PASANDO POR UNA CALMA CHICHA

¡Jo, me abuuurro! No pasa nada; nada de nada. Ni bueno ni malo. En Estados Unidos parece que han cerrado la democracia porque con la reelección del “falso mesías” ya no hace falta celebrar nuevas elecciones. Lo de Bengasi está más quieto que una croqueta congelada por mucho que Petraeus haya dicho digo donde antes dijo “sí, bwana” a Obama, desdiciéndose de su declaración anterior en la que secundaba las mentiras de la administración. Un nuevo baldón en el uniforme de este hombre, que de tanto que había llegado a ser ahora se ha convertido en un mequetrefe. ¿Y Sarah? Pues Sarah estará encerando los esquíes y poniendo a punto el pavo para el Día de Acción de Gracias porque no se sabe de ella para nada. A veces pienso que es la calma que preludia la tempestad y que antes de enero tendremos un estruendoso regreso a la vida pública de nuestra adorada Sarah, pero otras pienso que nada de nada y que a aguantarse cuatro años más tocan.

En fin, que con tanto tiempo libre tengo la ocasión de leer bien la prensa de aquellos andurriales y el pasado domingo me encontré con un op-ed (ya saben, una de esos artículos escritos por una firma invitada que reciben el honor de la página tres) laudatorio sobre Sarah Palin… ¡en el Los Angeles Times! ¡Aaaahhh! ¡Socorro! Uno de los periódicos más rabiosamente izquierdistas de Estados Unidos cediendo su espacio de honor a una que habla bien de Palin! Sin duda, esto es el anuncio del Apocalipsis.

La autora es Charlotte Allen y no tengo apenas referencias sobre ella, salvo que es una comentarista conservadora habitual en diversos medios de comunicación. El periódico es el Los Angeles Times (LA Times para los amigos) y las referencias que tengo sobre él son que es muy recomendable para envolver pescado podrido y punto. Ciertamente es el tercer periódico más leído en Estados Unidos y el segundo periódico más grande después de The New York Times (otro que tal), circulando principalmente en la Costa Oeste, refugio de progres y bichos hollywoodenses rabiosamente millonarios y aún más rabiosamente radicales.

Bueno, pues es una novedad. ¿Se imaginan una tercera en El País alabando a Rajoy? Je, je, je, no, ¿verdad? Yo tampoco, pero un op-ed en Los Angeles Times hablando bien de Sarah no es moco de pavo y no podía dejar pasar más de un día sin compartirlo con todos ustedes. Y luego me dirán que los milagros no existen…

¡EH, GOP, TÓMATE LA MEDICINA PALIN!

Es sexy, es una trabajadora, es elegible.

Por Charlotte Allen

18 de noviembre de 2012

El Partido Republicano ha estado dándole un montón de vueltas y señalando con el dedo desde las elecciones presidenciales. La mitad de los columnistas y bloguistas conservadores dicen que el GOP perdió porque insistió demasiado en temas sociales como el aborto y el matrimonio homosexual. La otra mitad dice que el partido no insistió lo suficiente. Y todo el mundo denuncia el Proyecto ORCA, el intento de la campaña electoral para conseguir más votantes a través de la tecnología.

Pero tengo una sugerencia para acabar rápidamente con la angustia del GOP: Sarah Palin para la presidencia en 2016.

¿Creen que estoy bromeando? Piénsenlo otra vez.

En 2008, Palin, que se presentaba como candidata a la vicepresidencia por mi partido, se supuso ampliamente que le había costado la elección a McCain. Pero eso no fue así. Una encuesta nacional a la salida de los colegios electorales realizada por la CNN preguntó a los votantes si Palin fue un factor que influyera en su voto. De los que dijeron que sí, el 56% votó por McCain frente al 43% que votó por Barack Obama.

Por otra parte, Mitt Romney, el ungido candidato del Partido Republicano de este año, recibió casi un millón de votos menos que McCain en 2008. (Mientras tanto, el presidente Obama, a pesar de ganar la reelección, perdió muchos más votantes que los republicanos, con casi 7 millones menos de votantes marcando su nombre en sus papeletas electorales que en 2008).

A millones de estadounidenses no estaban mucho por la labor de apoyar a Obama y su agujero sin fin de Obamacare, pero tampoco les apetecía votar por Romney. Algunos dijeron que Romney no tuvo eco entre los obreros golpeados por la recesión en estados indecisos porque “parecía el jefe que había externalizado sus puestos de trabajo”, como un comentarista bromeó en un blog.

Gabriel Malor, escribiendo para el blog del New York Daily News, identificó otra razón: al centrar su campaña principalmente en los graves problemas económicos y políticos como la deuda pública y los incentivos fiscales, Romney no tuvo en cuenta el hecho de que grandes segmentos del electorado no saben ni se preocupan mucho por los graves problemas económicos y políticos. Lo que ellos -un grupo a veces llamados eufemísticamente “votantes desinformados”- sí que saben y les preocupan son los impulsos sobre sus emociones, miedos, repulsiones y sentimientos proporcionados por horas y horas viendo televisión ininterrumpidamente.

Los demócratas entendieron cómo llegar a esa bolsa de votantes. Cuando un aluvión de anuncios televisivos de la campaña electoral de Obama televisión les dijo que los republicanos querían quitarles sus anticonceptivos o que Bain Capital mató a la esposa de alguien, ellos tomaron nota. Cuando Obama recorrió las playas afectadas por el huracán de Nueva Jersey con su chaqueta de bombardero, se emocionaron. Como dijo Malor, Obama ganó en “cajones, la gallina Caponata, el control de natalidad y echarle la culpa a Bush”.

Palin puede más que mantener el paso en lo que se refiere a apelar a las emociones de los votantes. Casi nadie podría ser más de clase obrera que Palin, allí en el barco de pesca con su guapo marido obrero también, Todd. Palin es “Diez Minutos”, es “El programa de Ana Rosa”, es “Cuéntame” [N. del T: adaptación al español de la comparación de la autora con revistas y programas extremadamente populares en Estados Unidos].

¿Una “guerra contra las mujeres” contra Palin? ¡Ja! No sólo ella es una mujer, sino que tiene a una hija mamá soltera, Bristol, para ayudarle con el creciente demografía de mamás solteras. En temas sociales, Palin, a diferencia de Romney, ha sido absolutamente coherente. Y recordemos que la mayoría de los estadounidenses, independientemente de su postura, desaprueba la mayoría de los abortos.

¿El matrimonio homosexual? Palin se opone. Pero también es una firme defensora de los derechos de los estados y apuesto a que estaría de acuerdo en permitir que los estados y sus electores lidiaran con el problema por su cuenta. Recuerde que no todo Estados Unidos se volcó en la aprobación del matrimonio homosexual el 6 de noviembre. Lo hicieron tres leales estados azules y sus votantes. Si fuera inteligente, Palin ficharía a un miembro de su impresionante base de seguidores homosexuales -sí, ella tiene una- para ayudarle a dirigir su campaña. Yo propongo a Kevin Dujan del ampliamente leído blog conservador homosexual “HillBuzz”, un incondicional de Palin desde 2008.

El hijo de Palin, Track, es un veterano de la guerra de Irak, así que ella puede ser orgullosamente patriótica sin ser catalogada como otra George W. Bush, buscando hacer un agresivo ejercicio de construcción nacional. Ella parece consciente de que sólo hay una nación en la necesidad de ser construida ahora mismo: Estados Unidos.

Por otra parte, la apariencia cuenta en la política y Palin a la edad de 48 años lo tiene todo a su favor entre toda su posible competencia, incluyendo a Hillary Rodham Clinton, quien tendrá 69 el día de las elecciones de 2016 y que dejó que alguien le hablara de adoptar los flotantes rizos rubios de una estudiantes universitaria, lo que le hace parecer como una muñeca de caseta de feria. Los hombres aman a Sarah Palin, y ella ama a los hombres.

Ella es dura como una roca también. Después de las elecciones de 2008, se suponía que estaba acabada. Este año, ocho de los 14 candidatos del Partido Republicano respaldados por Palin ganaron la elección o reelección, incluyendo el favorito del Tea Party Ted Cruz con un escaño en el Senado por Texas.

Claro, habrá una interminable maldad desde la izquierda, pero ella ya ha pasado por eso una vez. ¿Katie Couric? Una que fue y ya no es. ¿Tina Fey? Su numerito ya resultaba viejo en 2008.

También están los presumidos intelectuales republicanos de la Costa Este, como Peggy Noonan, que miran por encima del hombro a una mujer que no compra en Neiman Marcus y no estudió en una universidad de la Ivy League. Pero Peggy hizo el ridículo anunciando la elección de Romney el 5 de noviembre. ¿A quién le va a importar lo que ella y sus semejantes tengan que decir la próxima vez?

Algunos republicanos dirán que Palin tiene demasiado equipaje desde 2008 y que es necesario buscar a una nueva Sarah Palin. Pero no veo qué tiene de malo la que tenemos. Desde la década de 1990, los republicanos han estado buscando el próximo Ronald Reagan. Reagan es ahora venerado en los círculos de ambos partidos, pero durante su presidencia fue, como Palin, ridiculizado por los liberales. Citaron al mono que hizo una serie con él y se burlaron de su título universitario sin lustre.

Sarah Palin es la nueva Ronald Reagan: encantadora y amable y dispuesta a no dar marcha atrás si tiene razón. No veo qué hay de malo en eso.

Charlotte Allen escribe con frecuencia sobre feminismo, política y religión

Totalmente de acuerdo. La autora no nos dice nada que nosotros no sepamos ya de sobras, pero siempre está bien verlo publicado en la prensa enemiga. ¿Será que hemos puesto una pica en Flandes? ¿Será que hasta los propios progres de la prensa izquierdista se han asustado de haber reelegido a Obama? ¿Pueden los progres recuperar la sensatez? ¿Pueden los progres volverse razonables? ¿Puede un leopardo quitarse las manchas y un león hacerse vegetariano? La respuesta a estas y otras preguntas igualmente interesantes aquí en GRGP. De momento, los colegas progres de LA Times están asombrados de semejante artículo.

P.D. Por cierto, todo mi apoyo a Israel en su lucha contra esos malditos monstruos asesinos de Hamas. ¡Shalom, amigos!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Artículos de prensa sobre Sarah Palin y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a PASANDO POR UNA CALMA CHICHA

  1. Fer dijo:

    Tenía un amigo de Burgos, que cuando uno hacía una cosa mal – y había que pedir ayuda decía …nos casamos con el primero que encontramos, y luego: “padre arréglame ésto”…
    A mí me suena un poco a pánico cerval, porque una cosa es elegir al mesías, y otra muy diferente es verle gobernar. Curioso que la articulista no haya tocado temas tales como los impuestos.
    Sabes lo que te digo – ahora no vale ! Os comeis a Barry four more years !. Por cierto, ¿dónde está Hillary?

  2. Santi dijo:

    Tal vez hayan escrito ese artículo para intentar quemarla de cara a las próximas elecciones. Porque, dirán, si la prensa progre la apoya (?) será malo para los republicanos. O tal vez sea un ataque momentaneo de lucidez. No me fio nada de nada, amigo Bob. ¡Palin 2016!

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s