COSAS QUE PASAN EN TEXAS…

Y que sacan de quicio a los bichos nocivos esos del establishment, ja, ja, ja. Y es que no entienden nada de lo que está sucediendo. No me extraña. Todo lo que tenga que ver con la libertad de la gente para escoger a sus propios representantes, que no confirmar los que ellos les imponen, les resulta incomprensible. Sabemos ya de las sorpresas anteriores de Mourdock en Indiana y Fischer en Nebraska, pero ésta que se ha producido hace unos pocos días en Texas es tal vez la más espectacular de todas ellas, por más que aún sea una sorpresa incompleta, a la espera del resultado de la segunda vuelta a celebrar el próximo 31 de julio. Pero las cosas pintan bien, bastante bien. Y ahora les explico el porqué.

Que Cruz era quien más difícil lo tenía de todos los candidatos respaldados por Sarah Palin hasta ahora es un hecho incontrovertible: sencillamente es el único de ellos que nunca se había presentado a unas elecciones hasta ahora. En Indiana, Mourdock ha sido elegido dos veces consecutivas como fiscal general del estado; en Nebraska, Fischer ha sido elegida dos veces consecutivas también como senadora estatal; en Utah, Hatch lleva más años de los que uno puede contar con los dedos de las manos y de los pies como senador; pero Cruz, hasta ahora, fuera de diversos trabajos como abogado, sólo había sido abogado del estado de Texas, un cargo no electivo para el que se es nombrado directamente por el fiscal general del estado.

En consecuencia, mucho más difícil era para Cruz el hacer frente a su rival de lo que lo ha sido o va a ser para los otros tres. Fundamentalmente porque tanto Mourdock como Fischer o Hatch son apellidos que los votantes de sus respectivos estados están de alguna manera acostumbrados a ver en las papeletas electorales. Son personas con una vida pública ya consolidada y de las que uno tiene conocimiento a poco que se preocupe por leer en los periódicos algo más que la página de deportes, la de chistes y el horóscopo. Cruz partía desde cero y lo hacía contra un rival, Dewhurst, que lleva dieciséis años en la vida pública, habiendo sido elegido cuatro veces en diferentes elecciones, las últimas precisamente las más relevantes, como vicegobernador junto a Rick Perry, cargo en el que lleva doce años.

Es lógico pues que el propio Cruz dijera sin rubor alguno que forzar “la segunda vuelta sería un tremenda victoria”. Y es que no es lo mismo presentarse para cualquier cargo electo siendo Rajoy que siendo López, por más que en casa sepan que eres Súperlopez. De Rajoy ya lo sabemos todo, pero de López no sabemos nada y siempre da más miedo lo desconocido que lo malo conocido. Dewhurst, el rival de Cruz, no es sólo que fuera muchísimo más conocido que éste, sino que además es un personaje con fortísimos lazos con el establishment después de dieciséis años en la vida pública y con una red de apoyos por todo el estado de Texas sin parangón. Además, es un millonario de los de verdad, con una fortuna estimada en los 200 millones de dólares que puede permitirse el lujo de gastarse diez en una campaña electoral si le da la gana y quedarse tan fresco.

Es cierto que Cruz había ido ganándose el apoyo de importantes personalidades del mundo conservador a lo largo de la campaña electoral, pero muchos de esos apoyos no son precisamente de los que mueven montañas. Y si no, vean un par de ejemplos: en 2010, en Carolina del Sur, Nikki Haley se presentaba como candidata a gobernadora, pero su campaña iba de mal en peor y cuando el propio Mitt Romney la apoyó públicamente, casi tuvo que retirarse. Pero finalmente la apoyó Sarah Palin y no sólo recuperó el terreno perdido por culpa de Romney, sino que acabó superando a todos sus rivales y ganando las elecciones. Fue un claro ejemplo de Palin Power (“el poder de Palin”) y de Romney Curse (“la maldición de Romney”). Por su parte, más recientemente, en Nebraska, lo bueno y lo mejor del mundo conservador se repartió en su apoyo entre los dos rivales de Fischer, siendo Sarah Palin la única que rompió una lanza por ésta última. ¿Quién ganó contra todo pronóstico? Más Palin Power.

Al menos en Texas todos los conservadores están de acuerdo en que Cruz es el candidato a apoyar, quedando Dewhurst en la poco confortable posición de candidato del establishment, una etiqueta que se ha revelado mortífera en estos últimos años. Hace unos meses, nadie daba un dólar porque Cruz lograra forzar la segunda vuelta y me remito para ello al historial de encuestas que publiqué en mi entrada de ayer. Sin embargo, Sarah Palin anunció su apoyo a su candidatura, grabó un par de llamadas telefónicas automáticas para él y participó en un anuncio televisivo a favor de su candidatura y de pronto Cruz se convirtió en un rival creíble y que no ha quedado a tanta distancia de Dewhurst como pueda parecer por los resultados finales. Y si no, comprueben estos datos:

Estos son los resultados detallados (y casi completos) de las primarias del martes pasado referidos a los dos candidatos principales, Dewhurst y Cruz. Como podemos ver, una cosa es el voto por correo y otra el voto en el colegio electoral, habiendo tenido ambos prácticamente la misma importancia en estas primarias. El plazo valido para votar por correo empezó justo al día siguiente del anuncio de Sarah Palin de que apoyaba a Cruz y como quiera que era demasiado tarde como para suponer una gran diferencia entre personas que ya tenían tomada su decisión para entonces, podemos ver que Dewhurst supera a Cruz más que holgadamente con un 17,96%. Sin embargo, otra cosa son los votantes que ejercieron su derecho el mismo día de las primarias, el martes pasado. Entre ellos, los efectos del apoyo de Palin sí que se hicieron notar en toda su plenitud y de ahí que la diferencia a favor de Dewhurst menguara hasta un miserable 3,35%, por debajo del margen de error de prácticamente cualquier encuesta. Lo que sucede es que, combinados ambos resultados, que es como debe ser, Dewhurst continua siendo el vencedor con un 10,36%, un porcentaje engañoso porque se nutre de votantes por correo, que no de votantes el día de las primarias.

Para los que aún tengan alguna duda, les ofrezco otro dato: una reciente encuesta de Public Policy Poll (PPP), que es una firma del ramo de tendencia demócrata (para que lo sepan), indagó en los efectos del apoyo de Sarah Palin a Cruz contraponiéndolo con los efectos del apoyo de Rick Perry a Dewhurst y los resultados fueron que sólo el 24% de los republicanos tejanos se sienten influidos positivamente por el apoyo de Perry, mientras que el 36% preferirían votar por un candidato apoyado por Palin. Los porcentajes negativos siguen el mismo esquema: el 28% no quieren ni oír hablar de un candidato apoyado por Perry mientras que el 21% dicen lo mismo de un candidato apoyado por Palin.

En mi opinión, si Palin no hubiera apoyado a Cruz, los resultados el martes pasado hubieran supuesto que Dewhurst ganara con cerca de un 55% de los votos, dejando a su más próximo rival a unos 18 o 20 puntos de diferencia, que es precisamente lo que revela el dato del voto por correo.

Las cifras no mienten (esto no es un balance de Bankia, por descontado). Que la tendencia en los últimos diez días antes de las primarias era hacia un Cruz en progreso y un Dewhurst en retroceso, lo sabían todos en Texas. De hecho, fue durante esos días cuando la campaña electoral de Dewhurst empezó a emitir un anuncio televisivo en el que incluían una frase que decía: “¿Ted Cruz un conservador? ¡Vamos, tú tienes que estar bromeando!”. Magnífico ejemplo de mercadotecnia política actual. Un mensaje negativo sin nada dentro que lo sostenga, pero enunciado con aire desafiante y hasta agresivo. Lo veremos pronto en España, ya verán. Y en la fábrica del PSOE, seguramente.

Afortunadamente el apoyo de Sarah Palin se tradujo pronto en más donaciones a la campaña electoral de Cruz y éste pudo contraatacar emitiendo otro anuncio en el que aparecía ya casi al final una imagen de Sarah Palin apoyando expresamente a Cruz. Conservador no quiere decir tonto del bote y la campaña electoral de Cruz logró que la mayoría de las emisiones de su anuncio fuera justo antes de la emisión del anuncio negativo de Dewhurst, lo que, en opinión de muchos expertos en estas cosas, sirvió perfectamente para contrarrestar dicho mensaje negativo. Y es que entre Sarah Palin diciendo al telespectador que Cruz ES un conservador y Dewhurst diciendo que Cruz NO LO ES, la contradicción no dura ni un segundo: “Palin siempre dice la verdad. Lo sabemos. Lleva años haciéndolo. O sea, que tú eres el que miente. Punto en boca. Votaré por Palin… digo por Cruz”.

Pero no todo fue el apoyo de Palin. Con eso no basta. Un candidato tiene que trabajar mucho a pesar de ello y Cruz no ha sido nunca perezoso en esta cuestión. Durante meses, Cruz ha recorrido incansablemente Texas de arriba abajo y de este a oeste, hablando con la gente en la calle y dándose a conocer como quien es, un conservador, un teapartier y un buen hombre. Con ello, una fe indesmayable en tus propias posibilidades y un poco de ayuda por parte de tus amigos, ¿quién no puede ganar unas elecciones? Por cierto, por lograr apoyos, Cruz ha logrado hasta el apoyo de los partidarios de Ron Paul, que no es que sean decisivos, pero sí que son lo bastante importantes en Texas como para ayudar a que Dewhurst no llegara a ese definitivo “50% de los votos más uno” que era su objetivo y que parecía chupado hace tan solo quince días.

Y lo mejor es que esto no ha acabado todavía. Nos vamos a reír más en Texas. Ya lo verán porque yo se lo contaré.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Elecciones al Congreso 2012 y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a COSAS QUE PASAN EN TEXAS…

  1. Santi dijo:

    Espero que gane Cruz. Un conservador hispano con el aval de Palin. ¡No hay más que hablar! ja, ja, ja.

    Un saludo, Bob.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s