COMIENDO PISTACHOS ESPERO…

SPFacebookA que Aznar dé inicio a la “Operación Descalabro de Rajoy”, a ver cómo lo va a hacer. Y que conste que yo sería el primero en alegrarme de ver a Rajoy de vuelta a Pontevedra, corrido y avergonzado, culipateado por los mismos a los que él culipateó primero. Pero como quiera que no tengo mucha confianza en que Aznar vaya a hacer nada, y aunque lo haga en que le vaya a salir bien, me quedo tan pancho, como pistachos y sigo escribiendo sobre Sarah Palin que, a fin de cuentas, es la única política en todo el mundo que cuenta con mi absoluto apoyo. Los demás, psé. Y Rajoy, ¿dónde dicen que hay que apuntarse para el culipateo? ¿Y para el descalabro?

Ustedes perdonarán mi falta de entusiasmo, pero es que uno ya se las ha visto de todos los colores con estos del PP y ya no se fía ni un pelo. Fíjense, desde 1986 hasta 2008 votando al PP en todas las elecciones y mira que tuve que votar a cada tipejo, sobre todo en las autonómicas de mi comunidad, que era como para echarse a llorar o mejor aún, usar la papeleta como papel higiénico… Pero yo allí, firme como una roca, votando PP por muy cabrón que supiera que era el candidato de turno. Y luego, en 2008, va el barbas y me dice que sobro en el partido y que me busque otro. ¡Susórdenes, mi capitán! Dicho y hecho, me busco otro partido, no lo encuentro, me quedo debajo de un puente y… ¡oh, sorpresa! ¡Debajo de un puente se está de puta madre! Ya no tengo que tragar más mierda por parte de una panda de chorizos impresentables. Y aquí sigo. Y pocas ganas tengo de volver al redil. Y si Aznar dice que él sí, pues con su pan se lo coma. Ya les he dicho lo que pienso de Aznar; pudo hacerlo todo, debió hacerlo todo y se echó a dormir el muy… Y ahora le viene un ataque de responsabilidad. España, la historia y todo eso. Y quiere que nos lo creamos. Pues yo no me lo creo, lo siento. O sea, que muy divertido todo esto, pero nada más.

En fin, pasemos a lo que de verdad importa, que dice el barbas. Hoy Sarah se siente juguetona y nos ofrece en sus dos primeras notas de Facebook un par de chistes, je, je, je. No, no son suyos; pero igualmente son buenos. Ahí van:

Los puntos de argumentación [talking points] de la administración Obama.

Burro demócrata

Y si los primeros eran los puntos, ahora los argumentadores.

Burros en acción

Dice Obama “Me enteré de ello por la prensa”. Dice Carney, el portavoz de la Casa Blanca: “No tememos más conocimiento que lo que dicen los artículos periodísticos”. Dice Holder, el Fiscal General: “No sé nada, así que no estoy en disposición de responder realmente”. Y en la papelera, el lema ese famoso: “La responsabilidad llega hasta aquí”.

En cuanto a la tercera nota, esta ya no es festiva. Y es que todo lo relacionado con el escándalo del IRS tiene muy poca gracia. Estas cosas no son un mero traspié de la administración Obama; son todo un síntoma y un aviso muy claro para todos los estadounidenses acerca de adónde pretenden llegar los tipos estos: a algo muy habitual en los países dictatoriales y de lo cual un país democrático debería estar, en cambio, libre por completo. Miren, a lo largo de los años estamos más que hartos de ver cómo todo aquello que nos advirtió Sarah ha acabado cumpliéndose (desgraciadamente). O sea, que no estaría de más hacerle un poco de caso, ya que ha demostrado con creces que sabe de lo que habla.

Yendo por libre en la dirección equivocada

A medida que cada vez más información sobre el escándalo del IRS se filtra diariamente, la implicación de la Casa Blanca se está haciendo cada vez más clara. Aquellos de nosotros que hemos estado advirtiendo acerca de la desaparición de la libertad con los esfuerzos de Barack Obama por “transformar fundamentalmente” nuestra gran nación estamos a punto de presenciar una triste reivindicación. ¿Los estadounidenses se despertarán finalmente para unirse a nosotros y decir “ya basta”?

El presidente quiere que creamos que sólo tuvo conocimiento de la corrupción del IRS al ver las noticias. Sin embargo, recientemente nos enteramos de que la Casa Blanca estaba trabajando activamente con el IRS sobre la forma de desvelar la historia de este escándalo. Por lo tanto, señor Presidente, ¿cómo se puede tener a su equipo trabajando en el despliegue de la mayor controversia desde el Watergate y, sin embargo, afirmar que sólo se enteró de ello viendo las noticias con el resto de nosotros?

Para el presidente el negar cualquier conocimiento de lo que se estaba gestando y pretender no saber nada acerca del encubrimiento de Bengasi ni nada de nada de lo relacionado con la Casa Blanca últimamente, o bien es un mentiroso o es un director tremendamente incompetente. Ustedes deciden.

Ayer, también nos enteramos de que la alta funcionaria del IRS involucrada en el escándalo de focalización está pensando en acogerse a la Quinta durante sus audiencias en el Congreso. Eso es agudo –ella será capaz de disfrutar de sus derechos de la Quinta Enmienda en una audiencia sobre cómo su organización intimidante negó a los estadounidenses la capacidad de ejercer plenamente sus derechos de la Primera Enmienda.

Tenga en cuenta que el IRS considera a uno culpable hasta que se demuestra su inocencia cuando te auditan. La Quinta Enmienda no se aplica.

Este escándalo no es sólo sobre el IRS focalizando a estadounidenses para negarles el estatus de exención de impuestos o sometiéndoles a acosadoras auditorías de represalia. El IRS también filtró a periodistas de izquierda la información confidencial de la solicitud presentada por grupos conservadores.

El IRS dice que la filtración de información fueron “revelaciones accidentales y no intencionales por parte de los empleados involucrados”. Al principio, culparon de todo el escándalo del IRS a un par de empleados que “fueron por libre”, pero pronto descubrimos que eso no eran más que paparruchas procedentes del portavoz del presidente. Pero incluso si se trataba de “revelaciones accidentales y no intencionales”, ¿se supone que eso nos tiene que hacer sentir mejor? Con el IRS a cargo del funcionamiento de Obamacare, ¿cuáles son las posibilidades de que nuestra información confidencial y expedientes médicos se den a conocer “sin querer” y “no intencionalmente”? Por favor, recuerden que algunos de nosotros advertimos a Estados Unidos acerca de los peligros de tener al IRS jugando un papel tan importante en la administración de Obamacare. Se rieron y burlaron sin descanso de nosotros en ese entonces. Seguro que no parece gracioso ahora, ¿verdad?

Este escándalo del IRS es especialmente terrible porque los estadounidenses viven con temor del IRS como de ninguna otra entidad porque esa monstruosa burocracia tiene el poder de tomar su dinero duramente ganado. Sus salarios son la suma de su trabajo; así pues, el IRS tiene el poder de robar los frutos de tu trabajo. Los estadounidenses corrientes viven con el temor de cometer un error en sus declaraciones de impuestos que podría costarles grandes cantidades de dinero, además de su reputación y buen nombre. Si una pequeña empresa comete un error, el IRS puede cerrarla y enviarlos a la cárcel.

El IRS siempre ha sido la cara que intimida y controla en nombre del gran gobierno. Ahora es la cara del gran gobierno corrupto que ataca activamente la gente a la que se supone debe servir. Este no es el cambio que Estados Unidos estaba esperando, señor Presidente, pero sin duda es transformador.

Los estadounidenses normales como mi padre y sus amigos no-políticos están indignados por este escándalo del IRS, tal vez más que con todos los otros fiascos de la Casa Blanca que están haciendo claras las intenciones de la izquierda radical. Ello se debe a que este pedazo del IRS golpea nos coge a todos de lleno. Es una prueba tangible de cómo un gobierno corrupto puede intimidar y afectar el historial de una persona, su reputación y su vida, y hacer que se sienta impotente.

Estos escándalos de la administración Obama son un recordatorio crudo y triste de que sólo el gobierno limitado puede garantizar la libertad. Al final, nosotros los estadounidenses sólo queremos que nos dejen en paz para vivir libremente, en paz y productivamente.

El año pasado, la campaña de Obama nos dijo que el gobierno es algo a lo que todos “pertenecemos”. Supongo que tienen razón, porque cuando el gobierno es lo suficientemente potente como para atacarnos, intimidarnos y hostigarnos, nosotros en verdad les “pertenecemos” a ellos. La verdadera pregunta es: ¿Vamos a aguantar esto?

Estas atroces acciones del gobierno son más grandes, más feas y mucho más peligrosas que “algunos empleados deshonestos”. Es hora de que todos los estadounidenses se planten y se unan al creciente coro de indignación que ve a nuestro gobierno fuera de control y dice: “¡Ya basta!”.

Ciertamente, una nota digna de una líder de verdad. Una nota como nunca jamás un político español publicará. ¿Y todavía me preguntan algunos qué veo yo en la “cateta” esa para estar “enamorado” de ella? Lo que hay que oír.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a COMIENDO PISTACHOS ESPERO…

  1. Jacky dijo:

    CBS Video:”Political Imagery Consultant” Analyzed Sarah Palin’s Immortal VP Nomination Speech

    http://www.cbsnews.com/video/watch/?id=4414474n

  2. Santi dijo:

    Me gustan tus incursiones en nuestra política nacional, amigo Bob, ja, ja, ja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s