sobre la fiesta: “En honor a la derogación de DADT [Don’t Ask, Don’t Tell] y la negativa de Obama/Holder a hacer cumplir la ley DOMA [Defense of Marriage Act, Ley de Defensa del Matrimonio], estoy sirviendo Chick-fil-A en mi fiesta de promoción a sargento mayor de hoy”.

También tuiteó al locutor de radio Mark Levin: “¡@Marklevinshow, me molas, Mark! Tu paisano virginiano y sargento mayor del ejército. Ascendido hoy y sirviendo una fiesta Chick-fil-A en honor de la derogación de DADT”.

Ambos tuits fueron citados en un documento militar oficial.

“Como soldado debe ser consciente del hecho de que sus declaraciones pueden ser percibidas por los miembros del público y otros miembros del servicio como de una naturaleza que linda con la falta de respeto al Presidente de los Estados Unidos”, indica el documento.

Sommers dijo que pagó por la fiesta con dinero personal, no con fondos del gobierno.

“No tenía ni idea de que un bocadillo de Chick-fil-A me iba a meter en problemas”, dijo.

Más tarde, fue convocado por un oficial superior, de quien el soldado dijo que es abiertamente gay, y se le dijo que individuos no identificados se sintieron ofendidos por los tuits y algunos los consideraron racistas.

Sommers fue reprendido, amenazado con una acción judicial y le dieron un informe de eficiencia negativo. También se puso en marcha una investigación.

“Es un intento obvio de presionarle y forzar su salida de los militares”, dijo Wells. “Ellos hicieron recientemente una evaluación de suboficiales que efectivamente torpedeó su oportunidad de promoción y podría ser expulsado del ejército”.

En el curso de su investigación, los militares descubrieron un tuit de 2010 que incluía una palabra despectiva para los homosexuales. El soldado admitió haber retuiteado el tuit original de otra persona.

“Dios, Dios, es martes mari*ón. Los chalados izquierdistas y los  Obamabots salen con toda su fuerza”, se leía en el retuit.

El soldado fue obligado a explicarse ante un oficial superior.

“Él me explicó que los soldados homosexuales tenían ahora miedo de mí”, dijo Sommers. “Me mostró una carta de un colega de la Banda del Ejército que exigía que me disculpara públicamente ante la banda por mis declaraciones y que debía ser retirado de las posiciones de liderazgo e influencia”.

Sommers admitió que el retuit fue un caso de mal juicio por su parte, pero dijo que cree que un grupo de soldados homosexuales están en una cacería de brujas y que estaban “tratando de desenterrar toda la información negativa que puedan para silenciarme o arruinar mi carrera”.

El abogado Wells dijo que Sommers está tomando un “curso valiente.”

“Él no va a abandonar sus creencias”, dijo. “Sería fácil para él para ponerse de pie y decir: ‘Oh, he visto la luz. Sí, yo estaba equivocado y voy a hacer todo lo posible para abrazar la corrección política y todo será perdonado”.

Pero Wells dijo que la conciencia del soldado “no le permitirá hacer eso”.

Sommers dijo que ha trabajado junto a soldados homosexuales desde hace bastante tiempo y no tiene ningún problema en servir con ellos.

“Mi postura es que todo el mundo tiene derechos”, dijo. “Los cristianos también tienen derecho a expresar sus puntos de vista y eso es lo que está siendo aplastado aquí. No hay tolerancia o disensión desde el punto de vista de los militares”.

El soldado teme que los militares se están volviendo cada vez menos tolerantes.

“Irónicamente, los liberales predican la tolerancia”, dijo. “Ellos dicen: ‘Nosotros podemos tolerarte’. Pero si usted tiene una cierta creencia de que no se alinea con lo que los militares quieren que creas, especialmente las creencias religiosas, ya no eres bienvenido entre los militares de EE.UU.”.

El abogado Wells dijo que su cliente no va a rendirse sin luchar y han prometido presentar una demanda federal y llegar hasta el Congreso si es necesario.

Ron Crews, director ejecutivo de la Alianza de Capellanes para la Libertad Religiosa dijo que historias como ésta se están volviendo comunes en el ejército después de la derogación del Don’t Ask, Don’t Tell.

“Estas historias son las que no se han contado, a propósito de algunas de las consecuencias más sutiles de la derogación de la política del Don’t Ask, Don’t Tell“, dijo.

Un miembro del servicio recibió una severa reprimenda por expresar la posición religiosa de la fe sobre la homosexualidad en un blog religioso personal.

Un capellán fue relevado de su mando sobre una capilla militar porque no podía permitir que las bodas entre personas del mismo sexo tuvieran lugar en la capilla.

Y a un capellán que preguntó a oficiales militares de alto rango si la libertad religiosa iba a ser protegida a raíz de la derogación de la ley contra la conducta homosexual abierta en el ejército se le dijo que “o se adaptaba” o renunciaba.

Crews dijo que están compartiendo estas historias para que otros miembros del servicio sepan que hay un lugar en el que obtener ayuda. Dijo que la Alianza de Capellanes publica una carta básica de libertades religiosas explicando las libertades constitucionalmente protegidas para los miembros del servicio.

“Si usted cree que su libertad religiosa ha sido violada, esto es lo que puede hacer”, dijo. “Vamos a intentar que usted obtenga la ayuda que necesita”.

¿Y qué pasa con Sommers?

“Vamos a estar con este soldado que no hizo nada malo”, dijo Crews. “No hay nada malo en decir que quiere celebrar DOMA, que además es una ley federal.

Esta es la segunda nota de Sarah. Tiene foto y nos pide que nosotros también aportemos una. Me parece una gran idea. Todo lo que sirva para joder a Obama, es genial.

Invitación a los estadounidenses a que ilustren audazmente su postura en la guerra de hoy de ‘Libertad vs Tiranía'”. Suban una foto.

SP Levin book

Nueva petición de fotos. No tendrá que pedírmela otra vez.

Muestren su apoyo a la libertad. ¡Suban una foto sosteniendo un libro amante de la libertad!

Ameritopia

Bueno, y esta es mi contribución a la campaña “Sácate una foto y cabrea a un rojo”. Estoy encantado, je, je, je. Confío en que les guste.

Bob por la libertad

He salido un poco despeinado, ¿no?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡TODOS CON LA LIBERTAD!

  1. Santi dijo:

    ¡Por fín una foto tuya, amigo Bob! ja, ja, ja. Has salido favorecido con ese par de libros. Todo sea por la libertad y porque lo pide Sarah. ¡Viva la libertad! ¡Palin 2016!

  2. Gonzalo dijo:

    Hola Bob,

    lo haré, en cuanto tenga un poco más de tiempo. Es más, incluso al leerlo en el facebook de Sarah, pensé en hacerlo y mandárselo a ella.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s