¿HABLA EL ORÁCULO?

PalabraBob2013 por la mañana. Los niños han vuelto al colegio, nosotros a trabajar y yo, personalmente, estoy a la espera de que Sarah Palin termine de quitar las bolas del abeto, las guarde en la caja y se ponga de nuevo a escribir una nota tras otra en su página personal en Facebook. Y es que llevamos demasiado tiempo sin saber de ella. Sí, es cierto que ha escrito un par de notas durante estas últimas semanas, pero eran muy “navideñas”; muy adecuadas para estos tiempos de paz y felicidad, pero nada más. Ahora que el Congreso ya se ha constituido y que “tonto” Boehner y “más tonto” McDonnell ocupan de nuevo sus respectivos cargos de speaker de la Cámara de Representantes y líder de la minoría republicana en el Senado y que el presidente Obama se divierte cada vez más con los tontos republicanos que se lo tragan todo, las perspectivas para este nuevo año no son precisamente esperanzadoras.

Francamente, no creo que este vaya a ser el año de ver anunciada oficialmente la candidatura de Sarah Palin a la presidencia de Estados Unidos, aunque no puedo evitar el sentir un revoloteo en el estómago sólo de pensar en ello. En mi opinión, este será el año de ver a una Sarah Palin asumiendo decididamente la tarea de “líder(esa) de la oposición”. En consecuencia, veo muchas intervenciones públicas suyas, muchos discursos de altos vuelos y muchas propuestas puestas sobre la mesa por su parte. Y veo también todas estas iniciativas siendo rápidamente descartadas, cuando no silenciadas ominosamente, por parte del establishment político, tanto el republicano como el demócrata, y de sus fieles esbirros en los medios de comunicación.

Lamentablemente, esa actitud no ayudará en nada a que nosotros, los conservadores concienzudos, recuperemos la confianza en nuestros representantes. Creo que el Partido Republicano está más cerca de cuartearse de lo que la gente cree. El reciente debate sobre el “precipicio fiscal” ha demostrado que la batalla entre los representantes teapartiers y los representantes del establishment está en todo su apogeo. Boehner ha tenido que hacer concesiones de última hora para evitar la ruptura, pero todos sabemos qué clase de tipo es Boehner y lo que vale su palabra: nada, cero patatero. Boehner es justamente el fulano que si te lo encuentras por un pasillo y te da los buenos días, ya puedes ir corriendo a mirar por una ventana porque seguro que es noche cerrada. El puchero que es el GOP está hirviendo, la tapa a punto de saltar por los aires y el guiso derramarse por toda la cocina… Y no tardará en hacerlo porque, desengañémonos, demócratas y republicanos son las dos caras de la misma moneda: la del Gran Gobierno que busca devorarnos definitivamente a todos. Y sólo el Tea Party se interpone en su camino.

Pero si Sarah Palin tal vez esté todavía recogiendo los adornos navideños de su casa, otros miembros de su familia que gustan de compartir sus opiniones con nosotros parece que ya los han recogido, je, je, je. Me refiero a Bristol, por supuesto; pero sobre todo a su hermano mayor Chuck Jr. No dejen de leer sus respectivos blogs porque son una mina de información para quien sabe buscarla. Y aquí tenemos precisamente la prueba de ello: una nota publicada ayer mismo en la página personal de Chuck Jr. en Facebook sugiriendo la creación de un tercer partido, (el partido del Tea Party evidentemente) y con la que complementa en mi opinión una que ya publicó hace un tiempo y que decía simplemente: “Sarah 2016”.

Chuck Heath Jr.

Chuck Heath Jr.

¡Ojo, que no estoy diciendo que Chuck Jr. esté hablando por boca de su hermana Sarah! Es más, estoy seguro de que no lo hace. Pero sí que creo que se puede tomar su opinión como una indicación de por dónde van los tiros en su casa. Si los Heath (que son los Palin también) han terminado asqueados con del Partido Republicano y han empezado a valorar la conveniencia de crear un tercer partido, oído al parche. Me alegra porque coincide con mi propia opinión al respecto, que es que el GOP está agonizando y rematarlo sería un acto de caridad y que el Tea Party debe saltar sin miedo a la palestra y ocupar su puesto. Sí, ya sé que eso son palabras mayores, pero gracias a Dios la base ya está puesta: hay partidarios, voluntarios, dirigentes, organizaciones, experiencia y hasta contamos ya con un buen número de cargos electos. Sólo haría falta la voluntad de ello, celebrar un congreso constituyente, definir un programa electoral y escoger un cabeza de cartel. Y todos sabemos quién debería ser ese (o esa) cabeza de cartel, ¿verdad?

En fin, les dejo con la nota de Chuck Jr. No dejen de opinar sobre la cuestión, por favor. Tenemos que empezar a calentar motores. ¡Sí al entierro del GOP! ¡Si a llorar un poquito por él, pero sin pasarse! ¡Sí a consolarnos inmediatamente! ¡Sí a un tercer partido!

Nota de Chuck Heath Jr.

Este es un tema al que he estado dándole vueltas durante mucho tiempo. He escrito más sobre la forma en que habría que llevarlo a cabo, pero antes quisiera leer algunos de sus comentarios. Déjenme saber lo que piensan.

Bastante es bastante: ¿Ha llegado el tiempo del Tercer Partido?

Hemos perdido nuestro camino. El sistema político de Estados Unidos es un desastre. La división entre los republicanos y los demócratas parece insuperable y está empeorando a cada día que pasa. Podría entrar a valorar en las razones por las cuales esto está sucediendo, pero no creo que eso fuera a cambiar nada.

Es muy doloroso para mí ver cómo este país literalmente se está haciendo jirones… sobre todo cuando contemplo el futuro de mis propios hijos. He visto a amigos e incluso a miembros de mi familia el romper sus lazos a causa de diferencias políticas. He visto a gente buena, inteligente entrar en política y verlos cambiar para peor en los últimos años a medida que iban pasando a formar parte de la maquinaria política.

La antigüedad política a menudo conduce a posiciones de liderazgo, pero no tiene nada que ver con el rendimiento. Emitir un voto favorable por algo en lo que usted puede que ni siquiera crea, sólo para ganar la presidencia de un comité o por algún otro favor futuro, es algo que está muy extendido en la política.

Es un juego muy sucio y es la razón por la que la gente realmente talentosa nunca se involucra en ella. Es también la razón por la que mi hermana Sarah Palin ha sido tan brutalmente atacada en los últimos años. Ella se negó a “jugar el juego”. Ella siempre se ha ceñido a sus principios y por eso, es vista como una amenaza. He visto a gente en ambos partidos hacer todo lo posible para degradarla y destruirla. ¿Y todo para qué?… ¿Para tratar de limitar el tamaño del gobierno? ¿Para pedirnos a todos que hagamos nuestra parte del trabajo? ¿Para insistirnos en que gastemos menos de lo que ganamos? ¿Para terminar con el capitalismo de compinches? ¿Para ir más allá a la hora de apoyar a nuestras fuerzas armadas? ¿Para utilizar nuestros recursos naturales de una manera responsable? ¿Para rezar? La lista es interminable.

Seamos realistas. Tal como está ahora, es imposible de ser elegido para un alto cargo de carácter nacional sin ser parte del Partido Republicano o Demócrata. Yo propongo que los ciudadanos descontentos de Estados Unidos… republicanos, demócratas, libertarios… personas de cualquier raza, religión, situación económica y todo aquél que esté interesado, se unan y constituyan un nuevo partido. Yo lo llamaría simplemente el Partido Americano.

A mí me gustaría más que se llamara “Partido Conservador”, pero no vamos a discutir por eso. Lo que me sería importante es que la idea fuera propagándose y coja velocidad. Lo ideal sería que en 2014 este nuevo partido pudiera rodarse en las elecciones del midterm y que en 2016 recuperara los Estados Unidos de manos de esa elite ensoberbecida que los ha secuestrado para su propio beneficio. ¡Sí, sí, sí, Sarah 2016!

P.D. ¿Qué les parece? ¿Hacemos una encuesta a ver qué opinan ustedes, los lectores? Sí, venga, la hacemos. Enseguida me pongo a ello.

Ya está. Aquí la tenemos. ¡A votaaar!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Partido Republicano, Sobre el Tea Party y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿HABLA EL ORÁCULO?

  1. Jacky dijo:

    Esto traera cola…..! Que bueno se necesita una tercera voz y conservadora.

  2. Blackice dijo:

    La idea es atractiva, pero peligrosa si cuaja mal. La desunión entre “conservadores” beneficia a los demócratas.
    Para que salga bien debería coincidir un mandato nefasto de Obama, junto a un asqueo de
    buena parte de los votantes republicanos…amén de multitud de factores más.

    Un cambio en el sistema junto a una fluctuación de poder, es lo más parecido a una revolución.
    Si Sara se mete en ese torbellino tiene que ir a por todas, sino corre el riesgo de ser engullida por él…como los hijos de Saturno; y cuando pase la tormenta, el sistema habrá sobrevivido y el Tea Party será una anécdota histórica en la política americana.

  3. Santi dijo:

    Veo, amigo Bob, que te estan tomando las ideas. Es una apuesta arriesgada, no es tan f´acil crear un nuevo partido y que triunfe sobre los cl´asicos. Aqu´i tenemos ejemplos con el CDS y m´as recientemente con UPyD. Tal vez el partido del Tea Party sea el tercero en discordia dando caña a ambos. Creo que ser´ia un milagro que desbancara al partido republicano. Y Sarah se lo pensar´a mucho antes de dar ese paso “revolucionario” , tiene los pies bien puestos en el suelo.

    PD: perd´on por los acentos por fallo en el teclado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s