SARAH PALIN, TEXAS, LA NRA Y DOBLES HAMBURGUESAS CON QUESO… ¡UNA CITA INMEJORABLE!

SP todaspartesY es que ¿quién podría dar más? Nadie, absolutamente nadie. Seguro que también hubo cerveza fría y música country. Lástima que todas esas cosas sólo se puedan dar juntas una vez al año… En concreto, este año se dieron el pasado viernes 3 de abril por la tarde cuando se reunieron  todas ellas en Houston (Texas) para celebrar el encuentro anual de la National Rifle Association (NRA). Fue entonces cuando estaba previsto que Sarah Palin subiera al estrado y pronunciara un corto discurso ante las 6.000 personas que en ese momento abarrotaban el recinto donde se celebraba el encuentro (o fiesta, que es lo que era realmente).

Pocas personas se merecen más ese honor que Sarah, puesto que ha sido una de las mayores y más valientes defensoras de la Segunda Enmienda, haciendo bueno el lema de la fiesta de la NRA de este año: “Stand and Fight” (“Plántate y Lucha”).

En su discurso, que para muchos sólo tuvo un defecto: que fue demasiado corto (cada orador tenía concedido un máximo de 10 minutos para decir lo que estimara oportuno y de entre todos ellos –Rick Perry, Ted Cruz, Jeannine Pirro–, sólo Sarah respetó ese límite para decepción de sus admiradores). Un discurso en el que atacó sin cesar a la izquierda y su obsesión por arrebatarles su derecho constitucional a poseer y portar armas, pero también a la derecha y su incapacidad para ponerse firmes y defender sus principios sin titubeos.

Sobre el discurso, más abajo encontrarán no sólo el video de este, sino también la transcripción completa debidamente traducida, así como un buen puñado de fotos mostrándonos a una Sarah Palin en perfecta forma y con ganas tanto de guerra como de guasa. Y es que, como no podía ser menos, Sarah aprovechó su intervención para burlarse del tonto izquierdista de turno que, en esta ocasión, repetía “honor”: Michael Bloomberg, alcalde de la ciudad de Nueva York, que después de haber perdido la oportunidad de prohibir la venta de bebidas refrescantes extra grandes, va y ahora quiere prohibir la venta de tabaco. Pues bien, el tonto ya se ganó una colleja en la CPAC con el “Big Gulp” de Sarah y ahora se ha ganado otra que no les explico para no privarles del placer de verla en el video o de leerla en su transcripción. A ver si a la segunda el tipo aprende… aprende que es mejor que sermonee a sus hijos a ver si logra que le hagan caso, aunque lo dudo, y deje de sermonearnos a nosotros que evidentemente NO se lo vamos a hacer.

En el apartado pintoresco, destacar la pedazo de camiseta que se puso Sarah, una preciosa de Under Armour con el lema “Women Hunt” (“las mujeres cazan”), además del hecho de que las primeras en ponerse en pie y aplaudir entusiasmadas cuando Sarah hizo su aparición en el escenario fueron precisamente las mujeres de entre el público. Interesante, ¿verdad? No me extraña, la verdad; una mujer sensata todavía sabe cuando alguien está pretendiendo engañarla y por eso la gran mayoría de ellas admira tanto a nuestra Sarah. Ella es real; ella es auténtica y ella te mira a la cara y te dice lo que piensa. Justo todo lo contrario que Obama o cualquier RINOpublicano de los que corren por ahí.

Women Hunt

Pero antes de pasar al discurso de Sarah, les comento las dos notas de Facebook que Sarah publicó para dejar constancia de su presencia en la fiesta de la NRA. Son muy breves y de las que podemos incluir también en el apartado pintoresco de su vida. Y es que en Houston, Sarah y Todd tuvieron la oportunidad de conocer a Willie Robertson y hasta hacerse unas fotos con él. Vean, vean…

Esta es la primera nota:

Qué divertido… Para ser unos niños que no se emocionan con las estrellas de la pantalla, ahora piensan que molamos un montón después de haber conocido a Willie en el discurso de la NRA…

Willie y los Palin

Y esta es la segunda:

Todd y Willie…

Willie y Todd

¡Sopla! ¿Y quién es este tipo que parece sacado de un bar de moteros? Bueno, pues yo tampoco lo sabía hasta que me puse manos a la obra para averiguarlo. Se llama Willie Robertson y es miembro de la familia Robertson, que protagoniza una serie de televisión de esas que se llaman reality. La serie se titula Duck Dynasty y muestra la vida de esa familia, que pasó de la pobreza a la riqueza gracias a un negocio de fabricación de reclamos y otros accesorios para la caza de patos (¡que sí! ¡Lo juro! No me lo estoy inventando… ¡Hablo en serio!) conocido como Duck Commander (el nombre además de su producto estrella, un reclamo hecho de madera de cedro y que afinan ellos mismos a mano, inventado por Phil en 1972) y sito en West Monroe (Luisiana). La familia Robertson está compuesta por los hermanos Phil y Si (de Silas) y los hijos de Phil, Jase (de Jason), Willie y Jep (de Jules Jeptha). Y sí, todos tienen esta pinta… Vean, vean el cartel anunciador de la serie:

Duck_Dynasty

 Sorpren…dente, ¿verdad? De izquierda a derecha, Miss Kay (Marsha Kay, esposa de Phil), Phil, Willie, Si, Jase y Korie (esposa de Willie). Pues eso: “dinero, familia, patos”.

Poca broma con los tipos esos porque están forrados cuando ustedes y yo estamos aquí contando los céntimos. Además, por lo que a Willie se refiere, este tiene una licenciatura en Negocios obtenida en la Universidad de Harding que ha puesto en práctica convirtiendo Duck Commander en un negocio multimillonario, además de estar casado con el bombonazo de rojo en la foto (que, por cierto, también es licenciada de Harding y además la gerente del negocio), con la que tiene 5 hijos, dos de ellos adoptados. ¡Jo, cómo me gustaría ver la serie esta!

En fin, que después de las curiosidades, entramos en materia. Para empezar, el video de la intervención de Sarah Palin:

Y a continuación, la transcripción de su intervención. Ya saben, todo lo que no entiendan, la culpa es mía, que a cada día que pasa traduzco peor:

Muchas gracias, me siento muy honrada de haber llegado hasta aquí. Gracias. Gracias, amigos. Estoy tan contenta de estar aquí, en verdad, que me hace pensar en aquel famoso discurso de Enrique V –ya saben, aquel en que el joven rey Enrique arenga a las tropas antes de conducirlos a la batalla; porque ya saben que eso es lo que yo hago. Cito a Shakespeare.

No, soy más propensa a arengar o ponerme de pie sobre la camioneta cuando hablamos de la defensa de nuestros derechos. Pero funciona. Y somos unos pocos felices, una banda de hermanos y hermanas. Estamos peleando la buena lucha. Una lucha por la Constitución. Esta es una lucha por el futuro de la libertad.

[Aplausos]

Y como dijo Enrique: Los que están dormidos en sus camas, ustedes saben quiénes son, tienden a ir por siglas: CBS, ABC, la MSNBC, NYT…, bueno, un día se van a maldecir por no haber estado en esta lucha junto a nosotros. Está bien, quizás no la MSNBC o el New York Times, pero ya entendéis lo que quiero decir.

Estamos peleando la buena lucha y os felicito a todos por ello. Vosotros sois los que luchan la lucha. Y estamos aquí para celebrar y no preservar no sólo las libertades de nuestra Segunda Enmienda. Esto va acerca de qué clase de personas somos y qué tipo de país queremos ser.

La lucha para proteger nuestros derechos de la Segunda Enmienda está poniendo de relieve una vez más hasta qué punto está en quiebra Washington. Y cuántos de nuestros líderes están allí –están allí para sí mismos, están metidos en el asunto para ellos mismos y no para el pueblo estadounidense.

Los medios de comunicación destrozaron a otro presidente por el uso de imágenes fugaces de los ataques del 11-S en anuncios de campaña electoral, gritando que estaba explotando la tragedia para utilizarla con fines políticos. Bueno, esos mismos medios de comunicación son ahora las fiables animadoras con pompones y falda tableteada de un presidente que está escribiendo un manual de explotación de tragedias.

Este presidente hizo volar a unos afligidos padres en el Air Force One, convirtiéndolos en el fondo de su perpetuo estilo de campaña en las conferencias de prensa. En lugar de líderes que ofrecen soluciones reales, tenemos líderes que practican la política de las emociones. Ahora bien, las emociones son algo bueno y necesario, pero tenemos políticos que explotan las emociones para sus propios intereses. Sabemos perfectamente, sabemos perfectamente que hay estadounidenses bienintencionados que están desesperados por responder a la angustia y la tragedia. Como digo, las emociones son algo bueno y necesario. ¿Quién de nosotros no se llenó de desesperación, tristeza e ira, esa ira absoluta después de lo de Newtown, Columbine? Pero podríamos utilizar un poco más de emoción, a propósito, por lo que ocurre cada día en las calles de las ciudades de Chicago y Nueva York.

Pero aquí surge la cosa que Nancy Pelosi y Feinstein y Boxer con las chicas no os dirán. Las emociones no harán a nadie más seguro. Las emociones no protegerán los derechos de los chicos buenos. Una emoción no es liderazgo.

La política de las emociones es lo contrario al liderazgo. Es la manipulación de la gente por los políticos para sus propios fines políticos. Y no se trata sólo de autocomplaciente; es destructiva y debe pararse.

Tenemos estas tragedias como la de Aurora y de inmediato la cuestión planteada en Washington es: Oye, ¿qué podemos hacer para limitar la libertad de las personas? Pero esa es la pregunta equivocada. La mejor pregunta a hacer es: ¿Qué podemos hacer para fomentar y apoyar a un pueblo capaz de vivir en libertad? Y no os encontraréis eso en algunos lugares hoy en día. Pongamos la ciudad de Nueva York. El alcalde de allí todavía –aferrándose amargamente a la idea de que el gobierno tiene que controlar a la gente en todos los aspectos de la vida. Por supuesto, con todos esos extremistas izquierdistas de allí –ya sabéis que quieren prohibir las armas, a pesar de que el alcalde, las celebridades están protegidas por sus guardaespaldas que están armados con armas de fuego. Es el viejo dicho: lo que es adecuado para ti, no es adecuado para mí. Os digo –el alcalde ahí tratando de prohibir el Big Gulp. La última vez que vi a algunos de mis amigos que están aquí –en la convención de la NRA. La última vez que vi –yo estaba en el escenario haciendo un discurso mediante una imagen visual para poner en evidencia la prohibición del Big Gulp. Tomé un trago del Big Gulp, lo visual funciona. Bueno, ahora veo que el alcalde de Nueva York quiere prohibir ahora las exhibiciones públicas de productos de tabaco legales, ¿os lo podéis imaginar? Ya os digo, no me obligues a hacerlo [Sarah saca una caja de tabaco de mascar].

[Voz entre el público: ¡No te lo pienses!]

Tengo que tomar un poco –no, pero es divertido, sin embargo. Es divertido porque Todd ha estado buscando esto toda la mañana.

No, pero un pueblo capaz de vivir en libertad, como siempre –los hombres y las mujeres que crearon este país y aseguraron nuestra libertad, ellos tienen la respuesta.

Ellos escribieron nuestros documentos fundacionales, nuestras cartas de libertad para un pueblo moral y religioso. Ellos entendieron que un pueblo libre debe cuidar su moralidad o perder su libertad. John Adams dijo: Nuestra Constitución fue hecha sólo para un pueblo moral y religioso. Es totalmente inadecuada para el gobierno de cualquier otro. No es una coincidencia, para nosotros hoy aquí. Ya sabéis que Adams escribió eso a los oficiales de la milicia de Massachusetts cuando la joven república estaba al borde de la guerra con Francia. Él recordó a esos oficiales que estaban encargados de dirigir a otros hombres, armados con armas de fuego, que las libertades garantizadas por la joven república daban por sentado una sociedad decente y civil.

Y ahora mi héroe, la difunta Margaret Thatcher. La gran difunta Margaret Thatcher. Ella entendió la codependencia de la libertad y la moral también. Ella dijo: “La libertad se destruirá a sí misma si no se ejerce dentro de algún tipo de marco moral, algún cuerpo de creencias compartidas, alguna herencia espiritual que se transmita a través de la iglesia, la familia, la escuela”.  Ven, eso es lo que está sucediendo hoy en Washington. La libertad se está destruyendo a sí misma. Tenemos a esos que se hacen llamar a nuestros líderes –que sólo dan las respuestas fáciles en lugar de hacer las preguntas difíciles, cuando tratan de violar nuestros derechos de la Segunda Enmienda. En lugar de pedir a aquellos que se esconden detrás de la Primera Enmienda que actúen de manera más responsable –bueno, eso cuando lo hacen–, están ayudando a la libertad de destruirse a sí misma.

Cuando los medios de comunicación se mantienen en silencio cuando un monstruoso asesino en masa de bebés inocentes, finalmente va a juicio –se quedan en silencio–, están ayudando a la libertad a destruirse a sí misma.

[Aplausos]

Cuando Hollywood glorifica la violencia en sus películas y apoya que nos arrebaten las armas con sus dólares, está ayudando a la libertad a destruirse a sí misma. Y cuando todos nosotros, cuando –cualquiera de nosotros–, se queda quieto cuando el fundamento de la familia estadounidense, una especie de atrofia, todos estamos ayudando a la libertad a destruirse a sí misma.

Así que tenemos que preguntarnos a nosotros mismos, ¿estamos creando una cultura que puede vivir y prosperar en libertad? ¿Tenemos líderes dispuestos y capaces de ayudar a nutrir esa cultura? ¿O están en cambio dispuestos o deseosos de sacrificar nuestras libertades?

Ahora, los derechos de la Segunda Enmienda, son personales para mí. Como madre. Sí, es cierto, un apodo para bebés que se llaman Trig: Trigger [gatillo]. El segundo nombre de mi sobrino es Remington. Puedo seguir y seguir sobre esa conexión.

Eh, como madre de un veterano de guerra. Como alasqueña independiente, como miembro de por vida de la NRA y como estadounidense. Esta lucha es sobre el tipo de personas que somos. Quiero que Trig crezca en un país que sea excepcional y siga siendo fuerte y bueno y decente y libre. Entonces, ¿qué es lo que me mantiene optimista? Me mantiene el que nada nos impide recargar en esta lucha.

Lo que nos hace seguir adelante en esta lucha y sobre este país que amo, que sé que amamos, son los rostros que veo aquí hoy aquí. Y los millones que están con nosotros en espíritu. Cómo os quiero, chicos.

Vosotros estáis metidos en una lucha contra la gente que dicta políticas que admiten que no funcionan y ellos son los buenos [irónico]. Y la gente que protege la libertad de alguna manera son los malos. Y, sin embargo, no os rendís. El establishment de Washington se burla de vosotros y vosotros no os rendís.

La mayoría de los medios de comunicación no os apoyan y vosotros no os dais por vencidos, y no retrocedéis, y esta es una buena lucha y estoy orgullosa de ser parte de ella y me siento muy honrada de estar con todos hoy aquí. No puedo dejar de pensar en los 4,5 millones de hermanos y hermanas que me gustaría tener a mi lado. Te doy las gracias, NRA. Os pido a todos que mantengáis la fe, os plantéis y luchéis por nuestras libertades. Dios os bendiga y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América.

Una última aclaración: los 4,5 millones de “hermanos y hermanas” a los que se refería Sarah son el total de miembros de la NRA, aunque las últimas noticias hablan de que dicha organización ya ha logrado superar la marca de los 5 millones de afiliados. Una cifra histórica. ¡5 millones de personas afiliadas a una única organización! Y no obligatoriamente, sino por voluntad propia. Con esa fuerza, no habrá Obama que pueda con ellos.

Palin_NRA1

Palin NRA2

En definitiva, que es cierto lo que decían por ahí: ¡fue un discurso demasiado corto! ¡Yo quiero uno de una hora como mínimo! ¡Buaaa…! Al cuerno con eso de que lo bueno, si breve, dos veces bueno. Los discursos de Sarah, si de una hora, dos veces buenos. Suerte que tiene otros programados para dentro de poco. No se apuren; seguiré informándoles al respecto. Como que me va a pasar desapercibido algo sobre Sarah a mí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Discursos de Sarah Palin y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a SARAH PALIN, TEXAS, LA NRA Y DOBLES HAMBURGUESAS CON QUESO… ¡UNA CITA INMEJORABLE!

  1. Pingback: ¡MI BLOG MOLA! ¡SI HASTA ASHTON KUTCHER SALE EN ÉL! | GOING ROGUE, GOING PALIN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s