SEÑORA: SI TIENE UN HIJO TONTO, NO LO TIRE; PUEDE LLEGAR A PERIODISTA PROGRE

PalabraBobEsto es hilarante, ja, ja, ja. De nuevo, los rojos meten la pata. Y se empeñan en dejarla metida, que dice nuestro orondo Felipe González. La verdad es que el título de esta entrada no es invención mía; se trata de la adaptación de una pintada que vi hace muchos años en una pared de mi ciudad. La original decía que a lo que se puede llegar siendo tonto es a ministro, pero después de los ocho años de zapaterismo que hemos sufrido, uno ya da por descontado que hay que ser tonto del culo para ser ministro o ministra, como les gusta decir a los progres.

En fin, que no es este el sitio para discutir los méritos (deméritos, más bien) de nuestros ministros, pero sí que lo es para carcajearse de esos periodistas progres que día a día demuestran bien a las claras la razón de su sectarismo: que no tienen más remedio porque si tuvieran que ganarse el puesto con su mera valía profesional, no los contratarían ni para redactar las necrológicas.

En seguida les explico la historia, pero voy a ser breve porque la cosa no merece mucho más que unas pocas líneas, una larga carcajada y poco más. Además, que yo sepa hasta ahora Sarah Palin, que es la víctima de esa no-noticia, no ha dicho ni mu al respecto. Ni una nota sarcástica en su página particular en Facebook ni un tuit burlón en su cuenta particular en Twitter. Quizás porque no merece la pena, lo cual es muy cierto. En la anterior ocasión en que sucedió esto, sí; pero ahora, que ya es la segunda vez, no es de recibo. Allá ellos con sus estupideces. Además, para eso estamos nosotros, sus bloguistas, para levantar la voz, cagarnos en sus muertos y dejar claro que se trata de una mentira y una tan gorda que bien podría haberla dicho Rajoy.

Tontos del culo los hay en todas partes, incluso en Europa. Quizás sobre todo en Europa. En esta ocasión, el tonto del culo es polaco (no, catalán no; polaco de verdad, de Polonia) y escribe en un semanario hasta ahora bien reputado de ese país, el Wprost. El caso es que esta semana pasada, el semanario salió a la calle con un titular escalofriante que decía: “Quememos Praga: Sarah Palin clama por la invasión de la República Checa”.

Wprost Sarah Palin

¡Caramba! ¿Quemar Praga?… Y eso por qué, si precisamente los checos son de los pocos europeos que no se meten en problemas ni arman bulla y son todos unos tipos muy majo. Pues según el artículo del tontisemanario ese, el Wprost (repito su nombre para vergüenza suya), Sarah Palin había concedido esa misma semana una entrevista en Fox News y en ella había exigido que las fuerzas armadas estadounidenses bombardeasen la República Checa en represalia por el reciente atentado de Boston, provocado por dos hermanos chechenos de origen, confundiendo Chechenia (“Chechnya” en inglés) con la República Checa (“Czech Republic” en inglés).

¿En serio? ¿De verdad dijo Sarah eso? Me cuesta creerlo, se dirán ustedes. Claro que ustedes son personas inteligentes (si no lo fueran, no perderían ni un minuto leyendo este blog) y conocen lo suficientemente de Sarah Palin como para tener fundadas dudas de que eso pueda ser cierto. Algo que al redactor de Wprost (lo vuelvo a repetir a ver si hay suerte y se lo traga la tierra) en cambio le pareció tan creíble que no perdió ni un instante en pergeñar su infame artículo y mandarlo a máquinas.

Según ese juntaletras, Sarah había expresado en esa supuesta entrevista que no sólo había que darles una lección a los checos (confundiéndolos con los chechenos), sino que además había que dársela también a todos los países árabes. En concreto, sus palabras fueron las siguientes:

Puedo apostar a que hablo por una gran parte de los estadounidenses cuando digo que quiero que vayamos allí ahora mismo y empecemos a enseñarles a esos tipos una lección. Y no nos detengamos en la República Checa; vayamos después a todos los países árabes.

Los árabes necesitan aprender que no pueden seguir viniendo aquí y volando cosas. Vamos a tirar un par de bombas nucleares en Islamabad, quemar Praga, luego arrasar Teherán. Necesitamos demostrarles que vamos en serio.

Jo, jo, jo… ¿En serio alguien puede creerse que Sarah Palin haya dicho eso? Bueno, sí, el imbécil del Wprost (y otra vez). Y su redactor-jefe también; pero eso no es extraño porque ya sé yo bien cómo son los redactores-jefes actualmente. No tienen nada que ver con aquel televisivo Lou Grant que nos sacó a muchos nuestra vena periodística. Ahora son más en la línea de Goofy. ¡Ah, si yo les contara!

Bueno, pues el caso es que el Wprost (¿significará “caca” en polaco?) lo publicó y antes de diez minutos su página en Facebook ardía de mensajes de sus lectores cuestionando la veracidad de lo publicado. Me consuela saber que si bien los periodistas polacos son burros, sus lectores no lo son. Quizás es que todavía llevan poco tiempo en el bando progre del tontiperiodismo y aún no lo hacen del todo bien. Confío en que no les pidan consejo a nuestros periodistas, que son unos maestros en ello.

Como quiera que en Facebook estaba más que claro que nadie se había creído semejante majadería, el redactor-jefe de marras decidió dejar de dormir la siesta, leerse esta vez de verdad el texto de la noticia de su subordinado, hacer un par de comprobaciones y darse cuenta de que su culo estaba en peligro si los dueños del semanario se enteraban de que le habían colado un gol por toda la escuadra. Sencillamente, su subordinado había copiado la noticia de la página web de un periódico digital que a todos nosotros nos suena de sobras, The Daily Currant.

Sí, The Daily Currant, ese periódico digital que en todo lo alto de su página web lleva un anuncio proclamándose “el periódico satírico global” y una advertencia que dice que “nuestras historias son puramente ficticias. Sin embargo, se inspiran en los asuntos de la vida real vistas a través de la sátira…”. Evidentemente, la noticia de Sarah Palin pretendiendo bombardear Praga y un par de docenas de países más era una broma y nadie más que un imbécil podía tomársela en serio, aunque quizás un juntaletras progre incapaz de encontrar una noticia de verdad que dar y un redactor-jefe demasiado perezoso como para leerse las cosas que va a publicar antes de que se publiquen sí que se la tomaran en serio y se pasaran el resto del día lamentándose de no ser estadounidenses para que les dieran el Premio Pulitzer.

En fin, que el Wprost (¿o significará “pifia” en polaco?) entró de nuevo en estado de pánico (la primera fue cuando pensaron en que Praga estaba demasiado cerca de Varsovia como para quedarse tan tranquilos mientras la USAF la bombardeaba concienzudamente) y rápidamente borraron la noticia de su página web para que nadie la pudiera leer. Pero fue demasiado tarde porque era demasiada gente la que sabía de su existencia y copias de ella corrían por todo Internet, demostrando así dos axiomas: que la estupidez humana no tiene límites (ni siquiera nacionales) y que si alguna vez se llega a ese límite, será un periodista progre quien lo alcance.

Palin laughs twice

Por mi parte, no es tanto la metedura de pata del Wprost (¡ya lo sé! ¡Seguro que significa “El País” en polaco!) lo que me preocupa, sino que una vez que se supo de la supuesta diatriba de Sarah Palin contra la República Checa, Twitter se llenó de estúpidos tuiteros estadounidenses que sí se la creyeron y rápidamente se pusieron a insultar a Sarah, llamándola de todo menos bonita. A ver, uno puede imaginarse que un polaco tenga un mal día y meta la pata hasta el fondo con Sarah Palin, de quien seguramente no sabe apenas nada y lo poco que puede saber lo habrá sacado de la CNN, pero tratándose de estadounidenses… ¡Aunque sean rojos, caramba! Si Sarah Palin hubiera dicho eso realmente en Fox News, antes de diez minutos hubiera estado en las portadas de todos los medios de comunicación estadounidenses. Y no lo estuvo. De hecho, nadie sabía nada de esas supuestas declaraciones suyas. ¿No les extrañó ni un poco siquiera?

Pues se ve que no. Y es que, lamentablemente, muchos estadounidenses han dejado de usar la cabeza para pensar y ahora sólo la tienen para llevar el pelo y la gorra puesta al revés. Y suelen ser los más jóvenes los que han abjurado de su capacidad de raciocinio, satisfechos con descender al nivel del mono y sentirse tan felices comiendo, bebiendo y rascándose los testículos (y si puede ser, fornicando de vez en cuando con otra mona tan incapaz de un pensamiento elaborado como ellos).

La primera vez que sucedió algo similar fue el 12 de febrero pasado, cuando el otrora respetable The Washington Post y ahora simplemente ignominioso, hizo lo mismo que el listo polaco y una tonta del culo en plantilla plagió una falsa noticia aparecida en The Daily Currant que pretendía que Sarah Palin había firmado un contrato con la cadena televisa Al Jazeera para convertirse en una más de su elenco de comentaristas. La duda que tengo es si es una mera casualidad o este patrón de publicar majaderías sobre Sarah Palin en la seguridad de que un buen montón de gente se las creerán por muy increíbles que resulten es algo concertado. Una especie de táctica a lo Alinsky para continuar denigrándola y así mantenerla en el lado risible de la política estadounidense, impidiendo que se olvide del todo esa caricatura de ella que hizo Tina Fey con tanto éxito.

Creo que no, que no es más que casualidad, pero como quiera que conozco el percal, me reservo mi opinión hasta tener más datos. Mientras tanto, seguiré estando alerta para advertirles sobre todo lo que pueda pasar al respecto y que nada les coja por sorpresa. Y es que si alguna vez uno de nuestros periódicos nacionales publica una noticia sobre Sarah Palin, no será una reseña sobre uno de sus discursos, sino algo al estilo de Wprost (también podría significar “El Mundo”, ¿no?).

Para terminar, y para darles al menos una buena noticia, todo el revuelo que se armó al respecto en Twitter ha servido para crear un topictrend llamado #czechyourfacts, que es de lo más ingenioso al utilizar la palabra “czech” para imitar el verbo “check”, que significa “comprobar”. Así, el topictrend se puede leer como “chequeatushechos”, que es lo que pretenden sus creadores. Pero eso es pedir peras al olmo… ¿Un periodista progre dejando que la realidad le estropee una buena noticia? No lo verán nuestros ojos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos de prensa sobre Sarah Palin y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a SEÑORA: SI TIENE UN HIJO TONTO, NO LO TIRE; PUEDE LLEGAR A PERIODISTA PROGRE

  1. Conservador en Granada dijo:

    Jajajajaj
    Pues de estos, desgraciadamente, en España tenemos para dar y regalar… Aunque con la crisis se han quedado muchos en paro y se dedican ¡¡¡al acoso!!!
    Un saludo desde el reino de Granada Bob.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s