PONIÉNDONOS AL DÍA

SPFacebookDiciembre va a ser el primer mes de mi nueva etapa como “eco, eco, eco” de Sarah Palin. Pero como quiera que hoy ya es día 10 y Sarah ha publicado varias notas en su página personal en Facebook desde el 1 de diciembre, he decidido hacer una entrada con efectos retroactivos y traducirles las cinco notas que lleva desde entonces. Y no es sólo por el prurito de comenzar el mes, sino también por la importancia de las dos partes del artículo de Thomas Sowell (¡ah, mi economista favorito!) que nos recomienda y de la noticia de Breitbart News. ¿Quieren estar al día sobre el “precipicio fiscal” y sobre lo muy soviético que se está volviendo el antaño glorioso GOP? Pues lean sobre todo ello aquí y comprenderán por qué algunos (yo mismo, por ejemplo) decidimos abandonar el Partido Republicano y acampar al raso a la espera de que el Tea Party se decida a hacer lo mismo.

4 de diciembre de 2012

Vamos, venga, Partido Republicano, que no te dé el tembleque ahora

Por favor, lean y hagan circular este artículo. Enviamos a buenos conservadores a la capital a que cumplan con las promesas que hicieron al electorado y, sin embargo, cuando se mantienen fieles a la palabra dada, la clase política permanente de su propio partido los castiga. Esto no será olvidado cuando llegue 2014. En este mismo momento, el establishment del Partido Republicano está más preocupado por la opinión de los medios de comunicación y el circuito de cócteles de Georgetown de lo que lo están por “nosotros, el pueblo”, que los contratamos. Por todo esto, ante esa nueva moda de hablar de cómo necesita el Partido Republicano un “movimiento populista”, les bastaría con recordar que ya tienen uno; se llama el movimiento Tea Party y ganó para ellos la mayoría de la que ahora disfrutan en la Cámara.

Sarah Palin

Boehner y los líderes del GOP purgan a los conservadores de los comités más poderosos. Actualización: Boehner se burla.

Por Matthew Boyle

Actualización: El portavoz de Boehner, Kevin Smith, responde: “El Comité Directivo toma las decisiones sobre la base de una serie de factores”.

El Speaker de la Cámara de Representantes, John Boehner y el liderazgo del GOP han retirado a varios miembros conservadores de la Cámara de sus respectivos cargos en comités poderosos, según ha sabido Breitbart News.

Con efectos a partir del próximo Congreso, el liderazgo republicano ha retirado al representante republicano por Kansas, Tim Huelskamp; al representante republicano por ​​Michigan, Justin Amash, y al representante republicano por Arizona, David Schweikert, de los comités en los que podrían ejercer una fuerte presión conservadora en materia fiscal. Amash y Huelskamp fueron retirados del Comité de Presupuestos y Schweikert del Comité de Servicios Financieros.

Huelskamp, ​​un bisoño elegido en la oleada del Tea Party de 2010, cree que el hecho de que el liderazgo le haya sacado del poderoso comité es la venganza contra él por defender el conservadurismo. “No es de extrañar por qué el Congreso tiene un índice de aprobación del 16 por ciento: los estadounidenses enviaron a representantes con principios a cambiar Washington y fueron castigados a cambio”, dijo Huelskamp en un comunicado la noche del lunes. “El liderazgo del GOP podría pensar que han silenciado a los conservadores, pero mi eliminación y la de otros de comités clave no hace sino confirmar nuestras convicciones conservadoras. Esto es claramente un movimiento punitivo y un signo seguro de que el establishment del GOP no puede soportar el desacuerdo”.

En una entrevista con Breitbart News el lunes más temprano, Huelskamp volvió a reafirmar su apoyo al compromiso anti-impuestos de Americans for Tax Reform (ATR). Y alienta a sus colegas en la Cámara a declararse públicamente en contra de la potencial subida de impuestos y pidiendo ayuda a los ciudadanos de todo el país.

Huelskamp piensa que su desafío más reciente a sus colegas republicanos, pidiéndoles que se reafirmaran en sus promesas, no es la única cosa conservadora que ha hecho para provocar represalias por parte del liderazgo. En su discurso de la noche del lunes, enumeró una serie de otras cosas conservadoras que ha hecho que él considera que originaron que el liderazgo dirigiera su fuego contra él.

La portavoz de Schweikert, Rachel Semmel, dijo a Breitbart News que su jefe también piensa que el movimiento de Boehner fue causado porque él lucha por el conservadurismo fiscal.

“Esta mañana, el congresista Schweikert supo que había un precio que pagar por votar basándose en los principios”, dijo Semmel en un correo electrónico. “Ese precio fue su eliminación del Comité de Servicios Financieros. Obviamente estamos decepcionados porque el liderazgo haya optado por tomar este curso, pero el representante Schweikert mantiene su compromiso de luchar por los principios conservadores que lo trajeron hasta aquí”.

El presidente de FreedomWorks, Matt Kibbe, repudió la medida también, diciendo en un comunicado que “este es un claro intento por parte de los líderes republicanos de castigar a quienes en Washington votan de la manera que prometieron a sus electores que lo harían, con sus principios, en lugar de estampar sin pensar dólares por valor de un billón y llevar así a la quiebra a Estados Unidos. Este es el pensamiento del establishment, atrincherándose alrededor de los aduladores y castigando a cualquiera que se atreva a tomar partido por una buena política pública”.

Un portavoz de Amash no respondió inmediatamente a la solicitud de Breitbart News para comentarios.

6 de diciembre de 2012

Notas de Thomas Sowell sobre el “precipicio fiscal” (parte 1)…

En medio de todo el alboroto mediático y político sobre la crisis del “precipicio fiscal”, hay algunos pocos hechos que vale la pena destacar.

En primer lugar, a pesar de todo el melodrama acerca de aumentar los impuestos a “los ricos”, incluso si eso se hiciera, apenas haría mella en los problemas financieros del gobierno. El aumento de las tasas de impuestos a todo el mundo en el 2% de arriba no proporcionará suficientes ingresos fiscales adicionales para dirigir el gobierno durante diez días.

¿Y qué va a hacer el gobierno para pagar los otros 355 días del año?

Toda la angustia política y el melodrama moral de hacer pagar a “los ricos” su “parte justa” es parte de una gran farsa. No se trata de la economía, es la política. Gravar a “los ricos” producirá una gota en el océano en comparación con el déficit asombroso y sin precedentes de la administración Obama.

Ninguna administración anterior en toda la historia de la nación nunca terminó el año con un déficit de un billón de dólares. La administración Obama ha hecho eso cada año. Sin embargo, los debates políticos y mediáticos de la crisis financiera se han centrado mayoritariamente en cómo conseguir más ingresos fiscales para pagar los gastos del pasado y del futuro.

Las mismas consignas y frases utilizadas por la administración Obama traicionan la falsedad de todo esto. Por ejemplo: “Estamos pidiendo a los ricos que paguen un poco más”.

Esto es un insulto a nuestra inteligencia. El gobierno no “pide” a nadie que pague nada. Le ordena a usted que pague los impuestos que impone y usted puede ir a la cárcel si no lo hace.

Luego están todas las fantásticas palabras sustitutivas para el gasto a secas, palabras como “estímulo” o “invertir en las industrias del futuro”.

La teoría del “estímulo” es que el gasto público estimulará a empresas privadas e instituciones financieras para que pongan más de su dinero en la economía, acelerando la recuperación. Pero el hecho de que usted llame a algo un “estímulo”, no significa que eso sea un estímulo.

El gasto de estímulo se inició durante el gobierno de Bush y ha continuado a todo volumen durante la administración Obama. Pero el resultado final es que las empresas y las instituciones financieras han tenido cantidades récord de su propio dinero sentado sin hacer nada. La velocidad de circulación del dinero se ha ralentizado. Todo esto es lo contrario de un estímulo.

¿Qué hay de “invertir en las industrias del futuro”? ¿La Casa Blanca está equipada con una bola de cristal? Llamar al gasto gubernamental “inversión” no lo hace más inversión que llamar al gastar “estímulo” sin que estimule nada.

¿Qué es lo que hay en el mundo que lleve a alguien a pensar que los políticos tienen alguna forma mágica de saber cuáles serán las industrias del futuro? Hasta ahora, el gobierno de Obama ha “invertido” repetidamente en las quiebras del presente, como Solyndra.

El uso de palabras nobles para ocultar realidades vulgares se extiende más allá de la Casa Blanca. Refiriéndose a la creación por parte del Sistema de Reserva Federal de cientos de miles de millones de nuevos dólares surgidos de la nada como “flexibilización cuantitativa”, esto lo hace parecer como si se tratara de un proceso suave y esotérico, en lugar de valorar esencialmente que se trata nada más que de la impresión de más dinero.

Degradando el valor del dinero mediante la creación de más no es nada nuevo o esotérico. Gobiernos irresponsables han hecho esto, y no sólo durante siglos, sino desde hace miles de años.

Es una manera de arrebatarle la riqueza a la gente sin tener que aumentar los impuestos abiertamente. La inflación es el impuesto más universal de todos.

Toda la bonita charla acerca de cómo las tasas de impuestos se elevarán sólo para “los ricos” oculta el feo hecho de que las personas más pobres en el país verán declinar el valor de su dinero, como todo el mundo y al mismo ritmo que todo el mundo, cuando el gobierno crea más dinero y lo gasta.

Si usted tiene 100 dólares y, después de la inflación que sigue a la “flexibilización cuantitativa”, esos 100 dólares sólo compran lo que 80 dólares hubieran comprado antes, entonces es lo mismo económicamente que si el gobierno hubiera gravado una quinta parte de su dinero y se lo hubiera gastado.

Pero no es lo mismo políticamente, siempre y cuando la gente crédula no mire más allá de las palabras a la realidad de que la inflación grava a todo el mundo, a los más pobres así como al más rico.

6 de diciembre de 2012

Notas de Thomas Sowell sobre el “precipicio fiscal” (parte 2)…

Una de las grandes ventajas que el presidente Obama tiene, mientras juega al “gallina” con los republicanos en el Congreso sobre el “precipicio fiscal,” es que Obama es un maestro de la mentira plausible, la cual nunca será expuesta por los medios de comunicación ni, al parecer, por los republicanos.

Una mentira clave que se ha repetido una y otra vez, en gran medida sin réplica, es que los “recortes fiscales para los ricos” del presidente Bush costaron al gobierno una pérdida tal de ingresos fiscales que se sumó al déficit presupuestario de modo que el gobierno no puede darse el lujo de permitirse el coste de dejar que las tasas de impuestos de Bush continúen para “los ricos”.

Parece muy plausible, y la repetición constante sin una réplica bien puede ser suficiente para convencer a los votantes de que, si la Cámara de Representantes controlada por los republicanos no está de acuerdo con las demandas de Barack Obama de mayor gasto y mayores tasas de impuestos sobre el 2%, eso sólo demuestra que se preocupan más por “los ricos” que por el otro 98%.

Lo que es notable es lo fácil que es demostrar cuán completamente falso es el argumento de Obama. Esto también hace que sea totalmente inexplicable el por qué los republicanos no lo han hecho.

Las estadísticas oficiales que muestran claramente lo equivocado que está Barack Obama se encuentran en su “Informe Económico del Presidente” para el año 2012 en la página 411. Usted puede verlas allí.

Usted puede ser capaz de encontrar una copia del “Informe Económico del Presidente” para el año 2012 en su biblioteca pública local. O usted puede comprar una copia en papel de la Oficina de Impresión del Gobierno o descargar una versión electrónica de Internet.

Para aquellos que encuentran que “una imagen vale más que mil palabras”, sólo tienen que ver los gráficos publicados en la edición del 30 de noviembre de Investors Business Daily.

Lo que tanto los cuadros estadísticos en el “Informe Económico del Presidente” como los gráficos del Investor Business Daily es que: (1) los ingresos tributarios subieron, no bajaron, después de que los tipos impositivos se redujeran durante la administración Bush, y (2) el déficit fiscal disminuyó, año tras año, tras el recorte en las tasas fiscales que ha sido culpado por Obama por aumentar el déficit.

De hecho, el New York Times reportaba en 2006: “Un aumento inesperadamente abrupto de los ingresos fiscales de las corporaciones y los ricos está disminuyendo el déficit presupuestario proyectado este año”.

Mientras que el New York Times puede que no se esperara esto, no es que no haya precedentes acerca de tasas impositivas más bajas que conducen a una mayor recaudación tributaria a pesar de la asunción automática por parte de muchos en los medios de comunicación y en otros lugares de que las tasas impositivas y los ingresos fiscales se mueven automáticamente en la misma dirección. No lo hacen.

La Oficina de Presupuesto del Congreso ha sido avergonzada varias veces al hacer proyecciones basadas en el supuesto de que los ingresos fiscales y los tipos impositivos se mueven en la misma dirección.

Esto ha ocurrido en fechas tan recientes como durante el gobierno de George W. Bush y ya durante el gobierno de Reagan. Por otra parte, los ingresos tributarios aumentaron cuando las tasas de impuestos se redujeron ya en el gobierno de Coolidge, antes de que existiera una Oficina de Presupuesto del Congreso para hacer predicciones falsas.

La conclusión es que el afán de Barack Obama por culpar del incrementado déficit presupuestario a los recortes de impuestos de Bush es demostrablemente falso. Lo que causó que el decreciente déficit presupuestario después de los recortes de impuestos de Bush invirtiera su tendencia y empezara a crecer fue la crisis de las hipotecas. El déficit aumentó en 2008, seguido de un aumento enorme en 2009.

Así que es una tontería absoluta de que “los recortes de impuestos para los ricos” llevaran al gobierno a perder ingresos fiscales. El gobierno obtuvo mayores ingresos por impuestos, no los perdió. Además, “los ricos” pagaron una cantidad mayor de impuestos, y tuvieron una mayor participación en todos los impuestos, después de que los tipos impositivos se redujeron.

Eso se debe a que la gente cambia su comportamiento económico cuando se cambian las tasas de impuestos, al contrario de lo que la Oficina de Presupuesto del Congreso y otros parecen suponer, y esto puede estimular la economía más que un “estímulo” gubernamental ha hecho bajo Bush u Obama.

Sin embargo, no hay necesidad de suponer que Barack Obama está equivocado acerca de la manera de sacar a la economía del pozo. Su prioridad siempre ha sido el aumento del tamaño y alcance del gobierno. Si eso significa sacrificar la economía o la verdad, eso no es impedimento para Obama. Es por eso que él está dispuesto a jugar al “gallina” con los republicanos a lo largo del precipicio fiscal.

7 de diciembre de 2012

Los estadounidenses nunca olvidarán a aquellos que murieron en este día de “infamia” en Pearl Harbor hace 71 años y nunca olvidaremos a aquellos que sirvieron en la Segunda Guerra Mundial y a los que siguen prestando servicio en las zonas de guerra en la actualidad. Estamos pensando en nuestros veteranos en este día y estamos agradecidos por ellos todos los días. Sus sacrificios por Estados Unidos son algo que no se pueden dar por descontado.

Sarah Palin

6 de diciembre de 2012

Todd y yo y nuestra familia deseamos un muy Feliz Hanukkah a todos aquellos en todo el mundo que se reunen esta semana para celebrar el Festival de las Luces. Nuestros pensamientos y oraciones están especialmente con nuestros amigos en Israel que, de una manera especial, hacen realidad el mensaje del Hanukkah siendo una luz de libertad en una región demasiado a menudo ensombrecida por el caos y la opresión. Quiera Dios que esta luz siempre brille.

Sarah Palin

Sencillamente genial. Tres artículos que merecen la pena ser releídos varias veces y un recuerdo a los veteranos en el aniversario de Pearl Harbor (Obama ya estaría   no haciendo una genuflexion ante el Emperador de Japón, sino directamente de bruces en el suelo) y otro a los judíos de todo el mundo en una de sus fechas más entrañables (Obama ya estaría camino de El Cairo o tal vez de Teherán a suplicar que le perdonasen por haberse acordado siquiera de la fecha). Qué diferencia entre una y otro, ¿verdad? La que va de una valiente  y digna mujer a un vil e infecto gusano.

Seguiremos informando. Eco, eco, ecoooo…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y Facebook y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a PONIÉNDONOS AL DÍA

  1. Santi dijo:

    Cuánta razón tiene Sarah Palin frente a la demagogia barata de Obama. Siempre acertada en sus comentarios económicos conservadores con sentido común.

    Gracias por la traducción, Bob. Felices Navidades.

  2. renegm dijo:

    Hola. Si no tuviera importancia no lo mencionaba pero en este caso importa y bastante
    Sowell: «Raising the tax rates on everybody in the top two percent will not get enough additional tax revenue to run the government for ten days.» http://jewishworldreview.com/cols/sowell120412.php3
    La traducción que usas es erronea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s