LA PERFECTA BIBLIOTECA CONSERVADORA: LOS CLÁSICOS (y X)

LibrosBob¡Última recomendación! Con ésta, doy por cerrada mi particular lista de las diez obras imprescindibles del pensamiento político conservador. Por supuesto, habrá quien no esté de acuerdo porque crea que falta alguna obra en concreto o que sobra alguna otra. Ciertamente es imposible ponerse de acuerdo en tales temas y el hecho de haber escogido diez se ha debido simplemente a que ése es el número que solemos esperar todos de una lista de este tipo. De cualquier manera, sólo con estas diez obras, uno puede obtener una más que sólida formación sobre los fundamentos del conservadurismo, comprendiendo perfectamente de dónde viene, cómo ha evolucionado y siendo capaz de prever adónde va. ¡Vamos, que quien se las lea y las comprenda está para dar lecciones!

El libro de hoy no por ser el último de la lista es el menos importante. De hecho, el orden de aparición de los libros en este blog no tiene ninguna razón de ser más que el puro azar. Además, un libro que se titula Memorias de un hombre superfluo (Memoirs of a Superfluous Man) promete y mucho. De nuevo, les confieso que se trata de un descubrimiento para mí, puesto que no sabía nada sobre Albert Jay Nock. ¿Lo ven? En este blog aprendemos todos: ustedes y yo. Se trata de una obra más que interesante que tiene la gran virtud de situar el principio del mal justo donde está realmente, en la expansión sin freno del poder del Estado, un vicio original del que comunismo, fascismo y demás -ismos sólo son meras variaciones. Por ello, un verdadero conservador sabe que su lucha debe estar dirigida contra el corazón de la bestia, el Estado, y que su objetivo debe ser no sólo cortarle las uñas, sino las manos, los pies y hasta la cabeza para que no pueda perjudicar nunca más a los ciudadanos. Suena un poco anarquista, ¿verdad? Libertario más bien. No es extraño pues que Nock esté tan bien considerado en estos círculos. ¿Cómo no iba a estarlo el autor de un libro titulado Nuestro enemigo, el Estado, que también es suyo?

Albert Jay Nock

Albert Jay Nock

Our Enemy, the State

Pulse sobre la portada del libro para acceder a su página web en Amazon y adquirirlo. Lamentablemente, no he conseguido encontrar una edición disponible en ninguna parte (temo que yo compré el último ejemplar que quedaba), así que les sugiero leer Our Enemy, the State para hacerse una idea de sus opiniones. En mi opinión, si pueden hacerse con las Memoirs, no lo duden; pero si no les es posible, Our Enemy no es una mala adquisición en absoluto.

MEMOIRS OF A SUPERFLUOUS MAN

Memoirs of a Superfluous Man (1943) es una autobiografía de las ideas y el pensamiento de Albert Jay Nock, y sólo incidentalmente de su vida o logros.

La contribución de Nock a la filosofía conservadora consiste principalmente en su análisis y rechazo de todas las formas de estatismo. Desde la década de 1890 hasta la de 1940, Nock fue testigo del crecimiento del estado a medida que el poder se centralizaba y el gobierno absorbía a través de los impuestos una parte cada vez mayor de la riqueza nacional. Nock decía que estaba agradecido a que nunca había tenido contacto con ninguna institución bajo el control del estado y que no había sido adoctrinado con puntos de vista estatistas.

Nock miraba atrás con deleite a unos Estados Unidos cuyos habitantes tenían las virtudes de la independencia, autoconfianza, dignidad y diligencia, virtudes que florecían en libertad. Para Nock, el comunismo, el New Deal, el fascismo y el nazismo eran meramente otros nombres comerciales del estatismo colectivista. Nock atribuye a Jefferson la intuición de que en tanto que se le dé poder al Estado para hacer cosas por los ciudadanos, el Estado hará cosas a los ciudadanos.

En las Memoirs, Nock cuenta que ha sido de naturaleza escéptica desde la infancia. Aprendió latín y griego a temprana edad y fue educado en los clásicos de la Antigüedad. Su lema fue siempre el de “ver las cosas tal y como son”, la marca de un hombre verdaderamente educado que ve la realidad por debajo de su apariencia superficial.

Nock desdeñaba al movimiento izquierdista en pro de la reforma social y su descuidado uso superficial de términos abstractos tales como “capitalismo”. Consideraba la mayor parte de lo que decían puras majaderías. Estos “reformadores”, desde su punto de vista, erraban en reconocer que la maldad reside en aquellos capitalistas y otros como ellos que obtienen beneficios garantizados por el Estado y no en la propiedad de capital como tal. Las “reformas” particularmente dañinas en opinión de Nock incluían el impuesto sobre la renta y la elección popular de los senadores estadounidenses.

El filósofo social y economista al que Nock admiró especialmente fue Henry George, autor de Progress and Poverty (1879) y otras obras que analizaban el daño tanto económico como moral de la intervención gubernamental, especialmente la imposición de impuestos sobre la producción y el comercio. George proponía una “tasa única” sólo sobre la renta de la tierra, la cual, ya que la tierra está allí naturalmente y dado que su valor derivaba de la actividad comunitaria, no estorbaría la producción y la inversión. Para Nock, Henry George era “el verdadero” y el programa fiscal georgiano el mejor camino hacia la libertad económica.

Fred Foldvary, profesor de Económicas en Santa Clara University

Finalizada esta primera parte de nuestra perfecta biblioteca conservadora, les dejo abajo una tabla relacionando los libros que hemos reseñado hasta ahora. De paso, les anuncio que la segunda tanda de libros se centrará en la pasta, je, je, je. Veremos los diez libros sobre Economía que ningún conservador puede dejar de tener presentes.

Los clásicos

Hasta pronto, amigos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sobre libros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s