PALIN & PALIN: LA SAGA CONTINÚA

Lo que son las cosas: reabrí este blog para pasarme todo el día hablando sobre Sarah Palin y hasta ahora, después de tres entradas ya, poco he hablado de ella. Y lo malo es que hoy tampoco lo voy a hacer, al menos directamente, je, je, je, porque hoy les tengo preparada una sorpresa. Una sorpresa consistente en que aunque no vaya a hablar de Sarah Palin, sí que voy a hablar de otra Palin: ni más ni menos que su hija mayor, Bristol. ¡Tacháaan! ¿No es genial? Es una Palin, es conservadora, es una patriota, detesta a Obama, es tan guapa como su madre y también tan valiente como ella. ¿Quién da más? Con la mitad de esas virtudes, me casaría yo con la mujer que fuera. A Bristol la vida la ha tratado duramente y con sus escasos veintiún años, ya es madre de un hijo de tres años, ha sido noticia a su pesar en cientos de repulsivos medios de comunicación que han aireado mentiras sin cuento sobre su ella, ansiosos de aplastarla (y, por extensión, a su madre), y pese a todo no sólo ha sobrevivido a la tormenta sino que ha logrado capearla y no perder el rumbo de su vida. Un rumbo que a mí, personalmente, me dice que algún día acabará tomando el testigo de manos de su madre y ser ella la segunda Palin en convertirse en presidente de los Estados Unidos de América. ¡Ojalá! Quiera Dios que todavía esté vivo para ver ese momento. Qué a gusto me moriría entonces.

De Bristol Palin, los que somos palinistas de verdad, ya sabemos todo lo que debemos saber: su error de juventud, que le llevó a quedarse embarazada en un momento inoportuno de su vida; su coraje a la hora de asumir las consecuencias de dicho error: un hijo, Tripp (Bristol ha heredado la imaginación de la familia a la hora de dar nombre a sus hijos), que no es ningún error, ni un castigo como considera Obama, sino una bendición; el mal trago que ha supuesto para ella su difícil relación con el padre de su hijo, Levi, un auténtico imbécil que ha demostrado sobradamente que se trata de alguien incapaz de poder ser considerado un “hombre”, sino un mero niñato; y su voluntad de perseverar y aprovechar todas las ocasiones que le pueda proporcionar la vida en lugar de dejarse amedrentar por los malintencionados, que sólo quisieran que verla triste, hundida y escondida en la soledad de su casa y no alegre, feliz y dando testimonio por todos los Estados Unidos de que la muerte de un no nacido no es la solución a ningún problema, pero que aún así hay que ser muy consciente de lo que se hace y saber hasta dónde se puede llegar en todo momento.

Desde hace un tiempo, Bristol tiene un blog propio (¡sí, sí, ella y yo somos colegas!). Nos enteramos todos gracias a su madre, que nos lo anunció el 19 de marzo pasado en su página de SarahPAC, imagino que henchida de orgullo materno:

El nuevo blog de Bristol
Publicado el 19 de marzo de 2012

Bristol tiene un nuevo blog en Patheos. En su última entrada le hace algunas excelentes preguntas a nuestro Presidente. Por favor, haga clic aquí para leer su toma de postura sobre la hipocresía de la Izquierda tal y como la muestran algunas de sus más brillantes estrellas, disfrutando de cualquier oportunidad para degradar a sus compatriotas. ¡Pueden seguir sus futuras entradas en el sitio web de Patheos!

Sarah Palin

Y ésta es la cabecera del blog que, sensatamente, se aleja de nombres rebuscados y tontorrones al estilo “Conservador en Alaska”, “Going Rogue, Going Palin” y demás y se titula simplemente: “El blog de Bristol”.

Dentro encontrarán, además de la página principal, dos páginas más: “Acerca de mí” y “Acerca de mi libro”. En la primera, Bristol hace una muy sucinta referencia a sí misma, además de ampliar la foto de la cabecera que la muestra a ella junto a su hijo, Tripp. Se la traduzco aquí:

Soy la madre de un hijo llamado Tripp y vivo en Wasilla, Alaska. Soy también la autora de mis memorias: Not Afraid of Life: My Journey So Far, que han logrado entrar en la lista de best sellers del New York Times. También aparecí en el programa de televisión de la cadena ABC Dancing with the Stars. Aunque no logré ganar el codiciado trofeo, alcancé la final y finalmente acabé en tercer lugar durante su undécima edición. Con frecuencia hablo ante grupos de todo el país, centrándome en cuestiones inspiracionales y pro-vida. También voy a protagonizar un próximo docudrama, Life’s a Tripp, que empezará a emitirse en Lifetime a partir del 2 de abril.

¡Por favor, sígame en Facebook aquí y deje un comentario debajo para recibir actualizaciones semanales de mi nuevo blog!

Y ésta es la foto de Bristol y su hijo, Tripp:

La siguiente página es la que hace mención a su libro. De nuevo, se la traduzco:

Estoy tan orgullosa de que mi libro Not Afraid of Life co-escrito con Nancy French llegara a ser un best seller en la lista del New York Times. Ha sido maravilloso contar mi historia a tantos maravillosos lectores y recibir todo el cariño que me han devuelto. ¿No han tenido todavía la ocasión de leerlo? ¡Incorpórense al grupo comprando un ejemplar a través de Amazon, Barnes & Noble o Books-a-Million hoy mismo!

Acerca del libro, de la “descripción del producto” de Amazon:

La hija mayor de Sarah Palin y madre soltera va más allá de los titulares, ofreciendo a los lectores una mirada íntima a su vida, su mundo y las cosas que más le importan, incluyendo su familia y la fe que le mantiene centrada. Cuando su madre se convirtió en la candidata republicana a la vicepresidencia en 2008, Bristol Palin se encontró inmediatamente en el centro del escenario nacional, convirtiéndose en el objeto de atención de un intenso escrutinio público por parte de los medios de comunicación nacionales a la edad de diecisiete años.

En Not Afraid of Life, Bristol ofrece a sus lectores una mirada a la intimidad de su vida por primera vez, desde su infancia en Alaska hasta su mayoría de edad en medio de la vorágine de los medios de comunicación y el frenesí político que rodeó al ascenso político de su madre; desde el momento en que se convirtió en una madre soltera siendo todavía una adolescente a tener que arreglárselas con la situación a medida que la relación con el padre de su bebé se hacía añicos públicamente –y no una vez, sino dos. Bristol habla acerca de los altibajos de su aparición en el programa de televisión de la cadena ABC Dancing with the Stars, incluyendo las sufridas horas de práctica, los hirientes criticismos, y la emoción de alcanzar la final del programa. Habla sinceramente de sus aspiraciones para el futuro y la profunda fe religiosa que le da fuerzas e inspiración. Con un estilo llano y profundamente apegado a la realidad, Bristol ofrece una nueva perspectiva y comprensión de quién es ella y qué es lo que más valora.

Y como añadido, pueden disfrutar también de What It Was Like to Co-Write the Bristol Palin Memoir de Nancy French.

Y ésta es la portada del libro, que ya la tienen en mi columna de la derecha del blog, pero que se la recuerdo, por si acaso:

Mañana les traduciré esa entrada del blog de Nancy French que menciona la nota de Amazon en la que promete explicar su experiencia ayudando a Bristol a escribir sus memorias. Yo la he leído y ciertamente es más que interesante para todos aquellos (chafarderos indomables que somos) que disfrutamos metiéndonos siquiera un poquito dentro de la vida cotidiana de la familia Palin. Además les traduciré otra entrada muy reciente en la que Bristol se pregunta, muy acertadamente, qué puede ser mejor que ser una Palin. ¡Nada, por supuesto! Ya quisiera yo. Y alguna que otra fotografía curiosa de los Palin y de nuestra Palin favorita caerá también, je, je, je. Pónganse las pilas porque mañana palinearemos a troche y moche.

Pero hoy me voy a despedir, paradójicamente, con una bienvenida. Y es con la traducción de la primera entrada del blog de Bristol, que se titula precisamente “Bienvenidos a mi blog!”:

¡Bienvenidos a mi blog!
15 de marzo de 2012, por Bristol Palin

Es posible que me conozcan como una de las hijas de Sarah Palin o la adolescente embarazada que creó una controversia política durante el pasado ciclo presidencial. Pero han pasado muchas cosas desde entonces.

Ahora, yo soy la mamá tratando de dar una buena vida a un niño travieso a quien le encanta jugar al hockey y montar en la moto de nieve. En los últimos años, he cometido errores, he aprendido algunas lecciones y estoy tratando de ser una buena madre. Unos pocos años después de entrar en la vida pública de una manera muy dramática, lo estamos haciendo bien. Tenemos una casa que necesita reparaciones en Alaska que estoy remodelando y estamos tratando de forjar una vida para nosotros.

Sí, se puede tener una madre que es muy famosa y un padre que es un campeón de la Iron Dog, pero yo soy como muchas madres de los Estados Unidos. Me preocupa la mejor manera de criar a mi hijo, estoy interesada en asegurarme de que tiene la mejor atención y trato de llegar a mi trabajo a tiempo sin dejarme llevar por el exceso de velocidad.

Como pueden ver, también he decidido escribir un blog. Aquí me gustaría llevar un registro de las cosas que suceden en mi vida y también compartirlas con mis amigos lejanos. Wasilla es mi hogar, por supuesto, pero tantos de ustedes me mostraron apoyo cuando tuve problemas con un embarazo que no había planeado, apoyaron a mi madre cuando se postuló para ser vicepresidente, votaron por mí cuando participaba en Dancing with the Stars y cogieron mi libro para convertirlo en un best seller. Ha sido un privilegio para mí el conocer a algunos de ustedes -en la campaña electoral, en mi gira de promoción e incluso en Facebook. Espero que consideren este blog como una forma para ustedes de ser parte de mi vida en Alaska… ¡sin tener que poner más capas de ropa, comprar calentadores de manos o usar botas!

Aquí en el lago Lucille, la vida es afortunadamente más normal de lo que ha sido en los últimos años. Si a usted le gustaría pasar a compartir nuestras vidas siguiendo mi nuevo blog, deje un comentario abajo y ¡recibirá automáticamente un e-zine semanal con mis mejores entradas! (También, si no lo ha hecho todavía, ¡hágase fan mío en Facebook aquí!) Estoy pensando en publicar una foto de Tripp con una cresta, haciendo algunos regalos muy divertidos, y tal vez incluso comentar la próxima temporada de Dancing with the Stars.

¡Espero que me acompañen!

¡Bien por Bristol! ¿A que es una mujer fantástica! ¿Y a qué es la segunda Palin que más queremos! (Bueno, la tercera en mi caso; Piper ocupa un lugar muy especial en mi corazón, ya lo saben, ja, ja, ja). Pues mañana, tendremos más cosas sobre ella. Sí, ya sé… ¿Y cuándo voy a contar algo sobre su mamá? ¡Ya va, ya va! ¡Que hay para todos!

P.D. Por cierto, la foto del principio de la entrada no está trucada. Es de la participación de Bristol en Dancing with the Stars. El chico a su lado es Mark Ballas, un bailarín profesional que fue su pareja durante todo el concurso. La he puesto para fastidiar a los rojazos, que no pueden soportar que una chica joven que sea creyente y de derechas no sólo no tenga pinta de bibliotecaria remilgada, sino que encima esté buena y le sienten estupendamente los vestidos atrevidos. Así pues, ¡a chincharse, rojos! ¡Sepulcros blanqueados, que sois todos unos sepulcros blanqueados! (Esto último no lo entenderán nunca; es muy superior a su capacidad intelectual, jua, jua, jua).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Familia de Sarah Palin y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a PALIN & PALIN: LA SAGA CONTINÚA

  1. Santi dijo:

    ¿No es un poco joven para escribir unas memorias y que sean best-seller? No si es la hija de Sarah Palin, ja, ja, ja. El niño es muy rubito y majete. Me alegro de que le vaya bien a ella y al resto de la familia Palin. Y que tenga éxito bloguero.

    Un saludo, palinista Bob.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s