LOS PUNTOS SOBRE LAS ÍES

Y quien los ha puesto ha sido, como no, Sarah Palin, la única voz en el actual panorama político estadounidense que puede hacerlo sin miedo a que le hagan avergonzarse mostrándole antes la cantidad de veces que no sólo no los ha puesto, sino que además buena maña se ha dado en borrarlos concienzudamente. Viene esto a cuento de la última nota de Sarah en su página personal de Facebook, una nota que apunta directamente a Obama y que en tan sólo una docena de líneas expone con toda crudeza lo que está sucediendo ahora mismo en Estados Unidos.  Como quiera que el falso mesías ese es uno de los suscriptores de la página de Sarah, ya debe de haberla leído y seguro que ha rabiado a más y mejor. Imagino que hoy no estarán para bromas en la Casa Roja… ¡ay, digo Blanca! Pero primero vamos a leerla nosotros y luego les ofreceré mis comentarios sobre ella. Y confío en que ustedes compartan conmigo los suyos. Aquí está:

¿Quién dirige nuestro país? Tenemos a un director de la CIA compartiendo información confidencial con su amante usando una cuenta de gmail insegura. Tenemos a la engañosa Susan Rice acusando de la muerte de un embajador a un video de Youtube. Tenemos a Irán disparando contra uno de nuestros drones [aviones sin piloto] una semana antes de las elecciones. Tenemos a la Casa Blanca bien ignorante o disimulando sobre todo esto. ¿Quién está a cargo de la tienda? Por todas partes que miramos lo que vemos es incompetencia en las filas o la corrupción de la gente que supuestamente conduce nuestro país y nuestras mayores instituciones. Confiemos en que los periodistas responsables en la conferencia de prensa de hoy de Obama pregunten las cuestiones correctas que los estadounidenses merecen que se les respondan.

Aquí está mi pregunta para el presidente: Usted clama que, en su condición de principal dirigente del país, no fue advertido de las más importantes y trágicas cuestiones a las que nos enfrentamos; así pues, como una antigua dirigente a mi vez, ¿me gustaría saber cuánto le cuesta a su equipo decirle cosas tales como: “Señor, su director de la CIA está siendo investigado”?

Sarah Palin

Mi comentario será breve. Primero, bravo por Sarah Palin que, cuando todos en el Partido Republicano parecen estar todavía en estado de shock por la reciente pérdida de las elecciones presidenciales, ella ya se ha puesto los guantes de boxeo y ha lanzado su primer derechazo a la mandíbula de Obama. De vuelta al cuadrilátero, podría haber titulado esta entrada. Y casi he estado a punto de hacerlo.

Y segundo, que la precisión, contundencia y oportunidad de las notas de Sarah Palin sólo van parejas con su brevedad. Y es que cuanto más breve, más efectivo resulta un mensaje y más fácil es que cause impacto entre los receptores. Eso lo sabemos todos; hasta yo. Una docena de líneas y Obama noqueado… Mientras la leía, no podía dejar de pensar en lo maravilloso que hubiera sido tenerla a ella y no a Romney debatiendo contra Obama en televisión durante esta pasada campaña electoral. Por desgracia, eso ya nunca podrá suceder, pero reconozco que es la segunda fantasía con la que más me deleito en estos tiempos de desgracia (la primera ya la conocen: ¡Palin 2016!).

No tengo ninguna duda de que la cuestión de Bengasi no supondrá ningún contratiempo para Obama. Bien que se preocuparán los medios de comunicación de que así sea. Y aunque a Bengasi le sigan cien Bengasi más, pasará lo mismo. Mientras el periodismo no vuelva a ser eso, periodismo, y siga siendo agitprop, a Obama le resbalará todo. Además, en casos de apuro bien puede cobrarse la cabeza de una Hillary Clinton cualquiera para disimular. Y si encima todo el asunto queda reducido a un mero lío de faldas por parte de un general chocho perdido, mejor que mejor. Ya no se habla apenas de la muerte de cuatro estadounidenses en Bengasi, sino de qué demonios hacían Petraeus y su amante “under the desk” [debajo de la mesa]. Y es que cuando la muerte de cuatro personas se troca en las aventuras sexuales de dos idiotas, no esperen que eso haga que una administración, la de Obama, se tambalee; si fuera republicano, sí, pero siendo demócrata, no, no y no.

A este respecto, lo último que sé es que según parece la cosa con respecto a Petraeus fue así: Obama fue informado hace tiempo de las andanzas inconvenientes de su director de la CIA y para evitar un escándalo justo antes de las elecciones, Obama pactó con Petraeus ocultar el asunto a cambio de que él respaldara sus justificaciones sobre lo sucedido en Bengasi, como éste así hizo obedientemente. Lo malo es que una vez lograda la reelección, Petraeus ya no era útil y Obama decidió entonces que valía la pena dejarlo caer, sin duda para poner a alguien más apegado a su figura en su puesto. Finalmente, Petraeus acudirá a declarar ante el comité del Senado, aunque sea a puerta cerrada, y uno se pregunta si no irá con ganas de venganza ante la putada que le han hecho (por más que el único responsable de su desgracia sea él por no saber tener la boca –y la bragueta– cerradas). Ya veremos qué sucede, pero no me espero nada que suponga un terremoto de la comparecencia de Petraeus. Y, para los que suspiran por un impeachment del presidente, mejor olvídense de ello. Antes yo seré fichado por SarahPAC que Obama se verá en semejante trance.

Y para terminar con la cuestión, la anterior nota de Sarah Palin en su página personal de Facebook hace referencia también al mismo asunto, pero es mucho más breve y la verdad es que es una de las pocas ocasiones en que estoy en desacuerdo con ella (para que luego me digan que soy un “fanático palinita”). La nota de marras dice:

La pericia, integridad y concienzudo escrutinio por parte del senador John McCain del fiasco de Bengasi de la administración Obama debe ser escuchada y respetada. Estados Unidos debería estar agradecido por su pasión e inteligencia en este asunto de seguridad nacional tan importante para todos.

Sarah Palin

McCain… ¡pfff! Poco tengo que decir sobre el tipo ese. Dejando aparte que él fue uno de los más estruendosos partidarios de que Estados Unidos interviniera en Libia, aún no sabemos para qué, con el resultado que ya tenemos que lamentar (Carter dejó a Estados Unidos un Irán en manos de los islamistas y Obama repite la jugada dejando a Libia en la misma situación), la pericia de McCain, si es que la tiene, ya la podría haber demostrado en 2008 no haciendo el tonto y derrotando a Obama como bien podría haber hecho. En fin, que McCain ya podría jubilarse de una vez y dejarnos a todos en paz, que el hecho de habernos dado a Sarah Palin no es motivo para tener que perdonarle todas sus mamarrachadas de aquí hasta que se muera. Además, creo yo que aunque no hubiera escogido a Sarah como compañera de candidatura, ésta bien que se hubiera hecho destacar y tal vez, tal vez hubiera sido una de las candidatas en las primarias republicanas de este año, pero con dos mandatos como gobernadora a sus espaldas y el control absoluto de su campaña electoral y no el descontrol que fue la campaña electoral McCain-Palin. Pocos han pensado en lo que podrían haber sido las cosas si McCain hubiera escogido a otro en 2008, pero pocas dudas tengo yo de que quizás hubieran sido mejores para todos, sobre todo para la propia Sarah.

En fin, que esta notita la veo yo como un mero gesto de cortesía hacia su antiguo mentor. Algo así como las tarjetas de Navidad que enviamos todos incluso a personas con las que apenas nos tratamos ya y que no tenemos la más mínima intención de invitar a cenar a casa, ni en Navidad ni en ninguna otra fecha. Así pues, esta notita simplemente se lee, se levantan un poco las cejas, se piensa que eso de la cortesía a veces es un rollo y se pasa página. Nada. Cero. Al olvido más olvidado.

En cuanto a la entrada de ayer, la de las veinte razones, he empezado a recibir sus comentarios y me alegra comprobar que no soy el único que tiene sueños desaforados por la noche, ja, ja, ja. Por mi parte, estoy de acuerdo con Jacky de que sería un movimiento totalmente “Palin” y que dejaría sin respiración a Obama y a todo quisque en el Partido Republicano. En cuanto a las pegas de Blackice sobre que estaría sometida al fuego enemigo  (aunque creo entender que Blackice se refiere en general a todos los candidatos que pudieran surgir) desde demasiado pronto, creo que por lo que a Sarah se refiere, ésta ya ha recibido todo el fuego enemigo posible en estos cuatro últimos años y lo ha soportado excelentemente bien. Y aún más, nada de lo que le han disparado le ha podido hacer daño. Sencillamente, no existe nadie, absolutamente nadie en todo Estados Unidos, cuya vida, tanto la pública como la privada, haya sido más escudriñada y siempre con la peor de las intenciones que la de Sarah Palin y el resto de su familia. Y ese escrutinio ha pinchado siempre en hueso. Las infamias que han corrido sobre ella durante todos estos años hace también mucho tiempo que han sido desmentidas fehacientemente. Las 24.000 páginas de mensajes de correo electrónico de sus tiempos como gobernadora de Alaska que fueron desclasificados hace poco menos de un año, creo recordar, fueron la última andanada que los medios de comunicación pudieron disparar sobre ella. ¿Y qué salió de todo eso? La constatación de que Sarah Palin es una mujer honrada y respetable y que en privado, escribiendo en su ordenador, cuando en buena lógica puede estar segura de que lo hace confidencialmente, dice lo mismo que cuando habla en público.

No, no creo yo que eso fuera a ser un problema porque ya no queda nada que se pueda esgrimir contra ella. Y, por otra parte, si lo hubiera, mejor tener tiempo de sobras para que nosotros, los bloguistas pro-Palin, podamos revelar la verdad y dejar a los mentirosos corridos y avergonzados (tarea esta última que se me antoja imposible puesto que los progres no tienen vergüenza, aunque mi madre dice que sí que la tienen y que la tienen toda porque nunca han gastado de ella).

¿Saben qué? El otro día, Mark Levin, un comentarista radiofónico conservador conocido allí en Estados Unidos como the Great One [el grande], sugirió que el Partido Republicano bien podría nombrar a Sarah Palin la nueva Speaker de la Cámara de Representantes para que se pusiera a la cabeza de la oposición a Obama con todas las de la ley. No se rían porque es algo perfectamente factible; el Speaker de la Cámara de Representantes es elegido a cada legislatura y NO es obligatorio que se trate de un representante electo, pudiendo serlo en teoría cualquier persona. Es cierto que hasta ahora jamás ha sucedido que no fuera un representante, pero podría serlo.

Miren, si el GOP hiciera eso, juro que publicaría una entrada al día siguiente en la que escribiría 1.000 veces: “Amo el GOP”. Pero eso no va a suceder nunca, así que de nuevo otra fantasía con la que alimentar nuestras frías noches de invierno. Pero, ¿y si sucediera? Sería la señal inequívoca de que el GOP ha resucitado y aún hay esperanza. ¡Oh, cielos! ¿Se imaginan una Cámara de Representantes dirigida por Sarah Palin y en guerra abierta contra Obama y su cuadrilla? Pero no será así, elegirán de nuevo a Boehner y los RINO volverán a cortar el bacalao, pero el bacalao lo habremos comprado los del Tea Party. ¡Ay, qué invierno más duro nos espera!

Por cierto, me dice C. que en su agrupación local del Tea Party alguien ha propuesto discutir la conveniencia de desligarse definitivamente del Partido Republicano. De momento, sólo es una idea, pero comienza a haber quien piensa en ello, como yo. Y creo que es lo mejor que podríamos hacer. ¡Al cuerno con los RINO fracasados! ¡Que se hundan ellos solos en la miseria y acaben como los whigs! Un auténtico partido conservador es lo que hace falta ya. Se acabaron las treguas con el establishment. Ya les hemos dado dos y mira cómo nos han respondido. De momento, el objetivo es lograr en 2014 tomar el Senado, pero eso era el objetivo en 2012 y mira tú qué éxito… No, el GOP se hunde y hay que evitar que nos arrastre el remolino.

En fin, que seguiremos fantaseando. No nos queda otro remedio.

P.D. ¿Les pido a los Reyes Magos que Sarah me fiche o creen que eso es demasiado para ellos y que más me vale poner una hoja de perejil a Santa Rita?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Notas de Sarah Palin y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LOS PUNTOS SOBRE LAS ÍES

  1. Santi dijo:

    Sarah, dale duro al progre de Obama. ¡Palin forever! ¡Palin 2016!

    P.D. Bob veo que Sarah te ha cazado (foto), ja, ja,ja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s