PRIEBUS SE LLEVA UN SUSTO

PalabraBob¿Se acuerdan ustedes de Reince Priebus, el chairman (presidente) del RNC (Republican National Committee, Comité Nacional Republicano)? No hace tanto tiempo que les hable de él (vean “LA PRIMERA DE LAS MUCHAS BATALLAS QUE AÚN NOS ESPERAN”) y les conté que este mes de enero, el día 25 concretamente y en Charlotte (Carolina del Norte), iban a celebrarse las acostumbradas elecciones bianuales en el seno del RNC para decidir si continúa en su puesto o es sustituido por otro. Recuerden que se trata de una votación entre 168 personas y que la mayoría necesaria para hacerse con el cargo es de 85.

Entonces ya les expliqué que todos los pronósticos apuntaban a que Priebus sería reelegido, “justa recompensa” a su macanuda labor que le ha llevado a ser uno de los principales responsables de que el Partido Republicano haya perdido increíblemente las elecciones presidenciales ante el presidente más desacreditado desde que Jimmy Carter se presentara a la reelección en 1980. Y eso sin contar el puñado de escaños que ha perdido también en la Cámara de Representantes y en el Senado. Pero como quiera que Priebus es el protegido (o la marioneta) de Karl Rove y hace lo que éste le dice sin rechistar, ¿cómo iba a querer éste echarlo? Además, hay que reconocerle que es bueno recaudando dinero y eso, en un partido político como el Republicano que se ha comido ya todos sus ideales y hasta los ha digerido, es lo único que cuenta a estas alturas.

Reince Priebus

“¡Hemos ganado!”, dijo Priebus. “¡Ay, no, si Obama es de los otros”, dijo luego cuando alguien le explicó lo que había pasado realmente.

Cuando les hablé sobre esta cuestión, yo mismo me preguntaba si Priebus tendría que hacer frente a alguna oposición; o sea, si se presentaría algún otro candidato al cargo de chairman. Por aquel entonces, se rumoreaba que Michael Steele, el antecesor en el cargo de Priebus, estaría pensando presentarse de nuevo, por venganza más que nada, pero nadie daba mucho crédito a ese rumor y a mí tampoco me apasionaba la idea de tener a un fracasado como Steele sustituyendo a otro fracasado como Priebus. Por otra parte, el propio Priebus alardeaba de tener comprometidos ya votos más que sobrados para su reelección (decía que hasta 150), lo cual resultaba bastante creíble y no animaba precisamente a que nadie presentara una candidatura sólo para ser vapuleado y que los que mandan lo anotasen en la lista negra como “elemento subversivo”, “mal bicho”, “desagradecido” y hasta “pedazo de cabrón”.

Sin embargo, sorprendentemente, sí que ha surgido un valiente aunque todavía no está plenamente confirmado. Se trata de Mark Willis (no, Bruce, no… Mark; el día que se presente Bruce, estará cantado quién ganará, je, je, je), el representante en el RNC del Partido Republicano de Maine (ya saben que cada sección estatal del Partido Republicano envía dos representantes, un hombre y una mujer, al RNC; luego hay otros representantes más, pero esos se eligen de otra manera).

Willis4jpg

Mark Willis. Ya saben, todos los Willis son valientes… y duros de pelar.

Willis, de 43 años, es actualmente uno de los dos representantes del Partido Republicano de Maine en el RNC. Además, es el presidente del Partido Republicano en Dennysville, una pequeña localidad del condado de Washington (Maine) de la cual además es miembro de la Junta Escolar. Su currículo académico es impresionante puesto que no sólo tiene dos licenciaturas obtenidas en la Universidad de Maryland, una en Relaciones Internacionales y otra en Derecho, sino también tiene un máster en Gestión de Sistemas Informáticos obtenido en la George Mason University.

Y además de inteligente, patriota. Durante los años 90, Willis estuvo alistado en el Ejército, sirviendo como agente de Contrainteligencia sobre el terreno en lugares como Haití y Bosnia. Tras esas misiones, Willis se incorporó como ingeniero de software en el US Army Security and Intelligence Command (INSCOM). Tras dejar el Ejército, Willis obtuvo un trabajo como jefe de seguridad informática en una empresa del ramo, que es el trabajo que desempeña actualmente.

Personalmente (¡qué cotillas que somos!), Willis vive con su esposa Violet y sus dos hijos Declan, de 12 años, y Brynne, de  4, en Kilby Ridge Farm, una granja en Dennysville, una de las últimas granjas del estado, en una pequeña comunidad de apenas unos pocos cientos de personas en la costa de Maine. Se trata de una granja de 200 años de antigüedad y de una extensión de 20 acres donde cría ovejas y aves de corral (sobre todo gallinas, así que está más que capacitado para tratar con los del establishment del GOP) y cultiva verduras y hortalizas.

En 2012, durante la temporada de primarias republicanas, Willis fue elegido como uno de los delegados de… ¡Ron Paul! en la convención nacional republicana de ese año en Tampa (Florida), pero también fue uno de los 10 delegados paulitas (a los que se conoció entonces como los “Maine delegates”) a los que el RNC retiró sus credenciales para acudir a la convención a instancias de Mitt Romney, que alegaba que se habían producido irregularidades en los caucuses de Maine. Eso motivó un cierto escándalo durante la convención, siendo Willis uno de los cabecillas de la protesta. Interesante, ¿verdad? Por lo que parece, todo se debió a la férrea voluntad de Romney de que no hubiera la más mínima voz discrepante en la convención, lo que le empujó a mover carros y carretas con tal de que Ron Paul no tuviera ni un solo partidario allí. Eso no impidió que Willis y los otros nueve “Maine delegates” se plantaran en Tampa, se colaran en la convención y gritaran y se cagaran en todos los muertos de Romney por la cochinada que les había hecho. Sin éxito, por supuesto. Pero gritar “Seat Maine Now!” (algo que se podría traducir como “¡Dejad sentar a los de Maine ahora!”), bien que lo gritaron y más de uno se unió a sus gritos, irritados por el veto de los mandamases a Ron Paul y el “golpe de partido” que maquinaron durante la convención.

Maine delegates

La revuelta de los Maine Delegates en Tampa.

Y es que los paulitas son aguerridos y no se cortan ni un pelo.

¿Ven? En todas partes cuecen habas y todos los partidos políticos actuales apestan.

Y nosotros sin enterarnos. Es cierto que Maine nos queda a todos un poco lejos y entonces no tuvimos noticia de lo sucedido, pero eso no es excusa porque más lejos nos queda Alaska y ya ven.

El propio Willis reconoce que su candidatura es muy arriesgada y casi imposible que triunfe. De hecho, ni siquiera está todavía seguro de poder presentarla, ya que las reglas de elección obligan a que cualquier candidato esté respaldado por los representantes en el RNC de tres estados al menos y Willis sólo ha logrado asegurar hasta ahora el respaldo de los representantes de Maine y Nevada.

De momento, no tengo noticias de que haya logrado ese tercer respaldo, pero es posible que acabe lográndolo. Los partidarios de Paul llevan años, desde 2008, haciendo labor de hormiguitas y tratando de ocupar los cargos directivos de las diferentes secciones del Partido Republicano en los estados. Así, han tenido éxito en Maine y Nevada, como ya hemos visto, pero también han avanzado especialmente en Colorado, Florida, Iowa, Kentucky, Luisiana, Missouri y Minnesota. Tal vez de cara a una futura intentona por parte de Rand Paul, el hijo de Ron, pero también para apoyar a cualquiera de los suyos que se atreva a desafiar el status quo. Por mi parte, confío en que ese tercer respaldo a la candidatura de Willis proceda de Iowa, donde el presidente y el vicepresidente del partido son dos de los más reconocidos partidarios de Paul en 2012.

Mientras esperamos, aquí tienen la traducción de una entrevista que Breitbart News (¿quién si no?) le ha hecho recientemente a Willis:

BREITBART NEWS: ¿Por qué hará usted un mejor trabajo como chairman del RNC que Reince Priebus?

WILLIS: Primero, Mitt Romney podría haber ganado las últimas elecciones si la campaña de Romney y el RNC hubieran usado tecnología actualizada y mejores sistemas informáticos. Con mis amplios conocimientos sobre sistemas de información creo que hubiera sido capaz de asegurar que cualquier sistema de información –ya fuera el fallido software de captación de voto ORCA o cualquier otro- hubiera sido probado previamente mucho antes de la fecha de las elecciones. Sé que la campaña de Romney dijo que el sistema era fiable. Hubo algunas grandes promesas hechas sobre la viabilidad del sistema y su capacidad de gestión el día de las elecciones. Sin embargo, como chairman del RNC, habría pedido pruebas fehacientes de que el sistema estaba completo y en perfecto estado de funcionamiento, operativo y que había sido adecuadamente comprobado antes del día de las elecciones.

Segundo, el Partido Republicano ahora mismo es visto como el partido político más antipático del país y eso tiene que cambiar. Creo que mi enfoque es el enfoque apropiado para ayudar a corregir la imagen del partido y que sea la que realmente tiene que ser. Para hacer eso, el partido necesita demostrar su buena fe, mostrar a los militantes republicanos de base que han abandona el partido, así como a los independientes y a los demócratas desencantados, que es capaz de recuperarse y volver a ser el partido de la libertad constitucional.

BREITBART NEWS: ¿Cuál es su plan concreto para darle la vuelta a las cosas si resulta elegido chairman del RNC?

WILLIS: Tengo ocho puntos en plan.

Primero, nosotros en el RNC necesitamos ser transparentes en lo que se refiere a nuestros propios procesos electivos. Me adheriré a la Resolución en apoyo de Buenos Medios de Gobernanza de 2009. Exigiré procesos electivos competitivos para todos los contratos y publicaré Peticiones de Propuestas para todos los contratos de un valor superior a los 100.000 dólares. Entonces ejerceré una supervisión sobre todos los contratos que se hayan otorgado, revisándolos profundamente para asegurarme de que el RNC recibe la mejor calidad de servicio y resultados.

Segundo, debemos revocar las reglas del RNC adoptadas en Tampa. Si no son revocadas, esas reglas mantendrán alejados a todos los militantes de base del proceso de primarias en 2016.

Tercero, el RNC necesita restablecer su relación con los militantes de base apoyando un enfoque descentralizado del partido con mayor autonomía para los partidos estatales y un clima de adopción de ideas por parte del partido de abajo-arriba contra el actual de rígida dirección y enfoque de arriba-abajo.

Cuarto, necesitamos ganar la guerra de la tecnología. Necesitamos un chairman que entienda la tecnología y sepa cómo implantar los estándares básicos de la industria para asegurar la victoria usando sistemas tecnológicos actualizados en 2014 y más allá. Yo tengo más de una década de experiencia en la gestión de sistemas de información y comprendo el proceso de gestionar proyectos tecnológicos.

Quinto, necesitamos dar la bienvenida a cualquiera que quiera volver al Partido Republicano después de haberlo abandonado. Necesitamos abrazarlo y respetarlo, así como necesitamos abrazar y respetar a los independientes y a los demócratas desilusionados que están empezando a fijarse en el Partido Republicano.

Sexto, necesitamos luchar por los valores conservadores.

Séptimo, necesitamos mantener a nuestros líderes bajo control.

Octavo, necesitamos un nuevo estilo de gestión en el RNC. Mi sistema de gestión es uno donde la honradez y la integridad son valores clave. Es un sistema de gestión que escucha y anima a los miembros a venir con ideas osadas e innovadoras. Yo espero la verdad de todo el mundo y le doy a todo el mundo un trato justo y la oportunidad de sobresalir.

BREITBART NEWS: ¿Por qué lanzó su candidatura tan tarde?

WILLIS: En un primer momento pensé que algún otro daría un paso adelante. Hubo rumores sobre que J.C. Watts o Craig Shirley estaban considerando el desafío, pero no sucedió. A mí se me acercaron algunos de los militantes de base de aquí en Maine para que considerara el presentar una candidatura porque no había nadie más que lo hiciera. Sabía que si escogía presentarla, tendría que luchar cuesta arriba y tendría que defender mis posturas y hacerlo decididamente.

Tras considerarlo cuidadosamente con mi esposa, pensamos sobre ello y decidimos que para mí ahora mismo, a la edad de 43 años y en la posición en la que estoy ahora, es apropiado para mí –así como para todos aquellos de nosotros que creemos en la Constitución- el luchar por aquellas cosas en las que creo firmemente.

BREITBART NEWS: Ha habido una gran cantidad de tensión entre los partidarios de Ron Paul y el establishment republicano. El establishment se queja de que usted es nuevo y que algunos de ustedes son demasiado agresivos. ¿Cómo va a replicar a eso en su campaña a la presidencia del RNC?

WILLIS: Mírenme y miren lo que estoy haciendo. Estoy hablando de auténtica inclusión y auténtica unidad. No estoy buscando el ostracismo de nadie. Vamos a empezar de nuevo y tirar adelante, no vamos a seguir viviendo en el pasado. Creo que podemos trabajar juntos. La mejor cosa que Romney podría haber hecho hubiera sido aproximarse a la campaña de Ron Paul e integrarlos dentro de las suya propia y dejar que todos supieran que somos un gran partido. “Yo necesito de todos para derrotar a Barack Obama”, debería haber sido el mensaje.

Bien, ¿mi opinión? Sigo sin compartir algunos (tal vez bastantes) de los postulados de los libertarios, pero antes que seguir como hasta ahora, votaría con las dos manos a Willis. Priebus es el enterrador del GOP; Willis quizás pudiera hacerle el boca a boca y resucitarlo. La verdad es que ahora mismo el GOP lo que necesita es un electroshock y el que eligieran como su presidente a un partidario de Ron Paul sería una descarga como no habría otra. O revive o se muere definitivamente. Pero yo creo que reviviría. Aunque también creo que Willis no ganará. Lamentable, pero cierto. Yo sigo pensando que el camino es hacer nacer un tercer partido sano y fuerte, no revivir un viejo partido en estado comatoso. Pero si Willis gana, les juro que lo celebraré por todo lo alto y hasta buscaré en el trastero mi vieja taza con la pegatina del elefante republicano y la volveré a poner sobre mi mesa de trabajo.

P.D. Nuestro amigo Santi también perdió recientemente a su padre. ¡Cuánto lo siento, amigo! Lo mismo que le he dicho a Jacky, te lo digo a ti también. ¡Que Dios te bendiga!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Partido Republicano y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a PRIEBUS SE LLEVA UN SUSTO

  1. Santi dijo:

    Gracias, amigo Bob. Espero que tu señora madre se encuentre perfectamente.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s