¿TÚ TAMBIÉN, RODRÍGUEZ?

PalabraBobTodos los que nos interesamos por la figura de Sarah Palin conocemos sobradamente lo que es el P.D.S., el “Palin Derangement Syndrome” (síndrome de perturbación mental Palin), esa grave enfermedad que le sobreviene a todo izquierdista cuando se encuentra en la tesitura de tener que hablar o escribir sobre ella. Los síntomas son claros: ofuscación mental, extrema agitación, respiración entrecortada, abundancia de espumarajos e incapacidad absoluta para escribir dos palabras seguidas con algún sentido razonable. Hasta ahora, uno pensaba que eso sólo se daba entre el rojerío. Sin embargo, habrá que revisar ese supuesto porque parece que entre la derecha empieza a contagiarse una variante del mismo mal que ya he constatado un par de veces recientemente y que yo, personalmente, he decidido etiquetar como el “síndrome del tonto-palinpero”, lo cual es muy descriptivo y encima suena a porrompompero y olé.

Los que sufren de este síndrome suelen ser periodistas de derechas que, muy a pesar de saber que escriben para una audiencia de derechas también, no pueden evitar el tender hacia la izquierda y asumir sus postulados, aunque disimuladamente, con la esperanza (imagino yo) de que algún día El País les pida un artículo o hasta les ofrezca una columna como “derechista de plantilla”, por más que sea sólo para que el columnista de la página de al lado, izquierdista por supuesto, le zurre día sí y día también. En esencia, uno puede saber que está leyendo algo escrito por un afectado por este síndrome cuando, a pesar de estar alabando la figura de Sarah Palin, el periodista de que se trate, no puede dejar de mencionar las estupideces habituales de la izquierda, como si quisiera pedir perdón no sólo por el tema de su artículo, sino también por decir cosas agradables sobre ella. Vamos, lo mismo que echarle agua al vino, a la leche o al buen whisky de Kentucky, algo de lo más reprobable y merecedor de pena de prisión.

Mis lectores supieron ayer mismo de la última muestra de él: a Michael Waltrip, periodista deportivo de Fox News, durante la retransmisión de una carrera de NASCAR se trabó la lengua con una palabra, dijo otra inexistente en su lugar y luego, corrido y avergonzado por su pifia, no se le ocurrió otra cosa que achacar su creación a Sarah Palin y empezar a remover las viejas y enlodadas aguas de Tina Fey y su completamente falso “puedo ver Rusia desde mi casa”, algo que a sus espectadores, la mayoría de derechas, les sentó como un tiro y no perdieron ni un minuto en hacérselo saber. Ahora Waltrip va por ahí como alma en pena enseñando una foto suya con Palin, pretendiendo que lo hizo sin mala intención y que él la quiere MUUUCHO. Síndrome del tonto-palinpero en estado puro.

En España también tenemos afectados, no se crean. No muchos porque a nadie le importa una higa Sarah Palin y la gran mayoría ni sabe quién es, pero a veces, algún periodista en plena crisis de ideas, incapaz de sacar un artículo ni harto de vino, echa mano de ella sólo por fácil. A José Carlos Rodríguez le ha pasado eso hoy mismo en www.intereconomia.com. Muy mal tiene que estar el hombre para publicar un artículo tan malo, pero la crisis es la crisis y hay que facturar como sea, aunque sea vendiendo género defectuoso.

Al principio, me sorprendió su artículo. Si quería tratar de la CPAC de este año, no entendía muy bien por qué lo titulaba con un “¿Vuelve Sarah Palin?”. Primero, no sabía que Sarah Palin se hubiera ido; quienes la seguimos habitualmente, no tenemos ninguna duda de que nunca ha dejado de estar muy presente en el panorama político estadounidense. Segundo, es cierto que está invitada a hablar en la CPAC, pero el suyo no es el discurso principal, que corresponde a Ted Cruz este año, e incluso la presencia del ahora mismo golden boy del libertario-conservadurismo estadounidense, Rand Paul, despierta un interés siquiera igual al de ella; con esto quiero decir que la CPAC reconoce su valía, pero no se ha centrado en absoluto en Palin por lo que no veo que para hablar sobre lo que puede suceder allí, haya que hacerlo refiriéndose a ella.

Los tres primeros párrafos de su artículo están muy bien. Resume adecuadamente el historial político de Palin desde sus primeros tiempos hasta casi hoy mismo. Desgraciadamente, tanta alabanza debió de despertar un mecanismo de advertencia en su mente, algo que le dijera: “¡Tate, tío, que si sigues así acabarán considerándote más “palinista” que Bob Moosecon y entonces la habrás cagao! Adiós, El País  y adiós a un buen vivir como derechista de pim-pam-pum de plantilla”. El cuarto párrafo es abominable. Para empezar, desconozco cualquier polémica que haya podido producirse durante los últimos cuatro años referida al desconocimiento por parte de Palin de los nombres de los Padres Fundadores de los Estados Unidos. De hecho, tratándose de una mujer que se atrevió a mantener una polémica al respecto de la actuación de Paul Revere en los primeros tiempos de la Revolución Americana y que defendió con firmeza su postura, pensar que no conoce los nombres de George Washington, Thomas Jefferson, John Adams, Benjamin Franklin y demás, e incluso su biografía en detalle, es mucho pensar. Es pensar mal y no acertar, lo cual es peor.

Por supuesto, siguiendo los dictados de su vocecita dentro de su cabeza, Rodríguez inmediatamente después de haber puesto en duda la cultura básica de Palin, apunta más alto y pretende que esta es tonta y ya está. Que no es “una guía intelectual”, según él, y que sus ideales políticos son propios de un manual para dummies, fácilmente asimilables en una noche. Rodríguez, aquí demuestras que eres tú el tonto, pero es que la línea siguiente, en la que pretendes que la gente que valora las opiniones políticas de Palin son unos simplones que no “quieren más” de lo que Palin está lista para ofrecerles (ya saben, ese compendio de diez lemas sacados de un manual del conservadurismo para dummies), ahí demuestras que eres un canalla. Por supuesto, si esas masas ignorantes a quien siguieran es a ti, leyeran con pasión tus artículos y te llenaran el buzón del correo electrónico con peticiones de que te presentes como candidato a presidente del gobierno, ya no serían tan burras, ¿verdad? Lamentablemente, Rodríguez, es el buzón del correo electrónico de Palin el que llena con esos mensajes y no el tuyo; gracias a Dios, a nadie le importa quién eres tú ni tus opiniones, sabiendo como saben que no eres más que un snob. Es lo malo de ciertos liberal-conservadores, que en muchos casos acaban endiosándose sólo porque saben citar a Hayek, Popper y Burke. Pues bien, no tengo ninguna duda de que Palin sabe citar a esos tres autores tan bien como tú, pero como quiera que ella lo haría únicamente para ayudar a la gente a entender un concepto y tú lo haces para ufanarte y exigir a los demás que admiren tu sabiduría, la diferencia entre ella y tú está más que clara.

Que Palin ha perdido influencia es otro lema moderno del izquierdismo habitual. Que se lo digan a Ted Cruz, a ver qué piensa de ello. No me sorprende leerlo en los medios de comunicación de la otra acera porque son adeptos al repetir las cosas mil veces a ver si así logran que alguien se las crea, siquiera por aburrimiento y para que le dejen ver el fútbol en paz, pero en los medios de comunicación de la derecha, uno pensaba que tenían mejores correctores de estilo, la verdad. Debe de ser verdad eso de que Intereconomía está en la ruina, digo yo.

Que Palin es una figura demasiado polarizada también es otro de esos lemas. Curiosamente, siempre que se han hecho encuestas al respecto, su atractivo entre los votantes independientes ha sido muy elevado. Tal vez porque ese grupo de votantes son habitualmente desencantados de los dos grandes partidos mayoritarios y buscan a una figura verdadera dentro de la política para votar. En fin, tampoco es demasiado importante porque aún en el caso de que se presentara a las elecciones, no tiene porqué gustar a todos los votantes; basta con que guste a los suyos, a los conservadores. Pretender difuminar su mensaje y su figura en aras de una mayor aceptación por parte de la porción del electorado naturalmente hostil, los izquierdistas, no es más que otra dosis de caballo de “centrismo”, del que ya tuvimos bastante con la candidatura de Mitt Romney. Y puestos a mencionar a Reagan, recuerda que son los “colores vivos” y no los “tonos pastel” los que garantizan la victoria a una candidatura republicana. Hay que resaltar la diferencia entre tú y tu rival y eso sólo tiene una palabra: “polarizar”. ¡A la mierda con Romney, hombre!

No veo porqué la Cámara de Representantes se le iba a quedar pequeña; además, teniendo en cuenta sus pocas luces y su falta de influencia actual, según tú, debería incluso quedársele ancha, pero aún podríamos discutir sobre ello. En lo que no hay acuerdo posible es que en el Senado no fuera a hacer “un papel memorable”. ¿Y por qué no? ¿Quieres saber cómo sería Sarah Palin en el Senado? Coge una foto de Ted Cruz, pégale la cara de Palin y ahí tienes la respuesta. ¡Ojalá Palin estuviera en el Senado ahora mismo! Entonces sí que nos divertiríamos de lo lindo. Aún más de lo que ya lo estamos haciendo gracias a Cruz, el único conservador con un par de cojones allí, que hace poco se lamentaba del derrotismo que imperaba entre los senadores republicanos, más dispuestos a irse a cenar con Obama y reírle los chistes que quedarse en la sala de sesiones apoyando a Rand Paul en su defensa a ultranza de la Constitución.

Hasta aquí, lo tuyo es un claro caso de síndrome del tonto-palinpero, el tonto que habla bien de Palin, pero no se atreve a hacerlo demasiado por si acaso. Lo malo viene cuando además citas a un sitio web tan izquierdista como Politico para demostrar tu amplitud de lecturas. Inspirarse en un artículo sobre Palin publicado en Politico es lo mismo que inspirarse en un artículo sobre Cristiano Ronaldo publicado en Sport: de risa. Y de paso, demuestra que por muy de derechas que te pretendas, tus tendencias naturales son de izquierdas; claro que es allí donde uno puede encontrar cobijo calentito y un pesebre bien provisto, algo que en estos tiempos de frío ideológico se hace de agradecer.

Mira, Rodríguez, la CPAC de este año no decidirá nada sobre Palin. Ella irá, pronunciará su discurso y se volverá a casa. Y sea lo que sea que diga, sus partidarios seguiremos a su lado sin preocuparnos por nada más. Palin no se deja manejar por nadie, decide ella misma todos sus movimientos y hasta ahora los hechos le han dado la razón. Si hubiera hecho caso de todos aquellos que pretendían “aconsejarla bien”, estaría más hundida que el Titanic. Palin es Palin y hace lo que le da la gana y eso es lo que irrita sobremanera a los plumillas como tú, ansiosos por jugar al experto. Tras la CPAC de 2013, vendrá la CPAC de 2014 y la de 2015 y la de 2016. En cualquiera de ellas, Palin puede hacer algún anuncio o no; dependerá de si le conviene y lo estima oportuno o no, pero si este fin de semana Palin sólo pronuncia un discurso y nada más, su carrera política seguirá estando en el mismo sitio que el fin de semana anterior, por mucho que tú la des por amortizada y la relegues al segundo orden en los libros de historia, lo que, francamente, querido, nos importa un bledo.

Y para terminar, una sugerencia, Rodríguez: cómprate Going Rogue y America by Heart, sobre todo este último, y aprende un poco sobre Sarah Palin, ¿quieres?

P.D. Y ahora vamos a reírnos un rato, ¿vale?

PDS 1

Síndrome de perturbación mental Palin. Dícese del agudo ataque de rabia, paranoia e irracionalidad  en gente por otra parte normal como reacción a las políticas, las creencias… vamos, la misma existencia de Sarah Palin.

PDS 2

Un periodista de los medios de comunicación de masas escribe un artículo “objetivo” sobre Sarah Palin.

PDS 3

¡Cuidado, liberales progresistas! A los 10 segundos, empieza el dolor. A los 15 segundos, no puedes respirar. A los 20 segundos, explotas. Síndrome de perturbación mental Palin… ¡Sólo la mención de su nombre puede matar!

PDS 4

Alerta de P.D.S.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos de prensa sobre Sarah Palin, Calumnias sobre Sarah Palin y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿TÚ TAMBIÉN, RODRÍGUEZ?

  1. Blackice dijo:

    Buenas Bob, pues yo también había reparado en esos pequeños “dejes”, pero aún así me pareció un artículo más potable que el de Libertad Digital.
    Otro de El mundo, este ni se moja.
    http://www.elmundo.es/america/2013/03/17/estados_unidos/1363497609.html

    No te sulfures, guarda energía que te sube la bilirrubina y no llegas a 2016 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s