DE BIEN NACIDOS ES SER AGRADECIDOS…

SP todaspartesContinuando con el discurso de Sarah anteayer en Republic (un lugar mítico para mí a partir de ahora, como Liberty, Texas), hoy tengo más información sobre él. Se trata de un artículo de Breitbart News escrito por mi periopalinista favorito, Tony Lee. En él, nos explica algo más sobre lo que dijo durante los apenas quince minutos de su intervención, que es lo que nos interesa a nosotros (aunque el detalle de pegar un dólar bajo las sillas es todo un puntazo, ja, ja, ja). En fin, que hoy toca ser breve. Aquí lo tienen y piensen lo que sentirían ustedes si Sarah Palin fuera a darles un discurso el día de su graduación. Algunos no querríamos que ese día terminase nunca.

Palin honra a los graduandos del instituto del pueblo que ayudó a su papá hace 49 años: “Vosotros nos pusisteis en el camino”

Sarah Palin demostró el sábado que ella nunca olvida sus raíces, al contar que tenía el honor de dirigirse a los graduados de la escuela secundaria de un pequeño pueblo en Washington que ayudó a su padre hace 49 años, cuando su camioneta se averió de camino a Alaska.

Hablando en la ceremonia de graduación del instituto de Republic, Palin dijo que tenía el honor de dirigirse a los 27 alumnos que se graduaban en el instituto del pequeño pueblo de Republic, Washington.

Habló conmovedoramente acerca de su padre, que creció en Sandpoint, Idaho, y recordó cómo le gustaba la frase de “mirar por la otra persona” en la película “Mr. Smith Goes to Washington” [“Caballero sin espada”].

Palin contó a la audiencia una historia sobre un maestro que tenía el sueño de ir a Alaska, la última frontera de América, y puede que sólo llegara allí debido a la azarosa bondad de los extraños de un pequeño pueblo que miraba por la otra persona.

Palin dijo que mudarse a la “última frontera salvaje” era una “empresa arriesgada” para el maestro, sobre todo porque el hombre no “tenía mucho dinero”.

Dijo que el maestro no tenía miedo de trabajar duro y envió “a su esposa y tres hijos por delante” a Skagway, Alaska.

Describiendo al maestro como uno de esos “tempranos amargados aferrados” porque tenía un arma entre sus pertenencias en su camioneta Ford marrón, Palin dijo que su coche se averió en el “medio de la nada” y él se quedó atascado en su camino a Alaska hace 49 años.

Ella dijo que él pensó que estaba “condenado al fracaso” porque “este gran trabajo de reparación costaría mucho más de lo que tenía”.

“Parecía como si el sueño del hombre hubiera terminado antes de empezar”, dijo Palin. “Tal vez no había tenido en cuenta el tener que enfrentarse con los obstáculos del mundo”.

Palin dijo que el maestro de alguna manera logró llegar al siguiente pueblo, encontró un mecánico, llegó a conocer a “la muy agradable gente del pueblo” y “les habló de la vida que esperaba vivir en Alaska”.

Ella dijo que el maestro se llevó una “lección de la simple y vieja amabilidad cotidiana del pequeño pueblo de Estados Unidos” ​​cuando el mecánico le cobró “sólo diez dólares” y “la buena gente lo envió en su camino al norte para seguir su sueño”.

“Ese maestro fue mi papá, el señor Heath”, dijo Palin. “Ese pequeño pueblo era vuestro pequeño pueblo. Era Republic, Washington. Ese mecánico era un hombre llamado Sr. Carter. Y mi papá nunca lo olvidó a él o la amabilidad mostrada por el pueblo”.

Palin continuó: “Vosotros nos pusisteis en nuestro camino”.

Señaló que los grandes jugadores y los preocupados escritores políticos que menospreciaron el pequeño pueblo de Estados Unidos empezaron a chasquear la lengua y arrugar la nariz cuando se enteraron de que había aceptado la invitación del instituto de Republic para hablar en la ceremonia de graduación.

La ex gobernadora de Alaska que más resuena entre los conservadores y los del Tea Party, dijo que estos escritores de élite y snobs “simplemente no lo entienden”. Desde luego, no entienden por qué los pueblos pequeños como Republic son especiales, dijo Palin.

Ella dijo que su mensaje a los “grandes y poderosos” es que aunque “esta ciudad puede ser una pequeña parte de la gran república estadounidense, es grande en valores”.

“Vuestro pueblo es un ejemplo de todo lo que es bueno en nuestro gran país”, dijo Palin. “Estoy aquí para daros las gracias por eso”.

Dijo que “la bondad cotidiana os ayudará durante toda vuestra vida” y que nunca se “olvidéis vuestras raíces en Republic”.

“En lo personal, gracias por todo lo que han hecho por mi familia”, dijo Palin conmovedoramente. “Vosotros ayudasteis a un maestro y un entrenador a caminar su camino hacia una vida emocionante e increíble en Alaska”.

Ella observó cómo la hija del maestro llegó a ser gobernadora y fue invitada “de vuelta al lugar donde empezó todo”.

Después de la graduación, Palin escribió que se sentía “honrada e inspirada por la comunidad de Republic, WA hoy” y publicó fotos del día.

Y continuó:

Republic es un ejemplo de lo que hace grande a Estados Unidos –y fue un honor el darles las gracias por ello. Para los Tigers de 2013 –gracias de nuevo por haberme invitado e inspirado. Recordad siempre vuestras raíces y nunca olvidéis que los chicos de pequeñas escuelas pueden hacer grandes cosas. ¡El futuro de nuestra república depende de vosotros!

Antes del evento, Palin había escrito que, pese a la opinión de los “partidistas medios de comunicación” y de los escritores de elite del Seattle Weekly, “los pequeños pueblos de Estados Unidos son el alma de nuestro país”.

“Los Estados Unidos de las pequeñas poblaciones son nuestro corazón; puede que no sean la Ivy League o lo que Ellis y los medios de comunicación estiman aceptable, pero estos estudiantes y su pueblo representan lo que es bueno y justo sobre los Estados Unidos y las pequeñas poblaciones donde la mayoría de nosotros crecimos  y tenemos nuestras raíces y nuestros valores”, escribió Palin. “Demasiado a menudo los medios de comunicación olvidan sus propias humildes raíces y juegan la carta elitista. Que no sea así este fin de semana. Vamos a felicitar a los Tigers de 2013 y tenemos algo especial para todos y cada uno. Ellos crecerán para defender nuestro país, gestionar nuestra economía, construir nuestras familias y trabajar para conseguir cada uno de sus sueños personales”.

Los principales medios de comunicación se excitan y celebran cuando el presidente Barack Obama va a una escuela de una ciudad del interior con un número significativo de estudiantes negros para inspirarlos a alcanzar sus sueños. Se excitarían si Julian Castro fuera a una escuela en un barrio donde nadie significativo ha aparecido nunca e hiciera lo mismo. Alabarían a Jeremy Lin si visitara una escuela primaria no elitista en San Francisco con un número significativo de estudiantes de origen chino y los inspirara.

Pero estos mismos elitistas de los principales medios de comunicación se apresuran a burlarse de Palin y de los pequeños pueblos de Estados Unidos cuando Palin hace lo mismo. Palin, que tiene que rechazar más solicitudes para hablar que la mayoría de personas reciben en toda una vida, se presentó en el instituto de Republic –pagándoselo de su propio bolsillo, ni más ni menos–, para decir simbólicamente a aquellos estudiantes y a su pueblo que ellos también siguen siendo importantes. Y que ellos, también, pueden lograr grandes cosas en la vida. Y que ellos, también, son dignos de ser honrados.

Con demasiada frecuencia en Washington –y en lugares como Nueva York y Hollywood–, la gente olvida de dónde viene. Palin hizo hincapié en repetidas ocasiones a los graduandos del instituto de Republic que nunca olviden sus raíces. Pero sus acciones el sábado –descubriendo al pueblo que ayudó a su padre hace 49 años para demostrar que su familia nunca se había olvidado de la bondad de Republic–  no sólo reforzó su mensaje de graduación, sino que en realidad habló más fuerte que todas sus palabras.

smpalinsigns_t940

La calle principal de Republic el día de la visita de los Palin… ¿A que parece sacada de una película?

¡Decidido! ¡Me mudo a Republic, Washington! En cuanto Rajoy se cargue lo que queda de España, hago las maletas y me las piro allí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Discursos de Sarah Palin y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DE BIEN NACIDOS ES SER AGRADECIDOS…

  1. Santi dijo:

    No te vayas, Bob, te necesitamos aquí, ja, ja, ja. Pero ese pequeño gran pueblo bien merece una visita. Y Sarah Palin lo ha demostrado con hechos y un bello y emotivo discurso. ¡Palin 2016!

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s