¡AIBÓ, AIBÓ, A LAS PRIMARIAS A PRESUMIR…!

Ya tenemos dos invitados más a la fiesta de las primarias republicanas: Bachmann y Huntsman. Eran esperados, pero no por eso dejan de ser dos gorrones que se unen a la fiesta para presumir, hartarse de canapés y ver si pueden salir en los ecos de sociedad y así parecer más importantes de lo que son en realidad. De todas formas, ¡qué fiesta más triste la de este año en comparación con la de hace cuatro! En 2008, tuvimos a Romney, Huckabee, Giuliani, McCain, Thompson (mi favorito entonces)… Y este año, ¿a quién tenemos? A Romney, don Nadie, don Menos que Nadie, don Todavía Menos que Nadie y así hasta llegar a los habituales bufones que se cuelan en todas las fiestas. ¡Ah, qué pena, penita, pena! Ya lo creo que son los 7 enanitos… Falta Blancanieves, falta Sarah, pero es que Sarah tiene fiesta propia. No pierdan de vista este detalle porque es la clave para entender todo lo que hace o deja de hacer: SARAH YA ESTÁ HACIENDO CAMPAÑA ELECTORAL, pero la está haciendo a su modo. Y ese modo no coincide en absoluto con el modo del resto de candidatos, con el modo del establishment republicano, con el modo de los sabiondos de los medios de comunicación, etc… ¿No habíamos quedado acaso en que Sarah es diferente? Pues de eso se trata. Confíen en Sarah; ella sabe perfectamente lo que tiene que hacer y cuándo hacerlo. Créanme.

A fecha de hoy, 27 de junio de 2011, estos son los candidatos que van a competir en las primarias republicanas de 2012. De momento, son 13, pero cuenten con que alguno más se añadirá finalmente a la lista y con que más de uno se caerá de ella antes de la fecha de las primeras primarias, las de Iowa el próximo día 6 de febrero:

CANDIDATOS DECLARADOS

  • Jimmy McMillan, que anunció oficialmente su candidatura el 23 de diciembre de 2010.
  • Andy Martin, que anunció oficialmente su candidatura el 29 de diciembre de 2010.
  • Newt Gingrich, que anunció oficialmente su candidatura el 3 de marzo de 2011.
  • Fred Karger, que anunció oficialmente su candidatura el 23 de marzo de 2011.
  • Gary Johnson, que anunció oficialmente su candidatura el 21 de abril de 2011.
  • Jonathon Sharkey, que anunció oficialmente su candidatura el 23 de abril de 2011.
  • Ron Paul, que anunció oficialmente su candidatura el 13 de mayo de 2011.
  • Herman Cain, que anunció oficialmente su candidatura el 21 de mayo de 2011.
  • Tim Pawlenty, que anunció oficialmente su candidatura el 23 de mayo de 2011.
  • Mitt Romney, que anunció oficialmente su candidatura el 2 de junio de 2011.
  • Rick Santorum, que anunció oficialmente su candidatura el 6 de junio de 2011.
  • Michele Bachmann, que anunció oficialmente su candidatura el 13 de junio de 2011.
  • Jon Huntsman, Jr., que anunció oficialmente su candidatura el 21 de junio de 2011.

Vamos a ver las dos últimas incorporaciones:

Michele Bachmann

Sí, ciertamente Bachmann es maja y tiene una edad estupenda, 55 años, pero… Lo primero es que Bachmann apenas tiene más experiencia que dos mandatos en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, lo que hace cuatro años en total, siendo éste año de 2011 el quinto allí. Durante todo este tiempo, Bachmann no puede presentar ni un solo logro que valga la pena, limitándose, como no tuvo más remedio que hacer durante el  famoso debate de la CNN a exhibir su historial de votaciones (que comparten con ella sólo un par de cientos de congresistas republicanos más). Como responsable ejecutiva, Bachmann no tiene la más mínima experiencia, a diferencia de Sarah, que ha sido concejal, alcaldesa, comisionada, gobernadora y auténtica líder de la oposición (o “lideresa” que le gusta decir a Esperanza Aguirre) durante estos últimos tres años. Aparte de eso, Bachmann tiene varios puntos oscuros, muy oscuros en su historial de los cuales les daré cumplida cuenta en una próxima entrada, donde además veremos que su apuesta actual consiste en imitar a Sarah en todo lo posible, apropiarse de la consideración de “candidata del Tea Party” (algo que le puede estallar en la cara porque su manipulación de esa etiqueta es bastante burda) y confiar en que finalmente Sarah no se presente para así jugar la carta de “única mujer conservadora candidata”. Pero no va a ser así porque (lo repito) Sarah YA se ha presentado, lo que pasa es que lo ha hecho a su manera, y tan pronto como sea eso oficial, Bachmann se verá forzada a retirar su candidatura por falta de apoyo. Bachmann no llegará a Iowa, ya lo verán. Me juego la gorra.

Jon Huntsman, Jr.

A Huntsman estoy tentado de incluirlo en el apartado de “bufones” de mi clasificación de candidatos. Tiene 51 años y fue gobernador de Utah entre 2005 y 2009, pasando después a ser embajador de los Estados Unidos en China bajo la administración Obama. Mormón como Romney, resulta increíble que haya alguien que pretenda, como he leído hace poco, que este “altamente considerado y carismático tecnócrata republicano es considerado por muchos en Washington como uno de los candidatos más peligrosos en la carrera y es uno de los pocos candidatos republicanos con posibilidades de desbancar al actual presidente Obama”. JA, JA, JA, JA, JA… Huntsman es un RINO rematado, la versión blanca de Obama de tan poco conservador que es, pero en el partido equivocado, el Republicano. A Huntsman no lo conoce nadie más que sus padres y el único motivo de que los medios de comunicación le estén dando tanta cancha es su obsesión por encontrar a alguien que haga un poco más entretenidas estas primarias republicanas que todos sabemos bien que se limitan a una lucha entre Sarah Palin y Mitt Romney. No se dejen engañar por lo que lean (salvo que lo lean en “Going Rogue, Going Palin”), antes será presidente de los Estados Unidos Bachmann que Huntsman y antes lo será Romney que Bachmann.

Y para que tengamos todos claro cómo está el patio, les actualizo mi clasificación de los diferentes candidatos presentados hasta ahora, que queda así. Ha habido algunos cambios a la vista de cómo van las encuestas actualmente:

  • Los rivales de verdad: Sarah Palin y Mitt Romney.
  • Las curiosidades: Michele Bachmann, Herman Cain, Newt Gingrich, Jon Huntsman, Ron Paul, Tim Pawlenty y Rick Santorum.
  • Los bufones: Gary Johnson, Fred Karger, Andy Martin, Jimmy McMillan y Jonathon Sharkey.

¿Y cómo van las encuestas? Ya les expliqué que eso de las encuestas tiene más trampas que una película de chinos.  Y sigue siendo así. A ver, el problema sobre todo radica en que si uno quiere consultar una encuesta referida a las primarias republicanas, no tiene más remedio que consultarlas todas y durante todo el tiempo si quiere hacerse con una idea de cómo va todo. Las encuestas son útiles para distinguir tendencias, cuál es la evolución de un candidato a lo largo del tiempo, no para decir si éste o aquél candidato va a ganar. Las encuestas ayudan a saber si un candidato está siguiendo el camino correcto o se ha equivocado, si ha alcanzado su techo o todavía tiene margen para lograr más apoyo.

Ahora mismo, lo que está sucediendo es que los encuestadores están dejando de preguntar a sus encuestados por Sarah escudándose en que no es candidata todavía, justamente cuando en las últimas encuestas medianamente serias publicadas ésta aparezca ganando fuertemente apoyo entre los votantes republicanos y superando incluso a Romney (en una de la semana pasada de Reuters/Ipsos, Sarah ganaba a Romney por un 22% a 20% y en otra de Economist/YouGov, lo hacía por un 20% a 14%). Curiosamente, justo cuando eso está sucediendo y se hace más imperativo que nunca seguir su trayectoria, van los tipos esos y la hacen desaparecer de sus parrillas de posibilidades. Algo que resulta más que sangrante cuando en esas parrillas se empeñan en incluir opciones tan extravagantes como las de Chris Christie, quien a dicho mil veces que no se va a presentar, o la de Rick Perry, que es aún menos candidato que Sarah, siguiendo esa regla de tres que gustan tanto de aplicar. En estos casos, presten mucha atención a los resultados de “Otros”, que es donde se agrupan los que ya saben que van a votar a Sarah, pero como quiera que el encuestador de las narices no le deja escoger su nombre, tiene que optar finalmente por el cajón de sastre. En la última encuesta que conozco, donde Sarah ya no aparecía en la parrilla de opciones, ese apartado subía hasta el 41% de los encuestados. Romney tenía en ella el 26% de los votos y la segunda, Bachmann, el 10% mientras que los demás se quedaban en ridículos porcentajes de un solo dígito. Lo que está claro es que de ese 41% de “otros” podemos dar por supuesto que más de uno y más de dos optarán por Sarah, ¿verdad?

Sarah en sus tiempos de gobernadora de Alaska, en el tradicional “Picnic de la Gobernadora”, sirviendo perritos calientes. El que está a su lado es el actual gobernador, Sean Parnell. ¿Se imaginan a Mitt “Chulopiscinas” Romney haciendo lo mismo? No, ¿verdad? Pobrecito, qué asco le daría. Mezclarse con la plebe…

La verdad, la triste verdad, es que todos los medios de comunicación saben perfectamente que Sarah es candidata y acabará presentándose, pero cuando a ella le dé la gana y no cuando ellos le digan. Y como quiera que unas primarias Romney-Palin les resultan muy aburridas, tal y como dice Pollinsider, mi fuente para todo lo referido a la demoscopia de las primarias republicanas), están como locos buscando a otro candidato que pueda darle un poco de variedad al asunto; otro candidato a quien emparejar con Romney, que es el claro favorito y hacer creer a todos que tiene posibilidades de batirlo. Hace unas semanas fue Cain, luego Pawlenty, ahora Bachmann, aún falta por llegar la racha de Huntsman… Todo lo que sea con tal de que nadie eche de menos a Sarah, fingiendo que no la necesitan para que las primarias sean realmente interesantes. Si no hablan de ella, no existe. Como los niños que se tapan bajo la manta, ¿verdad?

Pero el caso es que Sarah sí que existe y todos sabemos que hasta que salte oficialmente a la palestra, todo será un mero aperitivo. Y ya pueden hablar de que Bachmann lo hizo estratosféricamente bien en el debate aquel y que hizo olvidar a Sarah y que nadie necesita ya a Sarah y que ésta rabia como una poseída porque Bachmann le robó todo el protagonismo, ja, ja, ja. ¡Qué infantil! No hace tanto tiempo esos mismos tipejos decían de Bachmann que era una loca peligrosa y ahora resulta que es tan, tan, tan buena que hasta los demócratas más endurecidos están a punto de votar por ella. Mera Palinfobia, no hagan caso.

Una encuesta que se puede tomar en consideración la realizó hacía el 15 de junio Economist/YouGov. En ella se evaluaba la intención de voto en las primarias republicanas, incluyendo en la parrilla de candidatos a todos los republicanos inmersos ya en la campaña electoral o con posibilidades de acabar haciéndolo. Los resultados fueron estos:

Sarah Palin: 20%
Mitt Romney: 14%
Rudy Giuliani: 11%
Rick Perry: 8%
Herman Cain: 7%
Newt Gingrich: 5%
Ron Paul: 5%
Michele Bachmann: 5%
Tim Pawlenty: 4%
Rick Santorum: 3%
Jon Huntsman: 2%

Conviene destacar otro dato acerca de esta encuesta y es que se trata de la tercera vez en menos de dos semanas que Sarah alcanzaba el 20% de apoyo electoral y que era la segunda en la que sobrepasaba a Romney. De hecho, puede estar un poco “trucada” en el sentido de que incluye a Giuliani y a Perry entre las opciones y estos dos parece que arrebatan a Romney parte de su apoyo. La idea de todos es que ciertamente Giuliani, como buen RINO que es, podría perjudicar a Romney, pero que Perry lo haría con Sarah, algo que no parece estar cumpliéndose en absoluto aunque convendría tener más encuestas en la mano para averiguarlo con certeza.

Más cosas: Cain no llega siquiera al 10%, llevando meses estancado en ese porcentaje, ni sube ni baja. Gingrich cada día que pasa pierde más apoyo a medida que abre más la boca y dice más tonterías. Bachmann está en la misma situación y de no ser porque ahora es la candidata de moda, seguiría sin hablarse de ella apenas. Veremos qué pasa cuando sea la semana de Huntsman, que ya le tocan sus “cinco minutos de gloria”. Y sobre los tres grandes, grandísimos, galácticos candidatos tan publicitados por todos los medios de comunicación: Pawlenty, Santorum y Huntsman, pues bien a la vista está que se trata de un bluff y que ninguno de ellos irá a ninguna parte. Entre los tres no llegan siquiera a la mitad del apoyo recibido por Sarah.

Mi última adquisición para mi álbum de fotos particular. Y es una de las que más me gustan. ¡Qué envidia! Sarah siempre sale bien en todas las fotos mientras que yo siempre salgo mal…

En cuanto a otra encuesta de la misma fecha realizada por Public Policy Polling, que valoraba la popularidad positiva y negativa de los distintos candidatos, encontramos que Sarah es la más popular de todas, siendo la única cuyo índice de popularidad entre los votantes republicanos dobla por lo menos al de impopularidad (58%-29%) mientras que Romney es el segundo (53%-32%). Y para que vean, Gingrich tiene un penoso índice de impopularidad entre los republicanos del 50%, ¡toma castaña! Si ya lo digo yo, Gingrich se ha equivocado de partido en estas primarias… Otra de las sorpresas de esta encuesta consiste en que mientras tan sólo un 29% de los republicanos creen que Sarah Palin se presentará a las primarias, un 40% de los demócratas están convencidos de ello. ¡Claro, los demócratas no ven Fox News!

Resumiendo todo esto: los hechos son tozudos, que dijo Reagan, y de donde no hay, no se puede sacar que dijo no sé quién. A estas alturas, tan sólo hay dos candidatos republicanos que alcancen rutinariamente al menos el 15% en cualquier encuesta: Romney y Sarah. Todas las últimas encuestas, ya sean de una u otra empresa de demoscopia, mantienen fijos a ambos en un margen que va entre el 15% y el 25% de la intención de voto (al menos hasta que Sarah empezó a desaparecer de las parrillas de opciones). Ningún otro candidato supera siquiera el 10%, con la única excepción reciente de Giuliani e incluso éste se mantiene como tercera opción. Y es que Pawlenty y Huntsman no son más que versiones abreviadas de Romney, al igual que Cain y Bachmann pretenden serlo de Sarah. Sólo estos dos candidatos pueden gozar de los beneficios de tener un nombre reconocible en todos los Estados Unidos, ser capaces de recaudar las ingentes cantidades de dinero que se necesitan para embarcarse en unas elecciones presidenciales y disponer de una red de apoyo popular de alcance nacional. Los demás, no tienen nada de eso y no lo tendrán nunca. Las cosas son así y no hay más que decir. Tan sólo que Pollinsider, que de esto sabe un rato, certifica que habiendo estudiado las primarias de las tres últimas décadas, ningún candidato que a estas alturas estuviera cosechando resultados de un 5% en las encuestas logró hacerse finalmente con la nominación frente a un rival que los estuviera cosechando de un 20%. Aquí la única sorpresa sería que Giuliani, que todavía puede aprovecharse del reconocimiento de su nombre a raíz de su desastrosa campaña electoral de 2008 (que se lanzó a su vez aprovechando la fama que le supuso su meritoria actuación durante los sucesos del 11-S), decidiera finalmente presentarse, pero aún así no dejaría de ser más que el tercero en discordia y poco, muy poco afectaría a Sarah, cuyos votantes de ninguna manera considerarían a Giuliani un candidato más adecuado para ellos.

En definitiva, que si tuviera que hacer un pronóstico de cómo van a ir las cosas a partir de febrero del año que viene, más o menos sería así (siempre teniendo en cuenta que no soy adivino y acertar, lo que se dice acertar, acierto más bien poco):

  1. Sarah Palin anuncia a mediados de septiembre que entra en liza. Lo hace tan tarde porque le da la gana y porque de esta manera puede dedicarse en cuerpo y alma a la campaña electoral sin tener que pasar por la interrupción que para todo supone el mes de agosto, además de así poder irse de vacaciones con Todd y sus hijos tranquilamente y dejando a los medios de comunicación reducidos a un estado de completo histerismo.
  2. Michele Bachmann ve su apoyo reducirse hasta casi cero al ser absorbido en un 90% por Sarah y abandona la campaña electoral, disimulando su abandono en el sentido de que “teme que su continuidad en la campaña divida el voto conservador”. Si en el fondo es buena…
  3. Sarah Palin logra una resonante victoria en Iowa; Romney no es el segundo y Pawlenty y Santorum reciben menos votos que dedos tienen en las manos y se dejan de tonterías y se van a sus casas que es donde deben estar. “Si ya te lo decía yo…”, les dicen sus respectivas esposas al volver cabizbajos de Iowa.
  4. Sarah Palin queda en segundo lugar en la muy, muy, demasiado liberal Nueva Hampshire, donde los republicanos parecen demócratas y lo del aborto está bien visto y todo. Jon Huntsman logra la victoria gracias al fanático apoyo de los medios de comunicación, que juran que si no gana, pondrán “Barrio Sésamo” día y noche durante los próximos ocho años. Herman Cain se da cuenta de que nadie habla de él y abandona también. Newt Gingrich empieza a tantear a los demócratas a ver si lo quieren para sustituir a Joe Biden como candidato a la  vicepresidencia.
  5. Sarah Palin logra sendas victorias en Nevada y Carolina del Sur. Huntsman se da cuenta de que lo suyo ha sido flor de un día y se retira. Romney monta en cólera, protesta diciendo que Sarah sólo gana porque es mujer, está buena y es tonta y acto seguido, ante la avalancha de protestas canalizadas eficazmente por “Team Sarah”, tiene que disculparse y anunciar su retirada de la campaña electoral.
  6. Ron Paul continua erre que erre con su campaña electoral, pero al final se le escapa ante las cámaras que “estoy más veces de acuerdo con Palin que en desacuerdo; si no gano la nominación, le voto en noviembre”. La historia se acaba aquí; Sarah Palin es nominada por el Partido Republicano y Obama siente un escalofrío que le recorre toda la espalda.

¡Uf, qué largo me ha salido esto! No he podido hablarles sobre el debate. Lo haré en la siguiente entrada. Y recuerden que aún tenemos qué conocer el final de la historia de Sarah en la AOGCC. No se la pierdan porque lo bueno viene ahora.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Primarias republicanas 2012 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¡AIBÓ, AIBÓ, A LAS PRIMARIAS A PRESUMIR…!

  1. Fer dijo:

    Me hago un copia pega de los 6 puntos de tu pronóstico. A ver si consigo aprendérmelo de memoria para presumir con mis amigos…
    Aunque permiteme una corrección, (según tu – más que probable pronostico) Sarah no es la Blancanieves de la historia, más bien va a ser el OCTAVO PASAJERO; que aparecerá cuando menos se lo esperen y se los va a zampar a todos uno pòr uno !
    Aunque un octavo pasajero – y en eso coincidimos – bastante atractivo.
    Saludos, Bob.

  2. AuH2O 4 President dijo:

    Extraordinaria entrega amigo Bob…como siempre…la campaña de los “secundarios” no ha hecho más que empezar y esto está de “dulce”. Las cosas se van “acelerando” (al igual que tús posts) y estoy ansioso por ver como termina lo del AOGCC y como van “encajando” los distintos candidatos y pseudocandidatos.
    ¿En serio crees que hasta mediados de septiembre no presentará su candidatura?.
    Fuerte abrazo Bob.

  3. Santi dijo:

    Ja, ja, muy bueno, Bob. Gran entrada. Desde luego, si aciertas en todo será para nota y ya me dirás donde tienes la bolita. Pero me conformo con que aciertes lo fundamental: que Sarah se presente y gane la nominación republicana, ya sea ante el Romney, la Bachmann o el sursum corda.

    Se presenta interesante esta batalla por la nominación, por mucho que los candidatos actuales dejen que desear según nos cuentas. Pero hasta que no llegue la novia no habrá boda ni nadie comerá tarta, y ya sabemos quién es la novia, Sarah Palin. Y hasta que Sarah no se presente no dormiré tranquilo, Bob. ¡Pero lo hará! ¡vaya si lo hará! ¡Palin 2012!

    P.D.: Bob, sigo con tu libro. ¡Qué gran libro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s