CÓMO MONTAR UNA FIESTA Y CONSEGUIR QUE SARAH PALIN SE APUNTE A ELLA

PalabraBobEsta es una de esas entradas que tanto me gustan. Una que habla de chicos jóvenes, valientes y perfectamente capaces de tomar sus propias decisiones sin dejarse influenciar por nadie. Vamos, de adultos prometedores. Y además de chicos de pueblo, que ya saben que pienso que si Estados Unidos tiene que recuperar la senda perdida, no serán los niñatos de ciudad quienes lo hagan, sino esos sencillos muchachos de pequeñas e incluso minúsculas poblaciones quienes lo logren. Y es que para recuperar lo que una vez fue Estados Unidos, hay que volver al principio de todo, a las pequeñas poblaciones, a los pioneros, a los audaces que conquistaron el Oeste. En fin, no voy a ser pesado, así que les explicó lo sucedido inmediatamente. Para empezar, vean esta invitación:

La ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin, hablará en la ceremonia de graduación del instituto de Republic

El instituto de Republic se complace en anunciar que la ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin, ha aceptado la invitación de la clase mayor para pronunciar el discurso de graduación de 2013 el 1 de junio.

Después de una extensa campaña por parte de la clase mayor, encabezada por el presidente de la clase Tyler Weyer, que incluyó semanas de una coordinada escritura de cartas, mensajes de correo electrónico, tuits y una campaña completa en Facebook, que incluyó fotografías, la clase mayor ha visto cumplido su sueño de tener a la gobernadora Palin como oradora en su ceremonia de graduación.

“Otorgamos un agradecimiento especial al presidente de la clase mayor Tyler Weyer por su dedicada labor en la consecución de esta oradora de 2013 y reconocemos al personal del Distrito Escolar de Republic y a la comunidad su apoyo para el logro del objetivo de la clase mayor, que supone la realización de este evento único-en-la-vida”, dijo el director Shawn Anderson.

La clase mayor del instituto de Republic de 2013 está compuesta por 27 miembros y todo el cuerpo estudiantil es de 109.

La ceremonia de graduación de 2013 del instituto de Republic se llevará a cabo el 1 de junio en el gimnasio del instituto de Republica desde la 1 hasta las 2:30 pm.

Republic es una pequeña población de algo más de 1.000 habitantes en el estado de Washington, justo al norte de Spokane y muy cerca de Canadá. La cuestión es que el próximo sábado 1 de junio, se celebra la ceremonia de graduación de los alumnos mayores, los senior, y estos tuvieron la macanuda idea de invitar a Sarah Palin a que les diera el habitual discurso que se da en estas ceremonias. Dicho y hecho, la invitaron, insistieron en invitarla y finalmente consiguieron que aceptara la invitación y aquí tenemos al pequeño pueblo de Republic montado sobre una ola nada más saber que alguien como ella va a venir a visitarlos. Toda una hazaña de la que hay que estar agradecidos al promotor de la locura… digo de la idea, el presidente de la clase Tyler Weyer.

Por supuesto, haré mangas y capirotes para informarles sobre todo lo que suceda el sábado que viene allí, que será el centro del mundo por un día para todos nosotros, palinistas inquebrantables. Mientras tanto, les dejo con la traducción de estos dos artículos de periódicos de la zona en los que se explica cómo lo hicieron los chicos para conseguir que Sarah les dijera que sí y cómo se está viviendo el acontecimiento allí. ¡Disfrútenlos!

Este es el primero, obra de Shawn Vestal en The Spokesman-Review:

Sarah Palin hablará en la graduación del instituto de Republic

Tyler Weyer y sus compañeros de clase en el instituto de Republic empezaron a considerar posibles oradores para la ceremonia de graduación el pasado otoño.

Frente a ellos estaba la realidad de que el orador más probable sería un maestro popular o un destacado miembro de la comunidad. No es que hubiera nada malo en ello.

Pero Weyer tuvo una idea loca. “Dije, ‘Eh, vamos a darle un toque a Sarah Palin'”, dijo Weyer, de 17 años de edad, presidente de la clase mayor en el instituto de Republic.

Fue una especie de broma, al menos al principio. Pero pronto Weyer había puesto a la cabeza de una agresiva campaña en los medios de comunicación sociales que… acabo llegando a Sarah Palin. La ex candidata republicana a la vicepresidencia y gobernadora de Alaska se dirigirá a Weyer y sus 26 compañeros de graduación el 1 de junio.

Puede ser que sea el partido más excitante que nunca se vea en el gimnasio del instituto de Republic.

Weyer es un residente de antiguo de Republic que planea asistir al Wenatchee Valley Community College el próximo otoño y pasar luego a la Washington State University para estudiar Ciencias Políticas. Es un apasionado seguidor de Palin desde hace mucho tiempo, refiriéndose  a ella, medio en broma, como su “ídolo”, por sus opiniones políticas y por representar la vida de los pueblos pequeño y la recreación al aire libre.

“Me gusta mucho la forma en que la gobernadora es capaz de relacionarse con el estadounidense medio, normal”, dijo. “A ella le encanta cazar, le encanta pescar –y eso es lo que a nuestra clase le gusta también”.

El director del instituto de Republic Shawn Anderson dijo que Weyer ha sido un fan entusiasta y descubierto de Palin durante algunos años. Un hombre joven con un fuerte interés en la política y el gobierno, “Tyler… y Sarah Palin son del tipo de los que van de la mano”, dijo Anderson.

Cuando Weyer desechó la idea de invitar a Palin el otoño pasado, fue alentado por sus profesores y por Anderson. ¿Por qué no intentarlo?

Weyer escribió una invitación, Anderson la pasó en papel con el membrete de la escuela y la firmó, y se mandó a los padres de Palin. Weyer había tratado de llegar a Palin a través de fuentes oficiales en el pasado, sin éxito, así que pensó que pasar por sus padres podría funcionar mejor, además que ellos aparecían en la guía telefónica. Poco después, Weyer recibió una respuesta por correo electrónico de “uno de los suyos”, que no se comprometía a nada.

“Para ser honrado, realmente no me sorprendió que el mensaje llegara a Sarah”, dijo Anderson. “Realmente creí que al menos vería la carta y tal vez algunos de los mensajes de correo electrónico.

“Pero no creía que nuestras posibilidades fueran tantas”.

Pasaron los meses sin más noticias. A principios de abril, seguía esperando una respuesta y como que se le acababa el tiempo, Weyer decidió forzar las cosas.

“Estaba impaciente, así que organicé una foto de la clase”, dijo.

Juntó a sus compañeros de clase con sus sudaderas del instituto e hicieron una pancarta: “¡Te queremos! ¡Gobernadora Palin!”. La bibliotecaria de la escuela Kelly Scriver tomó la foto de ellos posando con la pancarta y la publicaron en Facebook.

Seniors

Y entonces, en lo que se está convirtiendo en un patrón familiar en la era de los medios de comunicación sociales, el compartir y el gustar y el tuiteo comenzaron. Cuando la noticia de los esfuerzos de la clase del ’13  se difundió, la gente empezó a dirigirse a Palin directamente a través de Facebook y de otras maneras. Weyer dijo que Palin tiene unos parientes que viven en el área de Republic que podrían haber contribuido a que se apercibiera de sus esfuerzos, y la misma Palin nació no muy lejos, en Sandpoint, donde sus padres tienen una larga historia.

Fuera lo que fuese, algo finalmente se abrió paso. Como Weyer dijo, “la palabra justa llegó a la gente adecuada”.

Él recibió otro correo electrónico, queriendo saber: “¿Podemos saber la fecha y la hora otra vez?”. “Eso fue definitivamente más prometedor”, dijo.

Luego llegó otro correo electrónico de la gente de Palin, esta vez para concertar una llamada de teléfono con él y los funcionarios de la escuela.

“La gente me dijo que me puse pálido como una hoja cuando llegó el correo electrónico”, dijo Weyer. “Yo dije, ‘Oh, Dios mío. Me estoy emocionando mucho. Algo va a pasar aquí'”.

El 18 de abril, Weyer y los funcionarios de la escuela hablaron por teléfono con el representante de Palin y supieron que Palin iba a venir a la graduación.

“Valió la pena un millón de dólares por ver la expresión de su (Weyer) cara”, dijo Anderson.

La prioridad de Anderson es preservar el evento como una ceremonia de graduación, algo centrado en los estudiantes y sus familias.

“Esto no va a ser un circo y esto no va a ser una declaración política”, dijo.

Weyer dice que Palin, que no va a ser pagada y que se costeará su propio viaje, ha expresado un deseo similar. “Ella no quiere un frenesí”, dijo.

Sin embargo, un cierto frenesí es inevitable que acompañe a la aparición de una figura como Palin. Cada graduado recibe 20 entradas para su distribución para la ceremonia de graduación de la 1 pm del 1 de junio y, a continuación, la admisión en el pequeño gimnasio será “el primero en llegar, el primero en ser servido”. Hay espacio para alrededor de 700 personas; Anderson espera que tendrá que estar echando gente.

Weyer dijo que el evento es la comidilla de la ciudad de 1.000 residentes.

“Todo el mundo está pidiendo entradas”, dijo. “Todo el mundo está extasiado”.

Y este es el segundo, escrito por Deanna Pan:

Esperando a Sarah

Este sábado, Sarah Palin se reunirá con su mayor fan y futuro protegido

Lo más cerca que Tyler Weyer ha estado de Sarah Palin ha sido cuando se vistió como ella –blusa roja, peluca castaña, gafas sin montura y todo lo demás.

Tyler

Hace aproximadamente un mes, ante sus compañeros de clase, maestros, director y madre, el alumno de 17 años de edad, se tambaleó en sus tacones altos, comprados en el estante de “11 plus” en Value Village en Spokane. Sobrepasaba en estatura a una chica rubia de octavo grado con un traje pantalón en el escenario del instituto de Republic con la que discutió el papel del sexismo en la campaña presidencial de 2008.

“Así que por favor,” suplicó Tyler a la audiencia, “Basta de hacer trucajes fotográficos con mi cabeza en fotos de chicas sexy en bikini”.

“Dejad de decir que tengo las pantorrillas gruesas”, añadió la estudiante de octavo grado con cara de palo.

Su parodia fue un éxito, a pesar de que todo el mundo sabía Tyler haría Sarah Palin. El año pasado, por el concurso anual del equipo de debate “Interp Night”, él leyó el primer párrafo del libro de Palin Going Rogue y clavó su distintivo acento de Wasilla. Todavía puede recitar las primeras líneas: “Fue en la Feria del Estado de Alaska, agosto de 2008. Con las montañas grises Talkeetna en la distancia…” de memoria.

Tyler, el presidente de la clase mayor, es conocido en la escuela por su fascinación por la ex gobernadora de Alaska, pero por primera vez este año, dice: “Yo no era el único que hablaba de Sarah Palin”. Este sábado, Palin pronunciará el discurso de graduación a los 27 estudiantes del último año de Republic después de que la clase de 2013 bombardeara a Palin y a su comité de acción política a través de Facebook, Twitter y el correo electrónico durante varios meses.

La idea, por supuesto, fue de Tyler.

Tyler recuerda claramente el día en agosto de 2008 en que el candidato presidencial republicano John McCain anunció a Palin como su compañera de candidatura. Estaba viendo la televisión en casa de sus abuelos cuando Palin se dirigió al país.

“Sé que esto es común y muchas personas se sienten así, pero sentí que me estaba hablando a mí y sólo a mí”, dice Tyler el último día de clases para los alumnos mayores. “Yo estaba como, ‘¡Oh, Dios mío, me gusta!’ Tiene sentido común. Ella es una mujer muy sensata. Quiero decir, obviamente, no podrías llegar a esa posición si no lo fueras”.

“Yo no creo que ella sea una política normal”.

Ha estado siguiendo la estrella en ascenso del Tea Party desde entonces. Lee sus libros, conoce sus posturas en todos los asuntos y comprueba su página de Facebook para recibir actualizaciones periódicas. Ha enmarcado una fotografía firmada de Palin en una pared de su dormitorio. Incluso cuando no está representando a Palin por motivos dramatúrgicos, de vez en cuando cae en su léxico. Su discurso está salpicado de fragmentos típicos de la reina del habla popular: “Oh, Gosh!”, “Oh, my goodness” y “Aw, shucks”!

En los años transcurridos desde su nominación a la vicepresidencia, Palin se ha trazado un curso nada convencional. Entre las principales críticas, dejó su trabajo como gobernadora de Alaska y fue cualquier cosa menos despedida por Fox News como comentarista de derechas. Se convirtió tanto en una hacedora de reyes del Tea Party para los candidatos anti-sistema y en el blanco de un sinnúmero de bromas de los programas de televisión nocturnos. El director del instituto de Republic Shawn Anderson recibe entre dos y tres correos electrónicos a la semana de extraños que critican la decisión de la clase. Pero Tyler rechaza esos trolls. “No les prestamos atención”, dice.

Y cuando Tyler escribió al comité de acción política de Palin en enero, tuvo el apoyo total de su clase. Parte de su atractivo, Tyler dice, estriba en el hecho de que ella comparte sus raíces de pueblo.

Republic, un enclave de 2,5 kilómetros cuadrados en un mar de árboles coníferos, es la única incorporated town del condado de Ferry, con una población de aproximadamente 1.100 personas, dos tercios de las cuales podrían caber fácilmente en el interior del gimnasio del instituto de Republic. Hay una calle principal con todas las necesidades: alimentación, farmacéutico, oficina de correos, un par de moteles y un restaurante mexicano. Usted tendría que conducir una hora para ir al centro comercial o al cine.

“Tenemos suerte y también mala suerte de que [nuestros hijos] están muy protegidos”, dice Liz Bremner, una profesora del instituto de Republic y entrenadora de debate. “¿Pero ver a alguien que ha venido de un pueblo pequeño, tenido una educación y ha salido y llegado a ser alguien que es influyente a nivel nacional? Creo que es realmente importante. No tenemos suficientes modelos a imitar como ese que procedan de pequeñas comunidades”.

Palin será la más grande figura pública en pasar por Republic, de acuerdo con muchos de los residentes.

“Hicieron una película en Greenwood [Columbia Británica]; eso no está lejos de aquí”, señala Joyce Bond, un antiguo residente y vicepresidente del Comité Central Republicano del condado de Ferry, en referencia a la película de 1999 de Ethan Hawke “Snow falling on cedars”. “Algunos de nuestros vecinos tenían sus coches allí y salieron en la película”.

El director Anderson dice que no espera un “circo” el día de graduación. En preparación para el evento, tuvo que ponerse en contacto con el alcalde de la ciudad para hablar de logística. La policía de la ciudad está coordinando la seguridad con las policías estatal y tribal, la patrulla fronteriza y el departamento del sheriff. Anderson consultó recientemente a los bomberos sobre la capacidad del gimnasio.

Cada alumno ha recibido 20 boletos. Una cola de entrada general se formará el sábado a las 7 am para aquellos que esperan poder meterse dentro. A pesar de que a los estudiantes no se les permite vender sus entradas, Bond dice que pagaría “100 dólares tal vez” por ver Palin dirigirse a la clase mayor.

“La graduación de todos modos está siempre llena, así que con la venida de Palin va a ser increíble”, dice. “No recibimos [celebridades]; es eso que es tan increíble”.

En una escuela más grande, en una ciudad diferente, Tyler podría no encajar. Su conocimiento enciclopédico de la política del Congreso le hace una especie de bicho raro. Pocos chicos de escuela secundaria se toman sus cereales viendo “Fox & Friends” o asisten a reuniones de la junta escolar voluntariamente.

Él visita con regularidad la oficina del director Anderson para expresarle sus preocupaciones acerca de todo, desde las políticas de los clubes hasta los esfuerzos de embellecimiento del campus. Solicitó con éxito un reloj en el pasillo. Hace dos semanas, se quejó al director, a la oficina e incluso al superintendente del color dorado utilizado para pintar los pilares exteriores.

“Nunca he tenido un problema con Tyler en la escuela sobre cualquier cuestión de su carácter”, dice Anderson.

“Pero ya sabes, puede volverte loco de vez en cuando”.

Tyler asistirá a Wenatchee Valley Community College el próximo otoño antes de transferirse a la Washington State University para estudiar Ciencias Políticas. Cuando se le preguntó acerca de su propio futuro en la política, respondió como un político experimentado.

“Eso está muy lejos por ahora”, dice. “Si alguna vez tuviera el honor de ocupar un cargo público, lo consideraría un privilegio increíble”.

¿A que es emocionante? Sí, ya lo creo. Chicos que piensan por sí mismos, no se dejan influenciar por las tonterías al uso, persiguen sus sueños y los hacen realidad y los mayores les apoyan y les ayudan en todo lo posible. ¡Pues claro que Estados Unidos es la esperanza de la Humanidad! Sabiendo que todavía existen jóvenes como Weyer, uno no puede perder la esperanza.

¡Aúpa Republic!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Discursos de Sarah Palin y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s