DE NUEVO RECORRIENDO EL CAMINO MENOS TRANSITADO

Esto último, lo de recorrer el camino menos transitado, tratándose de Sarah Palin, deberíamos darlo ya por descontado. Ciertamente nos prometió un ciclo electoral, éste de 2012, que sería cualquier cosa menos convencional. Y a fe que está haciendo honor a su palabra. Recuperado ya del berrinche que cogí el miércoles pasado y convencido de que sigue habiendo esperanzas por más que no vaya a tener la satisfacción de narrar una campaña electoral palinista, vuelvo al trabajo.

Ante todo, les explico el nuevo rumbo que voy a seguir: no sé qué nuevo rumbo voy a seguir. Paradójico, ¿eh? Pues acostumbrémonos porque el que quiera seguir a Sarah Palin más vale que esté advertido de antemano. Ya llevo dos sustos con ella de los que dejan a uno tieso, je, je, je. No me pillará con el tercero. Bien, ahora en serio, no tengo ni idea de qué intenciones tiene Sarah. Mi humilde opinión es que su decisión de no presentarse a las primarias republicanas la ha tomado ciertamente durante la primera semana de octubre. Me baso en el contenido de sus últimos discursos para hacer esta afirmación: uno, el viernes 7 de octubre en Saint Louis (Missouri); otro el sábado 8 de octubre en Lynchburg (Virginia); y un tercero el martes 11 de octubre en Seúl (Corea del Sur). Sobre éste último aún no tengo la transcripción, pero sí algunos fragmentos que me permiten hacer las siguientes afirmaciones:

  • Si Sarah Palin hubiera decidido presentar su candidatura, lo hubiera anunciado entre el 3 y el 5 de octubre.
  • Esta serie de discursos, los de los días 6, 7 y 11, parecían estar pensados como una especie de lanzamiento de su candidatura. No olvidemos que un discurso no se escribe de un día para el otro y que, en consecuencia, estos tres debían llevar por lo menos quince días preparados. Es por ello que era inútil esperar alguna referencia en ellos a lo que sucedió el día 5 porque ya estaban redactados en el momento en que tomó finalmente su decisión.
  • Si se hubiera presentado, estos tres discursos la hubieran situado de inmediato como la más sólida y preparada de los candidatos actualmente en liza. Son tres discursos completamente diferentes el uno del otro, que tratan en conjunto un amplio abanico de temas y que dejan bien a las claras la indigencia intelectual de los que hubieran sido sus competidores. De todos ellos.
  • El próximo discurso de Sarah Palin está previsto sobre el 21 o 22 de este mes, pero no recuerdo ahora mismo el sitio donde va a pronunciarlo. En él tal vez sí que haga alguna mención a lo que le ha sucedido, siquiera para comentar cómo piensa encarar el futuro o al menos para dar con un canto en los dientes a los que pretenden de nuevo que está acabada. No lo sé.

Buceando por ahí, he encontrado alguna opinión que afirma que la clave de su decisión ha estado en el maldito adelanto de las primarias republicanas que les comenté hace pocos días. Adelantar en un mes o un mes y medio las primarias de los cuatro primeros estados (Iowa, Nueva Hampshire, Nevada y Carolina del Sur) impedía la organización efectiva de los voluntarios palinistas y la recaudación de suficiente dinero en al menos los tres últimos, donde las cosas van más retrasadas que en Iowa, que tal vez sí que hubiera podido superar ese hándicap. Por lo que parece, ése ha sido el as que se ha sacado de la manga el establishment para ponerle las cosas imposibles a Sarah Palin. No olvidemos que es ella quien tiene todos los datos y conoce la verdad de lo que puede poner sobre la mesa en cada momento y en cada estado. Está muy bien decir que “miles de palinistas tomaremos las calles de Iowa o Nueva Hampshire o Nevada o Carolina del Sur”, pero eso no deja de ser un buen deseo y ningún general (a menos que sea idiota) lucha una batalla sin estar seguro de las fuerzas que tiene y saber que van a ser suficientes. Ése era el peligro de una entrada tardía en la carrera electoral y los del establishment, los malos, han sido lo bastante listos como para darse cuenta y jugar esa baza. Pero es que ellos son malos, no tontos. No los minusvaloremos. Por mi parte, esta explicación me parece perfectamente plausible. Sí, tiene base. Es el único movimiento de última hora que se ha producido que Sarah no podía prever y me confirma en mi opinión de que iba a presentarse, pero que el establishment se lo ha puesto imposible.

Así pues, los malos han ganado esta mano. Pero sólo esta mano. Y ha sido una victoria poco lucida porque lo único que han hecho ha sido ganar tiempo. Porque no han echado a Sarah Palin de la partida. Al menos mientras nos conserve a todos nosotros. O a la mayoría de nosotros. Que ésa es la segunda parte de su estrategia: la decepción llevará a los palinistas a desbandarse y pronto la abuchearán donde quiera que pretenda dar un discurso y hasta le tirarán huevos y todo. Pero eso confío en que no llegue a suceder. Seamos todos sensatos y reflexionemos: Sarah sigue siendo la misma de la semana pasada; nada ha cambiado. Y no es ella quien va a salvar a Estados Unidos, sino que eso sólo lo pueden hacer los propios estadounidenses. Todos ellos. Sin excepción. Y confiar de paso que nos caiga alguna migaja a los demás, aquí en la vieja y decadente Europa.

En fin, ¿Sarah ha perdido esta mano? No importa. Aún no ha perdido la partida. Y tiene todavía un bote importante del que echar mano. Pero ahora está dispuesta a jugar más fuerte y en lugar de abrir con 100$, ha decidido abrir con 1.000$. “¿Me queréis fuera de las primarias? Vale, ya estoy fuera de las primarias. Pero ahora voy a dedicar toda mi atención a todas y cada una de las elecciones que se van a producir en 2012 y no sé si eso va a ser peor para vosotros”, les ha dicho a los malos. Recuerden que en 2012 no sólo se celebran elecciones presidenciales, sino que también se renueva por completo la Cámara de Representantes, 33 de los 100 escaños del Senado y se eligen a 11 gobernadores, además de una larga serie de asambleas estatales. Y Sarah Palin va a estar en TODAS Y CADA UNA DE ELLAS dedicándoles toda la atención que no hubiera podido dedicarles caso de ser candidata presidencial. Y si 2010 ya supuso una estruendosa derrota del establishment, gracias sobre todo a ella, ¿qué nos hace suponer que en 2012 no vamos a terminar el trabajo? Sí, tal vez Obama acabe siendo presidente de nuevo (la verdad es que tengo ganas de ver la derrota de Romney para que se calle y se vaya a su casa de una vez), pero ¿qué cara pondrá teniendo que serlo con un Congreso dominado, Cámara de Representantes y Senado, por los republicanos –republicanos de verdad, conservadores; una mayoría del Tea Party–? Una mayoría que no se achante y de la que hayan desaparecido los RINOpublicanos, tan dados al compadreo y al hoy por ti, mañana por mí.

Dos fragmentos del último video de SarahPAC. Sí, seguimos en la brecha. ¡Qué vergüenza! Haber dudado de ella… Sólo por esto los Reyes Magos no me traerán nada este año.

Sí, es verdad que nos hubiera encantado ver a Sarah Palin de presidenta de Estados Unidos, pero eso es mucho pedir en tan poco tiempo. Tal vez sea más efectivo empezar la casa por los cimientos y no por el tejado. Conseguir antes un Partido Republicano que vuelva a la sensatez y que deje de ser una vergüenza para tantos y tantos estadounidenses que no sienten en absoluto representados por él. Sólo entonces, con una base sólida y un partido en el que remen todos en la misma dirección, lograr la presidencia será fácil. Pero entonces ya no será ni la mitad de importante que es ahora porque la clave de la política estadounidense no descansa en el presidente, sino en el Congreso. Recuérdenlo todos los europeos, donde suele ser al revés.

Por mi parte, creo que Sarah Palin nos va a proporcionar una apasionante campaña electoral todavía. No creo que pretenda presentarse por un tercer partido, uno propio, pero eso es algo que sólo descartaré definitivamente cuando anuncie su respaldo a alguno de los candidatos republicanos actualmente en liza. ¿Y si no lo anuncia? En buena lógica, su respaldo debería ir a Cain, ¿no? Pero es que Cain no es una maravilla. Y no ha sido evaluado debidamente todavía. Recuerden que tiene un programa de radio y que hay cientos y cientos de horas de conversación que nadie ha revisado atentamente todavía y en los que puede haber de todo y nada bueno. Ya surgieron en su momento un par de controversias, pero fueron de poca monta porque Cain no era el candidato favorito entonces. De hecho, no descarto tampoco que Sarah Palin se guarde su respaldo para sí misma. Por mi parte, yo seguiré apoyándola a ella. Sólo a ella.

De todas formas, veremos qué pasa. De momento, Sarah todavía no ha cambiado de chip. Palin 2.0 empezará a tomar forma a partir de su regreso de Corea del Sur. Es entonces cuando confío en obtener algunas respuestas suyas.

Y no teman por mí: soy hombre de una sola mujer. Y ésa es Sarah Palin.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Palin 2012, Sobre el blog y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a DE NUEVO RECORRIENDO EL CAMINO MENOS TRANSITADO

  1. Fer dijo:

    Hola Bob,
    esperemos alguna aclaración de Palin.
    Puede que tengas razón y finalmente no haya visto clara la ventana de oportunidad. Ante eso, claro está que la mejor decisión era no presentarse. Aunque a mí me parece que hay un componente estrictamente personal que le ha pesado a la hora de decidir. Puede – también – que haya sido una combinación de factores.
    Aunque siguiendo el razonamiento, la siguiente incógnita, en éstos momentos, es a quién apoyará Sarah.
    Si no es Romney (el que más rechazo provoca entre palinistas y Tea Party en general – últimamente además, con la puntilla de que se ha descubierto que ha compartido asesores con Obama para concebir el Obamacare), nos queda Cain, por la eliminación de Perry.
    Entonces me pregunto, a la vista de los candidatos ¿seguro que ha decidido no presentarse por motivos de agenda política o falta de apoyo y medios para la nominación?. Me cuesta creerlo. Hubiera barrido, aun en precarias condiciones.
    Es una incógnita no resuelta, a no ser que pensemos en esas cuestiones personales y/o familiares.
    Una Sarah libre de ellas hubiera ido con un brazo atado a la espalda y a la pata coja y habría ganado por KO.
    Un abrazo.

  2. Santi dijo:

    Venga, Bob, ¡arriba esos ánimos! A ver con qué nos sorprende ahora Sarah. A ver a quién apoya o si no apoya a nadie. Porque, como tú bien nos dices, no hay un candidato que sea lo suficientemente sólido y con las ideas correctas a quién apoyar. Yo no lo veo. Mejor dicho, sí que lo veía, pero era ella.

    Puede que sea una estrategia correcta esa de retirarse momentaneamente de la batalla con el aparato en contra, y empezar a hacerse fuerte en el propio aparato del partido republocano, a base de apoyar a candidatos ganadores con sus mismas ideas verdaderamente conservadoras. Fuera RINOS y para adentro los conservadores con sentido común. Dura tarea le espera.

    Un saludo y un abrazo en estos momentos difíciles llenos de contrariedad. La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.

  3. Santiago J. dijo:

    “Estoy algo despistado, la verdad. No sé muy bien sobre qué escribir. Sarah está recargando y nosotros esperando a ver qué hace”
    Bob, mientras Sarah recarga…Insisto, no estaría bueno abrir un canal de posteos en espáñol dedicados al seguimiento del movimiento conservador estadounidense, que no lo hay. En mejores términos, ¿qué hay de la masa crítica que hizo posible una Sarah? ¿Hay algo detrás de ella dentro del segmento intelectual cons, por ejemplo, o es todo activismo? Y si en efecto existe, ¿cómo se reacomodarán ahora tanto uno como otro?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s