IRS Y AEAT: AMIGOS PARA SIEMPRE

SPTwitterTorrente será el brazo tonto de la ley, pero todos sabemos que Hacienda es el sucio. Cuando el Poder no puede hacer algo abiertamente para perjudicar a una persona, utiliza este recurso para amedrentar a quien sea. Molesta a los poderosos y al día siguiente tendrás una visita en tu casa y no será la de una pizpireta SPFacebookdistribuidora de Avon dispuesta a dejarte monísima, sino un siniestro buitre que lo revolverá todo y encontrará un billete usado de autobús que no has declarado debidamente y te arruinará. Hacienda no deja pasar una mosca, pero se traga un elefante. Y si de lo que se trata es de dar un escarmiento, la mosca la ponen ellos y el insecticida de la inspección tributaria te lo echan a ti hasta que te matan por asfixia. ¡Ah, qué mal invento es ese de los impuestos! En esta cuestión soy aún más radical que los libertarios más radicales. ¡Abajo los impuestos! ¡Gobierno, ladrón! ¡No metas la mano en mi bolsillo o te la corto!

Valga esta perorata anarcofiscal para entrar en materia hoy. Todo viene a raíz de enterarnos de que el organismo gubernamental (una agencia, que lo llaman ellos) estadounidense asimilable a nuestra AEAT, el IRS (Internal Revenue Service, Servicio de Ingresos Internos), sometió en 2012 a docenas de organizaciones pertenecientes al movimiento Tea Party a severos controles que, en muchos casos, se extralimitaban en sus funciones. Este abuso de poder ha sido tan descarado que, recientemente, los responsables del IRS han tenido que reconocer su injusticia y pedir perdón (aunque sea con lágrimas de cocodrilo).

Por supuesto, Sarah Palin tenía algo que decir al respecto como buena conservadora fiscal y enemiga de la intromisión gubernamental en la vida y la hacienda de los ciudadanos y aquí está su primer tuit advirtiéndonos del caso:

Levin tenía razón todo el rato. Otro ejemplo del embarazoso lío en que la administración Obama #whatdoesitmatter nos ha metido.

El tuit de Sarah lleva un enlace con la noticia de que el IRS reconocía por fin sus fechorías, dando así la razón al locutor conservador Mark Levin, The Great One (el grande), que fue quien destapó en su momento todo el asunto. Esta es la noticia enlazada:

El Internal Revenue Service etiquetó indebidamente a grupos políticos conservadores para que se les practicaran controles adicionales durante las elecciones de 2012 para ver si estaban violando su estatus de organización exenta de impuestos, dijo un alto funcionario del IRS el viernes.

Las organizaciones eran señaladas si incluían las palabras “tea party” o “patriot” en sus formularios de solicitud del estatus de exención de impuestos, dijo Lois Lerner, que dirige la división del IRS que supervisa los grupos exentos de impuestos.

En algunos casos, se reclamó a los grupos sus listas de donantes, lo que viola la política del IRS en la mayoría de los casos, dijo ella.

 “Eso fue erróneo. Fue totalmente incorrecto, no fue delicado y era inapropiado. No es así como actuamos para seleccionar casos para un control posterior”, dijo Lerner en una conferencia patrocinada por la American Bar Association.

 “Al IRS le gustaría pedir perdón por ello”, añadió ella.

Ampliando un poco la noticia, los grupos del movimiento Tea Party afectados fueron un total de 75 más o menos. Según la tal Lerner, que es la que parece que ha sido designada para tragarse el sapo, la idea se les ocurrió a “funcionarios de bajo nivel de Cincinnati”, dejando bien claro que ningún alto cargo de la agencia sabía lo que sucedía (je, je, je, como que nos lo vamos a creer, bonita). De hecho, la tal Lerner incluso pretende que la selección hecha por esos pringaos de Cincinnati no tenía ninguna intencionalidad política.

Esto ya había sido denunciado el pasado 7 de marzo por parte del American Center for Law and Justice, que representa a cerca de 20 organizaciones teapartier de todo el país, mediante una declaración en la que se quejaban de los que consideraban ellos un injusto tratamiento a esos grupos por parte del IRS. Para ellos, se trataba sin duda de un intento de amedrentarlos al exigir además el IRS información que está claramente por encima de sus competencias y que además violaba la Primera Enmienda. De hecho, en su escrito de protesta el ACLJ recuerda que ya en los años 50, el IRS actuó de manera similar contra las entonces nacientes organizaciones de defensa de los derechos civiles, como la NAACP.

SP IRS

En serio… ¿Hay alguien entre nosotros que se crea que los mandamases del IRS no sabían nada de todo esto y que todo el asunto se lo montaron cuatro desgraciados de Cincinnati porque se aburrían? Porque si lo hay, una de tres: o es tonto o es un canalla o es demócrata (y no estoy seguro de que las tres cosas no sean la misma).

De hecho, esa información requerida versaba sobre las posturas políticas de cada organización y sus prioridades y la identificación de sus miembros y afiliación política de estos, así como de sus familiares, exigiendo incluso sus direcciones en las redes sociales.

Escandaloso, ¿verdad? Sí, ¿pero a que no nos sorprende nada? Y es que, por desgracia, ya estamos más que acostumbrados a que el Poder abuse de su poder (valga la redundancia) para evitar el tener que rendir cuentas ante los ciudadanos.

Pues como continuación a ese tuit anterior, Sarah publicó acto seguido una nota en su página personal en Facebook ampliando el caso. Hela aquí:

Dejemos que resplandezca la luz 

Hoy hemos sabido que nuestro gobierno apuntó y acosó a estadounidenses conservadores que simplemente querían estar involucrados en la discusión nacional. ¿Sorprende acaso que los estadounidenses desconfíen tanto de la capital? Estoy segura que el presidente Obama le está muy agradecido al IRS por toda la ayuda que le dio a su campaña de reelección, pero, aún así, uno se maravilla de cómo podrán conciliar el sueño los burócratas que urdieron todo este asunto.

Muchos estadounidenses sabían que esto estaba sucediendo, pero muchos se sentían indefensos e incapaces de resistirse a un gobierno que parece aplastarlo todo a su paso sin responsabilidad o sentido del deber hacia la gente a la que se supone que sirve. Estos estadounidenses fueron humillados por estar preocupados por este motivo, pero ahora vemos la luz brillar sobre la verdad, al fin.

Esta revelación del IRS es otro paso en el desenredo del autoproclamado “esperanza y cambio” de la administración Obama. Entre el encubrimiento de Bengasi y el etiquetado de los oponente políticos de Obama, vemos la corrupción anidando en el corazón del gran gobierno.

Los estadounidenses deberían recordad que este mismo corrupto IRS estará a cargo de imponer Obamacare. Y este mismo inepto y corrupto gobierno supuestamente asegurará nuestras ahora inseguras fronteras antes de la reforma de la inmigración e implementará un comité completamente ético y no político para que tome decisiones de vida o muerte sobre el cuidado de la salud de usted y de su familia. Perdónenme por no confiar ya en estas promesas del gran gobierno al menos tanto como confío en lo último sobre Bengasi de la Casa Blanca o en la justicia del IRS.

A pesar de todo esto, todavía creo que esta “transformación fundamental de Estados Unidos” es temporal. Esta intentona de transformación en una nación descorazonada, debilitada, irreconocible está muy lejos de cualquier cosa que se merezcan los estadounidenses. Se convertirá en permanente sólo si bajamos los brazos y nos rendimos ante la corrupción y las mentiras.

Debemos demandar que haya más luz sobre todo lo que transpire de la autoabsorbente burbuja de la capital. Sobre el escándalo del IRS, debemos tener responsabilidades y una completa investigación. Sobre Bengasi, el Speaker Boehner debe constituir un Comité Selecto con plenos poderes de investigación y autoridad para citar que llegue hasta el fondo de este encubrimiento. Mantengamos la fe, amigos.

Es cierto que se debe hacer la luz sobre las dos cuestiones, pero tener fe en que Boehner hará lo que deba es tener muuucha fe. Y uno ya no cree en los cuentos de hadas y en lo demás, su fe la deposita en Dios y no en un memo como Boehner. En fin, que ya veremos lo que pasa, pero me juego doble contra sencillo a que los RINOpublicanos de la Cámara dejan pasar la ocasión de cogerle bien por los huevos a Obama en nombre del bipartidismo, el consenso, el diálogo y el buen rollo. Ojalá me equivoque, pero hay precedentes en ese sentido; en el sentido equivocado, por supuesto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook, Sarah Palin y Twitter y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s