“SARAH PALIN ES TONTA”, DIJO EL PERIODISTA PROGRE. “TONTO LO ERES TÚ. ¡HAS PICADO!”, REPLICÓ ELLA

Hoy iba a hacerles un resumen sobre lo que ha dado de sí el One Nation Tour, la gira que Sarah Palin ha realizado por una serie de lugares históricos relacionados con la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos. Había pensado en una entrada ligera, con muchas fotos, varios videos y poca letra… Una cosa relajada, vamos. Casi un álbum de fotos. Pero al final no va a ser así porque me lo he pasado tan bien con uno de los sucesos que han jalonado este viaje, lo que podríamos llamar “la cuestión de Paul Revere”, que no podía menos que compartirla con ustedes en la confianza de que se van a reír tanto como yo, ja, ja, ja. Y es que es hilarante. ¡Los tontos acusando a Sarah de ser tonta y ella demostrándoles que son ellos los tontos y con avaricia! Si buscan un resumen de la cuestión en pocas palabras, lo tienen en el título de esta entrada. Dieciséis palabras que explican perfectamente lo que ha pasado, ja, ja, ja. Todavía me río. Lo siento, no lo puedo evitar, ja, ja, ja.

Todo empezó el 26 de mayo pasado cuando en SarahPAC apareció este anuncio sobre las futuras actividades de Sarah:

Este fin de semana que viene [los días sábado 28 y domingo 29], Sarah Palin se embarcará en una gira One Nation de lugares históricos que fueron clave para la formación, supervivencia y crecimiento de los Estados Unidos de América. La gira tendrá origen en Washington, D.C. y continuará hacia el Norte por toda la Costa Este. Pronto habrá más información. Por favor, sigan la gira en SarahPAC.com.

Dicho y hecho, SarahPAC publicó poco después una declaración de la propia Sarah ampliando esa noticia y explicándonos más detalladamente de qué se trataba en fin:

Nuestra nación está en un punto crítico. A medida que miramos al futuro, nos impulsamos con el pasado de América. Es imperativo que conectemos con nuestros fundadores, nuestros patriotas, nuestros desafíos y victorias para ver con claridad el camino hacia delante. Una buena manera de hacer esto es mediante el aprecio de los lugares históricos de nuestra nación, los sucesos patrióticos y las diversas culturas, que es lo que haremos en las próximas semanas en nuestra gira One Nation.

Celebraremos las buenas cosas que han unido a los americanos; aquellas cosas que nos darán la necesaria fuerza para afrontar los duros desafíos por venir. ¡He dicho muchas veces que América no necesita una “transformación fundamental”, sino que lo que necesitamos es una restauración de todo lo que es bueno y fuerte y libre en América! Así, juntos, vamos a prepararnos para los días por venir recordándonos a nosotros mismos quiénes somos y que significa ser americano.

Celebraremos el significado de los hitos de nuestra nación, nuestra Declaración de Independencia y la Constitución de los Estados Unidos, que son las hebras que tejen nuestro pasado y que forman la tela necesaria para la supervivencia del excepcionalismo americano. Nuestros fundadores declararon que “nacimos los herederos de la libertad” y a pesar de nuestras dificultades y desacuerdos, seguimos siendo una nación bajo Dios en libertad, indivisible. A través de la visita de los lugares históricos y de los sucesos patrióticos, compartiremos la importancia de la fundación de América.

Os animamos a apoyar los sucesos proamericanos en los que tendremos el privilegio de participar durante estas próximas semanas. ¡Descubrid los lazos que unen a los estadounidenses, nuestra historia, nuestras tradiciones y la naturaleza excepcional de nuestro país!

Sigan la gira One Nation en www.SarahPAC.com.

Éste es el autocar de la gira, tal y como nos lo enseñaba también. Bonito, realmente bonito. E imposible que pasara desapercibido dondequiera que fuere.

Y aquí están Sarah… ¡y Piper! subiendo al autocar en uno de los momentos de la gira. Todd también les acompañó, pero ya sabemos que a Todd no le gustan demasiado las fotos. Y los padres de Sarah, Chuck y Sally, también se apuntaron a la gira, pero algo más tarde.

El inicio de la gira se produjo el domingo 28, durante el Rolling Thunder, la reunión de moteros que se celebra cada año en Washington, DC, para homenajear a los veteranos de la nación y de allí y durante más de una semana, Sarah, Todd y Piper recorrieron toda la Costa Este sin anunciar con antelación dónde iban a parar ni tener programados actos públicos de ningún tipo, prefiriendo aprovechar para hablar con la gente sencilla que se encontraban por dondequiera que fueran. Esto es algo que enfureció a los de los medios de comunicación, que se veían obligados a seguir constantemente al autocar si querían saber qué hacía o dejaba de hacer y que, conociendo ya después de tanto tiempo el agudo sentido del humor de Sarah, podemos estar seguros de que fue algo premeditado, igual que cuando se negó a incluir un índice onomástico en su autobiografía Going Rogue o pronunció aquel discurso en la Tea Party Convention de Nashville con unas palabras escritas en la palma de su mano. Todo para burlarse de los medios de comunicación. Y a fe que le salió extraordinariamente bien. Pues éste es el mismo caso, ja, ja, ja (ya me vuelve a entrar la risa floja).

Esto es todo lo que vieron los de los medios de comunicación durante la gira: el culo del autocar de Sarah, ja, ja, ja. Y seguro que no hizo ni una parada para que esos bichos pudieran hacer pipi, ja, ja, ja. ¡Cómo la debían de maldecir! ¡Y cómo se debía reír ella! ¡Y cómo me río yo!

Los de los medios de comunicación le pidieron más aclaraciones a Tim Crawford, el tesorero de SarahPAC y éste se limitó a decirles que se trataba de “una gira de aprendizaje”. “Una gira de vuelta a los lugares que fueron clave para la fundación de esta nación. Hay un número de sitios de la guerra revolucionaria que son significativos para la historia de nuestra nación en el Nordeste”. Lo que sí quedó claro fue que la gira no sería un único recorrido, sino que duraría varias semanas y estaría dividida geográficamente en tres por razones logísticas, siendo la primera la correspondiente al Nordeste mientras que las otras dos se centrarían en el Medio Oeste y en el Sur, teniendo como centro los estados de Nueva Hampshire, Iowa y Carolina del Sur respectivamente, curiosamente los correspondientes a las tres primeras primarias republicanas.

¿Recuerdan que hace tiempo, bastante tiempo, mientras comentaba el Going Rogue Tour (vean EL GOING ROGUE TOUR: ¿UN ENSAYO PARA 2012? (y II), les avancé que una futura campaña electoral de Sarah Palin sería de todo menos convencional? ¿Y que esa campaña estaría basada sobre todo en el contacto cara a cara con los votantes y no en empingorotados actos de recaudación de fondos (fundraisers) a los que sólo pueden asistir desgraciadamente los ricachones y siempre con la intención de cobrarse su apoyo de ahora en el futuro? Pues eso, aquí tienen la prueba. Si para mí entonces el Going Rogue Tour fue la primera muestra de lo que podría ser una campaña electoral de Sarah en 2012, el One Nation Tour me confirma en mi opinión, sobre todo porque (y nunca me cansaré de repetirlo)… SARAH PALIN ES IMBATIBLE EN EL CARA A CARA. Y sí, ya sé que no tengo pruebas porque nunca he podido hablar con ella personalmente (mejor que no; me desmayaría de la emoción), pero sí que tengo los testimonios de muchas personas que lo han hecho y que se han encontrado con ella en la sala de espera de un aeropuerto, en la cola del supermercado, en un acto público, etc. y que han quedado inmediatamente cautivados por su arrolladora simpatía y personalidad.  Es por eso que Sarah no puede hacer el mismo tipo de campaña electoral que va a hacer, pongamos un ejemplo, Mitt Romney, de actos acartonados y creyendo que todo se reduce a anuncios en televisión y dinero (les tengo prometida una entrada sobre esto) y que con eso le bastará para lograr la presidencia. Sarah hará una campaña electoral de pies a tierra y ganándose literalmente cada voto con el sudor de su frente.

Y ahora, la “cuestión de Paul Revere”, ja, ja, ja… Bien, el caso es que una de las paradas que hizo en su recorrido fue en Boston (Massachusetts) el 2 de junio pasado con la intención de visitar la casa de Paul Revere, la iglesia de Old North Church y el campo de batalla de Bunker Hill. Con respecto a Paul Revere (1734-1818), éste era un patriota americano que, junto con su compañero William Dawes, en la medianoche del 18 de abril de 1775 se lanzó a una frenética cabalgada con la intención de avisar a sus compatriotas de la presencia de tropas británicas en la zona enviadas secretamente por el general Gage con la misión de apoderarse de los depósitos de armas y municiones que los colonos habían acumulado en Concord y otros lugares y , de paso, para poner sobre aviso a los líderes de los colonos, Samuel Adams y John Hancock, para que evitaran ser apresados por ellos.

Todo empezó cuando Revere y Dawes recibieron la noticia de la partida de los británicos. Acto seguido, Revere ordenó al deán de la iglesia de North Church, tal y como ya habían apalabrado anteriormente, que pusiera la señal convenida en el campanario: un luz si los británicos se aproximaban por tierra y dos si lo hacían por mar, para avisar a los patriotas de la vecina Charlestown, pero aún así Dawes y él se dirigieron personalmente a Charlestown para evitar que la noticia pudiera ser ignorada. Cada uno fue por caminos diferentes, yendo Revere a través del río Charles, que cruzó en una barca de remos y evitando un barco de guerra británico, el HMS Somerset, que vigilaba la zona. Una vez en la otra orilla, evitó a una patrulla británica y se dirigió hacia Lexington, alertando a cada casa que pasaba por el camino, logrando que los patriotas de Charlestown enviaran otros mensajeros para asegurar que no se perdía la noticia.

Revere fue el primero en llegar a Lexington y Dawes llegó algo más tarde. Allí se encontraron con Adams y Hancock y discutieron la situación. Los patriotas de Lexington mandaron más mensajeros para advertir a toda la zona, pensando que la verdadera misión de los británicos era apoderarse de los depósitos de armas de Concord y no tanto capturarles a ellos dos. En este punto, Revere y Dawes se dirigieron ellos también hacia Concord acompañados por una tercera persona, el doctor Samuel Prescott.

En su camino hacia Concord, al llegar a Lincoln, los tres patriotas fueron descubiertos por una patrulla británica que les dio el alto. Prescott y Dawes espolearon sus caballos y lograron huir, pero Revere, no. Interrogado por sus captores y con una pistola apuntándole al pecho, Revere les descubrió que conocían su presencia allí y les ADVIRTIÓ de que pronto se encontrarían en peligro si continuaban acercándose a Lexington, donde un gran número de milicianos se estaban reuniendo para hacerles frente.

No fueron ellos los únicos cautivos de aquella patrulla y todos juntos se dirigieron hacia Lexington hasta que a poco más de ochocientos metros de allí, se oyó un disparo y a las preguntas del mayor británico de qué significaba eso, Revere le respondió que era una señal “para alertar al país”. Según se iban acercando, la campana de la ciudad comenzó a repicar rápidamente y los británicos, perdido el factor sorpresa, decidieron no continuar hacia Lexington, soltar a los prisioneros y volver atrás y advertir a sus comandantes. Revere, a quien los británicos confiscaron su caballo, logró llegar andando a Lexington donde pudo asistir a la batalla de Lexington. Y así concluyó su famosa “cabalgada de medianoche”, que años más tarde Henry Wadsworth Longfellow (1807-1882) narraría en forma de poema con muy poco respeto por la verdad histórica, lo cual es lógico puesto que su intención era la de crear un “héroe americano” simplemente.

Hasta aquí la historia. La controversia comenzó cuando Sarah, tras visitar la Old North Church el 2 de junio y a preguntas de los periodistas, mencionó que Paul Revere había advertido a los británicos, diciendo:

[Revere] advirtió a los británicos de que no iban a quitarnos nuestras armas haciendo sonar esas campanas y asegurándose con su cabalgata por toda la ciudad para mandar esos disparos de aviso y esas campanas que íbamos a estar seguros y que íbamos a ser libres.

Curiosamente, una declaración tan inocente levantó una oleada de críticas por parte de los medios de comunicación que pretendían que Sarah era tonta perdida porque (según ellos) NO ERA CIERTO QUE REVERE HUBIERA ADVERTIDO A LOS BRITÁNICOS DE NADA SI NI SIQUIERA HABÍA VISTO UNO DURANTE TODA SU CABALGATA. De aquí a burlarse de ella y a descartarla para presidenta de los Estados Unidos sólo había un paso y los de los medios de comunicación dieron dos.

El momento en que Sarah sale de visitar la Old North Church y responde a las preguntas de los periodistas. El inicio de todo este lío, una no-controversia. Una chorrada, pura y llanamente.

Fue durante una intervención el domingo siguiente, el 5 de junio, en Fox News Sunday, el programa de Chris Wallace en Fox News, que, preguntada por la cuestión, Sarah se reafirmó en sus comentarios de aquel día diciendo: “¿Sabes qué? No me confundí con respecto a Paul Revere”. Y aún remachó el clavo añadiendo:

Esto es lo que Paul Revere hizo. Advirtió a los americanos que los británicos se acercaban, los británicos se acercaban, e iban a intentar confiscarles nuestras armas y teníamos que asegurarnos de que nos protegíamos a nosotros mismos y guardábamos todas nuestras municiones y armas para que no pudieran quitárnoslas. Pero recuerda que los británicos ya estaban allí, muchos soldados llevaban ya siete años en la zona. Y parte de la cabalgada de Paul Revere –que no fue sólo una cabalgada-, él era un correo, era un mensajero. Parte de su cabalgada sirvió para advertir a los británicos de que ya estábamos allí. Que, hey, no vais a ganar. No vais a confiscar las armas americanas. No vais a batir a nuestra bien armada gente, personas, milicianos que tenemos. Sí que advirtió a los británicos.

Y para concluir, Sarah volvió a ratificarse en su opinión: “En esa pregunta informal, de las de “te cogí”, que me hicieron, respondí francamente. Y conozco mi historia de los Estados Unidos”.

El resultado, como no podía ser menos, y como suele ser habitual con Sarah, es que primero los historiadores acabaron reconociendo (a regañadientes algunos de ellos) que tiene razón y que es cierto que Revere advirtió a los británicos de lo que iba a suceder si continuaban avanzando hacia Lexington, tal y como así lo manifiesta el propio Revere en una carta manuscrita suya de 1789 que se conserva perfectamente en la Massachusetts Historical Society y donde, refiriéndose a los sucesos de aquella noche y, en concreto, al momento en que fue capturado por una patrulla británica, Revere dice:

[El mayor británico que me interrogaba] me demandó a qué hora había dejado Boston. Se lo dije y añadí que sus tropas habían sido sorprendidas mientras cruzaban el río y que habría quinientos americanos allí en poco tiempo porque había alertado a todo el país en mi camino hasta aquí.

Los historiadores lo reconocieron: Sarah Palin conoce la historia. Los medios de comunicación… eso ya es más difícil, ja, ja, ja. Primero tendrían que reconocer que ellos son unos ignorantes. Así, el Boston Herald no tuvo más remedio que publicar varios días más tarde de que estallara esta ridícula controversia un artículo titulado: “Los expertos respaldan el apunte histórico de Sarah Palin… ¡puedes apostar que tenía razón!

Resultado: el ridículo más espantoso por parte de los izquierdistas de los medios de comunicación y de varios cientos de miles de comentarios en varios cientos de miles de blogs fundamentalmente estúpidos que pululan por ahí que, pretendiendo ser más listos que Sarah, lo único que han demostrado es que son mucho menos listos que ella. Y es que, de nuevo, en ese programa de Chris Wallace, Sarah explicó lo que pensaba de esta ridícula controversia:

Oh, hombre, me parece que he contestado a esta pregunta [sobre la controversia] un millón de veces durante esta última semana. Y la gente sigue, imagino que porque no entienden nada. O al menos los periodistas no parecen entenderlo. Incluso tu propio Shep Smith aquí en Fox News –él pretendió el otro día que estaba en una especie de gira publicitaria. Quería decir, Shep, da un paso más adelante. ¿Qué estoy anunciando en esta gira?

Estoy anunciando lo americano y nuestra fundación y lo importante que es aprender sobre nuestro pasado y nuestros desafíos y victorias a través de la historia americana para que podamos enfrentarnos exitosamente los duros días que vienen, las aguas turbulentas que se aproximan, Chris. Necesitamos asegurarnos de que tenemos una gran comprensión de nuestra victoria fundacional para movernos adelante. Esto es lo que estamos resaltando en la gira.

Alguno de mis colegas bloguistas palinistas creen que Sarah hizo a propósito ese comentario sobre Revere, sabedora de lo poco conocido que es ese suceso de su detención por parte de los británicos, con el fin de que los medios de comunicación se lanzaran sobre el cebo y le dieran una triple victoria como así ha sido finalmente, demostrando que: 1) ama a su país y conoce su historia; 2) sabe cuándo tiene razón y está dispuesta a defenderse contra quien haga falta; y 3) los medios de comunicación no la asustan ni lo más mínimo porque puede perfectamente con ellos.

¡Hip, hip, hurra! ¡Sarah está en plena forma! Lo que nos vamos a divertir este año que viene, ja, ja, ja.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sarah Palin y los medios de comunicación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a “SARAH PALIN ES TONTA”, DIJO EL PERIODISTA PROGRE. “TONTO LO ERES TÚ. ¡HAS PICADO!”, REPLICÓ ELLA

  1. educantabro dijo:

    No esta relacionado con la entrada, pero no lo puedo evitar:
    ¡Soy el orgulloso propietario de un ejemplar de la primera edición de “América is Ready”¡Si, ya se que es un poco tarde pero me hace mucha ilusión mi auto-regalo de cumpleaños. Solo falta la dedicatoria del amigo Bob , pero no dudo que esa llegara tarde o temprano.

    Creo que la edición es mucho más que correcta, de hecho no desmerece de muchos libros de imprenta que se pueden encontrar en librerías. Solo he podido leer el primer prologo y he recordado una tarde con amigos donde decidíamos que personaje de cine nos hubiera gustado ser en la vida real. Yo, después de dudar con algunos de los personajes de John Wayne, como en Río Bravo, finalmente me decidí por Gregory Peck en “Matar a un ruiseñor”. Así que la comparación del prologo del amigo Bob con Atticus Finch me ha hecho mucha gracia. (Es evidente que cualquier parecido entre el personaje de Gregory Peck y yo es solamente en que disponemos de una cabeza, dos brazos y dos piernas, y seguramente las similitudes con Bob serán mas abundantes)

    Quizás la eleccion de una opción política basada en determinados principios éticos y morales den como resultado, también, una coincidencia de gustos estéticos. Como dice mi madre”Toda estética es una ética”. Un saludo.

  2. Fer dijo:

    Hola Bob,
    más que un comentartio quiero hacerte una consulta.
    Tú qué significado le das a la visita a D. Trump ?
    Crees que SP ha ido a verle para que “afloje la billetera”, o crees que en cierto modo ha sido un respaldo implícito de SP a la hipótesis de la inegibilidad de BH Obama – que ha defendido recientemente DT.
    Es cierto que SP ha dicho que no quiere entrar en eso, y me parece correcto al no existir la prueba definitiva que lo acredite. Pero, a primera vista (lo digo tanto por lo que muestran los videos como por el fundamento en sí del encuentro), repito – a primera vista, parece que a SP ese personaje no le gusta ni un pelo.
    También ha sido una visita que se ha salido del tema del tour y la primera impresión que da es la de estar francamente sola. Y aunque ella no necesita a nadie, esa visita ha dejado la sensación de que en cierto modo sí.
    Yo estoy contigo, la verdad que la veo mejor como dices tú, con el pueblo americano – con el hombre común.

    PD: No tengo nada en contra de DT ni de nadie de su “perfil”. Pero ¿me entiendes?.
    Aunque la bomba total puede ser que ella misma acreditara que el inquilino de la Casa Blanca ha engañado al pueblo americano con su certificado de nacimiento.
    Quién saldría ganando del cisma institucional, que puede provocar en America, esa realidad ?.
    Un abrazo, Fernando.

  3. Santi dijo:

    Es que los medios progres están a la que salta esperando cualquier posible error -errare humanum est- de Sarah para ridiculizarla. Ya tienen el cliché barato que fabricaron y en ello siguen. Y claro, se tirán a la piscina en cuanto ven algo y, como es este caso, se la pegan porque no tenía agua. Sarah tenía más razón que un santo y les ha dado una soberana lección de historia de su país, ¡ahí les duele! ¡toma ya, estúpidos! ja, ja, ja.

    P.D.: Bob ya he leido el primer capítulo de tu libro. Muy didáctico, amigo; una bonita lección de historia. Ahora a por el segundo capítulo… así hasta el final. Creo que han sido mis euros mejor invertidos.
    Oye, dime si estás contento con el resultado, ahora con más tranquilidad ya que ha pasado algo de tiempo. Y haz caso de mis sugerencias anteriores, Bob, el libro lo merece.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s