BLOGUISTA DE GUARDIA (IV): TODD PALIN… ¡VAYA PEDAZO DE TÍO!

Sigo en el chiringuito. Y sigo en mi mesa favorita; el dueño no ha podido echarme todavía, je, je, je. Ni los alemanes tampoco… Hoy tengo una entrada un poco rara porque no es la habitual en mí. Primero, porque hoy vamos a centrarnos exclusivamente en Todd Palin, el marido de Sarah; y segundo, porque hoy vamos a ver la tele. Les explico, ya sabemos que todos los Palin son valientes y a las pruebas me remito con Sarah soportando (y sobreviviendo, que es lo mejor) la mayor campaña de calumnias que han visto en los Estados Unidos desde aquella que cayó sobre Richard Nixon con ocasión del Watergate; pero es que el resto de los Palin también tienen un par (y perdonen por la grosería). De Bristol todos sabemos lo que ha tenido que soportar por haberse quedado inesperadamente embarazada y cómo la odian a muerte los progres estadounidenses por atreverse a aprender de sus errores y confesarlo públicamente; de Track, no digamos, que no sólo se alistó en el ejército voluntariamente impulsado por su sentido del deber hacia su patria, sino que después de servir en Iraq ahora está haciéndolo en Afganistán, que no son dos destinos turísticos precisamente; y del resto, Willow y Piper seguro que también tienen sus propias historias de terror sobre progres desatados acosándolas sin cesar y pretendiendo que se avergüencen de su madre. ¡Avergonzadas, ja, ja, ja! Antes un progre dice una verdad que uno de los Palin tiene una mala palabra hacia Sarah. O sea, nunca jamás. En la vida. Imposible.

Pero hoy vamos a hablar de Todd Palin, el patriarca. Y el motivo es que en junio pasado se supo que la cadena de televisión NBC estaba preparando un programa-concurso con intenciones benéficas para favorecer el conocimiento de los estadounidenses sobre sus propios soldados. Su título iba a ser Stars Earn Stripes y entre los concursantes, uno llamó poderosamente la atención de este bloguista: Todd Palin. Sabedor de la poca gracia que le hace a Todd el ser enfocado por una cámara, el que aceptara participar en un programa así me decía varias cosas: 1) que el programa iba a ser serio; 2) que sus objetivos eran laudables; y 3) que a Todd le parecía que podía ganar.

Pronto empecé a tener más detalles sobre el contenido del concurso. Stars Earn Stripes (algo así como “las estrellas ganan galones”, aunque también hace referencia al himno estadounidense, Stars and Stripes) es un concurso en el que los participantes son famosos (“celebrities” o celebridades, que dicen ahora) que, adiestrados por miembros en activo o ya retirados de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos o de sus cuerpos de Policía, compiten entre ellos llevando a cabo simulacros de misiones de combate reales desarrolladas por los militares estadounidenses diariamente. Cada uno de esos concursantes representa a una organización caritativa militar o de veteranos de su elección y todas sus ganancias derivadas de su participación en el programa irán a dicha organización. En principio, cada semana en el programa supone 10.000 dólares para esa organización caritativa y la que corresponda al ganador final recibirá además un premio final de 100.000 dólares. Los creadores de Stars Earn Stripes son Dick Wolf, Mark Burnett y David Hurwitz y sus presentadores son Samantha Harris y el general retirado Wesley Clark. Se prevé que se emitan un total de 8 capítulos de entre hora y media y dos horas de duración cada uno.

Y dicho y hecho, el lunes pasado 13 de agosto se emitió el primer capítulo titulado “Asalto anfibio” y que tuvo unos 5,25 millones de espectadores. Estuve bien atento a lo que allí sucedía y debo confesar que me gustó mucho el programa. Tanto que no puedo dejar de recomendárselo a todos ustedes, ya sea porque lo puedan ver directamente por satélite como a través de Internet. Y para que sepan de qué va, aquí tienen mi resumen de lo que fue el primer capítulo.

Empecemos, estos son los protagonistas, los concursantes propiamente dichos. Les señalo además el nombre de la organización caritativa que cada uno de ellos ha elegido representar.

De todos ellos, a mí sólo me sonaban tres: Dean Cain porque sé que ha protagonizado alguna serie de televisión (Lois & Clark) que se ha visto aquí en España, Laila Ali sólo porque me sonaba que es la hija del ex boxeador Muhammad Ali, ex Cassius Clay; y Todd Palin, por supuesto. De los demás no tenía ni puñetera idea, aunque reconozco que de un bombonazo como Eve Torres no he tardado en ponerme al día, je, je, je.

Los siguientes son los entrenadores de los concursantes, todos ellos miembros de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, ya sea en activo o retirados. Tipos duros, muy duros, extremadamente duros y a los que uno podría confiarles su vida sin temor porque no falllarán. Son el orgullo de cualquier ejército y todos aquellos que piensen que no se trata más que de psicópatas enamorados de la violencia y de las armas merece que lo dejen a manos de una banda de talibanes para que se entere de la diferencia entre un soldado con honor y un asesino sin escrúpulos.

Evidentemente de todos estos no me sonaba ninguno, lo cual es lógico porque no se trata de gente que salga diariamente en las portadas de los periódicos. Si acaso, conocía el nombre de Chris Kyle porque ha escrito un libro, American Sniper, sobre sus experiencias en Irak, que tengo anotado en mi lista de libros a leer. Y es que de haber podido yo ser militar, hubiera querido ser lo mismo que él: un francotirador, por lo que el tema no me es ajeno y me intereso por todo lo que sale publicado sobre esa materia.

Y por fin, los presentadores del concurso:

De la chica no sé nada, aparte de que está rica, rica. Del chico, pues a todos nos suena como antiguo comandante en jefe de la OTAN en Europa. Los más avispados recordarán incluso que hace años se presentó a las primarias demócratas como candidato a la presidencia de los Estados Unidos, pero que quedó muy lejos de ser nominado. Aparte de eso, pues nada más.

Éste es el enlace con la página web de la NBC para que puedan ver el capítulo entero, si es que les apetece y que yo recomiendo encarecidamente.

Stars Earn Stripes: Asalto anfibio (1r. capítulo)

Y aquí les dejo una traducción del resumen que la propia página web de la NBC hace de lo que sucedió en el capítulo de marras, con fotos y todo.

RESUMEN CAPÍTULO 1: ASALTO ANFIBIO

El general de cuatro estrellas del ejército de EE.UU. retirado, Wesley Clark, nos explica el concurso: ocho famosos competirán por otras tantas organizaciones caritativas, completando misiones que imitan las que se les asignan en la vida real al personal de las fuerzas de operaciones especiales.

La co-presentadora Samantha Harris presenta a los concursantes: la cuatro veces campeona mundial invicta de boxeo Laila Ali; el actor Dean Cain; el actor y ex jugador de la Liga Nacional de Fútbol Americano Terry Crews; el cantante multi-platino, actor, productor y presentador de televisión Nick Lachey; el empresario de Alaska y cuatro veces ganador de la carrera de motos de nieve Iron Dog Todd Palin; el entrenador del programa de la NBC “The Biggest Loser” Dolvett Quince; la medallista de oro olímpico Picabo Street; y la estrella de la WWE Eve Torres. Todos ellos concursarán por su organización benéfica militar o policial favorita.

El general Clark nos habla sobre los instructores que entrenarán y participarán con los famosos en sus misiones: Dale Comstock, un ex sargento del Ejército de EE.UU, Delta Force y boina verde; J. W. Cortés, ex sargento de artillería de los Marines; Brent Gleeson, ex SEAL de la Armada; Chris Kyle, ex SEAL de la Armada, francotirador y autor del best seller American Sniper; Andrew McLaren, ex sargento de los Marines; Grady Powell, ex boina verde; Tom Stroup, comandante de SWAT; y Talon Smith, especialista de la Armada. En conjunto, representan a algunas de las fuerzas de combate de élite del mundo.

Los famosos y los instructores se emparejan y se les informa sobre su primera misión: un asalto anfibio. Trabajando en equipos de cuatro, los equipos se dejarán caer al agua desde un helicóptero, llegarán en una lancha neumática a la orilla, volarán una torre de vigilancia, dispararán a diversos objetivos, llevarán una caja de munición a una choza, plantarán explosivos en ella y luego los activarán mientras vuelan lejos colgados de un helicóptero. Cada equipo será cronometrado por el tiempo que tarde en completar la misión con éxito.

Los instructores dedican un poco de precioso tiempo de entrenamiento con sus famosos asignados, enseñándoles los rudimentos del manejo de las armas y la puntería, la forma de arrastrarse a través de un campo con fuego hostil y cómo mantener la calma en medio del caos de la batalla.

Dean Cain y Chris Kyle además de Laila Ali y Talon Smith comienzan su asalto. El salto al agua va bien y llegan a la orilla. Hacen su camino a través del alambre de espino y acaban con la torre. Pero el terreno hasta el siguiente objetivo, que es volar una choza con una caja llena de munición, requiere un largo esfuerzo a través del barro resbaladizo. Es agotador, pero finalmente llegan a la choza. Talon Smith empuja con el hombro la puerta cerrada con llave, pero no cede. Por último, utiliza un martillo para abrir una brecha en la puerta y poner los explosivos en su interior.

El equipo se reagrupa y es recogido por el helicóptero mientras disparan el detonador remoto, causando una atronadora explosión que retumba a través del terreno accidentado. Tiempo transcurrido: 13 minutos y 20 segundos.

El siguiente equipo consiste en Dolvett Quince y Andrew McLaren además de Todd Palin y J. W. Cortes. Después de que los instructores proporcionen una formación básica a sus pupilos, se dirigen a la misma misión. Hay problemas desde el principio. Cargado con el equipo, Dolvett se hunde tras saltar al agua. Se esfuerza por salir a flote, pero el general Clark, sintiendo que corría peligro, pide un rescate. Dolvett se retira, su equipo tendrá que pasarse con sólo tres miembros.

Retrasado, pero no disuadido, la tripulación de tres hombres continúa. Palin liquida la torre y los objetivos; los instructores McLaren y Cortés se deshacen de los suyos. A medida que atraviesan el campo embarrado llevando la caja de municiones, el equipo va más de cuatro minutos por detrás del tiempo del primer equipo. Todd se adelanta y los tres miembros del equipo pronto abren la puerta de la choza y ponen los explosivos. Son evacuados por un helicóptero y disparan los explosivos mientras cuelgan de correas. Su tiempo: 20 minutos y 54 segundos.

El tercer equipo sube al helicóptero para su misión. Se compone de Eve Torres, Grady Powell, Nick Lachey y Tom Stroup. Después de caer en el lago, rápidamente suben a bordo de sus lanchas y desembarcan en la orilla en medio de un fuego hostil. Nick debe alcanzar la torre con un lanzagranadas. Su primer disparo es demasiado bajo y falla, pero pronto lo logra. Los restantes miembros del equipo alcanzan sus objetivos también; están por delante del tiempo ganador por 30 segundos mientras se dirigen a la caja de munición. El equipo se divide, dejando a Nick y Tom que atraviesen el barro con la caja de munición mientras Eva y Grady tratan de abrir la puerta de la choza. Grady empuja con su cuerpo la puerta sin éxito. Con la ayuda del martillo, abren la puerta, ponen la munición y los explosivos y se reagrupan en el punto de evacuación. Al estallar la carga, el general Clark anuncia su tiempo: 10 minutos y 12 segundos.

Equipo Delta, el cuarto equipo que intentará la misión, se reúne por última vez antes de comenzar su asalto. El equipo es Terry Crews, Dale Comstock, Picabo Street y Brent Gleeson. A pesar de un cierto entrenamiento duro para Picabo, el equipo está preparado para ganar.

Sin embargo, poco después de la caída en el agua, Terry Crews tiene problemas. Su equipo lo arrastra hacia el fondo, comienza a tragar agua y pronto muestra los signos de un nadador en pánico. Dale y Brent vienen a ayudarle, pero Crews está demasiado exhausto como para continuar. Se lo lleva el equipo de rescate; el equipo continuará con sólo tres miembros.

Alcanzan la orilla y Picabo se adelanta para destruir los objetivos, utilizando su rifle automático FN SCAR y la ametralladora M249 SAW. Gracias a su esmerada preparación como atleta olímpica, la ex medallista de oro logra hacer triunfar a su equipo, destruyendo la torre y los objetivos en tierra. Su tiempo: 18 minutos y 49 segundos.

De vuelta en el control de misión, Samantha reúne a los famosos y los instructores. El general Clark llega a ofrecer sus críticas. Alaba a los instructores por su capacidad de entrenar a los famosos y luego llevar a cabo las misiones, a pesar de una serie de retos sorprendentes. Los famosos comparten sus experiencias; es evidente que se ha desarrollado rápidamente una camaradería entre los famosos y sus instructores.

El general Clark explica que el plan original era que los dos famosos e instructores del equipo más lento se enfrentaran unos contra otros en una tanda de tiro para determinar quién sería eliminado. Pero teniendo en cuenta que tanto Terry como Dolvett no pudieron completar sus misiones en absoluto, decide que serán ellos quienes se enfrentarán entre sí en el campo de tiro para determinar quién se queda y quién se va.

Samantha describe el desafío de eliminación para Dolvett y Terry. Ellos seguirán simultáneamente recorridos idénticos que consisten en entrar en una casa cerrada, disparando a varios objetivos, rompiendo otra puerta y disparando a otros objetivos adicionales antes de dirigirse hacia un desafío de puntería: alcanzar una tira de plástico de cinco centímetros a larga distancia. Dolvett Terry tienen un poco más de entrenamiento adicional por parte de sus instructores y luego se dirigen al desafío de eliminación.

Ambos competidores entran en la casa y despachan sus objetivos internos con sus pistolas de 9 mm. Van muy igualados cuando se acercan al campo de tiro. Pero a pesar de sus mejores esfuerzos, Terry parece que no puede encontrar el blanco con el SCAR rifle semi-automático; Dolvett le saca una ventaja considerable. En el desafío final, Dolvett coge su próxima arma: un rifle de francotirador Barrett MRAD. Rápidamente localiza su pequeño blanco en la mira del rifle. Pero alcanzarla es otra cosa.

Mientras tanto, Terry acaba con su serie de objetivos con la semiautomática y se une a Dolvett en el campo de tiro. Es efectivamente un juego empatado. Con sus instructores observando y dándoles instrucciones, los dos atletas pueden sentir la presión. Con un movimiento tranquilo y fresco, Terry aprieta el gatillo y la bala encuentra su blanco. La caja que estaba suspendida por la tira de plástico cae al suelo y explota. Terry ha ganado su primer galón para su organización benéfica.

Samantha tiene unas palabras finales para Dolvett, luego el general Clark agradece tanto a Dolvett como a Andrew McLaren por su servicio a la causa y se despide de ellos. Los famosos restantes aprenden entonces que n sólo han ganado un galón, sino también una donación de 10.000 dólares para cada una de sus organizaciones benéficas favoritas.

¡Guau, vaya programa! Por supuesto, me interesó mucho ver qué tal lo hacía Todd Palin, que es mi favorito. Aquí les dejo una serie de fotografías tomadas especialmente de su intervención en el programa y luego, para terminar, la entrada que su hija Bristol hizo en su propio blog dando su opinión sobre la actuación de su padre.

Todd en los primeros compases del programa, practicando el tiro con su rifle FN SCAR


Ahora practicando con la ametralladora M-249 SAW

Su instructor es J. W. Cortes y pocas instrucciones tuvo que darle a alguien que ya es de por sí un consumado tirador


Y éstas son las pruebas: todos sus disparos dieron en el blanco.

¡Comienza la misión! Lo primero, saltar al agua desde un helicóptero

Luego, subirse a las lanchas neumáticas y marchar a toda velocidad hacia la orilla

Una vez en tierra, volar la torre de vigilancia con un lanzagranadas

Tras la torre, una serie de objetivos a alcanzar con el rifle

Todd alcanzó casi todos sus objetivos al primer disparo

Una vez despejada la zona, arrastrarse por el suelo enfangado bajo un alambre de espinos, algo que no es precisamente fácil. Y encima bajo una lluvia de fuego enemigo.

Para Todd, fue coser y cantar pues fue el primero en salir de la alambrada, antes incluso que los dos instructores

Tras la alambrada, una larga extensión de terreno enfangado

Imagino que para alguien acostumbrado a andar sobre nieve, el barro no suponía un grave contratiempo

Cargando la pesada caja de munición que había que transportar

Arreando con ella hasta la choza designada como objetivo

Abriendo la puerta de la choza de buenas maneras: a hachazo limpio

Una vez abierta, poner la caja dentro, conectar los explosivos y salir pitando.

Y la evacuación con los tres miembros del equipo colgados de un helicóptero mientras todo salta por los aires

Y ésta es la entrada que Bristol Palin le dedicó a su impresionante padre:

Stars Earn Stripes: ¡Vamos, papa!

Cuando oí que mi papa iba a estar en el reparto de Stars Earn Stripes, me emocionó mucho saber que iba a tener la oportunidad de competir por los 100.000 dólares para su organización caritativa, Armed Services YMCA Alaska. Además, me sentía feliz de que todo Estados Unidos pudiera verle en acción. Después de todo, le he descrito como un hombre que puede reconstruir una moto de nieve con una mano atada a su espalda, un padre que puede revolcarse con Trig en el suelo y un papá atento que puede trenzar el pelo de Piper para su entrenamiento de baloncesto. ¿Qué es lo que él no puede hacer?

Entonces, ¿vieron el programa? Los famosos están divididos en equipos y tienen que llevar a cabo la misma operación de asalto, que incluye helicópteros, pistolas, granadas, barro y armas de destrucción. ¡A papá le asignaron [como entrenador] a un marine, que es ahora un oficial de policía de la ciudad de Nueva York [J. W. Cortes]! Su equipo se retrasó cuando su compañero famoso tuvo problemas en el agua, con su sobrecargada mochila con el equipo. Con un hombre menos, papá tuvo que ponerse las pilas.

Se deslizó a través del barro bajo alambre de espino tan deprisa que ya casi había terminado con el obstáculo cuando los otros estaban apenas empezando.

Los otros equipos observaban en un monitor desde otro lugar, asombrados por su capacidad.

“Es Rambo, es exactamente Rambo”, dijo Chris Kyle. “La próxima vez que esté en una guerra, quiero a Todd Palin a mi lado”.

Luego, Chris añadió, “Fue el primero en subir al bote, el primero bajo el alambre de espino, y cuando el resto de tíos estaban saliendo, él ya tenía la caja. No necesitas a nadie más”, dijo. “Olvídate de Chuck Norris, que venga Todd Palin”.

Papá siempre dirigió la atención a su organización caritativa y animó a los otros concursantes que no lo lograron. Ya sé, ya sé. El programa no se ideó para presentar al mundo a Todd Palin. Pero sí que se diseño para que los espectadores apreciaran a los militares estadounidenses. Después de todo, las misiones que los famosos realizan son el tipo de operaciones que los soldados llevan a cabo cada día. En un conmovedor momento, uno de los famosos preguntó a su entrenador si había matado a alguien.

Él respondió: “Realmente no solemos hablar sobre esas cosas”.

De hecho, el programa parece ser una forma divertida de presentar a la nación a soldados cuyas misiones han sido cualquier cosa menos divertidas.

Y estoy tan contenta de que los Estados Unidos pueden ver lo que yo ya sé: ¡que mi papá es todo un hombre!

¡Guau, vaya programa! Y mañana, otro capítulo. No se lo pierdan.

Esta entrada fue publicada en Familia de Sarah Palin y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s