¡AHORA COMIENZA LO BUENO!

Hay veces en que los árboles no dejan ver el bosque. O, políticamente hablando, que la Casa Blanca no deja ver el Capitolio. Y eso es lo que sucede con las próximas elecciones del día 6 de noviembre de 2012, las 57ª desde el nacimiento de los Estados Unidos. Tanta preocupación por la carrera presidencial entre Barack Obama y Mitt Romney ha acabado ocultando el hecho de que no es sólo la presidencia de la nación lo que se disputa ese día, sino también la composición del que será su 113º Congreso, algo tan o más importante que la presidencia, tal y como están las cosas.

En concreto, el 6 de noviembre se elegirá a los 435 miembros de una nueva Cámara de Representantes, así como a los 33 senadores de la I Clase del Senado, 23 de los cuales son actualmente demócratas (incluyendo a los dos senadores independientes que hacen causa común con los demócratas) y sólo 10 republicanos, lo cual permite atisbar la posibilidad cierta de una toma del control del Senado por parte del Partido Republicano a poco que las cosas les vayan medio bien, que es lo que parece que va a suceder.

Pero no son sólo la presidencia y el Congreso los que se renuevan, sino también los cargos de gobernador y vicegobernador en 11 estados de la Unión, además de una larga serie de cargos estatales propios de cada estado, tanto del poder ejecutivo (secretario de Estado, tesorero, auditor, fiscal general y otros) como del legislativo (miembro de la asamblea estatal) o del judicial (juez del tribunal supremo estatal). Y como colofón, se va a celebrar también un referéndum en Puerto Rico que preguntará a los portorriqueños si quieren seguir con su estado actual de territorio o si prefieren pasar a ser un estado como el resto, convertirse en un estado libre asociado o independizarse definitivamente de los Estados Unidos. Un separatista vasco o catalán estará relamiéndose al leer esto, pero no siento en absoluto aguarle la fiesta porque no es en absoluto una noticia como para asombrarse puesto que referenda semejantes se han celebrado ya en Puerto Rico en tres ocasiones (en los años 1967, 1993 y 1998) y en las tres ocasiones la victoria fue para los partidarios de mantener la situación actual. Ja, ja, ja. ¿Se lo imaginan? Los fascistas catalanes celebran un día un referéndum de independencia y van y lo pierden… Sería para morirse de la risa.

Por supuesto las cosas no son tan sencillas como parecen y hay montones de elecciones especiales salpimentadas por todo el calendario que pueden hacer pensar a un novato en esto del sistema político estadounidense eso tan Obélix de: “Están locos esos yanquis”. A expensas de lo que pueda pasar en el tiempo que resta hasta noviembre, y referidas a escaños pertenecientes a la Cámara de Representantes, el pasado 31 de enero tuvimos unas elecciones especiales en la 1ª circunscripción electoral de Oregón para cubrir la dimisión en agosto del año pasado del hasta entonces titular del escaño, el demócrata David Wu (que ganó otra demócrata, Suzanne Bonamici). Asimismo tendremos otras iguales el próximo 12 de junio en la 8ª circunscripción electoral de Arizona para elegir al sucesor de la demócrata Gabrielle Gifford, la congresista tiroteada por un loco furioso el año pasado, que dimitió en enero de este año. Y aunque ambos representantes hayan sido elegidos recientemente, los dos deberán volver a presentarse a las elecciones en noviembre, puesto que sus mandatos actuales son los mismos que los de los anteriores titulares de los escaños, a quienes sustituyen exclusivamente por el tiempo que les restaba en el escaño.

Y aparte de estas dos elecciones “especiales” que ya les he mencionado, aún deberíamos tener otras iguales también por la 10ª circunscripción electoral de Nueva Jersey para cubrir el fallecimiento del demócrata Donald Payne en marzo de este año, pero para ahorrar, la asamblea estatal decidió que se iban a celebrar juntamente con las del día 6 de noviembre. Algo muy loable si no fuera porque da lugar a una situación un poco ridícula en la que ese día los habitantes de esa circunscripción electoral elegirán a dos representantes a la vez: uno para que les represente por el tiempo de mandato que le quedaba al difunto Payne, que terminaba en enero de 2013, y otro para que lo haga por un mandato completo de dos años que comenzará en enero de 2013. Si los de Nueva Jersey no están locos de atar, elegirán al mismo representante en los dos casos a menos que sean todos unos guasones y quieran gastarle una mala broma a alguien, eligiéndolo para dos meses pelados, lo cual no es de descartar en la tierra que inventó el gag de la tarta de nata en toda la cara.

Por su parte, en el Senado no hay previstas elecciones especiales, pero por lo que se refiere a los cargos de gobernador, sí que hay unas: las de Wisconsin, que son un caso muy especial. Se van a celebrar el 5 de junio de este año y afectan a uno de los gobernadores republicanos más combativos contra el izquierdismo obamita, Scott Walker, quien ha sido alabado por Sarah Palin en repetidas ocasiones. Elegido en 2010, Walker no debería presentarse a unas nuevas elecciones hasta 2014, pero la ley del estado de Wisconsin permite obligar a cualquier miembro electo de la administración del estado a someterse a una especie de voto de censura antes de la conclusión de su mandato (recall election) si así lo pide con su firma un número determinado de electores. Si el afectado pierde la votación, es destituido inmediatamente; si no, continúa en el cargo. Un mecanismo de lo más  interesante. Deberíamos importarlo, ¿no creen? ¡Y ya sé a quién se lo aplicaría ya mismo! (sí, sí, a ése).

El combativo Scott Walker, gobernador de Wisconsin. Un ejemplo para todos los políticos que se dicen republicanos y no lo dicen en broma (o sea, un puñado).

Eso de las recall elections no es algo excepcional en la historia política estadounidense y es una posibilidad contemplada en la legislación de la mayoría de los estados de la Unión, aunque por lo general sólo se contempla su uso en cargos de ámbito local. Sólo 18 estados permiten esta posibilidad en cargos de ámbito estatal (Wisconsin entre ellos) y otro estado más, Illinois, sólo la contempla para ser invocada contra el gobernador.

En 2011, se celebraron alrededor de 150 de estos votos de censura en 17 estados de Estados Unidos. De estos 150 votos propuestos, 75 fueron exitosos y llevaron a la destitución del afectado, mientras que otros 9 dimitieron antes de su celebración. Los votos de censura más importantes fueron los celebrados precisamente en Wisconsin, donde los demócratas hicieron uso de ello para intentar destituir a 6 senadores estatales republicanos, pero sólo lo lograron con dos de ellos, lo que les impidió lograr la mayoría en el Senado estatal, que era lo que pretendían, y que motivó que la dirección del Partido Demócrata de Wisconsin declarara “prioritario” el lograr la destitución como gobernador de Scott Walker. Y es que a los demócratas no les gusta nada que un republicano de verdad les plante cara y lo haga delante de todos. Ellos prefieren a las gallinas mojadas como Romney, aves de corral de poco vuelo y muy dadas a echar a correr despavoridas ante el sólo grito de: “¡Que viene Obama!”.

El coche de uno de Wisconsin que no hay duda que apoya a su gobernador, Scott Walker. A ver qué demócrata se atreve a pitarle en un semáforo. 

Pero si Walker (todos los Walker son valientes y si no vean Walker, Texas Ranger y ya me dirán) planta cara, Sarah Palin también. Y justo ahora que la nominación republicana se ha resuelto finalmente a favor de Romney, Palin parece haber decidido aprovechar que las primarias republicanas ya no absorberán la atención de todos para hacer comprender a sus compatriotas lo muy importantes que son también las restantes elecciones a celebrar ese día. Así, su primer paso en esta tarea fue un mensaje enviado a sus fieles a través de SarahPAC el pasado miércoles 25 de abril en el que resaltaba este cambio de tercio (las negritas son mías):

Con tanto en juego en este crítico año electoral, sólo tengo una pregunta para usted:
¿Me ayudará a terminar lo que empezamos en 2010?
En 2010, millones de estadounidenses comunes y corrientes como usted y como yo se unieron y formaron el movimiento Tea Party.
Le dijimos a Barack Obama que no queremos que Estados Unidos “cambie fundamentalmente”.
¿Por qué? Porque amamos a los Estados Unidos. Y estamos dispuestos a luchar por ellos.
Pero ahora en 2012 tenemos algunos asuntos pendientes en nuestras manos y está claro lo que tenemos que hacer:
# 1. Derrotar a Barack Obama.
# 2. Ganar el Senado de los Estados Unidos.
La “transformación fundamental” de los Estados Unidos de Barack Obama está destruyendo todo lo que hizo grande a nuestro país.
Si él y sus compinches de la guerra de clases en el Senado no son derrotados, no habrá fin a sus reglamentos, gastos, impresión de dinero y préstamos tomados.
Si queremos salvar a nuestro país, entonces tenemos que cambiar el equipo y el plan de juego en estas cruciales elecciones de 2012.
De hecho, si no ganamos estas elecciones, puedo predecir que nuestro país nunca se recuperará.
Iremos por el camino de otros gobiernos en quiebra, fracasados.
Países como Grecia -donde sus ciudadanos jóvenes, perfectamente sanos, esperan un cheque de la asistencia social del gobierno para no hacer absolutamente nada.
No quiero que mis hijos y nietos trabajen el resto de sus vidas sólo para pagar las deudas de Obama. Y estoy dispuesta a apostar que usted tampoco lo quiere.
Así que le pido que me acompañe en la tarea de terminar el trabajo hoy.
Ayúdame a demostrar que el movimiento Tea Party no es simplemente una moda política… Es el despertar de Estados Unidos.
Y viene de estadounidenses comunes y corrientes que entienden que reclamar nuestros Estados Unidos significa la derogación de Obamacare. Defender la Décima Enmienda. Controlar la sobrerregulación. Cancelar el dinero sin utilizar del estímulo de Obama. Eliminar todo impuesto federal de sociedades, el bienestar corporativo y las trampas en la legislación.
¡Y aprovechar nuestros abundantes recursos energéticos americanos -petróleo, gas natural y carbón limpio- para liberarnos de la dependencia de los dictadores extranjeros!
Este es el tipo de reforma repentina e implacable en Washington que debemos tener si vamos a defender el futuro de nuestras familias y nuestra nación.
Ahora es nuestra oportunidad de coger el toro por los cuernos.
Las élites de los medios de comunicación predicen que el Tea Party no va a suponer una diferencia en estas elecciones.
Muchos de ellos también están diciendo que yo no voy a tener un gran impacto.
Como de costumbre, no saben de lo que hablan.
Mis amigos del Tea Party me dicen que están aún más entusiasmados con esta elecciones de lo que lo estaban en 2010…
… ¡porque este mes de noviembre tenemos la oportunidad de despedir a Barack Obama!
Estado por estado, distrito por distrito -en autobús, en avión, haciendo campaña y pronunciando discursos- puede contar conmigo para hacer todo lo que esté en mi poder para elegir a los candidatos que comparten nuestra visión para Estados Unidos.
¿Va a unirse a mi revolución del SarahPAC y ayudarme a elegir patriotas a favor de la familia, a favor de los Estados Unidos que comparten nuestras creencias para el Congreso?
¡Gracias por ayudarme a salvar a los Estados Unidos que conocemos y amamos!

Sarah Palin

P.D. Nuestra victoria en 2010 puede haber retrasado a los liberales de Obama, pero no los ha detenido. Nuestra oportunidad de terminar el trabajo por fin está aquí. Tenemos mucho por hacer, pero juntos podemos hacer que suceda.

Con este mensaje, Palin abre en mi opinión una nueva etapa en su actividad política. Una etapa en la que deja aparte la lucha de las primarias para empezar a hacer campaña por los otros candidatos conservadores, verdaderos conservadores, que se presentan a los diferentes cargos en liza. O sea, lo mismo que hizo en 2010 con tanto éxito y que nada hace suponer que no vaya a resultar igual en este caso. De hecho, su primera nota de respaldo  (a favor del candidato al Senado Richard Mourdock) apareció el pasado viernes 27 de abril y ya ha causado sudores fríos entre los miembros del Partido Demócrata del estado afectado (Indiana)… ¡y aún más entre los del Partido RINOpublicano! Mañana se lo cuento todo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Elecciones al Congreso 2012 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¡AHORA COMIENZA LO BUENO!

  1. Blackice dijo:

    Veo que nada ha cambiado… me alegro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s